Bibliotecarios (algunos discapacitados) de la Nacional siguen sin cobrar y la directora busca soluciones

Dos nuevas noticias sobre la preocupante situación laboral de los bibliotecarios de la BNE. La primera esta recogida por eldiario.es:

descarga (1)

Los sindicatos alertan de la elevada externalización de la Biblioteca Nacional

EFE – Madrid 07/02/2015

La externalización de los servicios de la Biblioteca Nacional afecta casi al 50 % de la plantilla, es decir, 465 trabajadores de 48 empresas subcontratadas, según los datos recabados por UGT y CCOO, que han advertido del peligro que supone la política de externalizaciones en los servicios públicos.

Las secciones sindicales de UGT y CCOO en la Biblioteca Nacional han alertado de la precariedad laboral de los trabajadores de empresas externas y han informado del riesgo de impago de los salarios por parte de las subcontratas.

Así, han informado de que Innova Data, un centro especial de empleo que da trabajo a personas con discapacidad, tiene doce trabajadores, titulados en Biblioteconomía y Documentación, contratados en la Biblioteca Nacional para catalogar sus fondos musicales y de Bellas Artes.

Según estos sindicatos, los doce trabajadores de Innova Data para la Biblioteca Nacional no han cobrado sus nóminas (entre 700 y 900 euros netos) desde hace varios meses, la mayoría de ellos desde el mes de agosto.

Dado que no han percibido su sueldo, algunos de los damnificados han presentado demanda en los juzgados de lo social de Madrid.

UGT y CCOO han explicado que Innova Data como Centro Especial de Empleo que incluye en su plantilla a un 70 % de discapacitados, recibe subvenciones y bonificaciones de las cuotas de la Seguridad Social de hasta un 100 % por todos los conceptos.

En declaraciones a Efe, la directora de la Biblioteca Nacional, Ana Santos, ha abogado por “plantillas estables” y ha avanzado que este año se ha pedido al Ministerio de Hacienda un plan de viabilidad para sustituir la externalización por empleos públicos a 4 años.

Sobre la subcontrata con Innova Data, Santos ha asegurado que la Biblioteca abona puntualmente sus facturas pero ha reconocido la “lamentable” situación que atraviesan sus trabajadores, que llevan sin cobrar varios meses, circunstancia que se agrava por tratarse de un colectivo vulnerable con un grado de discapacidad.

Ha comentado que los afectados tardaron al menos tres meses en comunicar que no estaban percibiendo su salario, algo que desde esta dirección se vincula al miedo, posiblemente a perder su contrato.

La directora de la Biblioteca Nacional ha hecho hincapié en que la institución ha intentado mediar y contactar con los responsables de Innova Data, sin que estos hayan contestado a sus requerimientos.

Además, ha confesado tener en marcha varias medidas para acabar con estas situaciones y aquí ha destacado la publicación en la página web de “buenas prácticas” para contratar con la institución; y un cumplimiento estricto de las normas, que de no consumarse derivaría en apercibimientos. Tres apercibimientos evitarían que la subcontrata participe en más concursos’.

[…]

Leer mas…

Y la otra noticia también es de eldiario.es:

La Biblioteca Nacional ha iniciado una importante reducción de contratos

Agencia EFE – sáb, 7 feb 2015

Madrid, 7 feb (EFE).- La Biblioteca Nacional (BNE), consciente del problema que supone la externalización de procesos y servicios básicos ha iniciado una importante reducción de los contratos en los últimos años, según han indicado hoy fuentes de dicha institución.

La BNE ha detallado que en 2009 había 302 personas contratadas por empresas externas haciendo funciones bibliotecarias frente a las 204 que hay en este momento’.

[…]

Leer mas…

Anuncios

Dos polémicos artículos sobre la situación real de la Biblioteca Nacional de España

Del blog Todo sobre mi Ere:

Artículos publicados en Prensa sobre la Biblioteca Nacional de España

En los últimos días hemos visto en los medios algunas noticias que nos gustaría resaltar porque denuncian muchas de las situaciones que nosotros ya hemos mencionado repetidamente aquí en Todo sobre mi ERE.

