Valoraciones y preguntas sobre el cambio de Gloria Pérez Salmerón por Ana Santos Aramburo al frente de la Biblioteca Nacional de España.

Ante la sorpresiva noticia de esta mañana,  Bibliotecaria Sin Tijeras, quiere realizar unas primeras valoraciones de urgencia:

1.Es una buena noticia que Ana Santos vaya a dirigir la BNE. Parece evidente que es una persona que ama y defiende las bibliotecas. Así lo ha demostrado a su paso por el Ayuntamiento de Madrid donde ha conseguido algunos logros. Siempre a pesar de la falta de medios y apoyos que le proporcionaban desde las altas alturas del equipo municipal.

Por otra parte Ana Santos no lo va a tener nada fácil en la BNE. Allí va a tener que luchar con dos problemas que su antecesora, Gloria Pérez Salmerón no supo solucionar. Uno es los cada vez más agobiantes y constantes recortes. Y el otro es resolver el conflicto laboral que está provocado por la absurda situación que en un centro público como es la Biblioteca Nacional haya más de un 40% de personal perteneciente a contratas privadas de labores externalizadas.

José-Antonio Merlo, Inmaculada Vellosillo, Javier Pérez-Iglesias, Blanca Calvo, Marta Martínez-Valencia, María-Jesús Del-Olmo, ANA SANTOS, Pedro López-López y José-Antonio Gómez-Hernández

ANA SANTOS (con gafas) con José-Antonio Merlo, Inmaculada Vellosillo, Javier Pérez-Iglesias, Blanca Calvo, Marta Martínez-Valencia, María-Jesús Del-Olmo, Pedro López-López y José-Antonio Gómez-Hernández. Homenaje a la revista Educación y Biblioteca. Nov. 2011. Foto Blog El Profesional de la Información.

2. Es una mala noticia que Ana Santos deje de dirigir las Bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid. Máxime cuando dentro de poco van a depender de estas bibliotecas el total de las bibliotecas madrileñas con el traspaso de las de la Comunidad de Madrid al Ayuntamiento. ¿Quién va a ser el o la elegida para cubrir esa importante vacante?

Una de las cuestiones que se van a quedar pendiente es la contratación de interinos para abrir las nuevas bibliotecas de Carabanchel y de Casa de Fieras del Retiro. Si es cierto lo que  BST cree que esa posibilidad fue abierta por Ana Santos ahora su materialización parece quedarse un poco en el aire.

3. Y para acabar una pregunta que debe estar en la mente de muchos bibliotecarios.: ¿Por qué se ha destituido a Gloria Pérez Salmerón al frente de la Biblioteca Nacional de España?. Según  la crónica de El País,  ella misma no se lo esperaba:

‘Pérez-Salmerón, sin embargo, continuó y pilotó la institución durante todos los fastos. A pesar de haber llegado de la mano de otra administración, actuó con lealtad hacia los actuales responsables y ni siquiera se mostró crítica con los sucesivos recortes presupuestarios de la casa. Tal vez por todo esto no encontraba hoy argumentos para explicar su destitución: “Me voy con mucha pena. Después del Tricentenario y del último Patronato no me lo esperaba”.’

Hasta Gloria Pérez Salmerón reconoce que la BNE no tiene los recursos necesarios para funcionar. Pero su solución pasa por privatizarla aún más.

Bibliotecaria Sin Tijeras ya ha hecho notar la extraña actitud de la Directora de la Biblioteca Nacional de España. Gloria Pérez Salmerón, al contrario de otras directoras de bibliotecas, ante los continuados recortes presupuestario que sufre la biblioteca sigue con el mantra tan absurdo de “hacer más con menos”. Con menos, con menos dinero para pagar personal y material lo que se suele hacer es menos.

