Dos directoras de la BNE se echan flores mutuamente hasta que un sufridor del ERE las calla

Bibliotecaria Sin Tijeras ha sorprendido en Twitter a Ana Santos -Directora de la Biblioteca Nacional de España- y a Milagros del Corral -exdirectora- Se estaban echando flores mutuamente, con el coro de un par de rendidos admiradores. La conversación estaba resultando muy bucólica hasta que irrumpió en la misma, Formato Ibermarc, uno de los sufridores del ERE y los dejó callados a todos. Esta es una captura de la misma:

Flores entre directoras BNE

Y este es el desgraciado motivo de la indignación de @ibermarc32 como nos cuentan en el blog Todo sobre mi ERE :

ERE que ERE, segundo intento de EVER

Hace pocos días os informamos de la nueva situación en la que nos encontrábamos, la cual se resume en que la empresa EVER TEAM, suspendió el ERE porque la Biblioteca Nacional de España ofreció una prórroga del proyecto de Proceso Técnico de Monografías Modernas de dos meses más, hasta el 31 de mayo.

Después os informamos de que aún no conocíamos el resultado de la apertura de plicas para el nuevo proyecto de Proceso Técnico de Monografías Modernas y Fondo Antiguo que saldrá, se cree, allá en verano.

Hoy, día 2 de abril, la empresa nos ha comunicado que ellos, EVER TEAM, no han sido adjudicatarios del concurso y, sin esperar a los resultados de posibles impugnaciones a la empresa adjudicataria y sin que esté aún publicado en el BOE de manera oficial, nos vuelven a plantear un nuevo ERE por motivos de “índole productiva y económica” tal y como aparece en la notificación escrita.

En esta ocasión somos sólo 51 trabajadores los afectados por el ERE ya que a una compañera nuestra le fue notificada su despido el día 21 de marzo para fecha de 5 de abril debido a que su puesto de trabajo estaba en otro proyecto de la BNE que finalizaba el 31 de marzo de 2014 .

De nuevo volvemos a estar en un ERE, de nuevo estamos en lucha. A las armas’.

Presión creciente en la Biblioteca Nacional de España.

La verdad es que la situación en la Biblioteca Nacional de España se empieza a parecer a la  de Fukushima. Si, esa central nuclear japonesa tristemente célebre estos días por que se multiplican sus problemas y todos tememos que, en algún momento, acabe por estallar.

En la BNE ya llevan un tiempo con las protestas del personal externalizado -parece que ya son más de 400- que depende de empresas privadas. Ahora se acaba de celebrar el juicio para la readmisión de Marta una trabajadora de la biblioteca a través de Indra. De la crónica del mismo señalamos que:

Nadie que hubiese trabajado con Marta acudió al Juicio a testificar en su contra y desde aquí enviamos nuestro más sincero agradecimiento por la valentía de todos los funcionarios y funcionarias.

Estaremos pendientes de la sentencia que esperemos dé la razón a quien la tenga.

Actualización del 12-4-11.

Marta, nos hace el siguiente comentario al ya conocerse la sentencia:

Por cierto, que hemos ganado el juicio. En unos días, hacemos un comunicado explicando los detalles. Muchas gracias!!!!

Por su parte un Colectivo de Técnicos Auxiliares de Bibliotecas del Ministerio de Cultura autodenominados Bibliotecarios Conectados llevan un tiempo plasmando en Iwetel la protesta por la que definen como mala situación suya y de la Biblioteca Nacional:

El (no tan) lento proceso de precarización (privatización) de la BNE

La BNE, la otrora prestigiosa cabecera del Sistema Español de Bibliotecas, se encuentra desde hace tiempo enfrascada en una doble espiral que se retroalimenta y que se cierra, en última instancia, en un círculo fatal: su abierta política de precarización y de privatización.

Podemos entender este segundo proceso –el de privatización- como una consecuencia del primero –precarización-. Una estructura anquilosada en modelos de gestión arcaicos así como la carencia de cualquier tipo de estímulos y oportunidades y la ausencia de una adecuada carrera profesional para la mayoría de los empleados públicos de la casa provocan un éxodo masivo de profesionales que se llevan con ellos su experiencia, su formación y sus conocimientos.

