En Madrid, ya debemos de ser la única comunidad española sin catálogo colectivo

Para vergüenza propia y ajena, Bibliotecaria Sin Tijeras ve como la Comunidad de Madrid se va quedando como la última de las regiones españolas sin catálogo colectivo ni carnet único bibliotecario. De las pocas comunidades que aún no lo tenían es ahora la de Canarias la que acaba de implantarlo.

BST se alegra mucho por los compañeros y usuarios canarios. Pero hay que pensar que aquí, en Madrid, el catálogo y carnet único sería aún más útil. Hay muchos madrileños que viven en una localidad y trabajan o estudian  en otra. Además, lo que es ya más que urgente, ni siquiera dentro de la misma capital se puede usar el mismo carnet. Esto es algo que ha sido anunciado como inminente muchas veces por nuestros responsables. Por ejemplo, la anterior directora general de Archivos, Museos y Bibliotecas del Ayuntamiento, Belén Martínez, aventuraba que el carné común podría estar listo antes del verano ¡allá por el año 2011!.

Pero BST, a pesar de todo, quiere seguir siendo optimista pues se ha enterado que esta pasada primavera, desde la Comunidad de Madrid, se han estado pidiendo datos a todas las bibliotecas municipales de la región sobre sus catálogos. Parece que con vistas a crear el tan anhelado Catálogo Colectivo. A lo mejor alguna vez llegamos a verlo.

BICA

Esta es la noticia, del ABC, sobre los afortunados compañeros canarios:

Biblioteca virtual de Canarias fusiona todas las bibliotecas en un catálogo

29-07-2013 / 13:11 h EFE

El Gobierno de Canarias ha concluido el proyecto de la biblioteca virtual de Canarias (BICA), con la fusión de las bibliotecas públicas en un único catálogo en línea y para las que solo es preciso un único carné de lector.

La biblioteca virtual contará con más de dos millones de documentos y trescientos veinte mil usuarios inscritos.

La Dirección General de Cooperación y Patrimonio Cultural cierra así un proyecto iniciado la pasada legislatura en el que han participado ayuntamientos, cabildos y bibliotecas especializadas, según indica en un comunicado este departamento autonómico.

La red BICA está compuesta por 213 bibliotecas públicas, (municipales, insulares y públicas del Estado), 38 bibliotecas administrativas, dependientes del Gobierno de Canarias y 32 bibliotecas especializadas de titularidad no pública y de manifiesto interés cultural.

Los más de dos millones de documentos disponibles permiten el acceso y la participación de los usuarios en un mismo servicio, hecho que, a juicio del Gobierno, contribuye a la cohesión de los ciudadanos de diferentes islas.

Otra de las ventajas es la posibilidad de utilizar un único carné para todos los servicios, ya que hasta ahora, si un usuario quería obtener los servicios de más de una biblioteca, estaba obligado a tener una identificación para acceder a cada una de ellas.

La implementación de BICA permite que con un solo carné se pueda acudir a cualquier biblioteca integrada en la Red, con lo que se evita la fragmentación de lectores asociados a una única biblioteca y limitados exclusivamente a sus servicios.

El carné de usuario se puede solicitar en cualquiera de las bibliotecas que integran la Red de Bibliotecas de Canarias y además el sistema permite hacer renovaciones y reservas de títulos a través de internet.

Sospechas inquietantes ante el traspaso de las bibliotecas de la Comunidad al Ayuntamiento de Madrid.

De nuevo Bibliotecaria Sin Tijeras vuelve a ofrecer un extracto del debate mantenido en la Comisión de Las Artes del pasado 14 de marzo. En este caso va a ofrecer lo tratado sobre el futuro traspaso de las bibliotecas de la Comunidad al Ayuntamiento de Madrid. Estos son los diferentes intervinientes y sus declaraciones [las negritas son nuestras]:

La Concejala del Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia, doña Patricia García López:

‘[…] creo que el principal reto que van a tener, que va a tener además la nueva Dirección General de Bibliotecas y Archivos es la integración de las redes regional y municipal en una sola. Es un proceso en el que prácticamente está todo pendiente de concretar, que sabemos que va a ser largo y complejo, y queremos saber ya lo que puedan avanzarnos, pero sobre todo saber que efectivamente están ustedes estudiando cómo lo van a llevar a cabo. Gracias.