La primera, por ir en orden cronológico, fue la noticia de Infolibre con el siguiente titular:“Trabajadores discapacitados de una subcontrata de la Biblioteca Nacional llevan cuatro meses sin cobrar”.
Por supuesto, la empresa de la que hablan es Innova Data, que tampoco paga a sus trabajadores en otros sitios, según la noticia, de la Comunidad de Madrid, de la Junta de Andalucía, del Archivo Histórico Nacional, etc. Aquí os dejamos el enlace a la noticia:

http://www.infolibre.es/noticias/economia/2015/01/08/trabajadores_discapacitados_una_subcontrata_biblioteca_nacional_llevan_cuatro_meses_sin_cobrar_26351_1011.html

Presupuesto BNE

La segunda, más reciente, es el artículo de El País “La Biblioteca Nacional de España se emancipa con las alas recortadas”.
El enlace a la noticia es el siguiente:

http://cultura.elpais.com/cultura/2015/01/18/actualidad/1421610772_820044.html?utm_source=HS

En ella se habla sobre los recortes presupuestarios que ha recibido la BNE y la directora, siempre sin ningún tipo de pudor, habla sobre que los recortes no pierden la calidad del trabajo: “No tiene impacto sobre el funcionamiento cotidiano por el compromiso de la plantilla”. Algo contradictorio con lo afirmado después “El cambio continuo de personas altamente especializadas produce pérdida de conocimiento y compromiso con la institución, no tanto de calidad, porque, a pesar de la miseria que les pagan los trabajadores se esfuerzan“. La frase es demoledora por parte de nuestra Directora, yo puedo esforzarme muchísimo, pero no creo que mi esfuerzo ayude a que mi trabajo sea de la misma calidad que una persona que lleva 20 años haciendo el mismo trabajo. O al menos eso me dicen cuando voy a una entrevista de trabajo. No tiene ni pies ni cabeza sus declaraciones. Y si como afirma, y parece lo único cierto, les pagan una miseria, ¿de verdad cree que se puede tener compromiso con la institución? El compromiso se adquiere con una plantilla propia que apenas tiene (según el artículo “el 61% de estas labores [bibliotecarias básicas] está en manos de trabajadores de empresas externas”) o con una plantilla de trabajadores externos estable, que al cabo de los años le cogen cariño a la Institución. No decimos que alguien que lleve 6 meses no tenga también compromiso con su trabajo y con la Institución, pero creemos que no es tan normal. También se nos menciona en este artículo “En 2014, fueron sustituidos empleados que llevaban años ocupándose de la elaboración de la bibliografía española al cambiar la empresa adjudicataria por la rebaja del presupuesto licitado”.

Nos gustaría señalar también algunos comentarios hechos sobre el artículo que nos han parecido muy acertados:

1, Si el menor gasto implica pagar al empleado de la contrata o mejor, subcontrata, un sueldo mucho menor que el de un funcionario esta claro la elección que se hará. El Estado paga 2000 por persona, la contrata se queda 1200 tras un proceso de selección de quince minutos y al trabajador le llegan 800 y si hay subcontrata 700 que hay más a repartir

2. 175 / 4 = 43 El Plan de A. Santos de sacar 43 plazas anuales de ayudantes y auxiliares de bibliotecas durante cuatro años para completar la cifra de 175 es absolutamente INASUMIBLE. Valga como ejemplo, que en los “buenos” años en que se convocaban plazas públicas destinadas a la contratación de bibliotecarios, fueron 23 la mayor de las convocatorias. Y es que hablar es gratis… La BNE tiene un serio problema al que no quiere poner remedio. La externalización de servicios es una práctica institucionalizada desde hace más de 10 años. Es más, es imprescindible para la institución, sin embargo, NUNCA se ha querido por parte la misma, reconocer esa labor. Ahora en época de crisis, la precariedad se ha instaurado en la BNE y en sus servicios de externalización, con la permisividad de la propia dirección. Dª A. Santos, lo único que pretende es ganar tiempo para poner a buen recaudo su gestión. Ni más, ni menos y que el problema lo solucionen otros.

