Celebramos el día del libro con el nuevo Boletín e-@ByD.

El nuevo número del Boletín e-@ByD de nuestra Plataforma COABDM ya está publicado. Aquí teneís el editorial:

Día del Libro, buenas noticias dentro de malas noticias.

(Editorial)

   Un año más celebramos la llegada del Día del Libro, en estos momentos acuciados por la crisis que nos toca vivir y por el tijeretazo a la cultura.
Necesarios o no, eso lo dejamos para la percepción de cada uno, lo cierto es que nos van a afectar y mucho. Buenas noticias, porque pese al momento en el que nos encontramos, la asistencia a las bibliotecas se va multiplicando por motivo de la crisis, indicandonos que los ciudadanos siguen interesandose por la cultura. Buenas noticias también porque hoy hay programado un número ingente de actividades para conmemorar el Día del Libro.
Os invitamos a participar  en todas las actividades que se celebren en el día de hoy, ya sea en Madrid con el Día del Libro y la Noche de los Libros o en cualquier punto de nuestra geografía.

Bienvenidos a un número más del Boletín e-@ByD.


Este mes nos ha concedido una entrevista Jose Manuel Pelechano Rodríguez, Técnico Especialista I en Bibliotecas y Documentación de la Universidad Politécnica de Madrid, que nos cuenta que requisitos debe de disponer una biblioteca para ser accesible:

‘El poner una rampa, solamente, no hace accesible a una biblioteca, se tienen que dar otras características como:

  • El entorno donde se encuentra ubicada la biblioteca debe ser accesible.
  • Los transportes estén adaptados, que existan plazas de aparcamiento  para personas con discapacidad.
  • La señalización dentro de la biblioteca sea clara y accesible.La actitud del personal, sea profesional y bajo unas normas de trato existentes.
  • El mobiliario sea el adecuado.
  • Los fondos, contengan libros sonoros y en braille, que existan lupas, pantallas de ordenador con aumento, etc.
  • En resumen todo aquello que facilite el acceso a todas las personas. Con la discapacidad no se nace solamente, en el transcurso de la vida se puede dar alguna circunstancia que nos hace personas con alguna discapacidad’.

La entrevista completa se puede leer aquí.

El embajador de Estados Unidos aconseja el uso de voluntarios.

Y esta es otra recomendación de lectura que nos ha hecho Timothy Chapman. Desde luego que Bibliotecaria Sin Tijeras admite que, como el mismo coordinador general de Las Artes del Ayuntamiento de Madrid dice el artículo da pie a un amplio debate sobre todo pensando en el posible uso de los voluntarios en las bibliotecas de Madrid.

ALAN D. SOLOMONT Embajador de EE UU en España

“El Gobierno no puede resolverlo todo, el ciudadano debe participar”

El embajador se ha involucrado en la Cumbre Mundial de la Innovación en el Voluntariado

El embajador Alan D. Solomont (Boston, 1950) ha sido definido de muchas maneras: empresario de éxito, diplomático, filántropo, prolífico recaudador de fondos (para el Partido Demócrata)… Sin embargo, la etiqueta con la que afirma sentirse más cómodo es la de ciudadano. “Ser ciudadano en una sociedad democrática implica tener derechos, pero también responsabilidades”, anota con vehemencia el diplomático, que ya se presentó ante la sesión del Senado en la que debía ser confirmado declarando: “He sido designado en un momento en el que el presidente y el Congreso han instado a los ciudadanos a remangarse y trabajar juntos para resolver los problemas de nuestra comunidad, de nuestra nación y del mundo. Me presento ante ustedes como uno de esos ciudadanos. Nada más y nada menos”.

El embajador Alan D. Solomont, durante la entrevista en su residencia. / GORKA LEJARCEGI

Leer más…

¿Quién está detrás de los voluntarios en las bibliotecas?

Retomando el tema de los voluntarios, Bibliotecaria Sin Tijeras se fijó en algo que se decía en las noticias:

‘El Ayuntamiento de Madrid […] precisó que estas personas proceden de la Fundación Voluntarios por Madrid a través de un convenio suscrito con el área de Familia y Servicios Sociales’.