Estos huecos, que se producen continuamente, son cubiertos a base de personal subcontratado a empresas cuyas condiciones laborales son, en ocasiones y por decirlo con suavidad, bastante discutibles y que condenan tanto al personal, como a la Institución, como a los usuarios, a una eterna situación de provisionalidad y a un descenso evidente en la calidad tanto del empleo como de los servicios. En este caso, como en la mayoría, la ecuación privatización-mayor eficiencia económica-mayor eficacia contiene más mito y falacia que realidad: el resultado es un sobrecoste para la institución (llamémosle ciudadano, que ya es hora) y amplios beneficios para empresas que monopolizan el sector y que imponen condiciones cainitas a sus trabajadores.

Este imparable (hasta el momento) proceso de precarización y privatización de la BNE, como todos aquellos que se producen en aquellos espacios dominados por el autoritarismo de la rentabilidad económica a toda costa, constituye una realidad de consecuencias imprevisibles, sobre todo en cuanto a que su efectividad no se sustenta tanto en las voces que defienden visiones fundamentalmente mercantilistas de los servicios públicos sino en el consentimiento tácito y la apatía de una sociedad (y de unos profesionales) que mira (que miramos) para otro lado. En nuestras manos todavía se encuentra mirar hacia el lugar correcto, al menos en lo que se refiere a nuestras bibliotecas.

Y por último, vía RecBib, leemos sobre la penúltima Directora de la Biblioteca Nacional:

La salida de Milagros del Corral también [como la de Rosa Regás] estuvo rodeada de polémica. El Gobierno anunció que la dirección de la primera biblioteca española, y la cuarta en el mundo, bajaba a subdirección en la escala administrativa. «Fue una primera respuesta a lo que luego hemos conocido como la ‘presión de los mercados’. Alguien del Gobierno pensó, ingenuamente, que con rebajar 32 de las 30o direcciones generales ya bastaba como gesto. Fíjate en lo que ha venido después. Fue una decisión de aficionados, con el resultado de un ahorro irrisorio. A mí me produjo una santa indignación que alguien pensara en la Biblioteca Nacional como algo que se podía bajar de categoría, cuando es una institución central de la cultura española. Dimití por una cuestión de dignidad».

En fin esperemos que esta vez la solución que dé la Ministra de Cultura a la situación en la BNE sea diferente y se apliqué lo que ella mismo dijo no hace mucho:

Ángeles González-Sinde, ha defendido hoy que el Gobierno de España, en vez de acometer recortes severos en cultura por la crisis, cree en el conocimiento y la cultura como elemento que contribuye al «despegue económico».

Reunión del Patronato de la Biblioteca Nacional de España

Recibimos este correo de José Manuel Lucía Megías, una de las personas que más está trabajando por defender a la BNE:

Asunto: Entrega al Ministerio del Manifiesto

Queridos compañeros y amigos, hoy 10 de junio entregamos en el Registro del Ministerio el Manifiesto a favor de la autonomía e independencia de la BNE, con 1767 firmas de apoyo. Damos, por tanto, por finalizada la recogida de firmas. El lunes día 14 se reúne el Patronato de la BNE, que preside la Ministra de Cultura, y esperamos a ver si toma alguna medida concreta sobre el futuro de la BNE. Habrá que estar muy atentos a lo que suceda el lunes. Mil gracias por el apoyo y la solidaridad a la BNE.

Ya recogimos anteriormente el malestar que había en el Patronato de la BNE por no haber sido consultado la rebaja a subdirección general la BNE y la consiguiente dimisión de Milagros del Corral.

Una dimisión criticada recientemente por la Ministra de Cultura:

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, criticó este jueves con dureza a la ex directora de la Biblioteca Nacional, Milagros del Corral, porque «decidió abandonar el barco y le faltó tiempo, sinceramente, para dejar la institución sin atender a razones, sin querer escuchar alternativas y sin ahondar en nada. Se marchó y dejó el puesto».

González-Sinde confesó que sintió «sorpresa» ante la reacción de Milagros del Corral y dijo que esperaba «que hubiera podido afrontar y comprender la situación económica y trabajar en las alternativas y en la construcción de esa Biblioteca Nacional cada vez más lanzada hacia el futuro y más sólida».

En cuanto al nombramiento de un nuevo responsable para la institución, la ministra declaró que no se apresura «a tomar decisiones de tanta envergadura». «Prefiero escuchar, reflexionar y trabajar con el equipo de la Biblioteca Nacional y buscar la mejor opción posible para que siga teniendo ese rango importantísimo dentro de las instituciones culturales de nuestro país», apostilló.

