¿Celebrará la Comunidad de Madrid, en el año 2015, el centenario de las bibliotecas públicas en Madrid?

Es una fecha que, desde luego, hay que tener en cuenta. Fue hace 99 años, en el año 1915, cuando comenzó a funcionar la primera biblioteca pública en Madrid. Además resulta que esa primera biblioteca sigue funcionando, aún hoy en día, en el mismo lugar donde estaba entonces. Se trata de la Biblioteca Ruíz Egea de la Comunidad de Madrid.

A Bibliotecaria Sin Tijeras la parece totalmente necesario que para el centenario (o sea para el  año que viene 2015) se prepare una conmemoración como es debida. La Comunidad de Madrid heredera de las Bibliotecas Populares debe encargarse de ello.

Para darse cuenta de lo que significaron estas bibliotecas en su época, conviene leer el capítulo 8 de la tesis doctoral de Marta Torres Santo Domingo: La Biblioteca de la Universidad de Madrid durante la Segunda República y la Guerra Civil . De dicho capítulo 8 dedicado a ‘la lectura pública de Madrid durante la guerra’ seleccionamos estos párrafos (págs. 314-316):

Ruíz Egea

 

‘Por Real Decreto de 10 de noviembre de 1911 se crearon dos bibliotecas populares, una en Madrid y otra en Barcelona, y su preámbulo es modélico para la historia de la biblioteconomía española pues daba carta de naturaleza al nacimiento de una política bibliotecaria hasta entonces marginal en el desarrollo cultural del país:

[…]

Ello significa que, por fin, estaban naciendo en España las bibliotecas públicas según el modelo del mundo anglosajón, concebidas no como conservadoras de fondos bibliográficos históricos sino como un servicio social para el desarrollo y disfrute de la cultura por parte de los ciudadanos.

[…]

En Madrid, la primera Biblioteca Popular se creó en 1915 en Chamberí, en el local de un grupo escolar existente en la calle Villaverde [i. e. Raimundo Fernández Villaverde] nº 2. Ese mismo año se abrió la de la Inclusa en la Ronda de Toledo nº 7. En 1922 se creó la Biblioteca Popular de Buenavista, cuyo primer local se instaló en la calle Don Ramón de la Cruz 60 y, posteriormente, se trasladó a la calle Núñez de Balboa nº 85. En 1926 a estas Bibliotecas se sumaron las de Hospicio en la calle San Opropio nº 14, La Latina en la calle Mayor nº 85 y la del Hospital en el Paseo de las Delicias nº 22. La última creación de este periodo, en 1929, fue la Biblioteca de Centro “José de Acuña”, en un local situado en la Gran Vía 45 esquina con la calle Silva. Durante la Segunda República se abrieron otras dos bibliotecas en otros barrios [Nota de Plaf COABDM: en esos años, en realidad, ambos eran municipios independientes de Madrid] de la ciudad, Vallecas y Chamartín de la Rosa’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s