Despiden al columnista que llamó ‘putanga’ a una bibliotecaria

BST aún está indignada por el exabrupto  que vomitó Salvador Sostres a una compañera catalana.

Ver: “¡Calla putanga!”: insultan a una bibliotecaria

Por eso está feliz de que por fin se hace una mínima justicia y se haya despedido por fin a ese ‘periodista’. Nos lo cuentan en eldiario.es:

Salvador Sostres, en una tertulia. Fuente: eldiario.es

Salvador Sostres, en una tertulia. Fuente: eldiario.es

El nuevo director de El Mundo despide a Salvador Sostres

  • David Jiménez, que llegó al cargo la semana pasada, prescinde del columnista catalán
  • Sostres ha sido una de las firmas más polémicas del periódico de Unidad Editorial en los últimos años

Los cambios ya han comenzado en el nuevo El Mundo de David Jiménez. El nuevo director ha decidido prescindir de Salvador Sostres, uno de los columnistas más polémicos del diario, según ha podido saber eldiario.es.

Las protestas contra el periodista catalán no solo han venido a través de los lectores o las redes sociales. La propia redacción del periódico de Unidad Editorial llegó a presentar una queja contra él en tiempos de Pedro J. Ramírez.

La salida de Sostres es una de las primeras medidas de renovación que aplica David Jiménez entre sus firmas habituales. Según ha podido conocer este diario, se está estudiando el fin de la colaboración de otros articulistas históricos de El Mundo. La decisión se tomará, previsibilemente, la próxima semana.

Las perlas de Sostres

La  queja de los trabajadores de El Mundo contra Salvador Sostres llegó después de que calificase de “normal” el asesinato de una joven embarazada por parte de su expareja. La reacción se materializó en una carta enviada al entonces director, que ya se disculó previamente a través de Twitter por  no haber evitado la publicación del artículo en la edición impresa.

Otro de los artículos por el que hubo críticas contra Sostres fue el tituladoErasmus, en el que echaba la culpa a las mujeres que aceptan esa beca en Europa de no querer a sus novios. “Niña que tienes veinte años, tu novio es un imbécil si te deja marchar a Florencia”, decía en el artículo’.

Daniel Gil al frente del Colegio de Bibliotecarios y Documentalistas de Cataluña

Bibliotecaria Sin Tijeras quiere felicitar a Daniel Gil y al equipo de “A prop teu” (cerca de ti), que acaba de ganar las elecciones al Colegio Oficial de Bibliotecarios y Documentalistas de Cataluña (COBDC). Esta es la noticia de El Periódico, vía RecBib:

 

Ficha de Daniel Gil en el COBDC. Hay que añadir que nació en 1979 y que su blog  Bauen sobre bibliotecas y arquitectura es altamente recomendable.

Ficha de Daniel Gil en el COBDC. Hay que añadir que nació en 1979 y que su blog Bauen sobre bibliotecas y arquitectura es altamente recomendable.

“A prop teu” gana las elecciones del Col·legi Oficial de Bibliotecaris-Documentalistes

La propuesta rejuvenecedora de Daniel Gil se lleva el 53,3% de los votos

LUNES, 9 DE JUNIO DEL 2014 – 20.37 H

El pasado 4 de junio se celebraron las primeras elecciones a la presidencia del Col·legi Oficial de Bibliotecaris-Documentalistes de Catalunya (COBDC), que en pocos meses cumplirá 30 años al servicio del conocimiento. El 53,3% de los votos (226 colegiados) dieron como ganadora “A prop teu“, una candidatura capitaneada por un joven Daniel Gil que reivindicó durante la campaña la necesidad de acercar la entidad a los ciudadanos. Montserrat Garcia, cabeza de la formación “Fem COBDC“, se hizo con el 37,5% de los votos.

Los puntos calientes del programa de “A prop teu” subrayan el aumento de la masa colegial como algo indispensable, así como el crecimiento de los ingresos del ‘Col·legi’, muy pobres estos últimos años. Daniel Gil también pretende ganar prestigio dentro del tejido gremial y más presencia territorial en Catalunya, y desarrollar una red de intercambio de proyectos entre los bibliotecarios y documentalistas de todo el mundo’.

¿Es bueno vender libros en las bibliotecas?. El caso de Cataluña

Vía RecBib, Bibliotecaria Sin Tijeras, ha leído esta noticia de La Vanguardia:

La nueva biblioteca pública de Girona. acn

Las bibliotecas públicas catalanas venderán libros de papel y digitales

Una prueba piloto pretende que los centros “actúen como escaparates de reclamo de títulos y de agenda”

Barcelona (EFE).- Quince bibliotecas públicas catalanas, entre las que se encuentran dos de Barcelona, cuatro de Girona, la Provincial de Lleida o la de Cornellà, son las primeras que participarán en una prueba piloto de venta de libros, tanto de papel como digitales, en estas instituciones.

