#NoSinArchivos : archiveros contra la escandalosa destrucción de documentos en Ayuntamiento Madrid

Tras el casi seguro cambio de gobierno en el Ayuntamiento de Madrid -y en otros lugares- se está produciendo una alarmante destrucción de documentos públicos por parte de las administraciones salientes.

Decenas de bolsas de basura con documentos triturados frente al Palacio de Cibeles, en la calle Montalbán. Fuente: eldiario.es

Decenas de bolsas de basura con documentos triturados frente al Palacio de Cibeles, en la calle Montalbán. Fuente: eldiario.es

El hecho está siendo criticado desde diferentes ámbitos. Por supuesto también desde la archivística. Los archiveros recuerdan que su código ético impide la destrucción de documentos con el fin, presuntamente, de eliminar pruebas de actividades delictivas.

Se está utilizando el hashtag  #NoSinArchivos para denunciar todos los casos detectados por los profesionales. Además se propone como lema para el próximo Día Internacional de los Archivos del próximo 9 de junio.

Estos son algunos de los tweets de archiveros sobre el grave asunto:

#Triturandolademocracia 1

#Triturandolademocracia 4

#Triturandolademocracia 2

Contra la corrupción y la privatización de los archivos públicos

Un artículo de El País, de hace ya tiempo, pero actual en su defensa de los archivos públicos -de verdad- como arma contra la corrupción:

Despacho de cristal

Archivos públicos y secreto de Estado

España necesita un marco jurídico menos confuso en materia de acceso a documentos

PATRICIO FERNÁNDEZ GARCÍA

[…]

Pero si lo que interesa es que, como en su día señaló Eduardo García de Enterría, la Administración actúe “en despachos de cristal, a la vista de todos los ciudadanos”, será mejor centrar el debate en el derecho de acceso a los archivos, a los documentos fiables y auténticos —en soporte electrónico o en papel— que produce la Administración.

Los archivos públicos no son herméticas instituciones decimonónicas que interesen en exclusiva a los historiadores. La trascendencia de los documentos en ellos custodiados desborda la dimensión cultural que tradicionalmente se les ha atribuido, para afectar a intereses vitales para los ciudadanos. Así, los archivos son, por encima de cualquier otro aspecto, garantía de los derechos de los ciudadanos e instrumentos determinantes de la eficacia y eficiencia del Estado. Su correcto funcionamiento, a cargo de funcionarios independientes, es la condición necesaria para cualquier proyecto de modernización de la Administración que persiga no sólo más transparencia, sino también la racionalización de los procedimientos administrativos, así como un mejor aprovechamiento de los recursos públicos.

A pesar de las indudables mejoras de las últimas décadas, es mucho el camino por recorrer. La falta de atención a los archivos públicos ha llevado, en ocasiones, a entregar sus fondos documentales a la onerosa gestión de empresas privadas, que están pasando a controlar información tan delicada para la ciudadanía como la generada por los hospitales públicos. La situación no es mejor en lo referido a la gestión y custodia de documentos en soporte electrónico. Las administraciones que mejor han trabajado en esta materia han impulsado comisiones calificadoras que contribuyen a ordenar el denominado ciclo vital de la documentación pública, desde que es producida hasta que, en función de sus distintos valores, es destruida o pasa a ser custodiada definitivamente en un archivo histórico.

Si España contase con un marco jurídico menos confuso y contradictorio en materia de acceso, se podría trabajar igualmente para calificar los distintos niveles de acceso a la documentación. Ello evitaría la arbitrariedad con que, en ocasiones, se permite o deniega la información. De este modo, se podrían combatir más eficazmente los casos de corrupción, porque, además de facilitar el acceso de los ciudadanos a la documentación pública, se fortalecería la labor de la Justicia en la persecución de esos delitos y se favorecería el ejercicio del buen periodismo, sustentado en datos fiables y no en especulaciones interesadas. De paso, los españoles evitaríamos el bochorno de conocer aspectos relevantes de nuestro pasado gracias a la desclasificación de documentos custodiados, por ejemplo, en los Archivos Nacionales Británicos.

