Sospecha de amaño en el concurso público de libros electrónicos para las bibliotecas de Extremadura

Es una investigación muy técnica y detallada pero que se puede resumir en que salió un concurso público para adquirir libros electrónicos para las bibliotecas de Extremadura con unas condiciones tan concretas que sólo podía ganar un determinado modelo. Este es el post que lo cuenta en  Xataka:

atraco-a-las-3

En el concurso de Red.es para el libro electrónico en bibliotecas sólo podía ganar uno

Que las bibliotecas públicas se están modernizando no es ningún secreto, pero hay algunas que lo están haciendo con polémica. A finales de septiembre, Bernat Ruiz Domènech se hacía eco en su blog de una licitación que Red.es había publicado ese mismo verano para la adquisición de lectores de libros electrónicos (eReaders) para bibliotecas y centros culturales de Extremadura, con 519.521,49 euros destinados a tal efecto.

Lo que en principio parecía un procedimiento habitual tenía, sin embargo, algún detalle que llama la atención a cualquiera que conozca un poco la oferta actual de libros electrónicos. Entre las condiciones que figuraban en el pliego se establecía que el eReader debía tener una pantalla de entre 9 y 10,1 pulgadas y un precio no superior a 247,93 euros, entre otras características técnicas bastante específicas, como la necesidad de poder subrayar en los libros. ¿Demasiado concreto?

De eso se quejaba concretamente Bernat y es que la mayoría de eReaders a la venta actualmente poseen una pantalla de menos de 9 pulgadas. Los de Amazon, los de Sony, los de Woxter… prácticamente todos se mueven entre las 6 y 8 pulgadas. ¿La excepción en España? El BOOX M92 de Onyx y el Tagus Magno de Casa del Libro (299 euros). Éste último es en realidad el eReader de Onyx pero con la marca de la tienda de libros’.

Leer mas…

Dos puntos de vista sobre eBiblio Madrid la plataforma de préstamo de libros electrónicos

El Presidente de nuestra Comunidad madrileña visitó ayer la Biblioteca de Villa de Vallecas para promocionar eBiblio Madrid, la plataforma de préstamo gratuito de libros electrónicos.

La noticia ha sido recogida en dos noticias. Primero tenemos a esta de El País que crítica algunos puntos del proyecto:

Foto del Portal del Lector

Foto del Portal del Lector

Las bibliotecas públicas ofrecen 600.000 descargas gratuitas de libros

El programa incluye 1.500 títulos, en su mayoría novedades de grandes grupos editoriales

CLARA MORALES Madrid 29 SEP 2014

Las 200 bibliotecas públicas de la Comunidad han dado el salto al digital. Los centros ya ofrecen un catálogo de 1.500 libros electrónicos para prestar a sus usuarios, financiados a través de un programa nacional puesto en marcha por el Ministerio de Cultura. Aunque el presidente de la Comunidad, Ignacio González, presentó el lunes el proyecto, desde hace dos semanas los socios ya han podido descargar las obras en sus casas a través de Internet y leerlas gratuitamente durante 21 días en un sistema similar al de los préstamos físicos. A las tres semanas, los libros se borran de los dispositivos.

PrestamoDigital_02 AltRes

Hay, además, otra diferencia que afecta directamente al sector editorial y librero de la Comunidad. El ministerio paga a las editoriales por la licencia de uso de cada título. De un libro puede comprar una o miles de licencias, según estime que la obra va a ser más o menos demanda. Cada licencia da lugar, a su vez, a una media de 28 descargas posibles. La plataforma Libranda, que gestiona este sistema llamado eBiblio, está integrada mayoritariamente por grandes grupos como Anaya, Larousse o Planeta. Las pequeñas editoriales y las librerías no entran en este método de compra’.

[Leer mas…]

Por su parte, Telemadrid, como era de esperar, alaba sin fisuras la plataforma en su vídeo y artículo:

Para ver el vídeo de Telemadrid ir al enlace de abajo.

Para ver el vídeo de Telemadrid ir al enlace de abajo.

Las bibliotecas públicas estrenan un servicio gratuito de descarga de libros

Allí entre otras cosas se dan datos interesantes como este sobre la actividad bibliotecaria en la Comunidad de Madrid:

‘En la presente legislatura se han abierto 13 nuevas bibliotecas, dos del Ayuntamiento de Madrid, en los distritos de Retiro y Carabanchel, y 11 en los municipios de Colmenar Viejo, Móstoles (dos), Fuenlabrada, El Molar, Pozuelo de Alarcón, Tres cantos, Fuentidueña de Tajo, Torrejón de Ardoz, Tielmes y Pedrezuela’.

