El PP de Jerez se equivocó de puerta y denunció que la #biblioteca estaba “cerrada”

Así se explicaba la metedura de pata en Menéame:

El PP se equivocó de puerta y denunció que la biblioteca estaba “cerrada”

El PP emite nota demoledora de de prensa en Jerez por el cierre de una biblioteca sin percatarse que la entrada era por otra puerta. El Gobierno Municipal emite el que quizá sea el comunicado de prensa más corto de la historia municipal. “La sala de estudio de Sala Paúl está abierta, de lunes a viernes de 8 a 13.45. La entrada se realiza por calle Santo Domingo”. El PP dice que la Sala Paúl está cerrada y el gobierno le aclara que se entra por otra puerta. La denuncia partió del presidente local de Nuevas Generaciones’.

Historia de la Biblioteca Municipal de Vallecas II: la Segunda República

Como su autora, Inocencia Soria, prometió ya se ha publicado la segunda parte de la documentada Historia de la Biblioteca Municipal de Vallecas. Esta vez centrada en la época de la Segunda República cuando fue creada la biblioteca. Y atención porque aún queda una tercera entrega.

El amanecer de las bibliotecas como bien público: el caso de Vallecas (2)

En la primera parte de este texto se explicaba el surgimiento de las bibliotecas públicas en España, más tardío que los países anglosajones, y su vinculación a los procesos de desamortización eclesiástica. Hay un largo camino que va de la Ley de Instrucción Pública (1857) del ministro de Fomento, Claudio Moyano; pasa por el decreto de 1869, que crea las bibliotecas populares; y conduce a la creación de las bibliotecas públicas en el siglo XX. Ese proceso se apoya en la legislación promovida entre 1911 y 1915. Cataluña fue pionera en el impulso creador de una red de bibliotecas públicas.

Inocencia Soria1

En la primera parte, señalaba el gran esfuerzo llevado a cabo en la Segunda República. Un impulso que alcanzó a todo el país, donde el 40 por ciento de la población era analfabeta. Sobre el caso de la Biblioteca de Vallecas, ya precisaba en la primera parte que la inauguración final no tuvo lugar hasta noviembre de 1933.

Los primeros pasos

Apenas aprobado el decreto en junio de 1932, el Ayuntamiento vallecano solicitó la creación de su biblioteca municipal en el marco de una política más general llevada a cabo en la etapa en que fue alcalde Amós Acero: pavimentación de calles, alcantarillado, enganche de las tuberías del Canal de Isabel II, obras de consolidación del matadero, eliminación de vertederos y apertura de numerosas escuelas (Bóveda 2009, 127).

Según informa el periódico La voz en su edición del 12 de septiembre de 1933, se aprueba unánimemente en el pleno del Ayuntamiento, con la asistencia de 16 concejales, la aceleración de las obras para la instalación de la biblioteca municipal y el nombramiento del archivero-bibliotecario para el día 15 del mismo mes. […]

La biblioteca se instaló, junto a la casa de socorro, en los bajos de la Casa Consistorial que se había trasladado del Pueblo de Vallecas al Puente (reivindicación que los habitantes del Puente arrastraban desde el siglo XIX y que finalmente se había aprobado el 31 de diciembre de 1931 quedando en el Pueblo una Tenencia de Alcaldía). En ese mismo edificio, ubicado al final del Bulevar de Peña Gorbea, en la actual calle Puerto de Monasterio, todavía funciona hoy la Biblioteca Municipal y el Centro Municipal de Salud mientras que las dependencias municipales se trasladaron a la Avenida de la Albufera en julio de 1946, siendo alcalde Alfonso Vázquez González (Elorriaga 2001, 249).

La prensa se hizo eco de su inauguración. El 13 de noviembre de 1933 a las seis de la tarde en una sesión solemne con la asistencia de Don Antonio Zozaya, presidente de la JIAL, Miguel Artigas, director de la Biblioteca Nacional y Amós Acero Pérez, alcalde de Vallecas.

