Contra la corrupción y la privatización de los archivos públicos

Un artículo de El País, de hace ya tiempo, pero actual en su defensa de los archivos públicos -de verdad- como arma contra la corrupción:

Despacho de cristal

Archivos públicos y secreto de Estado

España necesita un marco jurídico menos confuso en materia de acceso a documentos

PATRICIO FERNÁNDEZ GARCÍA

[…]

Pero si lo que interesa es que, como en su día señaló Eduardo García de Enterría, la Administración actúe “en despachos de cristal, a la vista de todos los ciudadanos”, será mejor centrar el debate en el derecho de acceso a los archivos, a los documentos fiables y auténticos —en soporte electrónico o en papel— que produce la Administración.

Los archivos públicos no son herméticas instituciones decimonónicas que interesen en exclusiva a los historiadores. La trascendencia de los documentos en ellos custodiados desborda la dimensión cultural que tradicionalmente se les ha atribuido, para afectar a intereses vitales para los ciudadanos. Así, los archivos son, por encima de cualquier otro aspecto, garantía de los derechos de los ciudadanos e instrumentos determinantes de la eficacia y eficiencia del Estado. Su correcto funcionamiento, a cargo de funcionarios independientes, es la condición necesaria para cualquier proyecto de modernización de la Administración que persiga no sólo más transparencia, sino también la racionalización de los procedimientos administrativos, así como un mejor aprovechamiento de los recursos públicos.

A pesar de las indudables mejoras de las últimas décadas, es mucho el camino por recorrer. La falta de atención a los archivos públicos ha llevado, en ocasiones, a entregar sus fondos documentales a la onerosa gestión de empresas privadas, que están pasando a controlar información tan delicada para la ciudadanía como la generada por los hospitales públicos. La situación no es mejor en lo referido a la gestión y custodia de documentos en soporte electrónico. Las administraciones que mejor han trabajado en esta materia han impulsado comisiones calificadoras que contribuyen a ordenar el denominado ciclo vital de la documentación pública, desde que es producida hasta que, en función de sus distintos valores, es destruida o pasa a ser custodiada definitivamente en un archivo histórico.

Si España contase con un marco jurídico menos confuso y contradictorio en materia de acceso, se podría trabajar igualmente para calificar los distintos niveles de acceso a la documentación. Ello evitaría la arbitrariedad con que, en ocasiones, se permite o deniega la información. De este modo, se podrían combatir más eficazmente los casos de corrupción, porque, además de facilitar el acceso de los ciudadanos a la documentación pública, se fortalecería la labor de la Justicia en la persecución de esos delitos y se favorecería el ejercicio del buen periodismo, sustentado en datos fiables y no en especulaciones interesadas. De paso, los españoles evitaríamos el bochorno de conocer aspectos relevantes de nuestro pasado gracias a la desclasificación de documentos custodiados, por ejemplo, en los Archivos Nacionales Británicos.

Si se desea avanzar sinceramente en políticas de modernización de la Administración, que respondan a principios razonables de austeridad y contribuyan a una auténtica transparencia, habrá que desvelar el mayor secreto que guarda el Estado, el de la propia existencia de esos seguros arsenales de la democracia y el buen gobierno que son los archivos públicos.

Patricio Fernández García es archivero de la Administración de Castilla y León’.

Miguel Ángel Recio dirigirá las bibliotecas y archivos estatales

La noticia es del diario El País:

El nuevo director de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas, Miguel Ángel Recio. / MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE

El nuevo director de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas, Miguel Ángel Recio. / MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE

Miguel Ángel Recio deja el INAEM para dirigir Bellas Artes y Archivos

EL PAÍS Madrid 3 OCT 2014

El Consejo de Ministros acaba de aprobar dos modificaciones al frente de dos de los principales organismos culturales. Miguel Ángel Recio, hasta ahora director del INAEM (Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música), pasa al frente de Bellas Artes, Bienes Culturales y Archivos y Bibliotecas. El cargo estaba ocupado por Jesús Prieto, cuyo cese se debe según un comunicado del Ministerio de Cultura a “motivos personales”. El sillón que Recio deja libre al mando del INAEM pasa a Montserrat Iglesias, directora de Cultura del Instituto Cervantes.