El conseller de Cultura, Ferran Mascarell, y el presidente del Gremio de Libreros de Cataluña, Antoni Daura, han firmado hoy un convenio de promoción del libro en el que se incluye “potenciar la compraventa de libros y libros digitales por parte de los usuarios de bibliotecas con entrega del libro en la biblioteca, librería o domicilio”.

En el convenio se indica que se implementará el portal digital de las librerías catalanas en las bibliotecas, el “Liberdrac”, y se potenciará la ubicación de “librerías físicas en las bibliotecas, que actúen como escaparates de reclamo de títulos y de agenda de las librerías de proximidad y también como tiendas abiertas a los usuarios”.’

Y este es el comentario que se hacía, ante un caso similar, en el post: A vueltas con Naomi Klein y la colaboración público-privada en las bibliotecas

‘Pero, ¿al vender libros aún bajo este precepto, no es ir un paso hacia la privatización¿ ¿es ese nuestro futuro? Si somos un agente de cambio, ¿cómo luchar contra recortes, crisis, cierres y “reajustes”? ¿es esa la mejor manera? ¿por qué sí o por qué no?’

¿Qué opináis?

Cuando se trabaja en una biblioteca, la frase “a mí no me pagan por ser simpático” es falsa

El artículo que recomienda hoy Bibliotecaria Sin Tijeras toca un aspecto que cualquiera vive todos los días en su biblioteca aunque se trate poco del mismo en la literatura profesional : el servicio emocional que prestamos. Algo muy importante y más en estos tiempos de crisis sin fin. Este es un extracto del artículo publicado en la revista Mi Biblioteca  (n. 34, verano 2013):

Las camisetas muestran la posición contraria de los trabajadores de una biblioteca de Barcelona a las políticas de recortes presupuestarios en los servicios públicos básicos. En la camiseta amarilla se puede leer el lema “Yo amo las bibliotecas públicas. Las bibliotecas no son un gasto son una inversión”. En la camiseta negra leemos: “Recortarme la camiseta. Es lo único que os falta”.

Las camisetas muestran la posición contraria de los trabajadores de una biblioteca de Barcelona a las políticas de recortes presupuestarios
en los servicios públicos básicos. En la camiseta amarilla se puede leer el lema “Yo
amo las bibliotecas públicas. Las bibliotecas no son un
gasto son una inversión”. En la camiseta negra leemos:
“Recortarme la camiseta. Es lo único que os falta”.

Mi biblioteca: mi refugio

El servicio emocional de las bibliotecas públicas en tiempos de crisis

Mario Aguilera Giménez. Director de la Biblioteca Pública Mercè Rodoreda de Sant Joan Despí (Barcelona)

Nadie pone en duda que las bibliotecas públicas son un servicio para las personas. Pero hablar de personas es también hablar de emociones y realidades muy diferentes…

Según esta premisa podríamos hacernos la siguiente pregunta: ¿Cómo las bibliotecas públicas pueden responder a dichas emociones y realidades para mejorar el bienestar de los usuarios y el sentimiento de pertenencia hacia ellas?

[…] Sin embargo, no siempre damos la importancia necesaria al factor emocional. Muchos usuarios que sufren las consecuencias de la crisis vienen a la biblioteca para sentirse realizados, ocupados, acompañados, comprendidos… y para evadirse de la realidad.

Sergio y Sara, por ejemplo, son matrimonio, tienen entorno a los 35 años y dos hijas. Ambos están desempleados desde hace tres años y medio.

La actividad que más valoran son las horas del cuento porque es de las pocas actividades que disfrutan juntos en familia. Se olvidan durante un tiempo de los problemas económicos, de las discusiones de pareja y son felices viendo disfrutar a sus hijas.

Manuel, 70 años. Viene a la biblioteca escapando de la tensión y del ruido que hay en su propia casa desde que acogió a su hija, yerno y dos nietos. En la biblioteca encuentra la calma que necesita así como la comprensión de otros usuarios. Se distrae leyendo libros, revistas y diarios [..].

[Hay que] Mantener una actitud profesional cercana, empática, amable y alegre con los usuarios

Cuando se trabaja atendiendo al público, la frase “a mí no me pagan por ser simpático” es falsa [..].

