Confirmado: los primeros despidos de bibliotecarios en la Comunidad de Madrid son en Fuente El Saz.

A pesar de recomendación en contra del Ministerio de Trabajo, la Comunidad de Madrid ha aprobado este pasado martes  el ERE en Fuente el Saz.

En concreto en la biblioteca el ERE va a suponer que a un compañero se le suspende de trabajo y sueldo durante un año y que a otra auxiliar de biblioteca se le reduce la jornada y salario a la mitad igualmente durante un año.

En la biblioteca viven con lógica amargura esta situación. Primero por la difícil perspectiva personal de estos trabajadores a corto plazo y además por qué no se acaban de creer que la suspensión sea solamente por un año.

No entienden como se reduce a la mitad la plantilla de una biblioteca que ha logrado una fuerte implantación en el pueblo. Y las cifras así lo indican. Ya señalamos que casi el 50% de la población de Fuente el Saz es socio de la biblioteca.

En la biblioteca no son partidarios del refrán «mal de muchos consuelo de tontos» y creen que aunque se pueda producir un efecto dómino en otros pueblos madrileños eso no les compensa en absoluto . Están en contra de todo lo que suponga recortes en la cultura.

Desde luego que existe miedo en las bibliotecas de otros pueblos y ciudades madrileños a que se puedan tomar medidas similares. Sobre todo después de las elecciones en las cuales va a ser muy fácil para los nuevos alcaldes usar la excusa de que el equipo saliente ha dejado las arcas a cero. Y claro a la hora de recortar entonces sí que se acuerdan de la biblioteca.

Foto de madrid.org/bpcm

Pero aún con todo en Fuente del Saz intentan ser positivos y esperan que dentro de un año soplen mejores vientos económicos y políticos. Nosotros también lo esperamos y que, para entonces, podamos dar la noticia en nuestro blog que la totalidad de la plantilla de la biblioteca ha podido volver al trabajo.

Los primeros despidos de bibliotecarios de la Comunidad de Madrid serán en Fuente el Saz.

Leemos que en el ayuntamiento de la localidad madrileña de Fuente el Saz:

La falta de recursos y tesorería ha obligado al equipo de Gobierno local a presentar un plan de viabilidad que incluye un ERE para 19 de sus trabajadores. Se trata de «todos los puestos de trabajo que siendo de carácter laboral, se consideran prescindibles en una situación como la actual».

Por supuesto que a la hora de buscar puestos «prescindibles» se han acordado de los bibliotecarios. Así que la biblioteca se va a quedar sin uno de sus auxiliares y a otra auxiliar la van a reducir su jornada -y sueldo- a la mitad.

Nos dicen desde la biblioteca que este recorte de personal tiene aún menos sentido puesto que es un servicio con mucho éxito. Y las cifras así lo acreditan: en una localidad de 6.300 habitantes cerca de 3.000 son socios de la biblioteca. Tienen varios miles de visitas y aproximadamente 23.000 préstamos al año.

Biblioteca Fuente el Saz. Foto de la web municipal

Esto se ha logrado gracias a las múltiples actividades promovidas por los bibliotecarios  y a los amplios horarios de apertura. Horarios y actividades que, lógicamente, van a tener que verse reducidos con el recorte de  la plantilla a la mitad.

De aprobarse finalmente el ERE habría que disminuir el horario de la biblioteca y plantearse el descenso o eliminación de las actividades de animación a la lectura como por ejemplo las visitas de los colegios a la misma.

Para que estos recortes sean realidad tienen que ser aprobados por la CAM pero ya hemos leído unas declaraciones del vicepresidente Ignacio González que no dan muchas esperanzas.

Aunque si anima leer, en la misma noticia, que los empleados públicos de Fuente el Saz de Jarama han ratificado el fin del proceso de negociación del ERE sin acuerdo y han comunicado que «continuarán el proceso de movilización».»Nosotros consideramos que habrá una merma de servicios a los vecinos, eso seguro. Se han tocado distintos departamentos como biblioteca, polideportivo o cultura.

Esto que pasa en Fuente el Saz es realmente preocupante. Desde luego por ellos, por su biblioteca. Pero además hay que pensar que igual que se hace en un pequeño pueblo se puede hacer a mayor escala y plantear un ERE para empleados públicos de otras localidades y bibliotecas .

Además ante explicaciones como esta:

La actual Corporación culpa al anterior gobierno de la deuda del municipio.

nos echamos a temblar. ¿Cuántos ayuntamientos madrileños podrán aducir esa excusa luego de las próximas elecciones municipales?.

Lo triste es que estas cosas suceden en unos momentos en los que se habla de que se va a tener que poner más dinero público para ayudar a las cajas de ahorro a convertirse en bancos.

Vía Movimiento de Bibliotecas Rurales de Madrid