Al día siguiente comenzó a prestar sus servicios. Abría todos los días laborables por la tarde. La sala de lectura tenía capacidad para un máximo de 78 lectores, agrupados en diferentes mesas del siguiente modo: varones adultos, señoritas, jóvenes y niños. En lugares visibles se situaban las advertencias al lector sobre cuidado de los fondos y comportamiento en la sala de lectura’.

Vallecas 1

Vallecas 2

Leer mas…

Bibliometro: 10 años dando lecturas a los madrileños y dinero a las empresas adjudicatarias

Parece que fue ayer cuando lo inauguraron pero ya han inauguraron pero ya ha cumplido 10 años el Bibliometro en Madrid. En su momento fue una idea innovadora -importada de Santiago de Chile- que ha resultado ser un estupendo medio de promoción de la lectura.

Tanto éxito tiene su contrapunto en la sombra de ser un servicio externalizado. Esto provoca que los trabajadores tengan unos sueldos miserables -de 763 euros brutos como se recogía en una oferta de trabajo del año 2014-.

Además cada vez con mayor carga de trabajo. Hay sólo 18 trabajadores para 12 bibliotecas, servicios centrales incluidos. Esto escribía Bibliotecaria Sin Tijeras entonces sobre ello:

“Añadir que, hace tiempo, la comentaron a Bibliotecaria Sin Tijeras que se había calculado que la empresa externa se quedaba con un 21% del sueldo de cada trabajador del Bibliometro. Además hay que recordar que al principio del Bibliometro eran dos trabajadores por cada módulo. Ahora es sólo uno para toda la tarde. Hay que reducir los costes de personal y aumentar los beneficios de las empresas externas”.

Por supuesto que ninguno de estos problemas se mencionan en el artículo de El País sobre los 10 años del Bibliometro:

Bibliometro

Una bilbiotecaria atiende a un usuario en el Bibliometro de Nuevos Ministerios. / CARLOS ROSILLO

Literatura en el subsuelo de Madrid

  • Bibliometro cumple 10 años con más de 100.000 usuarios y 1.500 obras distintas

DIEGO FONSECA Madrid 30 JUL 2015

Los 1.500 libros de la caseta de Bibliometro de Nuevos Ministerios, la primera que se abrió hace justo diez años, no están organizados por secciones. Los ejemplares se mezclan sin pudor con el número que se les ha asignado en función de su llegada. Al lado de Las Rimas de Bécquer está la colección de Manolito Gafotas. Después, un clásico de la literatura rusa, Vladímir Nabokov, seguido del último Premio CervantesJuan Goytisolo, al que se le pegan las tapas con los libros del escritor portugués José Saramago. En este caseta de ocho metros de largo y dos de ancho, Lucía Álvarez, de 34 años, se ha encargado de prestar y recoger las 300 novelas que han sido leídas y devueltas solo en los últimos 15 días.

MÁS INFORMACIÓN

Bibliometro, el servicio de préstamo de libros organizado conjuntamente entre la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento, cumple una década esta semana. En esta estación, donde estas minibibliotecas comenzaron su periplo literario en el subsuelo de Madrid el 27 de julio de 2005, los lectores se mezclan con los turistas despistados. Beatriz Fernández, de 39 años, llega a la caseta después de un grupo de ingleses perdidos que preguntaban por la Gran Vía.

[…]

Diez años de Bibliometro

Bibliometro, el servicio de préstamo de libros en el suburbano de Madrid organizado conjuntamente entre la Comunidad y el Ayuntamiento, ha cumplido diez años esta semana. En este década se han superado los 100.000 usuarios, con 12 minibibliotecas en diferentes estaciones de metro y 18 empleados.

Esta red cuenta con más de 1.500 títulos distintos —en 2005 comenzó con 300 obras diferentes— y casi 100.000 ejemplares. Además, cada primavera y otoño se incorporan nuevos títulos seleccionados por un comité de bibliotecarios del Consistorio y de la Comunidad’.