[…]

“El perfil de Recio [previamente director gerente del Thyssen] tiene mucho que ver con la cartera de Bellas Artes”, explican desde la secretaría de Estado de Cultura respecto al nombramiento. El exdirector del INAEM tendrá que afrontar los recortes que los Presupuestos del Estado presentados el martes prevén para sus carteras. En concreto, Archivos perderá un 5,32% (de 26,67 a 25,25 millones), Bibliotecas un 1,2 (de 43,20 a 42,64 millones) y Conservación de Bienes Culturales un 6,75% (de 19,8 a 18,5 millones)’.

Contundente artículo de Julián Marquina sobre los recortes presupuestarios en archivos y bibliotecas

Sobre el recorte para las bibliotecas y archivos en los Presupuestos del Estado -que ya comentaba ayer BST – hay que leer el contundente post de Julián Marquina en su blog:

Bibliotecas y archivos: cuesta abajo, sin frenos y sin dinero

Lo que pudiera parecer un perfecto titulo de una película, no es más que una pura realidad que las bibliotecas y archivos están viviendo en los últimos años en los presupuestos asignados en los Presupuestos Generales del Estado (PGE)… y lo peor de todo es que parece que no importa nada a los gobernantes, sean del color que sean, ya que la bajada de presupuestos parece ser ya la práctica habitual cada año que pasa.

Como se observa en el siguiente gráfico sobre los presupuestos asignados tanto a bibliotecas y archivos en los últimos años, el único año donde hubo una ligera subida fue en los PGE del año 2009. De ese año (2009) hasta los presupuestos aprobados para el año 2015 ha habido una caída libre del 60,11% menos para bibliotecas y del 61,57% menos para archivos.

PGE-Archivos-Bibliotecas

Una caída de más de 6 por cada 10 euros que tenían asignados. Esto no le entra en la cabeza a nadie salvo que lo que se busque sea el cierre de estas organizaciones. Es imposible seguir haciendo lo mismo cuando no hay ni medios materiales ni humanos para hacerlos. Por favor señores gobernantes, despierten de este letargo, póngase las pilas y no busquen únicamente la foto en bibliotecas vacías y que nunca llegarán a ser útiles (ni abrirse) para los ciudadanos.

[…]

Ni que decir tiene que la tendencia es a la baja. La verdad es que desconozco quien será el salvador de esta situación, pero se le espera como agua de mayo. Y la verdad es que desconozco también cómo se ha llegado a esta situación, pero solo espero que el dinero que sea para bibliotecas y archivos no se esté yendo en sobres o en otras instituciones y proyectos que no tienen ni sentido ni razón de ser. Por no hablar del “canon de las bibliotecas” (que sí es un canon) que se quiere cobrar a las bibliotecas y que pagarán los ciudadanos a través de sus impuestos’.

Leer más…

 

Nuevo Portal de Archivos de la Comunidad de Madrid

Esta es la noticia del Portal del Lector:

Portal de archivos

‘Nace el Portal de Archivos de la Comunidad de Madrid

ABIERTO 24 HORAS, TODOS LOS DÍAS DEL AÑO

El Portal de Archivos de la Comunidad de Madrid nace como un punto de acceso único, fácil, ágil, universal y abierto las 24 horas del día, los 7 días de la semana y los 365 días del año a toda la información sobre los centros de archivo de la Comunidad de Madrid y los documentos custodiados en los mismos, así como sobre el sector archivístico y el patrimonio documental de la región.

 

Esta nueva herramienta ofrece importantes servicios y ventajas a sus usuarios, ya que podrán solicitar información o préstamo de documentos, reproducciones de los mismos o realizar búsquedas con un solo clic y desde su ordenador.  El Portal de Archivos incorpora, además, un buscador de documentos, que permitirá localizar, mediante una sencilla búsqueda, documentos de libre acceso y a disposición de todos los usuarios, visualizar su imagen y descargarla.