Y claro BST se puso a investigar en la web de dicha Fundación. Desde luego lo primero que la sorprendió era la ristra de logos de empresas que se deslizaban, de un modo un tanto mareante, en la parte inferior de la página. ¿Eran anuncios?. No, no lo eran descubrió BST cuando se metió en la sección Patrocinadores:

‘La Fundación Voluntarios por Madrid ha contado, desde el inicio de sus actividades, con la estrecha colaboración de entidades patrocinadoras para la realización de sus actuaciones y programas, interviniendo a través de convenios de colaboración, en proyectos de máxima calidad en los ámbitos de lo social y del voluntariado. Esto les ha proporcionado a las entidades, las correspondientes ventajas fiscales y de visibilidad que conlleva un patrocinio’.

Está bien, se dice BST, esa colaboración. Las empresas ponen algo de dinero y a cambio obtienen publicidad y rebajas de impuestos:

Un ejemplo práctico de colaboración altruista empresa/voluntariado sería el del programa

Fundación Barclays-Banca Para Un Futuro Mejor

La Fundación Barclays, a través de su Programa ‘Banca para un Fututo [sic] Mejor’, aporta 15.000 euros para el desarrollo de este proyecto que lleva a cabo la Fundación Voluntarios por Madrid, iniciativa municipal y de carácter social fundada por el Ayuntamiento de Madrid.’

‘A la firma del convenio han asistido el director gerente de la Fundación, Evelio Acevedo y la Comisionada Ejecutiva de la Fundación Voluntarios por Madrid y Directora General de Familia Infancia y Voluntariado del Ayuntamiento de Madrid, Dolores Flores Cerdán’.

FESABID también muestra su preocupación por los recortes en las bibliotecas.

Según un artículo publicado en El País con el título: ¿Adiós a los nuevos lectores? [Las negritas son nuestras]:

‘[…] En todas las Comunidades Autónomas, Diputaciones y Ayuntamientos se han visto reducidos los presupuestos en porcentajes que oscilan entre un 10% y el 100%, según partidas. Son datos que han pasado las diferentes asociados a Fesabid (Federación Española de Sociedades Archivísticas, Biblioteconomía, Documentación y Museística). Para su presidenta, Margarita Taladriz, más que las cifras, lo importante son las consecuencias que esta situación está teniendo para los ciudadanos, las bibliotecas, los servicios que ofrecen y los profesionales que los gestionan.

En el caso de las bibliotecas públicas en Cataluña, los recortes en personal están teniendo algunas consecuencias: “Algunos profesionales están siendo despedidos o se han aplicado reducciones de horario al personal interino existente; se ha suspendido la contratación de nuevo personal interino (para sustituir vacantes, permisos, bajas, etcétera.); se ha puesto en marcha la reducción o cancelación de la oferta de empleo público (falta de consolidación de las plazas‐una parte importante de la plantilla de bibliotecas, que ha crecido mucho en los últimos años, está formada por interinos; alguna biblioteca que está en obras no podrá abrir sus puertas, etcétera.). El Decreto‐Ley 1/2012, de 5 de enero, de medidas urgentes para la reducción del déficit en la Comunitat Valenciana, entre otras, reduce la contratación de empresas que cubrían servicios que la administración no dotaba y que había optado por externalizar hace ya tiempo. Sin personal no se puede dar un servicio y esto está llevando al cierre de algunas bibliotecas”.

En dicha línea, agrega Taladriz, estaría el caso del Concello de Ames (A Coruña) en el que, alegando motivos económicos, se propone el despido de 3 trabajadores de los 5 existentes en la biblioteca municipal. “Actualmente la biblioteca cuenta con dos puntos de servicio. Con esta propuesta cada uno de los 2 puntos de servicio quedarían cubiertos por una única persona, lo que es garantía de que muchos días la biblioteca permanecerá cerrada al público. En el caso de Madrid, en el colectivo bibliotecario se ve con preocupación la propuesta de voluntariado de las autoridades responsables de estos servicios públicos, no por el voluntariado en sí, sino por el momento en el que surge, porque se tiene la percepción de un cierto desconocimiento del trabajo profesional, que se lleva a cabo en las bibliotecas” […].