Leer más…

La cultura y los bibliotecarios madrileños piden a Cristina Cifuentes una Consejería de Cultura

Ante la confirmación de la desaparición de la Consejería de Cultura y la Dirección General de Bibliotecas en la Comunidad de Madrid toda la cultura madrileña le está pidiendo a la presidenta regional que rectifique. Los bibliotecarios también y con más motivo puesto que es la primera vez, desde que existe la Comunidad de Madrid, que no existe una Dirección General propia para las bibliotecas.

Se publicado un escrito dirigido a Cristina Cifuentes para que reconsidere su política cultural. Es una carta abierta a la cual se pueden adherir asociaciones y también personas individuales. Aparecen al final del escrito. BST ha puesto en negrita las relacionadas con las bibliotecas. Entre otros apoyos se encuentra, por supuesto, el de la Plataforma COABDM

Por supuesto que es conveniente ir a la fuente original para ver posteriores actualizaciones de los firmantes:

Consejería Cultura

CARTA ABIERTA A CRISTINA CIFUENTES

LA CULTURA LE PIDE UNA CONSEJERÍA PROPIA EN EL GOBIERNO DE MADRID

Estimada Presidenta:

Las asociaciones, colectivos, profesionales y ciudadanos/as que firmamos este texto, solicitamos a Cristina Cifuentes la creación de una Consejería de Cultura.

Desde que anunció su decisión de eliminar la Consejería de Cultura ha recibido al menos dos cartas firmadas por distintos colectivos, que representan a varios miles de personas pidiendo que reevalúe su decisión y que nos concediera una reunión para explicarle los pormenores de nuestro modo de ver el tema. No ha habido ninguna respuesta y es por eso por lo que nos reiteramos en nuestra petición haciéndola ahora más pública y más comprometida si cabe. No podemos quedarnos mudos, somos una voz y muchas voces, gestores y ciudadanos, profesionales y usuarios, aficionados y devotos… No nos bastan sus buenas intenciones, ni siquiera el voluntarismo que se intuye al afirmar que le concede tanta importancia a la cultura que se va a encargar usted personalmente de la misma.

La cultura no constituye sólo un sector de gran proyección económica y social, sino que también alcanza una importante dimensión pública y ciudadana. Su desarrollo y puesta en valor deben ser una prioridad política, ya que puede ligarse a sectores como la educación, el desarrollo local, el turismo, la inclusión de colectivos desfavorecidos y la proyección internacional, así como a conceptos tan sensibles y esenciales como el paisaje, la memoria, el desarrollo personal o la identidad.

Nos preguntamos por qué esa reticencia del Partido Popular de Madrid a crear un departamento del máximo rango político centrado en la promoción y el fomento de las letras y las artes.

Madrid necesita el apoyo del Gobierno de su Comunidad para estimular la cultura en todos sus ámbitos, para potenciar y desarrollar la creación artística, para llegar a toda la ciudadanía que necesita de este estímulo y de este “pan nutricio” y también para recuperar el tejido empresarial arruinado y sepultado en la crisis económica. Ni los clásicos, ni los modernos, ni los jóvenes ni los ancianos, ni los pobres ni los ricos, ni los usuarios ni los desarrolladores merecemos el desprecio y la sentencia que alejan el goce de la cultura de lo común y lo diario.

En resumen: nos preocupa la crítica situación actual de la cultura en nuestra Comunidad de la que tenemos un diagnóstico certero y una batería de propuestas y soluciones. La decisión de no crear esta Consejería de Cultura en la Comunidad de Madrid supone un menoscabo en la interlocución directa para abordar los problemas derivados del sector. Esta decisión va en contra de la promoción del hecho cultural y fomenta el oscurantismo de los presupuestos destinados a cultura. El artículo 44 de la Constitución Española responsabiliza a los poderes públicos de promover y velar por “el acceso a la cultura, a la que todos tenemos derecho.” Habla también de “facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida cultural”, de que “los poderes públicos garantizarán la conservación y promoverán el enriquecimiento del patrimonio (…) cultural de los pueblos de España.” Y un largo etc.; derechos también reconocidos por la ONU; sin duda que un recorrido así merece respeto y rango político.

