¿Afectará a los Parados-forzados en las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid la sentencia del Tribunal Supremo?

En relación con los parados-forzados que sustituyen a interinos en las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid, Bibliotecaria Sin Tijeras acaba de leer en El Diario esta esperanzadora noticia:

 

El Supremo impide utilizar a parados como voluntarios para cubrir tareas habituales

·        En una sentencia a la que ha tenido acceso eldiario.es, el Tribunal limita la figura de la “colaboración social” por la que las administraciones pueden requerir a desempleados para desempeñar tareas

·        Dos sentencias consideran como despido improcedente la extinción de la relación entre dos paradas y la Administración canaria al haberse dedicado a “actividades normales y permanentes”

·        CCOO tiene documentados muchos casos en los que ‘parados voluntarios’ cubren plazas de trabajo propiamente dicho’

[Leer más]

Para el Ayuntamiento de Madrid es plenamente satisfactorio el poner a trabajar a parados en bibliotecas

La escriben a BST con un resumen de lo qué se dijo el lunes en la Comisión del Área de Las Artes del Ayuntamiento de Madrid sobre la cuestión de los desempleados o colaboradores sociales que se han enviado al Área y especialmente a las bibliotecas municipales. BST va a compartir con sus lectores esas notas a la espera de la publicación oficial del Diario de Sesiones donde podremos leer textual e íntegramente las declaraciones.

Este es el correo recibido:

‘La pregunta la formuló Patricia García, Concejala de UPyD. Le contestó Marisa Cuenca (DG Bibliotecas y Archivos), que dijo que trata de un programa mixto de formación y empleo de la Comunidad de Madrid que permite a los parados que cobran prestación adquirir nuevas competencias profesionales. Todas las Administraciones Públicas están obligadas a luchar contra el elevado desempleo de nuestro país, también el Ayuntamiento. Por eso “cuando la Agencia de Empleo municipal se dirigió a la DG de Bibliotecas y Archivos pidiendo ayuda para desarrollar estos programas, no dudamos en prestársela”. El Ayuntamiento tiene asegurados a estos desempleados, les da orientación laboral personalizada y paga la diferencia entre su prestación y su base de cotización anterior.

P.García (Concejala de UPyD) replicó que la normativa autonómica era una interpretación perversa de una figura que había nacido para ayudar a parados de difícil empleabilidad, no los que aún estaban cobrando su prestación. Muchas de las 100 personas que el Ayuntamiento solicitó (para trabajar 6 meses a jornada completa y sin contrato) han ido al Área de Las Artes, concretamente a la Imprenta, el Archivo de Villa y, en su mayoría, a bibliotecas. Aquí trabajan todos de auxiliar de bibliotecas, aunque varios de ellos son auxiliares administrativos o incluso mozos. Además, la formación en este programa se les va a dar al final, por lo que para el trabajo del día a día son los compañeros quienes tienen que enseñarles.

Señaló que recurrir a esta figura era una muestra más de la mala gestión de personal que lleva a cabo la DG de Bibliotecas y Archivos y que UPyD ha denunciado en tantas ocasiones: plantillas descompensadas, trabajadores haciendo funciones que no les corresponden, plazas de las que ya se sabe quién las ocupará antes de que se publique la convocatoria, cambio arbitrario en la adscripción de plazas, interinos con mejor nivel que los funcionarios de carrera o penados que están redimiéndose en las bibliotecas pese al comportamiento incívico o incluso agresivo en muchos casos. Por todo ello las bibliotecas salían adelante sólo por el voluntarismo de sus trabajadores (bibliotecas que, recordó, llevaban un año sin poder comprar libros y que en breve, contra toda lógica y en contra de la opinión de los profesionales, iban a perder el control sobre sus bases de datos y su sistema de gestión informática).

