Esperanza Aguirre dice que ella ha puesto en marcha los bibliobuses en Madrid.

Sí, eso es lo que aparece en el programa electoral del PP para estas elecciones del 22-M:

Y hemos puesto en marcha servicios pioneros para acercar la lectura al ciudadano como el Bibliometro o los Bibliobuses. (pág. 37)

El problema es que nuestra presidenta sólo tenía un añito cuando se puso en marcha el primer bibliobús en Madrid. Como se indica en la web de Coordinación y Extensión Bibliotecaria de la CAM:

El primer Bibliobús empezó a funcionar el 26 de diciembre de 1953 en el extrarradio y los suburbios de Madrid. […] Por último, en 1986 se compró la actual flota de 13 bibliobuses.

No parece que la actual administración autonómica haya tenido mucho que ver con la creación y la consolidación de los bibliobuses madrileños.

¿Uno de los bibliobuses puestos en marcha por Esperanza Aguirre?

Respecto al Bibliometro si que se puso en marcha con la actual presidenta. Pero fue en hace ya dos legislaturas -en el 2005- y, por supuesto, con la gestión externalizada o privatizada.

Veamos que más dice el programa electoral del Partido Popular en materia de bibliotecas para la próximas elecciones:

Desde 2003 se ha aumentado la superficie bibliotecaria un 65%. Más de 650 nuevos puestos de lectura con los medios tecnológicos más actuales como el préstamo de libros electrónicos y el servicio de autopréstamo.

Ya publicamos una entrada  Difícil sacar prestado un libro electrónico en las bibliotecas de Madrid sobre ese punto. Y el  servicio de autopréstamo sólo funciona realmente en las dos últimas bibliotecas abiertas por la Comunidad.

Pero también puede resultar interesante ver que prometían hace cuatro años en las anteriores elecciones autonómicas de 2007. ¿Lo cumplieron?:

Hemos puesto en marcha el Plan de Fomento para la Lectura dotado con 500 millones de euros que va a permitir poner en marcha 50 bibliotecas escolares, 27 nuevas bibliotecas municipales (suman 68000m2) de superficie [sic] y 7 nuevos bibliobuses.(p. 36)

Al Plan de Fomento de la Lectura y sus falsas esperanzas dedicamos hace tiempo una serie de entradas en nuestro blog. Y sobre los 7 nuevos bibliobuses ya acabamos de ver que desde 1986 -con Leguina como presidente- su número es de 130. Y el programa del 2007 seguía:

Construiremos y pondremos en marcha 8 bibliotecas públicas en la región.(p.37)

A este respecto ya dijimos que en estos cuatros años la CAM había inaugurado sólo dos bibliotecas, la Luis Martín-Santos y la Luis Rosales. Eso sí, en el programa electoral no decía nada que se fueran a cerrar otras dos, la Menendez Pelayo y la de Concha Espina. Las dos fueron clausuradas en agosto del 2009.

Fin de semana en Madrid: todo el mundo quiere ir a la biblioteca.

La nueva biblioteca de Iván de Vargas abre los fines de semana. Se viene a sumar a otra del Ayuntamiento de Madrid y a las tres de la Comunidad que también abren los fines de semana. Por su parte el candidato socialista a la alcaldía de Madrid también pide más bibliotecas abiertas para los fines de semana. Parece que hay  acuerdo en ello sólo falta ponerse.

Poster de reclutamiento de la Primera Guerra Mundial adaptado por Phil Bradley para la campaña «Save libraries».

El periódico El País decía en enero:

«La red unificada de bibliotecas permitirá abrir una por distrito en fin de semana

Es una de las asignaturas pendientes. La apertura de las bibliotecas de la capital en fin de semana y festivos es ahora casi testimonial. La Comunidad de Madrid abre tres: la José Hierro, en Usera; la Luis Martín Santos, en Villa de Vallecas; y la Manuel Alvar, en Salamanca. El Ayuntamiento solo una, la Ángel González, en el distrito de Latina, inaugurada este verano. Pocas para una población de más de tres millones de personas. El convenio que Comunidad y Ayuntamiento están a punto de firmar para integrar sus redes de bibliotecas (la primera tiene 16 y la segunda, 28) se marca como objetivo abrir una por distrito en fin de semana, según avanzó ayer la directora general de Archivos, Museos y Bibliotecas del Ayuntamiento, Belén Martínez.»

Ahora ya hay otra biblioteca que abre en fin de semana, la del Iván de Vargas. Parece que todas las nuevas bibliotecas que está abriendo el Ayuntamiento de Madrid son de apertura de fin de semana. Es una pena que se hayan saltado la María Zambrano, en Tetuán, que sólo abre de lunes a viernes.

Por otra parte parece que desde el Ayuntamiento madrileño se afirma que el tan anunciado convenio con la Comunidad va a incluir la apertura de una biblioteca de fin de semana por cada distrito. Estaría muy bien. Sólo falta que la otra parte, la Comunidad de Madrid, digan que piensan hacer ellos, si van a firmar el Convenio y si van a incluir allí el propósito de abrir más bibliotecas en fin de semana. Así cumplirían lo anunciado en el año 2006 dentro del Plan de Fomento de la Lectura.

