‘Vergonzoso’: dicen bibliotecarios culpando a la UE por paralizar acuerdo mundial de excepciones copyright para las bibliotecas

La verdad es que a BST la sorprende encontrarse un comunicado tan claro y duro contra la Unión Europea por parte de organismos tan técnicos como la IFLA y la OMPI. Pero no es para menos: tras años de trabajos y discusiones para lograr un acuerdo internacional que protegiese las excepciones a las leyes de derecho de autor por parte de bibliotecas y archivos resulta que el representante de la Unión Europea paraliza el acuerdo que estaba a punto de nacer.

Es evidente que necesitamos una Europa mejor donde desaparezca el bipartidismo y los lobbies que la tienen secuestrada.

Este es el resumen publicado por la Biblioteca informa al Bibliotecario de la UCM [negritas nuestras]:

La Unión Europea rechaza las propuestas internacionales sobre los problemas de copyright relacionados con archivos y bibliotecas

Recientemente se ha reunido el Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos (SCCR) de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI) con el objetivo de conseguir un tratado internacional que ayude a las bibliotecas y archivos a preservar el patrimonio cultural y promover el acceso a la información. La Unión Europea ha hecho lo posible por evitar menciones a las excepciones a los derechos de autor favorables a bibliotecas y archivos, en línea con actuaciones anteriores.

La IFLA proporciona información sobre este asunto en su página web.

Además hay una traducción al castellano (enviada por Julio Ríos) del mensaje que Julia Brungs ha dirigido a la lista de distribución de IFLA que reproducimos a continuación:

[…]

Estimados colegas

En las primeras horas del sábado 3 de mayo, se interrumpieron las discusiones con el Comité permanente de derecho de autor y derechos conexos (SCCR) de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI), después de que la Unión Europea (UE) tratará de impedir futuros debates de la legislación de derecho de autor que favoreciera a las bibliotecas y los archivos en el cumplimiento de su misión en el entorno digital.

Delegados que representaban a las bibliotecas y archivos de Europa, América Latina, África, Australia, Estados Unidos, Canadá y Reino Unido asistieron a la 27ª reunión del SCCR, celebrada del 28 de abril al 2 de mayo de 2014, con el fin de impulsar un tratado internacional que apoye a las bibliotecas y archivos en la preservación del patrimonio cultural, promueva el acceso a la información esencial desde cualquier parte del mundo.

La reunión finalizó en desorden a la 1:30 a.m. del sábado, luego de que la UE intentara quitar referencias textuales cruciales sobre excepciones del derecho de autor de las conclusiones de dicha reunión. Un paso visto por otro Estado Miembro y una organización no gubernamental enfocada a las bibliotecas y archivos lo presentaron como un intento por aplazar, si no es que descarrilar, cualquier progreso sobre las excepciones al derecho de autor en la OMPI.

[…] En el comunicada conjunto, el Secretario General Adjunto, Stuart Hamilton manifestó su profunda decepción por la actitud de la UE ante la OMPI:

“En los últimos tres años, los Estados Miembros han examinado borradores sobre excepciones de derecho de autor para bibliotecas y archivos. La UE ahora intenta fingir que no existen. Esto causa nuestra frustración y profunda decepción. Pareciera que la UE llega ante la OMPI con un objetivo en mente: acabar con la discusión.” 

Leer más…

 

 

Se subvenciona a CEDRO con dinero público para ayudarles a que ellos cobren dinero de las bibliotecas públicas

Este próximo martes día 10 de septiembre a las 13 horas se presentará en la Biblioteca Nacional de España la plataforma digital conlicencia.com

En el acto de presentación intervendrá -aparte de la Directora de la BNE y los representantes de CEDRO- nada menos que dos Secretarios de Estado: Víctor Calvo-Sotelo, Secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información; y José María Lassalle, Secretario de Estado de Cultura.