Por eso a BST le ha gustado ver que la directora también es humana y en una entrevista que le han realizado en Mallorca hasta a ella se le ha escapado una queja. Pero eso si de un modo muy sutil. Vean la jugada:

Gloria Pérez Salmerón (GPS):-Lo fundamental era que la BNE contase con los recursos económicos y humanos necesarios, más allá de las estructuras.
Entrevistadora–¿Y los tiene?
GPS–Los humanos por supuesto.”

O sea que tiene los recursos humanos. Pero lo económicos no, o al menos GPS no afirma que los tenga.

Glòria Pérez-Salmerón. / B. Ramón

Eso si en dicha entrevista y en esta otra entrevista  -que BST ha visto gracias a RecBib- GPS sigue afirmando que la rebaja de la categoría de la BNE a subdirección general, y que  provocó la dimisión de Milagros Pérez del Corral no afecto en nada a la Biblioteca.

Y antes los recortes presupuestarios su solución no es salvaguardar lo público, sino todo lo contrario privatizar más y mejor buscando introducir empresas privadas para patrocinar la BNE. Por supuesto cualquiera sabe que ninguna empresa privada hace nada gratis -no tiene porque-  y que al final lo barato sale caro y cuesta más dinero público.

Estas son las preguntas/respuestas sobre este punto en las dos entrevistas mencionadas:

‘–Han pasado de disponer de 42 millones de presupuesto en 2011 a 31 millones para este próximo año. ¿Con esos ajustes será posible llevar a cabo la tan deseada transición de lo analógico a lo digital?

–Sí, siempre y cuando logremos financiación externa y privada. Para los actos y eventos de celebración del tricentenario hemos contado, por ejemplo, con ayudas muy importantes. Lo que esperamos es seguir convenciendo a más empresas.’

—Con los recortes en cultura no habrá dinero para bibliotecas. ¿Cómo lo afronta?

—La Biblioteca ha tenido recortes importantísimos y no tenemos más remedio que trabajar con el presupuesto que se nos asigna –36 millones de euros– y buscar otros fondos, otros patrocinios fuera del marco público. Pidiendo a las empresas, a las compañías, que apuesten e inviertan en algunos proyectos que puedan ser de su interés. Es lo que está ocurriendo con la digitalización, que Telefónica nos financia la biblioteca digital hispánica.

—En Palma, la biblioteca Can Salas lleva dos años sin calefacción ni aire acondicionado, víctima de los recortes.

—No lo sabía, pero sé que la situación de las bibliotecas es precaria, como en otros muchos centros, es una pena. Nosotros, por ejemplo, estamos reduciendo el tema de climatología, la iluminación de la fachada…es superfluo. Lo importante es que los fondos se puedan conservar y que la biblioteca pueda abrir. A veces hay que priorizar’.

Respuesta que dan a la entrevista de la directora de la BNE: “La Biblioteca Nacional anuncia despidos masivos”.

Ayer mencionábamos la entrevista de Gloría Pérez-Salmerón a Europa Press. Como ya anunciamos, y para mostrar los dos puntos de vista, ahora hablamos de las múltiples replicas que ha provocado. Nos vamos a centrar en los comunicados que se han colgado en el Facebook de  No a la Privatización de la Biblioteca Nacional. Vamos a seleccionar unos párrafos de los denominados “Indignación y vergüenza ante la impunidad de la cesión ilegal de trabajadores/as” y “la Biblioteca Nacional anuncia despidos masivos”:

En los últimos días, la Directora de la Biblioteca Nacional anunciaba en una entrevista publicada en Europa Press – aludiendo a la contratación de empresas externas – que “este año ya hemos recortado esos contratos y si mejoramos los procesos podremos ir recortando los servicios que se externalizan”.

Lejos de sorprendernos, esta amenaza para los más de 400 trabajadores y trabajadoras subcontratados/as de la Biblioteca Nacional, no hace sino confirmar una realidad que venimos sufriendo desde hace más de un año cuando se inició la política de recortes motivada por la crisis en esta institución. Como ya hemos afirmado en numerosas ocasiones, la política de recortes de la Dirección actual – que afecta tanto al personal externo como al personal funcionario y laboral – es del todo arbitraria y carece de cualquier justificación en términos de racionalidad económica.