Ilustración de Miguel Brieva

Ilustración de Miguel Brieva

A continuación señaló lo que implica el empleo de colaboradores sociales en bibliotecas:

–     Pérdida de calidad en el servicio, ya que muchos de ellos carecen de la formación o experiencia necesaria; además, al no tener relación laboral con el Ayuntamiento, resulta dudoso que deban tener acceso a los datos personales de los usuarios

–     Desprecio a los bibliotecarios municipales, pues se da la imagen de su trabajo lo puede hacer cualquiera

–     Miedo entre los interinos, que temen ser despedidos y sustituidos por estos parados, como ha ocurrido ya en Collado-Villalba

–     Bloqueo de las bolsas de empleo surgidas de las oposiciones, a las que no se recurrirá mientras se pueda recurrir a esta figura

–     Falta de respeto a los propios parados, que van consumiendo su propia prestación (que es un derecho que ellos mismos han generado por su trabajo previo) y no reciben una formación provechosa (de hecho el Ayuntamiento va a dar a todos ellos –sean técnicos de biblioteca, peones, jardineros o asistentes sociales del Albergue de San Isidro– el mismo curso de informática); todo, con la única finalidad de que la Comunidad pueda maquillar las cifras del paro, “para lo cual sí han acudido raudos en su ayuda”

–     El Ayuntamiento perderá la inversión en tiempo y dinero realizada en estos desempleados, debido a que cada 6 meses cambian. Además, la subvención que la Comunidad da al Ayuntamiento por cada uno de ellos resulta insuficiente para cubrir todos los gastos (seguro, desplazamiento, formación, complemento para alcanzar su base de cotización), por lo que al final el Ayuntamiento perderá dinero, como confirma la Agencia para el Empleo municipal (que pese a ello contempla dos nuevas remesas de estos desempleados en sus presupuestos para 2014).

La Concejala de UPyD finalizó su intervención pidiendo que el Ayuntamiento de Madrid renunciara a utilizar la figura del desempleado colaborado social.

La DG Bibliotecas y Archivos (M.Cuenca) replicó: “Sólo le voy a contestar al tema del voluntariado (sic), porque los otros temas no vienen al caso y además en casi ninguno tiene razón. Además, queda claro que usted está en contra de que los desempleados de larga duración (sic) cobren su prestación completa (sic), porque al estar en paro no la cobran y al estar aquí sí” (cuando dijo esto hubo protestas, risas y expresiones de sorpresa entre buena parte del público asistente, muchos de ellos personas recientemente despedidas y representantes sindicales). Dijo que habían recurrido a esta figura para desarrollar programas de empleo del propio Ayuntamiento y también que todos los desempleados colaboradores sociales enviados al Área (14 técnicos de biblioteca, 5 auxiliares administrativos y 1 operario) están únicamente en bibliotecas: “me consta que no están en ningún otro sitio del Área de Las Artes” (no es cierto: hay varios auxiliares administrativos parados-colaboradores sociales trabajando en el Archivo de Villa). Y detalló: ninguno de ellos ocupa puestos vacantes en la RPT, no se va a despedir a ningún interino por su causa, han aceptado todos venir voluntariamente (aquí el público volvió a protestar), realizan funciones propios de su categoría profesional. Se ha consultado a los directores de los centros donde están y no hay ningún problema; la situación es plenamente satisfactoria tanto para ellos como para los desempleados, pues se forman, trabajan, cobran más a fin de mes y como siguen desempleados se les permite ir a entrevistas de trabajo.

Saludos’

 

Hoy tendrá que responder el Ayuntamiento de Madrid porqué sustituye trabajadores por desempleados sin contrato

Ante las noticia de los Parados-forzados que sustituyen a interinos en las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid, en la Comisión de las Artes de hoy está este punto en el orden del día:

‘Pregunta n.º 2013/8001081, formulada por la concejala doña Patricia García López, del Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia, interesando conocer las razones por las que se ha recurrido a la figura de los “desempleados participantes en trabajos temporales de colaboración social” en diversos centros del Área de Gobierno de Las Artes, Deportes y Turismo, y las condiciones en las que desempeñan dicha colaboración’.

BST y todos los bibliotecarios madrileños esperan que desde el Ayuntamiento se dé una explicación lógica -si es que la tienen- a este lamentable hecho.

Despiden a bibliotecarias para sustituirlas por parados-forzados en las bibliotecas de Villalba (Madrid)

Este pasado verano, Bibliotecaria Sin Tijeras, confirmaba el despido de las bibliotecarias de Collado Villalba. Pero, al mismo tiempo, el alcalde decía que las bibliotecas de barrio, en las que ellas trabajaban, iban a seguir abiertas y además a un “coste cero”. ¿Cómo lo iba a hacer? ¿Cuál era el truco?.

Ahora, BST, gracias a un anónimo comentario lo ha averiguado:

‘Y “el conejo que saca de la chistera” este alcalde metido a “mago” son los polémicos “con­tratos de colaboración social”’.