Bibliotecas de Madrid 1

El Coordinador General de Las Artes, Turismo y Promoción Exterior, don Timothy Benjamin Chapman:

‘Y luego […] hablar un poco del proyecto de fusión o el proyecto de traspaso de la competencia de bibliotecas de la Comunidad de Madrid, que era un aspecto concreto de la petición de comparecencia. Estamos en fase ya de creación de mesas de trabajo.

El procedimiento en estos procesos de traspaso de competencias es que se están creando mesas de trabajo paritarias entre la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid en cada materia, de tres personas cada una, que van a analizar todos los aspectos técnicos.

En nuestro caso, hay que decirlo, ayer mismo estuve con la directora general de Bibliotecas de la Comunidad y estábamos totalmente de acuerdo que ambos equipos ya han hecho todo ese trabajo  previo, llevan varios años trabajando en el asunto y, por nosotros, por ambos equipos técnicos, estamos totalmente de acuerdo que el trabajo previo ya está hecho y se puede elevar a la mesa de trabajo, pero la mesa de trabajo ya no tiene que hacer mucho trabajo porque el trabajo ya está hecho; el trabajo de análisis previo y de cómo realmente se puede proceder en eso. Entonces, realmente el progreso en este asunto es más bien en otras manos, que es en manos de los equipos de Hacienda de ambas Administraciones, y al final va a ser una decisión, como ustedes saben, que hay que elevarla primero al Pleno de la Comunidad de Madrid, y al final será una decisión que se tomará en el conjunto del traspaso de las competencias de ambas Administraciones, y me imagino que será una decisión que tendrá que ver con los aspectos más bien presupuestarios que con los aspectos técnicos o la decisión política en sí. ‘

La Concejala del Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia, doña Patricia García López:

Bibliotecas de Madrid 2‘La integración de las redes, que es lo que a mí me interesaba: están ustedes en la fase de creación de mesas de trabajo, pero que no hace falta porque han hecho un análisis previo estupendo y lo tienen prácticamente todo hecho y ahora la cosa queda en manos de Hacienda. Vamos a ver, el acuerdo en principio que se estableció a raíz de todo el debate que ha habido a propósito de las duplicidades era que la red de bibliotecas de la Comunidad de Madrid se integraba en la red municipal, que era más numerosa y, además, porque las competencias municipales encajan mejor; bueno, encajan, les encargan la red de bibliotecas. Se suponía que el Ayuntamiento iba a tener la gestión íntegra de las bibliotecas, incluyendo las herramientas informáticas y las bases de datos, y de esto no estamos ya tan seguros porque, por lo que sabemos, lo que se pretende, contra toda lógica y con la oposición tanto de los bibliotecarios como incluso también del personal del IAM, lo que se propone es que sean las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid las que cedan todos sus datos bibliográficos y de usuarios y la gestión informática de los mismos a la Comunidad de Madrid.

A mí me gustaría que usted me desmintiera eso y me dijera: tiene usted una información absolutamente equivocada y esto no va a ser así, porque, si es así, es, bueno, un desastre, una barbaridad, un absurdo y cualquier adjetivo peyorativo que se le pueda ocurrir. Es disparatado, es disparatado que la red de bibliotecas municipal quede a expensas de la Comunidad, del servidor de la Comunidad, pudiendo cortarle el acceso a sus propios datos, a sus propias herramientas de gestión. Los datos, las bases de datos bibliográficas y de usuarios del Ayuntamiento son patrimonio municipal, y hay que gestionarlo desde el propio Ayuntamiento y, además, para eso tenemos el IAM.