Si bien es cierto que en estos tiempos de crisis, el recorte presupuestario obliga a reorganizar los recursos para ahorrar en el gasto público, no es menos cierto que con la contratación fija directa de los más de 400 trabajadores/as externos  [al lado de una plantilla de funcionarios y laborales que apenas alcanza las 500 personas] reduciría el presupuesto en este concepto en un 40%, que supondría millones de euros de ahorro, con lo que no habría sido “necesario” añadir a las reducciones salariales del 5% de funcionarios y laborales, el nuevo recorte del 5% en sus horas de productividad que impuso la Dirección actual de la Biblioteca Nacional hace unos meses.

[Hay que tener en cuenta que] en la sentencia favorable que ha recibido la compañera [Marta que ganó una demanda por cesión ilegal a la BNE] queda en evidencia que la Biblioteca Nacional pagó 200.000 euros más de los que realmente recibió nuestra compañera por los 7 años de trabajo en esta institución, dinero que la BNE regaló a las empresas contratistas, como Indra, a la que pagaba 54.000 euros anuales por el trabajo de nuestra compañera Marta, del dinero público, cuando a la trabajadora Indra no le pagaba ni 19.000 euros brutos. ¡Una vergüenza y un despilfarro intolerable!.

No hay que despedir al personal externo, hay que contratarlo directamente. PORQUE ES LO JUSTO. Tantos millones de euros no se pueden continuar desviando a intereses privados.

Imagen de una de las protestas que han tenido lugar en la Biblioteca Nacional de España.

Continuando con la entrevista de la Sra. Pérez-Salmerón, sorprende leer, en palabras de ella misma, que la contratación de empresas en la Biblioteca Nacional para determinados servicios vienen de la época de Rosa Regàs. Esta afirmación es incierta, puesto que viene de mucho antes. Sobre este asunto, hay que hablar claro. La actual Directora de la Biblioteca Nacional hace referencia a la gestión de Rosa Regàs porque ésta ha declarado públicamente (en entrevista publicada, ver pág.7) estar en contra de las prácticas antiobreras de la dirección actual y se ha solidarizado con las trabajadoras en conflicto por la contratación fija directa del personal externo. Es éste y no otro el motivo por el que la Directora descarga esta responsabilidad sobre Rosa Regàs.

Glòria Pérez-Salmerón ha indicado también que “puede haber cambios relativos al horario” aludiendo al ahorro en costes de aire acondicionado, calefacción y, de nuevo, de personal. Debemos recordar, como venimos haciendo desde hace meses, que la Directora ya ha iniciado esta política de cambio de horarios, junto a otras medidas, habiendo obligado a las empresas contratistas a que el personal externo no permanezca en la Biblioteca Nacional más de dos años, a cambiar la categoría profesional de técnico por la de auxiliar, a reducir salarios hasta en un 18%, a modificar el horario laboral, forzando jornadas laborales que obligan a trabajar los sábados y a entrar y salir en un horario diferente al que tenían hasta el momento. Todos estos cambios, recordemos, se han aplicado exclusivamente sobre el personal subcontratado, y han sido aplicados con el único objetivo de diferenciar a este personal del funcionario y laboral como estrategia para reducir las posibilidades de probar la cesión ilegal en otros procesos judiciales por este motivo que se pudieran repetir. La Biblioteca Nacional se está blindando frente a posibles sanciones judiciales y no realiza estos cambios por cuestiones de ajuste de presupuesto, ya que el gasto en contratación de empresas contratistas es el mismo que si se mantuviesen las condiciones anteriores a estas represalias por parte de la Biblioteca’.

La entrevista a Gloria Pérez-Salmerón que ha revolucionado la Biblioteca Nacional.

Recientemente la Directora de la Biblioteca Nacional ha concedido una entrevista a Europa-Press. Sus palabras han provocado una riada de comentarios tanto en Iwetel como al final de la misma noticia.

