Están acabando con los archivos y bibliotecas de los pequeños pueblos: Galapagar (Madrid), Moraleja (Zamora) y Gradefes (León).

Quizás  Bibliotecaria Sin Tijeras en sus viajes contra los recortes se centra demasiado en las grandes ciudades cuando la plaga de las tijeras también funciona en poblaciones más pequeñas donde es más difícil enterarse. Por eso esta vez coge la carretera de la Coruña y su primera parada es cerquita de Madrid en Galapagar.

En esa localidad el Ayuntamiento ha despedido a ocho personas. Parece ser que una de ellas era el archivero municipal. Que además es un excelente profesional reconocido a nivel nacional. BST tiene noticias, sin confirmar, que sus funciones las va a desempeñar ahora el secretario del ayuntamiento que obviamente no es un especialista en archivos ni tiene porque serlo. Triste situación que esperemos las protestas del 15M de Galapagar logren resolver.

BST vuelve de nuevo a la carretera y esta vez sigue tan al norte como hasta Zamora. Allí en Moraleja del Vino se entera con pesar que la bibliotecaria ha sido despedida al acabarse la subvención  de la Junta de Castilla y León  que servía para pagarla el sueldo. El pueblo se ha quedado sin biblioteca y eso que parece que la bibliotecaria había realizado una gran labor fomentando actividades como un club de lectura.

Mireia Marcos Bonet, ex-encargada de la biblioteca de Moraleja del Vino. Foto S. Ramos

No muy lejos en León, en el pueblo de Gradefes, BST se encuentra el mismo panorama. En este caso era un becario el que llevaba la biblioteca y al que no se le ha renovado el contrato. Los habitantes del pueblo al encontrarse con una biblioteca que llevaba quince años funcionando se han sabido organizar y han formado un grupo de cinco voluntarios ‘para atender las instalaciones municipales y para evitar que Gradefes si quede sin uno de los servicios más concurridos y preciados de la localidad, su biblioteca’.

Parte del equipo de vecinos que atiende la biblioteca de Gradefes. dl

Este hermoso gesto altruista le ayuda a BST a superar un poco la desolación que le produce el pensar que estos son sólo unos pequeños ejemplos que ha conocido de algo que se teme estará sucediendo en todo la geografía española. ¿Cuántos pequeños pueblos estarán cerrando sus archivos y bibliotecas sin que nadie fuera de allí se entere?. ¿Cuántas localidades españolas estarán volviendo a una situación de desierto cultural propia de otras épocas y que ya creíamos superadas?.

 

La nueva Junta Directiva de ANABAD pone a su frente a dos profesionales archiveros y bibliotecarios madrileños.

Vemos en el último número (el 24) de la revista Mi Biblioteca que ANABAD ha elegido una nueva Junta Directiva. Los profesionales ABYD madrileños estamos de enhorabuena pues se han elegido a dos estupendos profesionales de nuestra región para la asociación estatal.

En primer lugar vemos que el presidente es Miguel Ángel Gacho Santamaría archivero en el pueblo serrano de Galapagar. Desde ese archivo municipal es muy activo. Así leíamos recientemente que el Ayuntamiento [de Galapagar] presenta un libro realizado por el archivero municipal. […].Igualmente, hizo referencia a la indispensable labor de Miguel Ángel Gacho, archivero municipal.

Y no sólo se queda en lo local que ya es bastante sino que también va a otros países para difundir la teoría archivística:

Durante los días 21, 22 y 23 de julio se ha desarrollado en San José de Costa Rica el XXII Congreso Archivístico Nacional bajo el título “Clasificación, Ordenación y Descripción: Los pilares de la Archivística”, con una participación cercana a los 300 profesionales. Como conferenciantes invitados participaron los españoles Dª Antonia Heredia Herrera y D. Miguel Ángel Gacho Santamaría, ambos miembros de nuestra asociación.

Miguel Ángel Gacho y Antonia Heredia. Foto de ANABAD.

El vicepresidente de la nueva Junta Directiva de ANABAD es, por su parte, José María Nogales Herrero. En su trabajo profesional aúna las labores de archivero y bibliotecario pues actualmente es el Director del Área de Cultura, Archivo y Biblioteca del Ayuntamiento de Alcalá de Henares.

Siempre ha estado muy activo en las cuestiones teóricas referidas a las bibliotecas. De hecho fue elegido para desarrollar el capítulo El personal de las bibliotecas públicas en la relevante obra  Las bibliotecas públicas en España, una realidad abierta promovida por la FGSR.

Por supuesto que también ha tratado de sus bibliotecas, las alcalaínas, y así en las primeras Jornadas de Bibliotecas celebradas en Getafe en el 2009 participó con una ponencia sobre las bibliotecas de Alcalá de Henares.

Y como prueba de su temprano interés por las bibliotecas madrileñas tenemos que señalar que ya en el 6º Congreso Nacional de ANABAD celebrado en 1996 en Murcia presentó una ponencia titulada,  Situación y perspectivas del campo bibliotecario en el entorno bibliotecario de la Comunidad de Madrid.

En la misma hacía un acertado repaso a la situación de nuestras bibliotecas y a sus problemas. Problemas que, por desgracia, algunos siguen perviviendo. Y otros está en vías de solución.

Decía José María Nogales Herrero en 1996 que «otros asuntos pendientes pueden ser la creación de un colegio profesional [en la Comunidad de Madrid]«.(p. 365 de las Actas del VI Congreso Nacional de ANABAD).

¡ He aquí un antecedente visionario de la creación de un Colegio Profesional ABYD en nuestra Comunidad ¡

Por último destacar que ambas personas, a las que damos la enhorabuena por su nuevas responsabilidades en ANABAD, pertenecen también al Grupo de Archiveros Municipales de Madrid.

Bibliotecas de la Sierra de Madrid: Galapagar y Miraflores

Para refrescarnos un poco de los calores de este verano madrileño vamos a darnos una vuelta por un par de bibliotecas de la Sierra.

En Galapagar han  decidido sacar los libros en busca de jóvenes lectores:

En Galapagar ya no hay excusa para leer un buen libro este verano y sobre todo, para que los más pequeños y jóvenes, cojan el gusto por la lectura y aprovechen su tiempo de vacaciones dejando un hueco para la cultura.

Bibliomovil de Galapagar

Esto es gracias a la biblioteca móvil que ha adquirido la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Galapagar, un pequeño expositor móvil que gracias a sus ruedas y su formato manejable y práctico, puede acceder hasta cualquier lugar y llevar los libros a todos los puntos del municipio.

Precisamente, este verano la biblioteca móvil estará ubicada en los campamentos urbanos que se desarrollan en los Colegios Públicos La Navata y Jacinto Benavente, donde un total de 105 niños tendrán la oportunidad de recrear y disfrutar interesantes.

Por su parte en Miraflores de la Sierra se ha realizado una rehabilitación integral y ampliación de las antiguas escuelas del municipio. Todo ello, resaltó Mariño[el alcalde], para lograr que el edificio albergue diversos servicios municipales para los ciudadanos de Miraflores de la Sierra como una biblioteca pública, aulas de música e informática, un salón de plenos y multiusos y la radio municipal de Miraflores, así como dependencias de atención directa al ciudadano.

A petición de la Directora de Bibliotecas de Caja Madrid, Maribel Riaza Chaparro, aclaramos que la Biblioteca de Miraflores es una de las bibliotecas de la Red de Bibliotecas de Caja Madrid gracias a un acuerdo de colaboración que tienen con dicho municipio.