Lo que a mí me han contado es que se amparan ustedes en un convenio que se firmó en abril de 2007 y que va a expirar dentro de unos días, en abril de… En abril de 2007 no, perdón, en abril de 2011. Era un convenio por dos años (en la intervención por error se dijo “un año”) y expira ahora dentro de unos días. Era un convenio previo a que se hablara de integrar las dos redes. Era un convenio que era para cuando se quería coordinar dos redes que iban a conservarse. Ahora mismo ya no tiene sentido, ya no tiene sentido. Utilizar ese convenio para hacer la migración de los datos municipales a los servidores autonómicos, dato que espero que me desmienta, es una absoluta barbaridad y, sin embargo, me dicen que es algo que está adelantado.

[…] Es decir, la Comunidad de Madrid ya ha contratado —finalizo enseguida— a una empresa, Baratz, para que estudie la viabilidad de este proceso. Es decir, se da como una cosa hecha, como una decisión ya tomada. No se han unificado las redes todavía y ya han tomado ustedes de verdad la decisión de que toda la gestión informática de la red de bibliotecas municipales pase por la Comunidad de Madrid.

Insisto, me parece un tema muy grave, muy grave, que además no sé qué busca, porque da la impresión de que se intenta no vaciar de competencias a una Dirección General de Bibliotecas de la Comunidad que, obviamente, dejaría de tener sentido. Entonces, insisto, me parece un punto muy importante. Me gustaría que me lo desmintiera y, si no lo desmiente, bueno, pues, quiero que me lo explique bien y en profundidad porque se trata de algo que creo que no podemos aceptar y que tenemos que hacer toda la fuerza posible para que se eche atrás. Gracias.’

La Concejala del Grupo Municipal de Izquierda Unida-Los Verdes, doña Milagros Hernández Calvo:

Bibliotecas de Madrid 3‘Y me gustaría saber, señor Timothy Chapman, si es posible tener ese informe técnico que ha terminado la comisión entre la Comunidad y el Ayuntamiento, ha trabajado también, y ya ha finalizado; si no coge usted el reto de que nos lo afirma aquí, pues lo pediríamos por escrito, pero para nosotros sería muy importante tener también ese informe técnico terminado por parte de unos trabajadores que probablemente han hecho lo mejor de su propio trabajo.’

La Concejala del Grupo Municipal Socialista de Madrid, doña Ana García D’Atri:

‘Y, por supuesto, qué pasa con la fusión con las bibliotecas de Caja Madrid, porque en la fusión hay que abordar el tema salarial, hay que abordar la diferencia de categorías. Las bibliotecas de Caja Madrid… de la Comunidad, perdón, tengo entendido que tienen más categorías, más personal aunque peor remunerado, es decir, cómo se va a hacer esta equiparación o esta asimilación.’

El Coordinador General de Las Artes, Turismo y Promoción Exterior, don Timothy Benjamin Chapman:

‘Y el tema del traspaso de las bibliotecas de la Comunidad, la decisión no es por un tema de encaje en sí, porque tiene razón por cuestiones de encaje; es una decisión mucho más global sobre la famosa frase, desde el Gobierno central incluso, que una Administración, una competencia, es una cuestión de eliminar el solapamiento o lo que llaman duplicidad. Yo no sé si es duplicidad pero desde luego es una repetición de competencias en dos Administraciones. El problema va a ser el encaje, eso sí, cómo se encaja y, desde luego, de ahí el trabajo de la Mesa de Trabajo.

Y no es cierto, como usted ha dicho, a lo mejor lo he entendido mal, no es cierto para nada que la red de bibliotecas municipal va a quedar a expensas —creo que fue la frase— de la Comunidad de Madrid.

Todo lo que es —aquí voy a citar las competencias porque ahí es donde nos ayuda mucho a aclarar las cosas— la competencia de la actual directora general y de la persona que en el futuro va a ocupar la dirección general, sea quien sea, y uso términos neutrales en cuanto a género, porque no sabemos, es, desde luego, la creación, dirección y gestión de la red de bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid en todo lo que ello supone; esa competencia es absolutamente municipal y esa responsabilidad es absolutamente municipal, y en ningún momento podemos o queremos delegar o externalizar esa responsabilidad, esa competencia, igual que lo que es la competencia de catalogación, conservación, acrecentamiento y difusión de los bienes culturales.