Bueno al menos hemos parado la reducción de horarios en las bibliotecas de la Comunidad. Una de las que había cerrado los sábados por la mañana la de Moratalaz al final han tenido que suplir sus carencias de personal y volver a abrir en ese horario. Todos los interesados en las bibliotecas madrileñas tenemos que agradecer este pequeño éxito a Marina Ruíz, la usuaria que a base de escribir cartas quejándose a los medios de comunicación lo ha conseguido.

Y bueno la oposición recoge este deseo de los madrileños de poder usar sus bibliotecas también en el fin de semana. Así el socialista Lissavetzky volvió a insistir en ello:

«Una de las claves será la apuesta por las bibliotecas, concretamente por mejorar sus horarios –ya que, por ejemplo, los domingos cierran sus puertas– y para ser accesibles a todos los usuarios.»

Estupenda idea. Eso sí, aconsejamos que el candidato socialista aproveche a recordarle a su compañero, Tomás Gómez, que la Comunidad de Madrid tiene su propia red de bibliotecas, además de una responsabilidad sobre es sistema bibliotecario de la región. Porqué para la oposición parece que las únicas bibliotecas que existen son las del Ayuntamiento de Madrid.

Las dos mellizas y los recortes en las bibliotecas catalanas

Con motivo de la donación de los dibujos originales de la creadora de las «Tres Mellizas», Roser Capdevila a la Biblioteca de Cataluña, la directora de la biblioteca se ha quejado de los recortes presupuestarios que dicha institución está sufriendo. Además una Plataforma de la Cultura contra las reducciones presupuestarias se ha formado entre los profesionales catalanes del sector.

No, no se trata de una errata las «dos» mellizas del título de este post. Es más bien un poco de humor negro. Digamos que con los recortes que estan sufriendo las bibliotecas catalanas, las tres mellizas se han quedado en  dos.

Las dos mellizas

Algo así, pero más en serio, es lo que dijo Dolors Lamarca en un gesto de valentia:

«En el acto también ha estado presente la directora de la Biblioteca de Catalunya, Dolors Lamarca, que ha asegurado que esta donación es una «gran fuente de optimismo» ante los momentos difíciles que deben  afrontar —porque, según ha explicado, han sufrido recortes presupuestarios y una reducción de la plantilla–«.

Por su parte  «las principales asociaciones profesionales relacionadas con el sector de la Cultura han convocado una manifestación para el próximodía 21 de marzo bajo el lema ‘No recortéis la cultura’, en la que reclamarán que recortar o ahorrar en Cultura es un gran error que empobrecerá la sociedad.

En un manifiesto, en la página ‘noretalleulacultura.org’, los convocantes recuerdan que «la cultura no es un gasto, sino una inversión» y que es fuente de riqueza económica y una importante contribución al PIB.

Advierten de que un recorte obligará a aumentar el precio de las entradas a espectáculos, conciertos y exposiciones, limitando el derecho de acceso universal a la cultura recogidos en el Estatuto, y que la disminución del presupuesto forzará una privatización de equipamiento o programaciones situando una buena parte de la oferta cultural bajo la lógica del mercado y las audiencias».

Ya lo venimos diciendo hace tiempo es celebrarse elecciones y comenzar los recortes. Tenemos que defender ya mismo unas bibliotecas sin tijeras.


Paisajes para después de las elecciones (II). Bibliotecas en Reino Unido.

Después de ver las bibliotecas en Cataluña,  vamos a volver a Inglaterra donde también han tenido recientes elecciones y están teniendo problemas para mantener abiertas sus bibliotecas. Acabamos con una propuesta para la defensa de nuestras bibliotecas.

En el artículo «Sherwood no se vende», la periodista Lourdes Gómez nos cuenta desde Londres:

«Las clases medias se rebelan contra los planes del Gobierno de coalición que afectan directamente a su estilo de vida o tradiciones. Han abierto un segundo frente de resistencia en defensa de las bibliotecas municipales, que corren peligro en el extenso programa de recortes. Los ayuntamientos verán disminuida la subvención del Gobierno central en un 27% para 2015 y están dando prioridad a servicios esenciales, como las ayudas a los mayores o discapacitados, en el reajuste de sus presupuestos para este mismo año. Más de 400 bibliotecas podrían cerrar en los próximos meses.

‘Voces para la biblioteca’

Un grupo de voluntarios integrado por profesores, bibliotecarios y estudiantes ha creado la web ‘Voces para la biblioteca’, a fin de dar cohesión nacional a la campaña. Cada día brotan nuevas protestas secundadas por los mismos estratos sociales moderados que hicieron posible la formación del gobierno compartido entre conservadores y liberal-demócratas en mayo de 2010.

«Crearemos una nueva presunción», escribió ayer Cameron en el conservador ‘The Daily Telegraph’, «de que hay que abrir los servicios públicos a un rango de proveedores compitiendo por ofrecer un mejor servicio». Y advierte: «Esto es una transformación. El Estado deberá justificar por qué tiene que operar como un monopolio. La diversidad es el principio más importante».