Leer mas…

ANABAD trata de la crisis en las bibliotecas, los voluntarios y la unificación de redes en Madrid.

Recientemente ANABAD ha publicado un artículo con el título «La crisis en las bibliotecas»  en el cual su vicepresidente José María Nogales Herrera hace un repaso a fondo del tema. En el mismo se hace una especial referencia a la situación de las bibliotecas en Madrid.

Bibliotecaria Sin Tijeras piensa que lo mejor es leer el texto íntegramente pero en todo caso va a citar las partes que le han resultado más relevantes:

‘La situación se recrudeció cuando se empezó a ver que las plantillas quedaban congeladas en el mejor de los casos, en muchas ocasiones, disminuidas; que las jubilaciones no se cubrían y los contratos vencidos no se renovaban. En esa situación se produjeron ciertas declaraciones de la Sra. Alcaldesa de Madrid que en torno a la noticia de la dificultad en la apertura de tres nuevas bibliotecas ya concluidas en la ciudad, argumentaba que habría que recurrir a la labor del voluntariado para poder resolver la situación.

Tras estas manifestaciones (fuera de sentido) se nos vino a tranquilizar diciendo que no se trataba de realizar tareas profesionales sino otras netamente asistenciales, pero nosotros ya habíamos interiorizado la gran inquietud […]

La escalada de nuestra preocupación continua cuando fruto de la reforma de la legislación laboral se establece que quienes cobren el subsidio de desempleo habrán de realizar trabajos para la comunidad en los ayuntamientos, con esto, a expensas de ulteriores noticias, la línea queda trazada: primero se plantean las dificultades en abrir nuevos centros, después se abre la puerta a los voluntarios y por último la ley obliga a los desempleados a actuar como voluntarios.

El concepto de voluntario-forzoso nos resulta ya conocido por el antiguo servicio militar o por las zafras azucareras de la Cuba revolucionaria. Hoy y aquí nos parece inadmisible conferir el título de voluntario a un trabajo que se ha de hacer de manera forzosa […]

Todo este asunto que nos llega en un momento de profundos cambios, coincide en el caso de Madrid con el proceso abierto para la integración de las redes de bibliotecas municipales y autonómicas que operan en el mismo municipio […]

En primer lugar quiero destacar que esta reorganización se hizo como se hicieron las anteriores organizaciones:

· Sin un plan predeterminado conocido y conocible.

· Sin contar con los profesionales ni con las asociaciones que los representan[…]

Estos cambios afectan, no solo al Ayuntamiento de Madrid y a su Comunidad Autónoma, sino a todos los restantes municipios de la región […]

Una vez transferidos los centros al Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid ha de hacer lo principal: “territorio”; ha de crear el catálogo colectivo, el carnet único, mantener el adecuado software informático colectivo, el servicio universal, todo ello informado por una ley actual y un plan eficaz. Se han de reforzar los servicios de proximidad y los de extensión.

Será el momento de revisar las rutas de bibliobús, la situación de las bibliotecas escolares. Habrá que revisar esa política de salas de estudio, sin libros, sin personal bibliotecario, como si sólo un espacio wifi lo fuera todo; pero también habrá que repensar el papel de las bibliotecas carentes de adecuados recursos informáticos’.

BST sólo quiere añadir que en lo referente al necesario catálogo colectivo en la Comunidad de Madrid, la Subdirectora de Bibliotecas, María Jáudenes nos decía recientemente en una entrevista para el Boletín e-@ByD:

‘Ya hay 14 comunidades autónomas que tienen en marcha el catálogo colectivo (o catálogo único) de su Comunidad. Por tanto, sabemos que este es un proyecto viable y somos conscientes de su potencia como un instrumento de integración y cohesión del sistema público de lectura de la región’.

BST espera que eso signifique que se está trabajando en dicho proyecto.