La cultura no puede seguir siendo considerada únicamente como un subproducto del desarrollo, sino que debe ser vista por todos los agentes políticos y sociales como uno de los principales factores de sostenibilidad. La cultura no debe ser entendida como un problema o como algo incómodo. Tampoco debe ser un billete rápido que lo incardine con un turismo mal planificado. La crisis actual no puede ser ni un freno ni una excusa: es una oportunidad para que toda la ciudadanía pueda participar de todos esos valores, sentimientos e ideales.

Usted abanderó su proyecto con términos como “cambio” y “diálogo”. En materia de Cultura, el cambio viene determinado por la recuperación de una Consejería de Cultura que en los últimos veinte años ha sido, poco a poco, humillada. Rectificar no es un defecto, sino una virtud. Rectifique a tiempo, señora Cifuentes, y cree una Consejería de Cultura, seria y dotada presupuestariamente, que dinamice la vida cultural de la región.

Si lo hace, habrá cumplido con sus propósitos de “cambio” y “diálogo”. De lo contrario, ahí seguiremos trabajando para recordárselo. Pero no lo deje para mañana. Tempus fugit. El tiempo vuela. Lea a Quevedo y a Góngora, lea a nuestros clásicos, déjese invadir por los temblores de la cultura para comprender que las decisiones deben tomarse con rapidez antes de que “el viento helado” marchite la rosa, como escribía Garcilaso de la Vega… Recupere esas sensaciones antes de que se marchite su gobierno por “no hacer mudanza en su costumbre”.

Si eres una organización o un ciudadano y deseas adherirte al manifiesto mandanos un mail con tus datos (nombre y profesión) al siguiente mail: ningunaculturasinconsejeria [@] gmail.com

Firmantes.

Organizaciones adheridas:

ADE (Asociación de Directores de Escena de España).
AEDA (Asoc. de Profesionales de la Narración Oral en España).
AGETEC. Asociación de Gestores Culturales de Madrid.
AMA Autores de Música Asociados.
AMTTA (Asociación Madrileña de Trabajadores y Trabajadoras en Arqueología).
ANABAD. Asociación Española de Archiveros, Bibliotecarios, Museólogos, y Documentalistas.
APTEM (Asociación de Productores y Teatros de Madrid).
ARTEMAD (Asociación Empresas Productoras de Artes Escénicas de Madrid).
ASOCIACION ACCIÓN MAD. Acción!MAD – Encuentros de Arte de Acción.
Asociación Audiovisual Educar desde la Infancia.
Asociación Cultural “Barajas, distrito BIC”.
Asociación Cultural Guindostán.
Asociación Cultural Habitar la línea (Actividades artísticas).
Asociación Cultural t.mayúscula (Coordinadora del espacio de producción artística omnívoros).
Asociación de Autores de Iluminación (AAI).
Asociación de Empresarios del Comercio del Libro de Madrid. Gremio de Libreros.
Asociación GEMA (Grupos Españoles de Música Antigua).
Asociación La noche del cazador.
Asociación Madrileña de Compositores (AMCC).
Asociación de Malabaristas de Madrid – Escuela CARAMPA.
Asociación de Revistas Culturales de España (ARCE).
Centro de Arte VASARI.
CIMA (Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales).
COABDM (Plataforma por la Creación del Colegio Profesional de Archiveros, Bibliotecarios y Documentalistas de Madrid).
Coordinadora de Salas Alternativas de Madrid (Salas de exhibición de Artes Escénicas de pequeño y mediano formato).
Consejo de Críticos de Artes Visuales.
CCOO Madrid.
Derechos de Autor de Medios Audiovisuales – DAMA.
Editorial Dos Bigotes.
EL PLANETA DE LOS LIBROS.
Emprendo Danza (Asociación de Compañías de Danza de Madrid).
Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid.
FEMA (Federación de Asociaciones de Músicos).
Fundación Biblioteca Social.
Fundación Sindical Ateneo 1º de Mayo.
IN-SONORA. Muestra de Arte Sonoro e Interactivo.
JAM (Junta de autores de música).
La Noche en Vivo (Asociacion de Salas de Musica en Directo de Madrid).
LIGA DE LAS ARTES.
MADPAC (Asociación de Profesionales de las Artes Circenses de Madrid).
MCyP (Madrid Ciudadanía y Patrimonio).
MUS 21 (Cooperativas de Músicos).
PLATAFORMA EN DEFENSA DE LA CULTURA.
Plataforma Nuevos Realizadores (PNR).
SEyTA, Sociedad española de Estética y Teoría de las Artes.
Sílex ediciones (Editorial dedicada a la historia, arte español, Museo del Prado y biografías).
Sindicato de Guionistas ALMA.
Sindicato de técnicos audiovisuales y cinematográficos del estado español.
Unión de Actores y Actrices.
Unión de cineastas.
UFi (Unión Fonográfica Independiente).
Vallecas Todo Cultura.