3. La gestión externa comenzó hace casi 20 años pero cuando empezaron las rebajas laborales a los externos, la BNE dejó que trabajadores con 18 años de experiencia realizando sus labores se fueran a la calle. Y tener gente sin experiencia cuesta y mucho. Lo vemos todos los días en todas las secciones. Bibliografía Nacional se resiente de la calidad y según estadísticas, de la cantidad. En Publicaciones periódicas apenas se cubre las catalogaciones diarias: no hay personal para procesar todo el trabajo de catalogación y revisión de fondos en los depósitos. Los trabajadores externos discapacitados de BBAA y Música llevan meses sin cobrar y la BNE mira para otro lado. La política interna es acallar las voces de queja cosa que consigue puesto que hay miedo.. ¿a qué? Si quiere cambiar ¿por qué vuelve a contratar a otra empresa para atender al público? ¿por qué en catalogación sigue una empresa que comete irregularidades? Sería preferible la oferta de plazas públicas a las contratas pero ya que existen ¿por qué no darles dignidad laboral? Así es la BNE actual, la cabecera de sistema que ya no da ejemplo’.

 

Contra la corrupción y la privatización de los archivos públicos

Un artículo de El País, de hace ya tiempo, pero actual en su defensa de los archivos públicos -de verdad- como arma contra la corrupción:

Despacho de cristal

Archivos públicos y secreto de Estado

España necesita un marco jurídico menos confuso en materia de acceso a documentos

PATRICIO FERNÁNDEZ GARCÍA

[…]

Pero si lo que interesa es que, como en su día señaló Eduardo García de Enterría, la Administración actúe “en despachos de cristal, a la vista de todos los ciudadanos”, será mejor centrar el debate en el derecho de acceso a los archivos, a los documentos fiables y auténticos —en soporte electrónico o en papel— que produce la Administración.

Los archivos públicos no son herméticas instituciones decimonónicas que interesen en exclusiva a los historiadores. La trascendencia de los documentos en ellos custodiados desborda la dimensión cultural que tradicionalmente se les ha atribuido, para afectar a intereses vitales para los ciudadanos. Así, los archivos son, por encima de cualquier otro aspecto, garantía de los derechos de los ciudadanos e instrumentos determinantes de la eficacia y eficiencia del Estado. Su correcto funcionamiento, a cargo de funcionarios independientes, es la condición necesaria para cualquier proyecto de modernización de la Administración que persiga no sólo más transparencia, sino también la racionalización de los procedimientos administrativos, así como un mejor aprovechamiento de los recursos públicos.

A pesar de las indudables mejoras de las últimas décadas, es mucho el camino por recorrer. La falta de atención a los archivos públicos ha llevado, en ocasiones, a entregar sus fondos documentales a la onerosa gestión de empresas privadas, que están pasando a controlar información tan delicada para la ciudadanía como la generada por los hospitales públicos. La situación no es mejor en lo referido a la gestión y custodia de documentos en soporte electrónico. Las administraciones que mejor han trabajado en esta materia han impulsado comisiones calificadoras que contribuyen a ordenar el denominado ciclo vital de la documentación pública, desde que es producida hasta que, en función de sus distintos valores, es destruida o pasa a ser custodiada definitivamente en un archivo histórico.

Si España contase con un marco jurídico menos confuso y contradictorio en materia de acceso, se podría trabajar igualmente para calificar los distintos niveles de acceso a la documentación. Ello evitaría la arbitrariedad con que, en ocasiones, se permite o deniega la información. De este modo, se podrían combatir más eficazmente los casos de corrupción, porque, además de facilitar el acceso de los ciudadanos a la documentación pública, se fortalecería la labor de la Justicia en la persecución de esos delitos y se favorecería el ejercicio del buen periodismo, sustentado en datos fiables y no en especulaciones interesadas. De paso, los españoles evitaríamos el bochorno de conocer aspectos relevantes de nuestro pasado gracias a la desclasificación de documentos custodiados, por ejemplo, en los Archivos Nacionales Británicos.

Si se desea avanzar sinceramente en políticas de modernización de la Administración, que respondan a principios razonables de austeridad y contribuyan a una auténtica transparencia, habrá que desvelar el mayor secreto que guarda el Estado, el de la propia existencia de esos seguros arsenales de la democracia y el buen gobierno que son los archivos públicos.