Pero la campaña en defensa de los bosques y las movilizaciones en protección de las bibliotecas han expuesto un flanco inesperado de protesta popular protagonizada por gente no acostumbrada a manifestarse en la calle. Cameron tendrá que vencer la resistencia de su electorado natural para llevar a la práctica su ambicioso programa de privatización de los servicios públicos.»

Y la verdad es que esa web «Voices for the library» es un buen ejemplo de cómo se puede llevar a la práctica una lucha real y virtual para salvar a las bibliotecas. Su objetivo es:

«Voices for the Library is a place for everyone who loves libraries to share their stories and experiences of the value of public libraries.

We don’t want to lose our libraries, and we aim to ensure future generations continue to enjoy access to free unbiased public libraries and librarians.»

Mapa de bibliotecas amenazadas en Reino Unido de la web "Voices for the Library"

Y aquí en Madrid aún no hemos tenido elecciones pero ya están cerca. Al igual que en otras Comunidades y en todos los municipios españoles. La verdad es que da miedo pensar que va a ser de nuestras bibliotecas públicas a partir del 23 de mayo cuando ya han empezado, incluso  antes, los recortes. Quizá haya que ir pensando en una campaña de resistencia similar a la tan bien llevada de No al préstamo de pago por Blanca Calvo y sus muchachos.

Nos atrevemos a proponer un nombre: Bibliotecas sin tijeras.

Paisajes para después de las elecciones (I). Bibliotecas en Cataluña.

Vía Iwetel, Daniel Gil nos manda esta entrada de Bauen titulada «Débiles»

«Vivimos, sin duda, un gran momento en cuanto a la construcción de nuevas bibliotecas se refiere. Desde las diferentes administraciones se ha impulsado y se ha apostado, de forma bien clara y sin tapujos, por las bibliotecas. Y desde la ciudadanía se ha dado respuesta a este impulso, también sin tapujos, llenando las bibliotecas y convirtiéndolas en el principal equipamiento ciudadano, social y comunitario de nuestras ciudades.»

Y ahora es cuando dejamos de soñar. Por supuesto que no estamos hablando de nuestra Comunidad de Madrid que no está precisamente en las primeras posiciones en las estadísticas bibliotecarias nacionales. Si que no hablamos de…

«Disponemos hoy en día, en Barcelona y toda Cataluña, de una densa red de bibliotecas que funciona y que da respuesta a las necesidades informativas, de ocio y de ocio de todos los ciudadanos. A veces pienso que quizás las administraciones, hasta cierto punto, tienen las cosas mucho más claras que nosotros, que como colectivo profesional aún no sabemos muy bien qué somos

Y por si fuera poco nos acaba de salir otro mote, » Content curator, Intermediario del conocimiento: nueva profesión para la web 3.0″. ¿No es lo mismo que eso que el documentalista de toda la vida?. Acabemos de leer la entrada de Bauen:

«Estamos inmersos en una etapa de oro, en la que hay un gran reconocimiento comunitario de las bibliotecas y de su función social, pero por el contrario, seguimos inmersos en una grave crisis de identidad, y eso nos hace ser débiles. Hay una grave contradicción entre la visibilidad social de las bibliotecas, y la visibilidad social del colectivo. Una disfunción que nos hace ir cojos, y que no nos deja llegar a lo que podríamos conseguir. Sin que el colectivo apueste claramente por el propio colectivo, sin que nos lo creamos todos juntos y sin que nos sintamos fuertes y capaces, todos bajo un mismo paraguas, seguiremos siendo un colectivo de segunda y sin capacidad de decisión real e influyente. Por pura supervivencia, tenemos que conseguir ser un auténtico think tank en los temas y asuntos que creemos prioritarios para la profesión. Es necesario que nos posicionemos, tenemos que ser decisivos, de forma transversal, claro, pero con nuestro liderazgo e impulso.»

Pues precisamente por eso, porque queremos que el colectivo ABYD apueste claramente por el colectivo queremos llegar a constituirnos como colegio profesional en Madrid.

Lo malo es que esa edad de oro bibliotecaria, que se comenta ha existido en Cataluña, nos tememos está llegando a su fin. Como sabrán nuestros lectores han habido elecciones allí y el nuevo gobierno ha dicho que el anterior gastaba mucho en lo público y que ellos van a poner las tijeras a trabajar. Y por supuesto las bibliotecas parece que van a ser víctimas de los recortes:

«Según ha informado la Diputación en un comunicado, Fogué, que ha hecho estas declaraciones en una entrevista en Onda Cero, ha mostrado su «incomprensión» por la «magnitud y alcance» y el «carácter indiscriminado» de los recortes anunciados por el gobierno catalán en todas las consellerias.»

«Fogué ha explicado que en la Diputación «estamos recortando gasto público, pero no es lo mismo ahorrar en servicios sociales, como las teleasistencias, las ayudas a las familias afectadas por la crisis o las inversiones en bibliotecas, que en gastos de funcionamiento».

«Gobernar no es sólo ir recortando como un jardinero que sólo poda, es sacar adelante soluciones activas para afrontar los problemas. Podemos reducir en muchas políticas, pero no en las sociales», ha concluido»