No al Voluntariado en las Bibliotecas del Ayuntamiento

Ya van a llegar a las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid los #vecinosbibliotecarios voluntarios. La noticia se puede ver en :

Ana Botella pondrá voluntarios en bibliotecas desde marzo

Botella lanza un programa piloto para incluir a voluntarios en las bibliotecas

Comisión de Las Artes del Ayuntamiento de Madrid. Foto : EUROPA PRESS

Por nuestra parte hemos elaborado la siguiente nota de prensa:

No al Voluntariado en las Bibliotecas del Ayuntamiento

La Plataforma COABDM (para la creación de un Colegio Profesional de Bibliotecarios, Archiveros y Documentalistas de Madrid) manifiesta su recelo e incluso su negativa, ante la iniciativa de voluntariado en las bibliotecas, que el Ayuntamiento de Madrid pretende imponer sin los requisitos, a nuestro parecer, óptimos, tanto de profesionalidad como de empleabilidad.

Es cierto que los bibliotecarios siempre han acogido con agrado la ayuda de voluntarios a su labores. Pero en este caso concreto parece que la idea surge del deseo del Ayuntamiento, aludiendo a la situación económica actual, de ahorrar costes en personal más que en aumentar los servicios bibliotecarios (ya de por si depreciados), puesto que no se pretende aumentar el número de profesionales destinados a cubrir las plazas que se demandan, las cuales se cubrirán con voluntarios no cualificados.

La alcaldesa ha dicho: “Hemos tenido la suerte de, con los recursos de los madrileños, tener una serie de infraestructuras; ahora tenemos que ser capaces de que tengan una utilidad. Me niego a pensar que no puedan abrir porque no haya personas voluntarias para ponerlas en marcha  a lo que la Plataforma responde que si se planificaron unas infraestructuras necesarias para el fomento de la lectura y la cultura en la ciudad de Madrid, debieron de hacerse estas planificaciones con buena gestión y acorde con necesidades reales, las cuales también conlleva la contratación de personal especializado y cualificado, por lo que esta medida de choque saca a la luz la mala gestión con la que se ha actuado en este asunto.

Según el Art 3.3 de la Ley 6/1996, de 15 de enero, del Voluntariado, La actividad de voluntariado no podrá en ningún caso sustituir al trabajo retribuido.

Solicitamos como colectivo profesional, perjudicado de primera mano, que se paralice la implantación de voluntarios en las bibliotecas a tenor de conocer las peculiaridades y matices que no nos han sido comunicados, y procurar llegar a un acuerdo que sea efectivo para el buen funcionamiento de la red de bibliotecas, ofreciendo un servicio de calidad que los ciudadanos demandan y merecen.

En el caso de que se continúe con este plan, estaremos atentos y vigilantes a comprobar que este proyecto de voluntariado no usurpe tareas de los empleados de las bibliotecas.

En cualquier caso está claro que a base de voluntarios no se va a solucionar el problema, que es tener tres bibliotecas -Víctor Espinós en Conde Duque, Casa de Fieras en Retiro  y San Isidro en Carabanchel- cuyos edificios están terminados y a la espera de apertura. La solución sería que el Ayuntamiento llame a interinos de las bolsas de empleo que están legalmente constituidas para casos como este.

Voluntarios en bibliotecas… ¡no! Mejor ponemos parados.

Gracias a un correo de Daniel Becerra en Iwetel, Bibliotecaria Sin Tijeras ha sido alertada de la preocupante posibilidad abierta por la Reforma Laboral recién aprobada:

Si soy un parado con prestación, ¿a qué estoy obligado?

•    La nueva normativa prevé que los parados que formen parte de las listas del Inem y estén cobrando las prestaciones puedan «realizar servicios de interés general en beneficio de la comunidad a través de convenios con las Administraciones Públicas». Gracias a este resquicio legal, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, podrá tirar de parados para que trabajen en bibliotecas u otros servicios públicos. Botella había pedido voluntarios para estas tareas’.

Gracias a vosotros las bibliotecas madrileñas seguirán teniendo bibliotecarios y no #vecinosbibliotecarios.

¡ Se ha conseguido de nuevo !. Hemos vuelto a demostrar que una reacción rápida y unida de la comunidad profesional bibliotecaria puede parar los ataques que nos hacen a nosotros y a las bibliotecas.

Recordemos que Fernando Villalonga, Concejal de las Artes del Ayuntamiento de Madrid, tuvo la absurda y peregrina idea de proponer el uso de voluntarios para trabajar como bibliotecarios en las tres nuevas bibliotecas que el Ayuntamiento quería abrir.

Luego se unió la alcaldesa a la propuesta lo cual acabó por provocar una  lluvia de críticas a los planes de Botella de sustituir funcionarios con voluntariado, que además es ilegal.