Para que nuestros lectores puedan juzgar por sí mismos en esta polémica vamos a ofrecer, en primer lugar, la entrevista para posteriormente incluir las respuestas a la misma. El texto está tal cual, nosotros sólo hemos puesto como valor añadido las negritas, los enlaces y una nota al pie de página. Además hemos acortado un poco al final para hacerla más ligera:

Mantener la Biblioteca Nacional de España cuesta 80 euros por minuto

“Mantener la Biblioteca Nacional nos cuesta 80 euros por minuto”. Así lo ha desvelado la directora de esta institución, Gloria Pérez-Salmerón, quién está a punto de cumplir un año desde su nombramiento, en julio de 2010.

”]   En una entrevista concedida a Europa Press, se ha mostrado muy satisfecha con el balance de este periodo en el que, básicamente, “se está siguiendo el Plan Estratégico” al que, sin embargo, el nuevo equipo ha aportado aspectos como el “Plan de Preservación” que ha calificado de “básico”. “Sin esto algunas cosas no se pueden gestionar. Era lo más urgente para garantizar el acceso a los documentos con las garantías óptimas”, ha explicado.

Pérez-Salmerón considera que la Biblioteca Nacional (BNE) tiene algunos “puntos débiles”. “Es una institución tricentenaria y la historia pesa en positivo, pero pesa. Se ha trabajado de determinada manera durante muchísimos años quizás sin buscar la eficiencia en la gestión, pero sí la eficacia[i] porque la función de servicio público está muy clara”, explica. “Hoy ese punto débil también es una oportunidad. Por eso trabajamos en analizar los procesos y ver los que están justificados y los que no mejorarlos”, apostilla.

En este sentido, la directora de la BNE ha indicado que “puede haber cambios relativos al horario“. “Quizás veamos que no se optimiza cierta apertura de la Biblioteca porque no acude suficiente gente para justificar ese servicio. Es posible que haya que buscar nuevas fórmulas y apostar por un servicio sea en línea y no tener una sala abierta que supone numerosos costes en aire acondicionado o calefacción, personal…”, argumenta. “Estamos estudiándolo pues también sabemos que no todo el mundo accede a través de las tecnologías a los servicios públicos y es preciso tener en cuenta ese canal presencial”.

Pérez-Salmerón ha aludido también a la contratación de empresas para determinados servicios que se mantienen desde la época de Rosa Regàs. “Este año ya hemos recortado esos contratos y si mejoramos los procesos podremos ir recortando los servicios que se externalizan”, ha precisado.

CAMBIO DE CATEGORÍA, “UNA PENA”

Preguntada por la posibilidad de que el cambio de categoría de la BNE hubiera abortado determinados proyectos, Gloria Pérez-Salmerón reconoce que es “una pena” que se rebajara esa categoría puesto que la BNE “es la institución cultural más antigua de nuestro Estado”.

“No se tuvo en cuenta el impacto que esto producía aunque debo decir que yo trabajo como si fuese una directora general. Es verdad que no tengo coche oficial pero es algo acorde con los cambios que tienen que darse, sin duda alguna, en estos tiempos. Lo que ocurre es que el resto de la Administración no ha cambiado en eso y esa es la pena para la BNE, no para la persona que la dirige”, matiza.

Entre las iniciativas que ha desarrollado la nueva directora y su equipo se trabaja muy decididamente en un “plan de mecenazgo y de micromecenazgo”. “Si alguien quiere pagar un ratito del mantenimiento de la Biblioteca vamos a certificárselo”, apunta.

EL TRICENTENARIO

Los patrocinios que busca Pérez-Salmerón están ahora muy encaminados a la celebración del Tricentenario de la institución, que se celebrará a partir del próximo 13 de diciembre y que, a día de hoy, alcanzan ya el 75 por ciento del coste de la misma. “Quizás consigamos el 100 por 100 con apoyo externo”, adelanta recordando que habrá “deducciones fiscales” para todas aquellas empresas que se sumen al Tricentenario con patrocinio o propaganda.

