Paisajes para después de las elecciones (II). Bibliotecas en Reino Unido.

Después de ver las bibliotecas en Cataluña,  vamos a volver a Inglaterra donde también han tenido recientes elecciones y están teniendo problemas para mantener abiertas sus bibliotecas. Acabamos con una propuesta para la defensa de nuestras bibliotecas.

En el artículo «Sherwood no se vende», la periodista Lourdes Gómez nos cuenta desde Londres:

«Las clases medias se rebelan contra los planes del Gobierno de coalición que afectan directamente a su estilo de vida o tradiciones. Han abierto un segundo frente de resistencia en defensa de las bibliotecas municipales, que corren peligro en el extenso programa de recortes. Los ayuntamientos verán disminuida la subvención del Gobierno central en un 27% para 2015 y están dando prioridad a servicios esenciales, como las ayudas a los mayores o discapacitados, en el reajuste de sus presupuestos para este mismo año. Más de 400 bibliotecas podrían cerrar en los próximos meses.

‘Voces para la biblioteca’

Un grupo de voluntarios integrado por profesores, bibliotecarios y estudiantes ha creado la web ‘Voces para la biblioteca’, a fin de dar cohesión nacional a la campaña. Cada día brotan nuevas protestas secundadas por los mismos estratos sociales moderados que hicieron posible la formación del gobierno compartido entre conservadores y liberal-demócratas en mayo de 2010.

«Crearemos una nueva presunción», escribió ayer Cameron en el conservador ‘The Daily Telegraph’, «de que hay que abrir los servicios públicos a un rango de proveedores compitiendo por ofrecer un mejor servicio». Y advierte: «Esto es una transformación. El Estado deberá justificar por qué tiene que operar como un monopolio. La diversidad es el principio más importante».

Pero la campaña en defensa de los bosques y las movilizaciones en protección de las bibliotecas han expuesto un flanco inesperado de protesta popular protagonizada por gente no acostumbrada a manifestarse en la calle. Cameron tendrá que vencer la resistencia de su electorado natural para llevar a la práctica su ambicioso programa de privatización de los servicios públicos.»

Y la verdad es que esa web «Voices for the library» es un buen ejemplo de cómo se puede llevar a la práctica una lucha real y virtual para salvar a las bibliotecas. Su objetivo es:

«Voices for the Library is a place for everyone who loves libraries to share their stories and experiences of the value of public libraries.

We don’t want to lose our libraries, and we aim to ensure future generations continue to enjoy access to free unbiased public libraries and librarians.»

Mapa de bibliotecas amenazadas en Reino Unido de la web "Voices for the Library"

Y aquí en Madrid aún no hemos tenido elecciones pero ya están cerca. Al igual que en otras Comunidades y en todos los municipios españoles. La verdad es que da miedo pensar que va a ser de nuestras bibliotecas públicas a partir del 23 de mayo cuando ya han empezado, incluso  antes, los recortes. Quizá haya que ir pensando en una campaña de resistencia similar a la tan bien llevada de No al préstamo de pago por Blanca Calvo y sus muchachos.

Nos atrevemos a proponer un nombre: Bibliotecas sin tijeras.