[…]El tema del catálogo, evidentemente, no va a salir del control y de las manos del Ayuntamiento.

[…]el informe técnico sobre la Mesa de Trabajo yo no sé en qué ha quedado el trabajo, seguramente hay muchos informes, los voy a buscar y los pueden ver sin ningún problema.’

Las Bibliotecas Públicas de la Comunidad de Madrid en la encrucijada

Muy interesante el artículo “Las Bibliotecas Públicas de la Comunidad de Madrid en la encrucijada” (Sonia Hormigos Machuca y Ángel Pérez Trompeta. Revista Sumando Esfuerzos, diciembre 2012). Se comienza realizando una detallada historia de las bibliotecas de la Comunidad para concluir refiriéndose a su complicada situación actual. Ese es el epígrafe que se reproduce aquí:

Las bibliotecas y su personal en la actualidad.(p.20)

Y en estas llegó la crisis. Algunos no la quisieron dar importancia, pero la crisis llegó para quedarse lo que es peor. Y así, todos los planes bibliotecarios pasaron a mantenerse a duras penas. Dejaron de construirse las bibliotecas previstas, los presupuestos disminuyeron, así como el número de adquisiciones de material librario y no librario. También el número de actividades previstas fueron disminuyendo. Y por supuesto tampoco se dotaron todas las bibliotecas escolares previstas, ni se llegó a la apertura en fin de semana de las bibliotecas de distrito como estaba previsto….

Comunidad de Madrid Bibliotecas en la encrucijada

No obstante, las bibliotecas continuaban y continúan ofreciendo sus servicios a los ciudadanos, un servicio público, gratuito y de calidad, como hemos visto en las cifras anteriores.

En cuanto al personal, el que se fue jubilando o dando de baja ya no era repuesto, por las diversas medidas de ahorro previstas por los gobernantes y su famosa tasa de reposición, y eso, a pesar de ser un servicio de cara al público. Como la crisis continuaba se comienza a congelar sueldo a los funcionarios, para finalmente bajárselo, como de todos es sabido, y finalmente quitarles la paga extra… además de aumentar las horas de trabajo y quitar días de vacaciones y de libre disposición, los conocidos por todos como “moscosos”.

Pero, además, a esa inquietud propia del empleado público se suma la idea que algunos brillantes gobernantes comienzan a acuñar : la Duplicidad. Efectivamente, las bibliotecas, que recordemos que no son un gasto, son una inversión, como demuestran los índices PISA, comienzan a ser vistas como algo que está “duplicado”, pues en esta Comunidad, como vimos anteriormente, existen dos redes de bibliotecas públicas: las del Ayuntamiento y las propias de la Comunidad. No importaba que los índices de lectura y fracaso escolar fueran los más altos de los países OCDE, tampoco importaba que los índices de préstamo de libros no llegaran a los estándares de los países de nuestro entorno y recomendaciones de organismos internacionales como la IFLA, tampoco el que para una ciudad como Madrid, las bibliotecas públicas fueran un bien escaso. No, ahora se veían como algo que “sobraba” por lo que para ahorrar se decidió que fueran parte de una misma red, ahorro que solo vemos si las bibliotecas comienzan a cerrarse.

Las bibliotecas no son una duplicidad, en todo caso, se complementan, y, además, pensamos, que el que varias administraciones se hagan cargo de una misma función solo puede repercutir en una mejora del servicio público, siempre y cuando se coordinen.

Todo ello en una bibliotecas en las que el personal interino supone cerca del 40% junto con el personal laboral, afectado por el Real Decreto 1483/2012, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de los procedimientos de despido colectivo y de suspensión de contratos y reducción de jornada, que establece como “causas de despido”: las económicas, cuando se produzca una situación “de insuficiencia presupuestaria persistente para la financiación de los servicios públicos”; las técnicas, si concurren “cambios en el ámbito del los medios o instrumentos de la prestación del servicio público”; y las organizativas, cuando se alteran “los sistemas y métodos de trabajo del personal”, solo ha creado inquietud y malestar entre los trabajadores, sea cual sea su vinculación profesional.