A favor y en contra de eBiblio

Artículo muy completo sobre la nueva plataforma de préstamo de libros electrónicos en las bibliotecas españolas. Se publicó en eldiario.es:

ebiblio

Ebiblio: un proyecto público de préstamo de ebooks con luces y muchas sombras

  • Por primera vez una plataforma gestionará el préstamo de ebooks en las bibliotecas públicas a nivel nacional. España es el único país de Europa que ha puesto en marcha un proyecto de este tipo con las últimas novedades
  • Los bibliotecarios advierten de que es un proyecto que no tiene garantizada su continuidad
  • Los usuarios con Kindle no tendrán acceso a este préstamo por una incompatibilidad de los DRM, y hay quejas en cuanto a Libranda, la plataforma elegida

Paula Corroto

Con un año y medio de retraso, esta semana la Secretaría de Estado de Cultura presentó finalmente ebiblio, el proyecto destinado al préstamo de libros electrónicos por parte de las bibliotecas públicas. Según los datos aportados por el secretario de Estado, José María Lasalle, y la subdirectora general de Coordinación Bibliotecaria, los usuarios podrán tener acceso a través de 200.000 licencias a 1.500 títulos y sólo se necesitará poseer el carné de la biblioteca pública para su uso (además, evidentemente, de un dispositivo).

Para ello, la Administración se ha gastado 1,6 millones de euros. La plataforma que sostiene todo el sistema, en manos de Libranda, será gestionada por cada comunidad autónoma, a excepción del País Vasco que tiene la suya propia.

La noticia, largamente esperada, ha sido aplaudida por el sector de bibliotecas –desde ANABAD, (Federación Española de Asociaciones de Archiveros, Bibliotecarios, Arqueólogos, Museólogos y Documentalistas) hasta expertos en préstamo electrónico-, ya que es el primer proyecto de estas características en toda Europa. Además, también supone un cambio con respecto a la política de adquisición de ebooks en la Administración, donde desde 2010 se han gastado 300.000 euros en la compra de e-readers. No obstante, también se han producido ya las primeras quejas. Aquí ofrecemos un análisis del nuevo servicio’.

Estos son los epígrafes en los que se subdivide el texto. Aunque BST recomienda leer el artículo completo:

  1. Una plataforma en manos de Libranda
  2. Kindle, excluido del préstamo
  3. 200.000 licencias: ¿demasiadas o pocas?
  4. Sólo 1.500 títulos para el préstamo electrónico
  5. El carné único no vale en todas las CCAA

Este último punto le interesa especialmente a Bibliotecaria Sin Tijeras pues, como es sabido, Madrid es una de las pocas comunidades autónomas sin carnet único ni catálogo colectivo. Aunque parece ser que gracias, precisamente a las necesidades creadas por la plataforma eBiblio se está comenzado a desarrollar. Lo cual es un avance que, desde luego, será bienvenido.

 

Se pone en marcha ebiblio para prestar libros electrónicos

Esta es la noticia del ABC:

MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE José María Lassalle (centro), junto a Concepción Vilariño y Jesús Prieto

MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE
José María Lassalle (centro), junto a Concepción Vilariño y Jesús Prieto

Las bibliotecas públicas españolas prestarán 1.500 libros en formato electrónico

JORGE S. CASILLAS / MADRID

Día 08/09/2014

José María Lassalle, secretario de Estado de Cultura, ha presentado un programa con el que los usuarios podrán acceder a una serie de obras a través de sus dispositivos móviles

Mientras el arquitecto Santiago Calatrava propone bibliotecas sin libros, una visión quizá demasiado futurista del negocio literario, la Secretaría de Estado de Cultura ha querido dar un paso hacia la modernidad presentando el programa eBiblio. Un proyecto por el que las bibliotecas públicas podrán prestar a partir de este mes 1.500 títulos en formato digital.

Con este servicio, cualquiera que tenga un carnet de biblioteca pública y un dispositivo digital (tablet, libro electrónico, smartphone…) tendrá acceso gratuito a este catálogo. Esta primera selección de obras la ha realizado «un grupo de trabajo en el que participaron las Comunidades Autónomas de MadridCataluñaAndalucía y Castilla y León», señaló Concepción Vilariño, subdirectora General de Coordinación Bibliotecaria.

El programa eBiblio se pondrá en marcha en los próximos días en todas las Comunidades Autónomas, a excepción de Cataluña, Baleares, Melilla y Cantabria, que lo tendrán listo antes de que finalice 2014. El País Vasco no participará de este programa al contar ya con un servicio propio. Una vez eBiblio se ponga en funcionamiento, cada Comunidad Autónoma podrá añadir las obras que quiera a este primer catálogo de 1.500 títulos.