Adhesiones individuales:

Pablo Padilla Estrada. Diputado de la Asamblea de Madrid.
Pablo Iglesias Simón. Director de escena, dramaturgo, diseñador de espacios sonoros y profesor de la RESAD.
Diego Rodríguez Blázquez. Director del Festival Márgenes y Visual Cine Novísimo.
José Sánchez Sanz. Compositor, músico y docente.
Garikoitz Gamarra Quintanilla. Compositor, músico y docente.
Miguel Álvarez Peralta. Profesor de periodismo en la universidad pública.
Pablo Mazo Agüero. Editor.
Abel Hernández (El Hijo, Emak Bakia, Migala). Compositor, docente, escritor y músico.
Ana Valiente Pérez.
Pilar Muñoz López (Archivera bibliotecaria del Ayuntamiento de Madrid).
Ana Julia Salvador Esteban. Bibliotecaria de la Comunidad de Madrid.
Pilar Aguilar Solves. Conservadora-restauradora de bienes culturales.
Diana Díaz del Pozo. Arqueóloga.
Miguel Ángel Sáez.
Sandra Rodríguez Bermejo. Archivera-Bibliotecaria de las Cortes Generales.
Irune Martín. Profesora de Danza.
Cristina Regueira. Actiz. Animadora Sociocultural.
Marta Cuesta Salceda. Arqueóloga.
Carlos Alberto Martins. Periodista y Gestor Cultural.
Natalia Ortega Chíes. Gestora Cultural y Subdirectora en Escuela de Interpretación Cristina Rota/Sala Mirador.
Verónica Parizzi Doynel. Gestora Cultural, Coordinadora de Teatrorama y Sala El Umbral de Primavera.
Pilar Mohedano Garcia. Licenciada en Coreografía de Danza contemporánea. Bailarina, docente y regidora de artes escénicas.
Fernando López Rodríguez. Miembro del International Dance Council de la UNESCO.
Mercedes Condés Obón. Concejala de Leganemos.
Chete Lera. Actor.
Ángel Solo. Actor.
Belén Sánchez Higueras. Psicóloga’.

 

Por qué la suma de Google+Amazon no es igual a una biblioteca pública

Una entrada, de principios del verano, del blog ‘Bibliotecas 2029’:

Capitalismo “cultural”

Posted on 24 de junio de 2015 por pedr0q

Hace tiempo leímos un artículo donde se defendía una idea perversa* que podría tener calado social en caso de admitir sus presupuestos sin una mínima crítica. El artículo se titulaba Capitalismo cultural (pinchen en el título para acceder al texto) y lo firmaba Juan Ramón Rallo, un adalid del neoliberalismo que -como tantos otros adscritos a esta corriente- vive de un sueldo público. Es miembro del Instituto Juan de Mariana, una institución que se jacta de no recibir subvenciones públicas de ningún tipo y de mantener una absoluta independencia de criterio (aunque habría mucho que discutir sobre esas afirmaciones).