Además, actualmente, el escaso personal contratado durante 2012 lo ha sido con fecha de caducidad, a 31 de diciembre de 2012, sin importar la continuidad y desarrollo del puesto de trabajo. Por ello se prevé en esa fecha que muchas bibliotecas no podrán efectuar el trabajo en la cantidad y calidad que estaban acostumbradas, además del drama personal de enviar más personas a la cola del paro.

Y así llega el “Proyecto de Ley 6/2012, de Medidas Fiscales y Administrativas”, publicada el martes, 27 de noviembre, en el Boletín Oficial de la Asamblea de Madrid. Este proyecto preveé la transferencia de competencias y funciones de la Comunidad de Madrid al Ayuntamiento de Madrid, regulando el procedimiento y las condiciones para esta trasferencia en diversos ámbitos materiales, entre ellos Cultura y Empleo, a fin de evitar duplicidades. El objeto de transferencia y los plazos de ejecución del proceso se establecerán por acuerdo de ambas Administraciones, y en el seno de una “Comisión Bilateral de transferencias de competencias y servicios Comunidad de Madrid-Ayuntamiento de Madrid”, integrada por seis miembros; tres representantes de la Comunidad de Madrid y tres representantes designados por la Ciudad de Madrid. Este proyecto de ley prevé el traspaso de personal funcionario y laboral fijo que se integrará como personal propio de la Administración receptora, y dice que la Administración de destino respetará las condiciones laborales y económicas del personal traspasado hasta su homologación a las vigentes. Sin embargo no habla de personal interino ni tampoco del personal laboral eventual.

Por todo ello, solo podemos pensar que las bibliotecas están en una encrucijada pues los estándares de cantidad y calidad previstos en la normativa internacional así como en los índices europeos de lectura y préstamo de libros serán difícilmente alcanzables. De lo que hagamos ahora dependerá el futuro de nuestros jóvenes y de la cultura bibliotecaria y de lectura de nuestra querida Comunidad de Madrid. La Suma de todos’.

Las bibliotecas de la Comunidad serán traspasadas a las del Ayuntamiento de Madrid.

Avisábamos  hace un mes que todo este asunto de la Comisión de duplicidades entre el Ayuntamiento  y la Comunidad de Madrid iba a afectar y mucho a las bibliotecas madrileñas.

Ahora nos encontramos que ‘el Viceconsejero de Asuntos Generales de Vicepresidencia de la Comunidad de Madrid, Borja Sarasola, ha asegurado hoy que se ha avanzado de forma “importante” para trasferir las Bibliotecas que la Comunidad tiene en la capital al Ayuntamiento de la ciudad.

Así lo ha asegurado en declaraciones en la Asamblea de Madrid, donde ha explicado que se trata de una cuestión que se está abordando dentro de las conversaciones que mantienen la Comunidad y el Ayuntamiento madrileño para evitar duplicidades en la gestión de servicios’ y  ‘todo lo que significara extensión bibliotecaria, especialmente el bibliometro, que se produce dentro de la red de Metro de Madrid, transferirlo a la Comunidad’.

Suponemos que también la Comunidad seguiría como hasta ahora al cargo del servicio de bibliobuses.

‘La decisión política está tomada hace días, pero ahora son los equipos técnicos de la Consejería de Cultura y de la Concejalía de Las Artes, de las que dependen las bibliotecas, las que están abordando cómo integrar dos redes distintas, cada una con funcionarios de cuerpos diferentes, con dos catálogos y con maneras de funcionar particulares’.

Pues sólo nos queda esperar que las direcciones de las dos redes bibliotecarias informen puntualmente a sus trabajadores de los pasos que se estan siguiendo para conseguir esta integración. Esa información será el único modo de evitar que surjan más y más rumores. Sobre todo porque en estos momentos de recortes despiadados puede haber muchos temores que se aproveche este proceso para recortar en servicios y personal.