Patricio Fernández García es archivero de la Administración de Castilla y León’.

¿Es bueno vender libros en las bibliotecas?. El caso de Cataluña

Vía RecBib, Bibliotecaria Sin Tijeras, ha leído esta noticia de La Vanguardia:

La nueva biblioteca pública de Girona. acn

Las bibliotecas públicas catalanas venderán libros de papel y digitales

Una prueba piloto pretende que los centros “actúen como escaparates de reclamo de títulos y de agenda”

Barcelona (EFE).- Quince bibliotecas públicas catalanas, entre las que se encuentran dos de Barcelona, cuatro de Girona, la Provincial de Lleida o la de Cornellà, son las primeras que participarán en una prueba piloto de venta de libros, tanto de papel como digitales, en estas instituciones.

El conseller de Cultura, Ferran Mascarell, y el presidente del Gremio de Libreros de Cataluña, Antoni Daura, han firmado hoy un convenio de promoción del libro en el que se incluye “potenciar la compraventa de libros y libros digitales por parte de los usuarios de bibliotecas con entrega del libro en la biblioteca, librería o domicilio”.

En el convenio se indica que se implementará el portal digital de las librerías catalanas en las bibliotecas, el “Liberdrac”, y se potenciará la ubicación de “librerías físicas en las bibliotecas, que actúen como escaparates de reclamo de títulos y de agenda de las librerías de proximidad y también como tiendas abiertas a los usuarios”.’

Y este es el comentario que se hacía, ante un caso similar, en el post: A vueltas con Naomi Klein y la colaboración público-privada en las bibliotecas

‘Pero, ¿al vender libros aún bajo este precepto, no es ir un paso hacia la privatización¿ ¿es ese nuestro futuro? Si somos un agente de cambio, ¿cómo luchar contra recortes, crisis, cierres y “reajustes”? ¿es esa la mejor manera? ¿por qué sí o por qué no?’

¿Qué opináis?

Privatizan, con argumentos falsos, las bibliotecas de Badajoz

Otras bibliotecas que caen en la trampa de la privatización: las municipales de Badajoz. Ya comentaba BST que había miedo a que se salten la lista de interinos para privatizar las bibliotecas municipales de Badajoz. Ahora se ha cumplido la amenaza y ha sacado a concurso su gestión.

Bibliotecaria Sin Tijeras quiere señalar que es rotundamente falso el principal argumento que da el alcalde de que no se puede acudir a la bolsa de interinos para llamar a bibliotecarios porque ‘legalmente no es posible por la congelación de las contrataciones públicas’. En Madrid sabemos bien que, aunque ha costado, se han llamado a interinos para las bibliotecas del Ayuntamiento y de la Comunidad.

Esta es la noticia del Diario Hoy.Es [negritas nuestras]:

Biblioteca de Santa Ana, que será la cabecera de la red de bibliotecas y que estará gestionada íntegramente por la empresa. :: / PAKOPÍ

‘El Ayuntamiento quiere que una empresa gestione las bibliotecas

  • Saca a concurso el funcionamiento de Santa Ana, que será cabecera de la red formada por otras once instalaciones

Los locales serán municipales, los libros también. La empresa que gestione esos bienes, no. Así es el nuevo modelo bajo el que funcionarán las bibliotecas municipales. Actualmente, existen seis en distintas barriadas de la ciudad y cinco agencias de lectura en los poblados.

Ahora que por fin el Ayuntamiento va a abrir el antiguo mercado de Santa Ana, aprovecha para que la misma empresa que se encargue de esta nueva biblioteca extienda su labor al resto. […]

[…]

¿Qué deben hacer?

La firma que resulte adjudicataria creará la página web de la biblioteca y se encargará de la atención a los lectores. También de la prestación de los servicios de consulta, información general y bibliográfica. Igualmente, deberá ordenar los materiales tanto en las estanterías como en los almacenes. Asimismo, gestionará las salas de audición y visionado y el acceso a bases de datos y a Internet. Además de la realización y gestión de los planes de fomento y animación a la lectura de la biblioteca de Santa Ana como cabecera de la red.