Además, González-Sinde aludió a los Amigos de la Biblioteca Nacional, que se han mostrado contrarios a la decisión del Ministerio, y señaló que «sería bueno que ayudaran y remaran para que las instituciones puedan tener más conexión con la sociedad civil a la sirven».

Habría que recordar que no son solo los Amigos de la Biblioteca Nacional los que no han apoyado las medidas de la Ministra, sino tampoco, y como se refleja en el mismo artículo, fuerzas políticas de muy distinto signo, como el PP o Entesa Catalana de Progrés. Como vemos la ya exdirectora Milagros del Corral ha suscitado apoyos desde muy diferentes y contrapuestos ángulos políticos.

Por cierto que la misma Milagros del Corral dice en una reciente entrevista:

-Un mes después de su abandono de la Biblioteca Nacional por la decisión del Gobierno de rebajar el rango de la institución, ¿cómo valora la medida?

-Creo que es un menosprecio para la Biblioteca por parte de quienes han tomado la decisión. Es una medida que no significa ningún ahorro y que forma parte de esas urgencias con las que trabajan los políticos y de falta de rigor intelectual. Pensaron que con esto se armaría menos jaleo que con otras cosas. En fin, es esa lógica que cuesta entender porque no siempre coincide con la lógica de las cosas. También estoy convencida de que esto es una situación que será coyuntural y que la Biblioteca Nacional, más pronto que tarde, recuperará su status.

-El mundo de la cultura no dudó en solidarizarse con usted. ¿Esperaba tanto apoyo?

Me resultó grato, y en cierta medida sorprendente, porque fue un movimiento del mundo de la cultura en general y también del mundo de internet. Los jóvenes, que a lo mejor nunca han pisado la BN, sintieron esto como una agresión. Para mí ha sido muy agradable. La verdad es que fue un momento difícil porque sentí mucho tener que tomar esta decisión; estaba encantada en la Biblioteca, estábamos llenos de proyectos, con cosas que me apasionaban; pero lo hice porque era lo único decente que yo podía hacer. Pero ha sido muy confortador ver que otra gente había hecho la misma lectura que yo. Eso me ha hecho pensar que quizás en este período habíamos tenido éxito en acercarnos a la sociedad.

Para acabar, desde aquí, queremos dar nuestro apoyo a la Directora Técnica de la Biblioteca, Belén Llera Cermeño, que suponemos será la que este soportando la responsabilidad de esta difícil etapa de transición, que esperemos sea breve.

Un sacrificio hecho al Dios Mercado: Milagros del Corral y la categoría de la Biblioteca Nacional de España.

Ha sido una semana triste para los bibliotecarios españoles.

Dejemos que lo explique nuestra compañera Paula en un comentario hecho en RecBib y enviado por su director Julián Marquina, y también compañero nuestro de la Plataforma COABDM, a Iwetel:

Es triste que una de las personas sacrificadas ante el altar del mercado financiero haya sido la directora de la BNE, Milagros del Corral. Creo que estaba realizando una buena labor y que además las bibliotecarias habíamos conseguido, por fin, que una de las nuestras estuviera al frente de la principal biblioteca del Estado y no un escritor que no tenía porque saber nada de bibliotecas.
Además es sospechoso que justo Milagros del Corral había anunciado un proyecto para que la BNE permitiera oir sus fondos músicales en Internet.
Y encima en una reciente reunión de bibliotecarios europeos había hecho unas declaraciones sobre las obras huérfanas que seguro no gustaron a CEDRO y a la SGAE.


Unas entidades de gestión que, según parece, se llevan muy bien con la ministra de cultura.

En fin que la concatenación de hechos resulta altamente sospechosa. Lo mismo podríamos considerar a la ya ex-directora de la Biblioteca Nacional como una mártir del uso público en Internet de los fondos públicos de las Bibliotecas .

Desde aquí mi apoyo y también a los compañeros de la Nacional que ahora no sabrán cual va a ser su organización, pues además han suprimido el cargo. ¿Cómo va a quedar la BNE?.

