‘La muerte del bibliotecario de Cuatro Caminos’

Dentro de muy poco será ya el año cuando las bibliotecas públicas madrileñas celebrarán su cien cumpleaños (1915-2015). Concretamente la centenaria será la Biblioteca Ruíz Egea que sigue estando aún en el mismo lugar donde se inauguró como Biblioteca Popular de Chamberí en 1915.

A BST siempre la intrigó saber el porqué del nombre de esa biblioteca. ¿Quién era Ruíz Egea? Y lo ha descubierto -junto con una más de las truculentas historias de nuestra Guerra Civil- en el libro de Carlos García-Alix,  ‘El honor de las injurias: Busca y captura de Felipe Sandoval’:

Ruíz Egea

 

Scan2

Clique en la imagen para verla mejor

 

 

Scan4

¿Celebrará la Comunidad de Madrid, en el año 2015, el centenario de las bibliotecas públicas en Madrid?

Es una fecha que, desde luego, hay que tener en cuenta. Fue hace 99 años, en el año 1915, cuando comenzó a funcionar la primera biblioteca pública en Madrid. Además resulta que esa primera biblioteca sigue funcionando, aún hoy en día, en el mismo lugar donde estaba entonces. Se trata de la Biblioteca Ruíz Egea de la Comunidad de Madrid.

A Bibliotecaria Sin Tijeras la parece totalmente necesario que para el centenario (o sea para el  año que viene 2015) se prepare una conmemoración como es debida. La Comunidad de Madrid heredera de las Bibliotecas Populares debe encargarse de ello.

Para darse cuenta de lo que significaron estas bibliotecas en su época, conviene leer el capítulo 8 de la tesis doctoral de Marta Torres Santo Domingo: La Biblioteca de la Universidad de Madrid durante la Segunda República y la Guerra Civil . De dicho capítulo 8 dedicado a ‘la lectura pública de Madrid durante la guerra’ seleccionamos estos párrafos (págs. 314-316):

Ruíz Egea

 

‘Por Real Decreto de 10 de noviembre de 1911 se crearon dos bibliotecas populares, una en Madrid y otra en Barcelona, y su preámbulo es modélico para la historia de la biblioteconomía española pues daba carta de naturaleza al nacimiento de una política bibliotecaria hasta entonces marginal en el desarrollo cultural del país:

[…]

Ello significa que, por fin, estaban naciendo en España las bibliotecas públicas según el modelo del mundo anglosajón, concebidas no como conservadoras de fondos bibliográficos históricos sino como un servicio social para el desarrollo y disfrute de la cultura por parte de los ciudadanos.

[…]

En Madrid, la primera Biblioteca Popular se creó en 1915 en Chamberí, en el local de un grupo escolar existente en la calle Villaverde [i. e. Raimundo Fernández Villaverde] nº 2. Ese mismo año se abrió la de la Inclusa en la Ronda de Toledo nº 7. En 1922 se creó la Biblioteca Popular de Buenavista, cuyo primer local se instaló en la calle Don Ramón de la Cruz 60 y, posteriormente, se trasladó a la calle Núñez de Balboa nº 85. En 1926 a estas Bibliotecas se sumaron las de Hospicio en la calle San Opropio nº 14, La Latina en la calle Mayor nº 85 y la del Hospital en el Paseo de las Delicias nº 22. La última creación de este periodo, en 1929, fue la Biblioteca de Centro “José de Acuña”, en un local situado en la Gran Vía 45 esquina con la calle Silva. Durante la Segunda República se abrieron otras dos bibliotecas en otros barrios [Nota de Plaf COABDM: en esos años, en realidad, ambos eran municipios independientes de Madrid] de la ciudad, Vallecas y Chamartín de la Rosa’.

Bibliotecas en Chamberí: la Central se reabre y la Ruíz Egea reduce su horario.

Gracias a nuestro informante Miguel José nos enteramos que justo hoy por fin se ha reabierto la Biblioteca Central. Es una noticia estupenda para comenzar este nuevo curso.

Aunque como dice él mismo “Menuda vergüenza”. Ha pasado mucho tiempo desde aquel 12 de abril en el cual dijeron que se iba a reabrir.

Lo último que sabíamos sobre el tema es lo que nos decía la periodista Elena G. Sevillano, siempre interesada en las bibliotecas madrileñas en un artículo en “El País”:

Sin noticia de una próxima apertura, al menos a la entrada de la biblioteca. Puertas cerradas, actividad cero y ni rastro de contenedores de obras, por más que una nota avise: “Cerrada por obras”. La biblioteca pública Central de la Comunidad de Madrid, que cuenta con casi 120.000 libros y 146 puestos de lectura, lleva sin prestar un libro desde el 20 de febrero. Iba a ser una reparación breve, a juzgar por la fecha de reapertura que se anunció, el 12 de abril, pero más de tres meses después la biblioteca, en la calle de Felipe el Hermoso, 4 (Chamberí), continúa sin abrir al público.

El cierre se debió “a la realización de una obra para la sustitución del aljibe del sistema de extinción de incendios”, explicó ayer una portavoz de la Consejería de Cultura. Tarea que se aprovechó para “iniciar una rehabilitación que permitirá ampliar el centro a una planta más”. La biblioteca, añadió, abrirá en septiembre.

En fin al menos este último plazo si se ha cumplido y además a 1 de septiembre.

Por cierto que le señalamos una errata a los responsables de la página web. En Novedades dice:

REAPERTURA DE LA BIBLIOTECA CENTRAL, SE REANUDAN LOS PRESTAMOS Y LAS DEVOLUCIONES.
ESTE CENTRO ADEMÁS TENDRÁ HORARIO DE APERTURA EXTRAORDINARIA, DESDE LAS 21 HORAS DEL 21 DE SEPTIEMBRE HASTA LAS 9 HORAS DEL 20 DE SEPTIEMBRE.

Lo malo es que buscando datos  sobre esto hemos visto que la otra biblioteca de la CAM en Chamberí, la Ruíz Egea ha reducido su horario de servicios. Ahora no abre los sábados por la mañana. El horario ahora es:

Biblioteca Ruíz Egea

Lunes a Viernes de 9 h. a 21 h.

Ya es la tercera biblioteca de la red -junto con la Pedro Salinas y la Luis Rosales- que ha dejado de abrir los sábados por la mañana.  Parece que la Ruíz Egea dejó de abrir hace tiempo y como en los otros casos también por falta de personal.

Además, según nuestras noticias, en agosto se restringió el servicio de internet por las tardes. Está claro que por mucho que se publiciten las Bibliotecas de la CAM sufren un déficit de personal que, tarde o temprano, repercute en los servicios y en los usuarios.