Gracias a este buscador cualquier usuario podrá acceder desde su casa a una variada información y curiosear la historia de Madrid conociendo, por ejemplo, cómo era el Retiro a comienzos del siglo XX a través de una interesante colección de tarjetas postales, o bucear en nuestra historia contemporánea consultando los documentos de los fondos Juan Donoso Cortés o Nicolás María de Urgoiti y las imágenes de los fondos fotográficos de Martín Santos YuberoCristóbal PortilloJuan Moya o Galerías Preciados

Y si se trata de curiosear imágenes de Madrid y de sus pueblos, el portal de archivos da la posibilidad de acceder a ‘Madrileños’, el archivo fotográfico de la Comunidad de Madrid, construido con las fotografías que miles de particulares de los diferentes municipios de la región han cedido para este proyecto.

Además, el Portal de Archivos de la Comunidad de Madrid ofrece una amplia información sobre el funcionamiento y actividades desarrollados por los archivos madrileños y sus órganos de gestión, así como datos puntuales de los centros  y de los fondos que en ellos se custodian. De este modo, los ayuntamientos de la región podrán encontrar información precisa para solicitar las ayudas que anualmente concede la Comunidad en materia de archivos y los ciudadanos que posean algún legado documental sabrán cómo donarlo o venderlo si ese fuera su interés.

El Censo del Patrimonio Documental y el Directorio de Archivos de la Comunidad de Madrid también tienen su espacio en este portal, donde además se ofrecen todos los resultados de la estadística de archivos que nos permiten conocer la situación de los archivos madrileños públicos y privados.

Servicios online
A través de esta herramienta online podrán solicitarse visitas guiadas al Archivo Regional y al Archivo Histórico de Protocolos de Madrid, así como la realización de talleres pedagógicos para niños, que se desarrollan con los colegios e institutos de la Comunidad y que permiten que los más jóvenes se acerquen a los archivos y conozcan qué son, para qué sirven y el importante patrimonio documental que custodian

El Portal de Archivos ofrecerá una continua difusión de sus fondos a partir de informaciones diarias, exposiciones virtuales, y secciones fijas como ‘El documento del mes’ e intentará acercarse a todos los públicos mostrando las muchas curiosidades y anécdotas que encierran los documentos de los fondos que custodian los archivos de la Comunidad de Madrid.

También de gran utilidad son las secciones  de ‘Noticias’ y ‘Los archivos en los medios’ que ofrecen toda la información sobre archivos aparecida en madrid.org y en los medios de comunicación.  Además, el Portal cuenta con un espacio destinado a los profesionales de la archivística con toda la información sobre cursos, congresos, y jornadas profesionales, así como con un extenso recopilatorio de legislación y enlaces de interés’.

 

Dificultades en el acceso a los archivos para investigar la guerra civil y la dictadura

La Cátedra Complutense “Memoria Histórica del siglo XX” publicó este documento sobre los problemas que sus investigadores se encontraban en los archivos españoles:

Memoria histórica

 

‘MANIFIESTO

El Acceso a los Archivos y la Memoria Histórica del siglo XX

El acceso sin trabas a los archivos es condición básica para la investigación histórica y para garantizar los derechos de la ciudadanía a conocer su pasado y a la información y la transparencia en la gestión pública, tal como establecen las leyes y la Constitución vigentes.

Sin embargo, estos derechos no siempre están asegurados. Para los ciudadanos y los estudiosos de la historia y la memoria democrática, antifascista y social de la España del siglo XX, el pleno acceso y sin restricciones a los archivos es una cuestión pendiente, especialmente si se refieren a los periodos de la II República, Guerra Civil, el Franquismo y la Transición. Lo cual, además, ha frustrado la posibilidad de atender el derecho a la Verdad, a la Justicia y a la Reparación que demanda el Derecho Internacional Humanitario para las víctimas de la Guerra Civil y del Franquismo.