En el trabajo que deberá desempeñar para sentar las bases por las que se regirán todas las bibliotecas se encuentra la aplicación de normas comunes, la homogeneización de los criterios de catalogación y clasificación, la creación de catálogos colectivos, el préstamo interbibliotecario, el desarrollo de actividades que impliquen a todas las bibliotecas y la gestión del depósito.

La nueva empresa también tendrá que adecuar cada instalación para sus distintos usos y «realizar labores de logística».

El pliego de prescripciones técnicas que acaba de publicar el Ayuntamiento es muy exhaustivo. Establece el sistema informático que deberá usar la futura empresa. Se trata del Koha-Kobli, que es el mismo que utiliza la red de bibliotecas del Estado. También hace hincapié en la catalogación de los fondos, que se desarrollará hasta un máximo de cien ejemplares al año[…]

En el apartado de recursos humanos, el concurso establece la contratación de siete trabajadores para la biblioteca de Santa Ana que no tendrán relación laboral con el Ayuntamiento. Solo con la empresa.

Leer mas…

‘Carta enviada a Ana Santos Aramburo, Directora de la Biblioteca Nacional de España

No suele publicar, BST, dos entradas seguidas sobre el mismo tema . Pero es que Bibliotecaria Sin Tijeras está entusiasmada con el ejemplo de unidad y lucha que están dando los bibliotecarios amenazados por un ERE en la Biblioteca Nacional de España. Aquí se puede ver su penúltimo post en Todo sobre mi ERE. Además no hay que dejar de leer, en el original, los muchos comentarios que nos pueden dar una idea de la situación laboral tan tensa que se vive desde hace tiempo en la BNE. Esta es su carta:

 

‘Carta enviada a Ana Santos Aramburo, Directora de la Biblioteca Nacional de España

 

Madrid, a 21 de abril de 2014.

 

A la atención de la Sra. Dña. Ana Santos Aramburo, Directora de la Biblioteca Nacional de España:

Estimada Directora,

 

Los trabajadores externos que actualmente trabajamos en el Proyecto del Servicio de Proceso Técnico de Monografías Modernas le escribimos para comunicarle nuestro malestar y desánimo, derivados de la situación laboral en la que nos encontramos.

Consideramos que la Biblioteca Nacional de España es el núcleo de la cultura española, donde se reúne una gran cantidad de conocimiento, que es el alma de la investigación, consulta e historia, tanto de nuestro país como de países extranjeros.

El prestigio de la Biblioteca Nacional no sólo deriva de la información contenida entre sus paredes, sino del conocimiento acumulado en las mentes de la plantilla, en este caso, externa (tanto indefinida como contratada por obra y servicio). Nos gusta formar parte de este centro de desarrollo de cultura y salvaguarda de información, pero hemos de decirle que nos encontramos en una situación laboral desfavorable. Las licitaciones y subastas de proyectos hacen que ésta empeore. Sentimos decirlo, pero es difícil trabajar así.

BNE

Captura de la conversación que mantuvo, ya hace unos días, la Directora. Al menos da la cara y dice que su objetivo es solucionar lo de las externalizaciones. A lo mejor BST es demasiado utópico pero piensa que, Ana Santos, puede responder a esta carta de sus bibliotecarios.

La empresa Ever Team Spain que está prestando sus servicios para ustedes y nos ha contratado, va a aplicarnos un expediente de regulación de empleo, al personal indefinido, cincuenta y una personas para ser más exactos. No sabemos si conocen la experiencia detrabajar bajo la sombra de un ERE pero es, cuando menos, desmotivadora. Sin embargo, cumplimos con el mismo nivel de productividad que teníamos antes de iniciarse este proceso, como profesionales bibliotecarios que somos.

Le comunicamos que, tras abrirse las plicas del nuevo proyecto, nadie nos ha informado de qué empresa ha resultado adjudicataria. Actualmente, una de las empresas que licitó para ganar el proyecto mencionado, está realizando entrevistas a algunos de nuestros compañeros. En estas entrevistas no se detalla, entre otras cosas, ni salario a percibir ni el horario, es decir, las condiciones laborales. Únicamente se explica que quieren sus currículos vitae para presentarlos a la Biblioteca Nacional de España. ¿Hemos de deducir que esta empresa ha sido la adjudicataria del nuevo proyecto? ¿Alguien asegura que las personas de las que se presenta el currículum volverán a ser contratadas, o únicamente serán usados sus currículos para crear un perfil óptimo a la empresa y posteriormente ésta empleará a otros trabajadores, dejando a estos profesionales en el desempleo?