Al final han tenido que dar marcha atrás según una nota del Ayuntamiento de Madrid emitida ayer viernes por la tarde:

El Área de Las Artes no ha planteado, en ningún momento, la sustitución del personal bibliotecario por voluntarios sin remuneración.

[…] A raíz de las críticas de algunos sectores sociales, aparecidas en las últimas horas en los medios de comunicación, el Área de las Artes quiere dejar meridianamente clara la propuesta que el pasado martes realizó su delegado, Fernando Villalonga, para aumentar la participación y la colaboración de la ciudadanía en las bibliotecas públicas.

En todo momento se ha propuesto un modelo en el que las bibliotecas municipales puedan contar con la colaboración de los voluntarios que así lo deseen, sin plantear en ningún caso la sustitución del personal bibliotecario profesional por personas que ejercieran esas mismas tareas sin remuneración’.

La verdad es que si repasamos las declaraciones previas de Villalonga está claro que que se planteaba esa sustitución de bibliotecarios por voluntarios. Pero bueno tampoco vamos  a decir nada que ya se sabe que a enemigo que huye puente de plata,…

Y tampoco dijo entonces exactamente esto otro:

‘El delegado de Las Artes explico el pasado martes que, en caso de se produzca el traspaso de las bibliotecas públicas de la Comunidad de Madrid al Ayuntamiento, se contará con una serie de plazas vacantes de personal bibliotecario, que una vez debidamente cubiertas, conformaran las plantillas de las futuras de las bibliotecas de  la capital.’

Las negritas y el deseo que sea verdad lo de cubrir las vacantes son nuestras.

A la Plataforma COABDM le parece estupenda esta rectificación que ha sido posible gracias a todos vosotros, a los que habéis expresado vuestra protesta en las redes sociales, en los foros y en las reclamaciones ante el Ayuntamiento.

Muchas gracias a todos.

#VecinosBibliotecarios – Las Artes aclara que no se trata de sustituir personal laboral por voluntarios

[Asegura que en la BNE sí hay voluntarios o #vecinosbibliotecarios y en la red de bibliotecas públicas de Zaragoza, Guadalajara, Cuenca, Murcia o A Coruña]

«En todo momento se ha propuesto un modelo en el que las bibliotecas municipales puedan contar con la colaboración de los voluntarios que así lo deseen, sin plantear en ningún caso la sustitución del personal bibliotecario profesional por personas que ejercieran esas mismas tareas sin remuneración», se asegura desde el área de Las Artes sin referirse en ningún momento a las palabras de Ana Botella.

El delegado de Las Artes,Fernando Villalonga, explicó el pasado martes que, en caso de se produzca el traspaso de las bibliotecas públicas de la Comunidad de Madrid al Ayuntamiento, se contará con una serie de plazas vacantes de personal bibliotecario, que una vez debidamente cubiertas, conformaran las plantillas de las futuras de las bibliotecas de la capital.

ver más…

Y Reclama trabajar en una #biblioteca del Ayuntamiento @Madrid. Pero cobrando. http://wp.me/pca6p-NV – Seguimos sin entender los #vecinosbibliotecarios

Fernando María Vilallonga Campos - “La alcaldesa, que es fantástica, me ha encargado llevar la gestión cultural con total libertad y sin directrices políticas”, declara el hasta hace poco cónsul en Nueva York

Botella [también] propone cubrir con voluntarios o #vecinosbibliotecarios parte de los servicios públicos

[Los #vecinosbibliotecarios en gran parte de los servicios públicos, excepto en limpieza]

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, cree que no sólo en las bibliotecas públicas sino en un número «infinito» de servicios dependientes de la administración puede ser conveniente la presencia de voluntarios.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella.| Antonio Heredia

«Las posibilidades son múltiples, queremos voluntarios medioambientales, culturales, que de alguna manera se organicen para cuidar los centros públicos», ha manifestado Botella. En cambio, ha dicho, hay otros ámbitos, como la limpieza, en los que no se ha planteado esta iniciativa.

Botella ha hecho estas declaraciones después de que el delegado de Las Artes, Fernando Villalonga, apostara el pasado martes por favorecer que personas voluntarias participen en el trabajo diario de las bibliotecas, como vía para implicar a la población y para superar las dificultades derivadas de la crisis.

Hoy, la alcaldesa se ha mostrado «completamente de acuerdo» con esta idea y ha defendido que en el actual momento de crisis todos los ciudadanos deben «hacer algo por la sociedad».

Hay que recordar que el Ayuntamiento de Madrid lleva varios años con la política de ahorro laboral. Su regla es no cubrir las plazas de los funcionarios que se dan de baja, en los últimos años, 2.000.

«Tenemos que ser capaces todos de devolver a la sociedad algo de lo que nos da la sociedad», ha argumentado la alcaldesa.

ver más…