Creemos que el principal obstáculo en el acceso a los archivos estriba en la ausencia de una normativa legal adecuada y de una política archivística coherente que proteja, ordene y difunda ese patrimonio cultural común de modo abierto y eficaz. Algo que vienen exigiendo reiteradamente en las últimas décadas investigadores, archiveros y demás profesionales relacionados con la documentación’.

Es recomendable seguir leyendo completo el Manifiesto donde se trata además de:

  • FONDOS VETADOS O SIN CATALOGAR
  • DOCUMENTACIÓN EN MANOS INDEBIDAS
  • UNA NORMATIVA LEGAL FARRAGOSA Y OBSTACULIZADORA
  • AUSENCIA DE POLÍTICA ARCHIVÍSTICA
  • REITERADAS DENUNCIAS DEL PROBLEMA’

Millón y medio de fotografías, muchas desconocidas, en el Archivo y Biblioteca Regional de Madrid

El fondo documental fotográfico de ambas instituciones madrileñas ha sido puesto en valor por la tesis de Noelia Rodríguez cuyo resumen se puede leer en Dialnet [negritas nuestras]:

Fondos y colecciones fotográficos del Archivo y Biblioteca Regional de la Comunidad de Madrid : descripción y análisis

Resumen

En diciembre del año 2002 se inauguraba la Biblioteca Regional de Madrid “Joaquín Leguina” y poco después lo hacía el Archivo Regional de Madrid en el año 2003. […] Es objeto de este trabajo dar a conocer a la comunidad científica los diecisiete fondos y colecciones fotográficas ubicados en el Archivo y Biblioteca Regional de la Comunidad de Madrid, en los que se conservan un millón y medio de fotografías de procedencia pública y privada desde los años 1890 hasta la actualidad.

Existe una gran variedad de tipologías y formatos entre los que podemos destacar las albúminas, los cianotipos, las placas de vidrio, y los positivos y negativos en papel. De los diecisiete fondos y colecciones, once se ubican en el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid y seis en la Biblioteca Regional de la Comunidad de Madrid. Hasta la fecha los fondos y colecciones objeto de estudio son: Arenillas, Antonio “El Bailarín”, Cristobal Portillo, Diputación Provincial de Madrid, Fábrica de Cervezas y Hielo Mahou, Galerías Preciados, Inclusa, Instituto Cardenal Cisneros, José Lope de Lope, Juan Moya, Martín Santos Yubero, Tarjetas Postales, Ripollés, Ragel, Álbum del Servicio Forestal de la Diputación de Madrid, y Álbum de la Brigada Obrera y Topográfica.

Niños en la postguerra en Europa. Foto de David Seymour vía xatakafoto.com

[…] Hay que destacar que muchos de estos fondos son inéditos y desconocidos hasta la fecha, especialmente el conjunto de fotografías del fotoperiodista David Seymour correspondiente a la serie de “Los Niños de la guerra”, encargo realizado por UNICEF para fotografiar los efectos de la Segunda Guerra Mundial en los niños, o el fondo Ripollés que destaca por la temática costumbrista de sus fotografías, además de por la relevancia de la figura de Andrés Ripollés y Baranda , militar, ingeniero, fotógrafo y Vicepresidente de la Real Sociedad Fotográfica de Madrid entre los años 1899 y 1904.

Por último señalar como resumen de las conclusiones las siguientes: a) la fotografía se halla dispersa en archivos y bibliotecas de los centros públicos. Se constata la necesidad de poner en valor los fondos y colecciones fotográficos de las centros públicos con el fin de hacerlas visibles para su análisis y en consecuencia para la difusión de contenidos; b) es necesaria una política de actuación conjunta de las instituciones públicas, y c) Esta investigación es la primera que se realiza de manera global sobre los fondos y colecciones fotográficas en el Archivo y Biblioteca Regional de la Comunidad de Madrid, y ello ha permitido sacar a la luz conjuntos documentales sobre los que no se disponía de información’.