O sea despedir a bibliotecarias para sustituirlas por parados-forzados sin contrato.

Esta es la noticia recogida en Villalba a la izquierda; boletín de información y debate de la izquierda serrana:

Villalba

‘Al PP le molesta la cultura: las bibliotecas de barrio en peligro

Despedidas las trabajadoras de las Bibliotecas de Barrio

El pasado 1 de agosto, con la cobardía que suele caracterizar a este equipo de gobierno, se ha confirmado el despido de las trabajadoras vinculadas al Programa de Bibliotecas de Barrio. Un vez más, en nombre del “austericidio” y la deuda municipal, se ataca un programa que proporcionaba un servicio cultural de primer orden a todos los ciudadanos en su entorno cercano. De nada sirve que el alcalde asegurara en el pasado Pleno Or­dinario de junio que las Bibliotecas de Barrio iban a continuar. La palabra de Agustín Juárez [el alcalde de Collado Villalba] está siendo papel mojado porque las palabras se corroboran con hechos y los hechos demuestran que al Partido Popular la cultura democrática le importa un ble­do. Es más; les molesta. Cuanto más ignorante sea el pueblo, mejor.

Como ya señalamos desde al grupo municipal de Izquierda Uni­da las bibliotecas necesitan personas cualificadas que atiendan, coordinen y den continuidad a las diferentes actividades que se lleven a cabo, algo que no se puede garantizar desde un vo­luntariado o estudiantes en prácticas. Pero en este tema, como en tantos otros de índole social, la voluntad de nuestros gober­nantes municipales es sacrificar a trabajadores y ciudadanos en general. Y esto quedó demostrado con la subida de precios públicos de las actividades culturales y deportivas mientras se regalan terrenos a la iglesia. Ahora le ha tocado al Programa de Bibliotecas de Barrio, que representa poco más del 2% del Pre­supuesto Municipal, la estimable cifra de ¡110.000 euros! en un presupuesto de 48 millones. Cantidad tan significativa no pue­de ser asumida por el equipo de gobierno del Partido Popular que prefiere gastar el dinero de todos y todas las ciudadanas de Collado Villalba en sueldos de toreros (9.100 euros en las fies­tas de San Antonio y Santiago sólo los encierros), donde no se recorta tanto y donde son capaces de levantar un informe de la Intervención Municipal para que los toreros puedan cobrar. Este es el hecho que demuestra su amor por la cultura.

A principios de septiembre, Agustín Juárez comunica a los villalbinos y villalbinas que las bibliotecarias municipales su­pondrán “coste 0” a estas arcas municipales garantizando las mismas prestaciones que antes. Y “el conejo que saca de la chistera” este alcalde metido a “mago” son los polémicos “con­tratos de colaboración social”. Con este sistema las trabajadoras despedidas pasan a cobrar sus derechos laborales, es decir, sus prestaciones por desempleo, no existe ningún vínculo contrac­tual con este ayuntamiento, se les da una pequeña limosna, no figuran en la lista de desempleados del INEM, no cotizan a la Se­guridad Social, van agotando sus prestaciones por desempleo y cumplen una jornada laboral completa. Esto es a lo que el al­calde llama “coste 0”. Y si se quieres coste 0, ¡que los próximos toros, los hagan con muletillas, que seguro que no cobrarán¡. Es una “desvergüenza”. Este es el empleo que crea el Partido Popu­lar, sépanlo, y obren en conciencia, ciudadanos y ciudadanas de Collado Villalba’.

También en Pinto (Madrid) habrá parados “trabajando” en archivos y bibliotecas

El problema de los parados “trabajadores” no es exclusivo de la ciudad de  Madrid. Por ejemplo, pasa lo mismo en Pinto. Allí se van a dedicar a ampliar el programa cultural de bibliotecas, animación a la lectura y en archivos. Y en otras cuestiones, BST, se pregunta: ¿estarán debidamente cualificados estos parados para trabajar en archivos y bibliotecas?.

Esta es la nota del Ayuntamiento de Pinto;

’94 DESEMPLEADOS SE INCORPORARÁN AL AYUNTAMIENTO DE PINTO PARA REALIZAR TRABAJOS DE COLABORACIÓN SOCIAL

Los proyectos en los que van a colaborar son: 

[…]

– Organización de archivos. 

– Ampliación de programación cultural de Bibliotecas.

– Animación a la lectura’.