El concepto que defiende Rallo lo hemos visto ya en repetidas ocasiones pero él va más allá y pone nombre a los protagonistas, podríamos resumirlo como

“En el caso de los libros, Google e Internet Archive ya nos están proporcionando acceso gratuito y a un clic a todas las obras de la humanidad que sean de dominio público; a su vez, Amazon comenzará a ofrecernos una tarifa plana de 10 dólares mensuales para disponer de un catálogo en permanente expansión de obras que retienen el copyright. Todo ello sin necesidad de obligar a nadie a pagar por lo que no quiere. [… Sería] pertinente caracterizarlo como la innovación disruptiva que terminará por reemplazar a las bibliotecas municipales. A cambio de una pequeña cuota, cualquier familia podrá echar mano de un vasto repertorio de libros en continua actualización y ampliación.”

Es decir, Google y Archive.org nos acercarán las obras en dominio público y Amazon todas las demás. Dónde quedan Europeana o la Digital Public Library of America, por ejemplo, no lo dice; qué haremos con las miles de páginas mal escaneadas por Google al ser tratadas como bultos sospechosos, tampoco.

Como muchas otras ideas ésta se muestra atractiva por dos motivos: la simplicidad y el desconocimiento por parte del oyente. En realidad son el mismo motivo, la idea es simple porque oculta información sobre lo que es realmente una biblioteca pública mientras que el lector no se pregunta si falla algo en la argumentación porque tiene un concepto demasiado básico acerca de eso mismo. De ahí la importancia creciente de poner de manifiesto el valor de nuestros centros bibliotecarios.

Hay muchas más razones para contradecir a Juan Ramón Rallo pero aquí dejamos estas diez (con su colofón) que pueden servir para iniciar una larga lista ¿nos cuentas la tuya?’

capcult1

Una arquitecta, Paloma Sobrini Sagaseta de Ilúrdoz, será la nueva responsable de las bibliotecas de la Comunidad de Madrid

Al confirmar la desaparición de la Dirección General relativa a bibliotecas en la Comunidad de Madrid, BST señalaba que estaba aún vacante el puesto de Director General del Patrimonio Cultural en la que ahora se mezclaban  a la antigua Dirección General de Patrimonio Histórico y a la Dirección General de Bellas Artes, del Libro y de Archivos.

Ahora ya se ha cubierto el puesto y está claro que en la elección del mismo ha primado la parte de patrimonio histórico que la de bibliotecas. La elegida es una arquitecta de largos y aristocráticos apellidos: Paloma Sobrini Sagaseta de Ilúrdoz.

Paloma Sobrini, en su casa de Aravaca. / CLAUDIO ÁLVAREZ (Fuente El País. 2007)

Paloma Sobrini, en su casa de Aravaca. / CLAUDIO ÁLVAREZ (Fuente El País. 2007)

En la carrera profesional de la nueva responsable de las bibliotecas madrileñas destaca haber sido decana del Colegio Oficial del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM). Precisamente a su nombramiento, en el año 2007, acudió Esperanza Aguirre:

Aguirre asiste toma posesión decana Colegio Arquitectos

Una foto más reciente de Paloma Sobrini entregando unos trofeos de golf. Fuente Club de Golf de Arquitectos de Madrid.

Una foto más reciente de Paloma Sobrini entregando unos trofeos de golf. Fuente Club de Golf de Arquitectos de Madrid.

Aunque también ha participado en una campaña -‘Gente Valiente’- de Cortefiel como se puede ver en este otro video:

Conoce a Paloma Sobrini, ex decana del Colegio de Arquitectos de Madrid y protagonista de Gente Valiente en Cortefiel.