¿Qué opináis vosotros?. Nos gustaría recibir las opiniones de los bibliotecarios madrileños sobre esta noticia.

Actualización a 16-11-11. 12 h.

En este nuevo artículo de El País se trata sobre la situación y el futuro de los funcionarios, edificios, etc… de las bibliotecas madrileñas ante el nuevo planteamiento.

De la duplicidad en las bibliotecas madrileñas o cuando uno más uno pueden ser menos que dos.

Ya comentábamos antes del verano que en la comisión sobre duplicidades se iba a tratar sobre la doble red bibliotecaria que tienen en la capital tanto el Ayuntamiento como la Comunidad de Madrid. Pues bien ese momento ha llegado, ya se está hablando de ello:

‘Ayuntamiento y Comunidad han mantenido hoy [11-10-2011] su quinta reunión sobre este asunto, que se está tratando en una comisión de la Asamblea regional sobre duplicidades. Además de los servicios de emergencias, hoy se ha hablado de bibliotecas y de instalaciones deportivas’.

Como es sabido nosotros siempre hemos apoyado que se acabase con la absurda situación de tener bibliotecas municipales y de la Comunidad en la misma ciudad sin compartir ni catálogo ni planificación. Pero es que nosotros pensábamos que la suma de uno más uno es más que dos. Pero nos tememos que los hay que piensan que no, que uno más es uno es menos que dos.Y es que en la situación que estamos cualquier movimiento que se haga puede ser aprovechado para meter las tijeras de los recortes.

Los gobiernos regional y municipal lo niegan pero la verdad es que leyendo artículos como el escrito por Alberto Castillo [p. 4], director de la revista “Gente en Madrid” es para pensar que los buitres de los recortes, los que siempre quieren más, estan al acecho:

‘Pero hay que tener coraje, porque la solución no es sólo la identificación de los servicios que tiene que prestar cada uno. El paso siguiente es la eliminación de las duplicidades donde no sean necesarias. Y eso implica suprimir puestos de trabajo con el consiguiente desgaste en la calle. No vale con delimitar dónde tiene que estar cada uno, manteniendo la misma estructura y sus correspondientes costes’

Recortes. Autor: José Rubio Malagón. Vía "El Periscopio" de Rosa María Artal.

Nosotros también estaremos vigilantes para evitar que la unificación de las redes bibliotecarias madrileñas suponga ningún tipo de reducción de servicios o de puestos de trabajo.

¿Pasaran los bibliotecarios del Ayuntamiento de Madrid a ser de la Comunidad o será al revés?

La verdad es que luego de tantas promesas y plazos incumplidos nos da hasta vergüenza volver con el tema de la unificación de redes bibliotecarias en Madrid. Pero es que parece que, ahora desde el Ayuntamiento de Madrid se está planteando algo mucho más amplio que una unificación de los carnets y los catálogos de las bibliotecas del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid:

‘El nuevo equipo de Gobierno de Madrid dará “prioridad absoluta” al reparto de competencias con la Comunidad

El nuevo equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid dará “prioridad absoluta” al proceso de revisión de las competencias que se comparten con la Comunidad de Madrid, por lo que solicitará una reunión con los responsables autonómicos inmediatamente después de que se conforme la nueva Corporación, el próximo 11 de junio.

Según han explicado fuentes municipales a Europa Press, la “prioridad absoluta” del nuevo Gobierno local será redefinir de qué servicios se encarga cada administración, ya que hay redes que están duplicadas, lo que genera un coste mayor y, a veces, también confusión entre los ciudadanos.

“Pediremos una reunión y, en su caso, una mesa de trabajo, para ver de qué redes de servicios que actualmente están duplicadas se hace cargo cada uno”, han señalado las mismas fuentes, poniendo como ejemplos las bibliotecas, los centros de día, los de mayores, las residencias o los centros de Alzheimer.

El objetivo sería seguir un proceso similar al que permitió el traspaso de competencias del Estado a las comunidades autónomas, con “el traspaso de la propiedad y de las cuotas de personal” de una administración a otra.