Si se desea avanzar sinceramente en políticas de modernización de la Administración, que respondan a principios razonables de austeridad y contribuyan a una auténtica transparencia, habrá que desvelar el mayor secreto que guarda el Estado, el de la propia existencia de esos seguros arsenales de la democracia y el buen gobierno que son los archivos públicos.

Patricio Fernández García es archivero de la Administración de Castilla y León’.

Miguel Ángel Recio dirigirá las bibliotecas y archivos estatales

La noticia es del diario El País:

El nuevo director de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas, Miguel Ángel Recio. / MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE

El nuevo director de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas, Miguel Ángel Recio. / MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE

Miguel Ángel Recio deja el INAEM para dirigir Bellas Artes y Archivos

EL PAÍS Madrid 3 OCT 2014

El Consejo de Ministros acaba de aprobar dos modificaciones al frente de dos de los principales organismos culturales. Miguel Ángel Recio, hasta ahora director del INAEM (Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música), pasa al frente de Bellas Artes, Bienes Culturales y Archivos y Bibliotecas. El cargo estaba ocupado por Jesús Prieto, cuyo cese se debe según un comunicado del Ministerio de Cultura a “motivos personales”. El sillón que Recio deja libre al mando del INAEM pasa a Montserrat Iglesias, directora de Cultura del Instituto Cervantes.

[…]

“El perfil de Recio [previamente director gerente del Thyssen] tiene mucho que ver con la cartera de Bellas Artes”, explican desde la secretaría de Estado de Cultura respecto al nombramiento. El exdirector del INAEM tendrá que afrontar los recortes que los Presupuestos del Estado presentados el martes prevén para sus carteras. En concreto, Archivos perderá un 5,32% (de 26,67 a 25,25 millones), Bibliotecas un 1,2 (de 43,20 a 42,64 millones) y Conservación de Bienes Culturales un 6,75% (de 19,8 a 18,5 millones)’.

Nuevo Portal de Archivos de la Comunidad de Madrid

Esta es la noticia del Portal del Lector:

Portal de archivos

‘Nace el Portal de Archivos de la Comunidad de Madrid

ABIERTO 24 HORAS, TODOS LOS DÍAS DEL AÑO

El Portal de Archivos de la Comunidad de Madrid nace como un punto de acceso único, fácil, ágil, universal y abierto las 24 horas del día, los 7 días de la semana y los 365 días del año a toda la información sobre los centros de archivo de la Comunidad de Madrid y los documentos custodiados en los mismos, así como sobre el sector archivístico y el patrimonio documental de la región.

 

Esta nueva herramienta ofrece importantes servicios y ventajas a sus usuarios, ya que podrán solicitar información o préstamo de documentos, reproducciones de los mismos o realizar búsquedas con un solo clic y desde su ordenador.  El Portal de Archivos incorpora, además, un buscador de documentos, que permitirá localizar, mediante una sencilla búsqueda, documentos de libre acceso y a disposición de todos los usuarios, visualizar su imagen y descargarla.

Gracias a este buscador cualquier usuario podrá acceder desde su casa a una variada información y curiosear la historia de Madrid conociendo, por ejemplo, cómo era el Retiro a comienzos del siglo XX a través de una interesante colección de tarjetas postales, o bucear en nuestra historia contemporánea consultando los documentos de los fondos Juan Donoso Cortés o Nicolás María de Urgoiti y las imágenes de los fondos fotográficos de Martín Santos YuberoCristóbal PortilloJuan Moya o Galerías Preciados

Y si se trata de curiosear imágenes de Madrid y de sus pueblos, el portal de archivos da la posibilidad de acceder a ‘Madrileños’, el archivo fotográfico de la Comunidad de Madrid, construido con las fotografías que miles de particulares de los diferentes municipios de la región han cedido para este proyecto.