Posteriormente nos enteramos como que iba a ser de la BNE: degradada al nivel de subdirección general. Su directora, muy dignamente, explicó que «Me encargaron arreglar un vehículo magnífico, poner a punto un AVE», afirma a ABC con una metáfora Milagros del Corral, que se lamenta de que, con los recortes, «habrá que cambiar los estatutos de la BN, se perderá en autonomía y en iniciativa y yo no puedo refrendar con mi permanencia esa decisión, con la que disiento; no he venido aquí para empujar un carromato después de todo lo que hemos logrado«. La directora de la BN prefiere volver a su jubilación interrumpida. También explica su postura en una carta al personal de la Biblioteca Nacional.

El Ministerio de Cultura insiste en una nota que la BNE «mantiene su autonomía de gestión, su personalidad jurídica pública diferenciada, su patrimonio, y su tesorería propios, sin que se vean afectados sus recursos ni humanos ni financieros».

Nos parece un poco increíble esta explicación: si no se van a ver afectados sus recursos «ni humanos ni financieros» entonces ¿cuál es la  austeridad conseguida con la medida?, ¿para qué se ha tomado?.

Momento en que Milagros del Corral anuncia su dimisión delante de la Ministra de Cultura

Momento en que Milagros del Corral anuncia su dimisión delante de la Ministra de Cultura

Ha sido una semana triste pero a la vez intensa y hermosa.

Porqué a raíz de estos mensajes en Iwetel se comenzó a  tejer una red de solidaridad bibliotecaria que culminó en una rápida y estupenda nota de apoyo de FESABID y en una recogida de firmas para apoyar a la Biblioteca Nacional que, sorprendentemente, en muy pocos días ha contabilizado 900 firmas.

¿Una batalla perdida?.

Pensamos que no. Al menos no del todo, porqué los bibliotecarios y los profesionales de la información hemos demostrado que sabemos reaccionar rápido y conjuntamente para defender algo importante para nosotros:  las bibliotecas.

Esta capacidad va a ser importante en estos tiempos que se avecinan. Y si que se lo digan a  Ioannis Trohopoulos, Director de la Biblioteca Pública de Veria, Grecia que con el preocupante título de ¿Realmente necesitamos bibliotecas públicas hoy? va a intervenir en el Encuentro de Directores de Bibliotecas Públicas Europeas el próximo 18 de mayo. Suponemos que aprovechará a comentar algo de la situación que están sufriendo las bibliotecas en Grecia y como prepararnos ante lo que nos viene encima en España

El día del libro tiene que ser todos los días y la noche de los libros y las bibliotecas nunca

Hoy se celebra el día del libro. Hay un buen número de actividades programadas en Madrid para la ocasión. Entre todas ellas destacan las programadas por la Comunidad de Madrid bajo el slogan «La noche de los libros».

¿Cuánto dinero habrá utilizado la CAM en estos actos y en su amplia publicidad?. ¿Hubiera sido suficiente para cubrir el gasto anual necesario para haber mantenidas abiertas las tres bibliotecas cerradas este año?. Porque recordemos que el 23 de abril del 2009 había tres bibliotecas más en la Red de Bibliotecas Públicas de la Comunidad.  Este día del libro del 2010 ya no están las de Concha Espina, Menéndez Pelayo y la de Pan Bendito.

En fin hay que disfrutar de las actividades programadas ya que las pagamos. Además hay alguna que parece muy interesante.

Como muy interesantes y valientes nos parecieron las declaraciones de la directora de la Biblioteca Nacional, Milagros del Corral sobre las obras huérfanas:

«Durante décadas a nadie le han interesado. Sin embargo, creo que para las bibliotecas no sería necesario ningún tipo de licencia». Es decir: uso gratis de aquellas obras cuyo autor se desconoce o no se puede contactar con él.

Vinent, como directora del Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO), recordó que habían solicitado al Gobierno la gestión de estas cantidades «y en el caso de que apareciera un titular de estos derechos, dárselos».

La directora de la Biblioteca Nacional contestó a esta postura: «Si la entidad no sabe a quién darle el dinero, también nosotros podemos crear una cuenta y si después aparece, entregárselo».

Sencillamente lógica y genial la respuesta de Milagros del Corral. Quién añadió: «Estamos en una orgía jurídica contraria al sentido común».


Estas declaraciones son un buen indicio de que las bibliotecas y archivos con la BNE a la cabeza, van a comenzar a atreverse a digitalizar y colgar en la red muchos de sus documentos. Por cierto que parece que la BNE va también a poner música en su web.

¡Feliz día del libro!