Normalmente, los precios más bajos no van unidos a la calidad. Los empresarios, como tales, buscan el beneficio económico. Si ustedes adjudican los nuevos proyectos a aquellos que les ofrecen precios irrisorios, les hacemos la siguiente pregunta: ¿saben cómo consiguen las empresas sacar beneficio? Hay dos maneras, que suele ir unidas: bajada de sueldo a sus trabajadores y reducción de plantilla. También existe una tercera opción, consistente en emplear a personas sin experiencia ni conocimientos adecuados para llevar a cabo la labor en cuestión. A ellas se les ofrece un sueldo menor, y la calidad de su trabajo se ve reducida, por el simple hecho de que no conocen el funcionamiento ni tienen esos necesarios conocimientos.

A todos nosotros nos gustaría continuar prestando un servicio de calidad a la BNE, que sus registros bibliográficos sigan siendo reconocidos por su valor y su corrección. Sin embargo, nuestra labor se verá interrumpida a finales de mayo. Después de esta fecha, ¿qué será de estos cincuenta y ocho trabajadores (indefinidos y por obra y servicio)? Nosotros queremos dejar constancia de que no aceptaremos unas condiciones desfavorables e indignas por parte de las empresas que puedan ser adjudicatarias del proyecto.

Le agradeceríamos que tuviera en cuenta que somos personas con ganas de dar lo mejor de nosotras mismas en nuestro trabajo y que desearíamos seguir desarrollando nuestra función actual en la BNE, pero en unas condiciones laborales adecuadas.

Muchas gracias por su atención.

 

Atentamente,

 

Los actuales trabajadores externos de Proceso Técnico de Monografías Modernas para la Biblioteca Nacional de España’.

¿Se comerán los bibliotecarios (externos) de la Nacional el Quijote?

Como dicen, irónicamente, en este artículo, que han conseguido publicar en la prensa, a lo peor van a tener que acabar sustentándose a base de libros comestibles si les despiden por el ERE. Esta es la información del 20minutos:

Las miserias de los bibliotecarios

Por Roberto Rodríguez

Trabajamos en el Proyecto de Proceso Técnico de Monografías Modernas, como personal externo de la Biblioteca Nacional de España (BNE). Somos una plantilla altamente cualificada, con más de 10 años de experiencia, abocados al paro porque el concurso público para la adjudicación del presente proyecto ha evaluado, ante todo, la parte económica, menoscabando la labor profesional bibliotecaria que veníamos desempeñando hasta ahora y que sí se había tenido en cuenta en anteriores concursos públicos.

La BNE es el referente bibliográfico hispanoamericano y cabecera del sistema bibliotecario nacional. Muchos la tienen como referencia catalográfica y sin embargo gran parte de los que realizamos esa labor sorda somos ninguneados e ignorados por el contratante, por lo cual nos veremos abocados a un ERE de cierre para la totalidad de la plantilla (51 personas) por parte de nuestra empresa.

Este ninguneo llega a tal extremo que la nueva empresa adjudicataria del proyecto, en su afán de recortar, intenta contratarnos a precios irrisorios. Como ejemplo, decir que la propia BNE ha convocado unas becas de formación en las que los becarios cobrarán mucho más que el personal externo del que se está desentendiendo.

Este año la presentación de La Noche de los Libros ha tenido un protagonista muy especial para MADRID WOMAN’S WEEK: el chef Firo Vázquez, miembro del Consejo Asesor. El cocinero ha realizado una versión comestible del Quijote de Antonio Mingote que, tal y como se ve en la imagen, probó Ignacio González, Presidente de la Comunidad de Madrid. Fuente: http://madrid-womans-week.com/

Son muy malos tiempos para los bibliotecarios… quizás por eso Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, la semana pasada presentaba una edición de El Quijote… comestible. Quizás pretendan que sea parte del sustento de los bibliotecarios, tan desprestigiados por el mundo cultural institucional’.