Además, el Portal de Archivos de la Comunidad de Madrid ofrece una amplia información sobre el funcionamiento y actividades desarrollados por los archivos madrileños y sus órganos de gestión, así como datos puntuales de los centros  y de los fondos que en ellos se custodian. De este modo, los ayuntamientos de la región podrán encontrar información precisa para solicitar las ayudas que anualmente concede la Comunidad en materia de archivos y los ciudadanos que posean algún legado documental sabrán cómo donarlo o venderlo si ese fuera su interés.

El Censo del Patrimonio Documental y el Directorio de Archivos de la Comunidad de Madrid también tienen su espacio en este portal, donde además se ofrecen todos los resultados de la estadística de archivos que nos permiten conocer la situación de los archivos madrileños públicos y privados.

Servicios online
A través de esta herramienta online podrán solicitarse visitas guiadas al Archivo Regional y al Archivo Histórico de Protocolos de Madrid, así como la realización de talleres pedagógicos para niños, que se desarrollan con los colegios e institutos de la Comunidad y que permiten que los más jóvenes se acerquen a los archivos y conozcan qué son, para qué sirven y el importante patrimonio documental que custodian

El Portal de Archivos ofrecerá una continua difusión de sus fondos a partir de informaciones diarias, exposiciones virtuales, y secciones fijas como ‘El documento del mes’ e intentará acercarse a todos los públicos mostrando las muchas curiosidades y anécdotas que encierran los documentos de los fondos que custodian los archivos de la Comunidad de Madrid.

También de gran utilidad son las secciones  de ‘Noticias’ y ‘Los archivos en los medios’ que ofrecen toda la información sobre archivos aparecida en madrid.org y en los medios de comunicación.  Además, el Portal cuenta con un espacio destinado a los profesionales de la archivística con toda la información sobre cursos, congresos, y jornadas profesionales, así como con un extenso recopilatorio de legislación y enlaces de interés’.

 

Dificultades en el acceso a los archivos para investigar la guerra civil y la dictadura

La Cátedra Complutense “Memoria Histórica del siglo XX” publicó este documento sobre los problemas que sus investigadores se encontraban en los archivos españoles:

Memoria histórica

 

‘MANIFIESTO

El Acceso a los Archivos y la Memoria Histórica del siglo XX

El acceso sin trabas a los archivos es condición básica para la investigación histórica y para garantizar los derechos de la ciudadanía a conocer su pasado y a la información y la transparencia en la gestión pública, tal como establecen las leyes y la Constitución vigentes.

Sin embargo, estos derechos no siempre están asegurados. Para los ciudadanos y los estudiosos de la historia y la memoria democrática, antifascista y social de la España del siglo XX, el pleno acceso y sin restricciones a los archivos es una cuestión pendiente, especialmente si se refieren a los periodos de la II República, Guerra Civil, el Franquismo y la Transición. Lo cual, además, ha frustrado la posibilidad de atender el derecho a la Verdad, a la Justicia y a la Reparación que demanda el Derecho Internacional Humanitario para las víctimas de la Guerra Civil y del Franquismo.

Creemos que el principal obstáculo en el acceso a los archivos estriba en la ausencia de una normativa legal adecuada y de una política archivística coherente que proteja, ordene y difunda ese patrimonio cultural común de modo abierto y eficaz. Algo que vienen exigiendo reiteradamente en las últimas décadas investigadores, archiveros y demás profesionales relacionados con la documentación’.

Es recomendable seguir leyendo completo el Manifiesto donde se trata además de:

  • FONDOS VETADOS O SIN CATALOGAR
  • DOCUMENTACIÓN EN MANOS INDEBIDAS
  • UNA NORMATIVA LEGAL FARRAGOSA Y OBSTACULIZADORA
  • AUSENCIA DE POLÍTICA ARCHIVÍSTICA
  • REITERADAS DENUNCIAS DEL PROBLEMA’