Leer más…

 

Historiadores protestan por el cierre de los archivos de Asuntos Exteriores y Defensa

Siguen llegando las quejas sobre el cierre de los archivos de Exteriores y Defensa. La última es de unos profesores de Historia Contemporánea de la Universidad Complutense que expresan su desacuerdo en un artículo en El País:

 

Ministerio Asuntos Exteriores. Imagen de Wikipedia

Saber de dónde venimos

La opacidad de los archivos y el desprecio por la historia lleva a posiciones irrelevantes

JUAN CARLOS PEREIRA / CARLOS SANZ DÍAZ 11 ABR 2014

En 1926, el historiador y archivero del Ministerio de Estado Jerónimo Bécker, escribió: “Como no conocemos la historia de nuestras relaciones internacionales, como ignoramos cuál ha sido nuestra verdadera labor en esa esfera, como no sabemos los antecedentes de las cuestiones que surgen a nuestro paso, tenemos que improvisar soluciones a los problemas que se nos plantean y la consecuencia de esto es que con frecuencia se infiere grave daño a los intereses nacionales”. Han pasado 88 años y parece que no ha servido para nada el testimonio de nuestro mejor historiador diplomático, excelente conocedor de los ricos fondos del archivo del actual Ministerio de Asuntos Exteriores y autor de estudios fundamentales sobre la historia de la política exterior española.

Estamos en el año 2014 y tres ejemplos nos pueden valer para entender que nuestros dirigentes, y especialmente nuestros ministros de Asuntos Exteriores, desconocen la importancia de la Historia a la hora de tomar decisiones que afectan a los fines y objetivos exteriores. En octubre de 2010 el ministro Moratinos consiguió que se aprobara en el Consejo de Ministros un Acuerdo secreto que clasificó como materias reservadas o secretas un amplísimo catálogo de temas, que iban desde la preparación de viajes oficiales hasta las negociaciones con organizaciones internacionales, sin fecha ni limitación alguna.

En diciembre de 2011, el actual ministro de Defensa decidió cerrar a los investigadores la consulta de 10.000 documentos perfectamente catalogados que abarcaban un periodo comprendido entre 1936 y 1968. Por último, en el verano de 2012 el actual ministro de Exteriores, García-Margallo, cerró para siempre el archivo histórico de su ministerio, en el que tanto trabajó Jerónimo Bécker.

Francia, Gran Bretaña, Italia, Alemania, Holanda y otros países disponen de archivos públicos y abiertos

¿Qué es lo que ocurre en España? ¿Qué nos diferencia de nuestros países vecinos? Lo más llamativo es que países democráticos, con una larga historia, que valoran con orgullo su pasado como potencias, cuidan, protegen y hacen públicos sus documentos históricos de carácter internacional. Ya sea para justificar decisiones, dar a conocer periodos “oscuros” (los militares argentinos acaban de publicar en la Red todas las actas de la Junta argentina entre 1976 y 1983) o por exigencia de la ciudadanía en virtud de principios como la transparencia, la libertad y la defensa del interés individual.

Francia, Gran Bretaña, Italia, Alemania, Holanda y otros países disponen de archivos públicos y abiertos. Tienen colecciones de documentos diplomáticos elaboradas por diplomáticos, archiveros e historiadores. Organizan exposiciones públicas sobre temas internacionales y muestran sus ricos documentos. Cuentan con historiadores en sus archivos y en los propios ministerios. Qué decir de Estados Unidos, que hasta tiene una Oficina del Historiador en su principal archivo de Estado. Por cierto, gracias a todos estos trabajos (y hasta a Wikileaks) los españoles podemos analizar la política exterior de nuestro país y obtener documentos que nuestro Gobierno nos prohíbe consultar.

Y ¿cuál es el resultado de esta situación para nuestra política exterior? El balance no puede ser más negativo y ahí tenemos los resultados’.

Leer más…