Cuestiones prácticas

El periodo de duración del préstamo del libro dependerá también de cada región. Pero, según ha asegurado Vilariño, será de unos 21 días de media. En esta primera fase se facilitará el préstamo de unas200.000 licencias, lo que significa que cada libro podrá prestarse una media de 28 veces.

Una vez el consumidor haya hecho uso del libro, este desaparecerá de su pantalla para que otro pueda utilizarlo. En caso de que al solicitar el libro este se encuentre «ocupado», el propio sistema avisará al usuario por correo electrónico cuando esté otra vez disponible. Esto supone un avance con respecto al préstamo físico, donde no está permitido el derecho de reserva.

Datos útiles

Habrá 1.500 títulos disponibles repartidos en 7 categorías: «Ficción para adultos», «Ciencia y Tecnología», «Ciencias Sociales y Humanidades», «Salud, Desarrollo Personal, Ocio, Deporte…», «Ficción infantil y juvenil», «No ficción infantil y juvenil» y «Audiolibros».

Los portales de acceso de las distintas Comunidades Autónomas son, de momento:

andalucia.ebiblio.es
aragon.ebiblio.es
asturias.ebiblio.es
canarias.ebiblio.es
castillalamancha.ebiblio.es
castillayleon.ebiblio.es
extremadura.ebiblio.es
galicia.ebiblio.es
larioja.ebiblio.es
madrid.ebiblio.es
murcia.ebiblio.es
navarra.ebiblio.es
comunitatvalenciana.ebiblio.es
ceuta.ebiblio.es

Críticas al retraso de la puesta en marcha del préstamo de libros electrónicos en las bibliotecas

Demoledor artículo en ANABAD. En particular BST valora este párrafo:

“Hay comunidades especialmente atrasadas, por ejemplo Madrid, que carecen de carnet único, entre otras cosas por carecer de catálogo colectivo y que ahora de pronto se ven obligadas a abordar aceleradamente todo aquello en lo que llevan tanto retraso”.

Esta es la nota completa [enlace nuestro]:

anabad logo-peq

Las bibliotecas españolas se aproximan al siglo XXI

Calificar a día de hoy de nuevas tecnologías la lectura de libros mediante cualquier soporte electrónico  resulta, cuando menos  chocante, pero no lo será tanto si consideramos que a esta fecha en España no hay aún un sistema público de lectura electrónica.

Algunas bibliotecas por su parte de forma individual, y ciertos sistemas regionales o subsistemas, dentro de éstos, ya han comenzado a prestar estos servicios, pero, casi siempre a modo de ensayo y de manera esporádica.

Por fin en el año 13 del siglo XXI el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte convocó un concurso administrativo para realizar el suministro de licencias de uso de libros electrónicos (e-books) con destino a su préstamo a través de las bibliotecas públicas del país.

Se ha establecido un plan piloto para su implantación que incluye a las comunidades autónomas de ARAGÓN, CASTILLA Y LEÓN, EXTREMADURA, LA RIOJA, MADRID y VALENCIA. Ni siquiera la mitad de las comunidades, ni la mitad del territorio, ni la mitad de la población; hay que ir poco a poco, a pasos lentos, pero seguros.

Por el momento se ha adquirido el 75% del fondo, unos 980 títulos, organizados y distribuidos mediante una clasificación “ad hoc”, que nada tiene que ver con la CDU que se utiliza en las bibliotecas y que vendrá impuesta por alguna exigencia comercial.

El 25% restante del catálogo será de selección particular de cada sistema regional, atendiendo a cuestiones como la propia lengua o la temática local. Ya se verá si este catálogo es suficiente  o por el contrario parece ridículo.

Los usuarios de las bibliotecas públicas municipales se podrán beneficiar, pero habrá de ser a través de los servicios centrales de cada región, que en cada autonomía son distintos. Con esto resulta que las bibliotecas públicas municipales perderán identidad y presencia, incluso a nivel estadístico, en beneficio de los centros regionales, cuando las bibliotecas regionales, por lo general no realizan préstamo, “transfiriendo” sus lectores a los sistemas regionales.

Hay comunidades especialmente atrasadas, por ejemplo Madrid, que carecen de carnet único, entre otras cosas por carecer de catálogo colectivo y que ahora de pronto se ven obligadas a abordar aceleradamente todo aquello en lo que llevan tanto retraso.

Bienvenidos al siglo XXI.

José María Nogales Herrera

Vicepresidente de ANABAD’