Además del apoyo presencial, el Gobierno de España a través del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio subvenciona con dinero ese proyecto de plataforma digital. Con ese dinero público que no hay para nada y menos para la propia BNE donde se va a realizar la presentación. Para más inri también Europa -el Fondo Social Europeo– subvenciona a CEDRO y a conlicencia.com. Sí, esa Europa que no hace más que exigirnos recortes en bibliotecas y otros servicios públicos.

CEDRO1

La plataforma, tan generosamente subvencionada, trata de facilitar el pronto pago de las numerosas licencias solicitadas por CEDRO. O mejor dicho exigidas. En la web de la Entidad Privada CEDRO -privada, no lo olvidemos- se puede leer la última “hazaña” que han realizado: ‘La Universitat de Barcelona, condenada por no respetar los derechos de autor en su campus virtual. Es la segunda universidad condenada en España por este motivo.’ Una pésima noticia para unas universidades y bibliotecas universitarias que están pasando por unos momentos de auténtica asfixia económica. Además tienen que pagar licencias y multas a CEDRO.

Intentando resumir el absurdo:  pagamos dinero público para subvencionar a una entidad privada cuyo objetivo consiste en sacarle dinero a unas bibliotecas y demás instituciones públicas que cada vez reciben menos dinero público.

Una aclaración final: por supuesto que Bibliotecaria Sin Tijeras defiende el respeto a la ley y los derechos de autor están incluidos en la misma. Pero BST preferiría que esos derechos los gestionase un organismo público y no privado, que se utilizasen otros métodos y que se tuviese en cuenta la situación actual a la que se las ha llevado a las bibliotecas para relajara un poco la presión.

CEDRO2

Presentación en la Biblioteca Nacional de España del libro “El copyright en cuestión”.

‘La Biblioteca Nacional de Madrid (BNE) acogerá el próximo martes, 4 de octubre a las 13:00 horas, la presentación del libro: ‘El copyright en cuestión‘. El acto correrá a cargo de Gloria Pérez-Salmerón, directora de la BNE; Francisco Fernández Beltrán, presidente de la Unión de Editoriales Universitarias Españolas; Javier Torres Ripa, director de Publicaciones de la Universidad de Deusto; y José Antonio Gómez Hernández, profesor de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad de Murcia.

La obra analiza el impacto y las oportunidades que ofrece la tecnología en todas las cuestiones relacionadas con la propiedad intelectual desde una óptica jurídica y con una orientación universitaria. Asimismo recoge las distintas perspectivas sobre el debate digital que afectan a profesores, estudiantes, editores, divulgadores, bibliotecarios y autores, al tiempo que ofrece propuestas y directrices para el futuro.

El libro, coordinado por Javier Torres Ripa y José Antonio Gómez Hernández, recoge, actualizadas, las ponencias presentadas en el congreso celebrado en la Biblioteca CRAI de la Universidad de Deusto, bajo el título Diálogos de Propiedad Intelectual, en el año 2010. Se han añadido, además, dos nuevos capítulos sobre los libros electrónicos, revistas digitales y documentos en acceso abierto en relación con los servicios y repositorios digitales de las bibliotecas.

Javier Celaya, socio fundador de Dosdoce.com, ha dicho que “la lectura de este libro se convertirá en una brújula para profesores, alumnos, profesionales del mundo jurídico y, por supuesto, para los autores del siglo XXI, que quieran entender las implicaciones del impacto de Internet en la propiedad intelectual”. Por su parte, el presidente de la UNE, Francisco Fernández Beltrán, lo considera una “aportación fundamental para poder entender el presente y el futuro del libro, así como la gestión de ese intangible tan importante dentro de nuestra industria cultural como es el del concepto de autoría y todo lo que ello representa”.

Finalmente, los editores Javier Torres y José Antonio Gómez Hernández creen que la obra podría “crear un conjunto de buenas prácticas en el uso de materiales y textos para la investigación, la docencia y la difusión de la cultura, fines de la Universidad que compartimos también las editoriales universitarias, las bibliotecas y los docentes en su dimensión tanto de autores como enseñantes y lectores”.’