 


[i] La efectividad -o eficacia- es la capacidad de lograr un efecto deseado, esperado o anhelado. En cambio, eficiencia es la capacidad de lograr el efecto en cuestión con el mínimo de recursos posibles viable

Ejemplo: matar una mosca de un cañonazo es eficaz (o efectivo: conseguimos el objetivo) pero poco eficiente (se gastan recursos desmesurados para la meta buscada). Pero acabar con su vida con un matamoscas, aparte de ser eficaz es eficiente. [Texto tomado de la wikipedia].

 

La presidenta de los bibliotecarios nueva directora de la biblioteca nacional

Hace pocos días, en plenas fiestas pamplonicas y con el fervor de nuestra selección de fútbol por ganar un mundial, el sector de los Bibliotecarios, Archiveros y Documentalistas se despertaba con otra agradable y ansiada noticia: la Ministra de Cultura proponía como nueva Directora de la cabecera del Sistema Español Bibliotecario (SEB), que es la Biblioteca Nacional de España, a nuestra compañera Gloria Pérez-Salmerón, Presidenta de FESABID (Federación Española de Sociedades de Archivística, Biblioteconomía, Documentación y Museística), miembro del Comité Ejecutivo de EBLIDA (European Bureau of Library Information and Documentation) y de la Sección de Bibliotecas Públicas de la IFLA (International Federation of Library Associations), ámbito éste, el de las bibliotecas públicas, al que ha dedicado gran parte de su trayectoria profesional.

Sin embargo, más allá del ejercicio estos puestos, su máximo potencial radica en que es una persona con una formación bibliotecaria-documentalista y con una mentalidad abierta y curiosa por el avance de nuestra profesión, lo que le hace ser la candidata perfecta para guiar el timón de tan “invencible armada” que supone la Biblioteca Nacional, aunque parece que esta vez para todos nosotros, el viento sopla a favor.

Lejos quedan ya aquellos vestigios políticos que dominaban la Dirección de tan ilustre institución, donde la persona de confianza del partido que gobernase en ese momento ejercía su cargo, tuviese preparación o no en el sector. Esta vez, la profesionalización del cargo de Director de la Biblioteca Nacional es patente, ya que el Ministerio de Cultura ha designado a una persona con una dilatada experiencia profesional en el ámbito bibliotecario, al igual que la anterior directora, Dª Milagros del Corral.

Por este motivo, la Plataforma para la creación del Colegio Oficial de Archiveros, Bibliotecarios y Documentalistas de Madrid (COABDM) se enorgullece de tan acertada decisión y desea para la próxima Directora, Gloria Pérez-Salmerón, un nuevo camino lleno de grandes y prósperos éxitos.

Somos conscientes de lo mucho que queda por hacer en nuestro máximo organismo bibliotecario: el plan de  preservación del patrimonio digital, la consolidación de los nuevos Estatutos así como de la Fundación de Amigos de la Biblioteca Nacional, la construcción y el desarrollo de la Biblioteca Digital Iberoamericana, las próximas exposiciones, siempre tan interesantes, los nuevos ciclos literarios “Tramas Europeas” y “Tramas Americanas” y, por supuesto, el ambicioso programa de actividades con motivo del Tricentenario de su fundación que se celebrará en el año 2011, sin olvidar, claro está, la creciente presencia internacional y las distintas alianzas españolas y extranjeras. Y todo esto, en un contexto de austeridad económica nada fácil de encauzar.

Pero las épocas de crisis son también grandes oportunidades para los espíritus creativos que no faltan en nuestro colectivo ni en la persona de Gloria Pérez-Salmerón, por eso confiamos plenamente en que, con su amplia experiencia profesional y con su carácter tan innovador, sepa restaurar la motivación de todo el colectivo profesional y apostar por una renovada Biblioteca Nacional.