Logo de la web de bibliotecas de la Comunidad. ¿No eran Bibliotecas de Madrid?.¿Eso quiere decir algo?

En cualquier caso, han matizado que “lo primero que hay que hacer es ponerse de acuerdo en quién presta qué servicios” y han añadido que la entrada en vigor del nuevo reparto podría negociarse durante este año y entrar en vigor más adelante, según convenga por razones presupuestarias’.

Desde luego que ya sabemos lo que vale el término “prioridad absoluta” para este asunto. En otras ocasiones ha significado meses y meses de espera sin ningún fruto. Y además este nuevo planteamiento diseña una unificación total de las redes o más bien que una de las dos administraciones -¿cuál?- haga una OPA sobre la otra para tomar todas sus bibliotecas o bibliotecarios.

Nos preguntamos que si no han sido capaces de ponerse de acuerdo en los más simple podrán hacerlo en un proceso mucho más complejo y profundo como pueda ser este. Y seguimos echando en falta una falta absoluta de información a los trabajadores de las bibliotecas que, como vemos, pueden llegar hasta cambiar de jefes o administración de la cual dependen.

Para acabar señalar que el único avance real que se ha producido últimamente en este eterno proceso de unificación de redes. El préstamo de libros en las bibliotecas del Ayuntamiento era tradicionalmente de 15 días renovables y ahora es:

– ‘3 libros durante 30 días no renovables‘.

O sea que en esa norma ya están igualadas las bibliotecas del Ayuntamiento y la Comunidad:

‘Con este carné puedes llevarte a casa 3 libros durante 1 mes‘.

Aunque está claro que aún faltan muchas reglas por unificar si realmente quieren hacerlo.

Novia a la fuga: al final no habrá boda entre las bibliotecas madrileñas.

Es el gran fiasco de esta legislatura que ahora acaba. Y eso que parecía que iba a tener buena solución el “culebrón ” de la unión de los catálogos y carnets de las redes bibliotecarias del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid.

Recordemos los hechos, la duplicidad de redes bibliotecarias en la ciudad de Madrid es un problema que tenemos en la capital desde hace demasiado tiempo. Dos administraciones, dos redes bibliotecarias sin ningún tipo de conexión. Dos catálogos separados, dos carnets que cada usuario tiene que hacerse por duplicado.

Pero hace ya un año, en mayo del 2010, podíamos preguntarnos si habría una  ¿Próxima boda entre los catálogos de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid?. Nos animaba a ello unas palabras de la Directora General De Archivos, Museos y Bibliotecas,  Isabel Rosell Volart:

Aquí querría señalar la colaboración continua y muy fructífera con el Ayuntamiento de Madrid, con el cual, en las próximas semanas, vamos a firmar un convenio.

Como las semanas se convirtieron en meses y no se firmaba nada nos atrevimos a expresar nuestros deseos en forma de inocentada el pasado 28 de diciembre.

Cuál sería nuestra sorpresa cuando en enero, ya de este año 2011, el periódico “El País” nos sorprendía con la noticia La Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid unificarán sus redes de bibliotecas. Allí se recogían declaraciones de los representantes de las administraciones que ahora decían que el convenio se firmaría en días.

Nos ilusionamos pero pasaban los días, las semanas y los meses y allí nadie firmaba nada. Empezábamos a pensar que lo iban a dejar para la campaña electoral para así aprovechar a hacer propaganda con el tema.

El problema es que hoy acaba dicha campaña electoral y no hay nada de nada. La verdad es que nos parece increíble que luego de más de un año anunciándolo ni el Ayuntamiento ni la Comunidad de Madrid expliquen nada ni a usuarios ni a bibliotecarios de lo que pasa. Puede ser que hayan surgido problemas técnicos o bien políticos, no lo sabemos pero al menos podían dar algún tipo de explicación.

Por supuesto que el mundo sigue después del 22-M pero la verdad es que si no  han sido capaces de resolver nada con la presión electoral encima somos bastantes pesimistas a la hora de que después vayan a darse mucha prisa para realizar esa unificación de catálogos y carnets tan necesaria para las bibliotecas madrileñas.