[Hay que] Programar actividades que transmitan la construcción de un mundo alternativo posible

Basándonos en los valores sociales y en la concienciación de la población sobre temáticas que afectan a la globalidad de las personas, como el respeto al medio ambiente, el comercio justo, la banca ética, las cooperativas empresariales, el comercio de kilómetro cero, la alimentación biológica, el reciclaje, la moneda social, etc […]

Los bibliotecarios no somos psicólogos ni entrenadores personales de las emociones ni pretendemos serlo. No debemos actuar como consejeros ni como paño de lágrimas, pero podemos ayudar a las personas proporcionándoles bienestar, nuevos conocimientos para que gestionen mejor su vida personal y profesional, aliviarles con gestos o palabras afectivas. Interesarnos (respetando la intimidad) por la evolución de algún problema personal que algún usuario voluntariamente nos haya comentado previamente contribuirá a que el usuario se identifique más con la biblioteca’.

[Leer el artículo completo]

¿Quién vigila nuestras bibliotecas?. 2ª Parte.

De los problemas de una empresa de seguridad presente en nuestras bibliotecas (Seguriber) trataba Bibliotecaria Sin Tijeras en ¿Quién vigila nuestras bibliotecas?. Y ahora se trata de la situación legal de otra empresa (Segur Ibérica) que vigilaba la Biblioteca de Cataluña:

La Biblioteca de Cataluña salpicada por una estafa donde se investiga a la empresa que dirigía el ministro Pedro Morenés

Segur IbericaEl juzgado de instrucción 21 de la Ciudad de la Justicia ha citado a declarar el 27 de Junio en calidad de querellados a la Jefe de Administración de la Biblioteca de Cataluña y al responsable de mantenimiento de esta institución cultural situada en la calle Hospital de Barcelona. Investigan unos presuntos delitos de falsedad en documento público y omisión del deber de perseguir delitos en relación a una trama donde estaría involucrada la empresa de seguridad Segur Ibérica, presidida hasta el 30 de enero de 2012 por el actual ministro de Defensa español Pedro Morenés.

La investigación que ahora se ha trasladado a un juzgado de Barcelona es una derivada de un procedimiento que, desde hace un año, se instruye a un juzgado de la plaza de Castilla de Madrid. El fondo de la cuestión sería una presunta estafa de la empresa Segur Ibérica que asciende a los 9 millones de euros, y que se derivaría de una falsa facturación de servicios nunca prestados a instituciones como el Ministerio de Economía, el Ministerio de Hacienda, el Museo Reina Sofía, AENA, ADIF, RENFE o la propia Biblioteca de Cataluña. En cuanto a este último organismo, la cantidad defraudada ascendería a 35.000 euros. La citación de los responsables de la Biblioteca de Cataluña se ha producido al considerar que estos eran conocedores de la estafa y no actuaron para impedirlo.

Sala de la Biblioteca de Catalunya ROBERT BONET

Sala de la Biblioteca de Catalunya ROBERT BONET

El fraude también se habría cometido mediante la contratación de personal no cualificado-sin la titulación de vigilante de seguridad-para realizar trabajos de riesgo, facilitando así inflar las facturas que se pagaban desde las arcas públicas. Los hechos delictivos se habrían cometido desde el año 2005 y hasta 2011, cuando Pedro Morenés ocupaba la presidencia de Segur Ibérica. Un equipo de detectives ha investigado las cuentas y las contrataciones de la empresa durante el periodo investigado y ha elaborado un exhaustivo informe que se ha incorporado a la causa. Se da la circunstancia de que Segur Ibérica fue premiada como adjudicataria única del contrato con el Ministerio de Defensa para proteger la flota de pesqueros atuneros en aguas del océano Índico. A día de hoy la exministra del PP, Ana Birulés, sigue figurando en el consejo de administración de Segur Ibérica SA.’

Argumentos para no construir una biblioteca

Bibliotecaria Sin Tijeras quiere recomendar un post de Frikitecaris. Sobre todo porque más allá de la anécdota local, que puede ser hasta divertida según como se mire, critica una forma de pensar cercana al extremismo neoliberal tipo Tea Party:

Oscar [sic] Planes, o Hablar sin tener ni puñetera idea

En nuestra vida como bibliotecarios tenemos que lidiar en entornos hostiles. Vivir por y para la cultura en los tiempos que corren no es fácil, e intentar mantener un servicio de calidad con los recursos menguantes es harto difícil, pero lo intentamos porque creemos en lo que hacemos. Desde luego, ninguno de nosotros está aquí para hacerse millonario, así que puedo presuponer que todos los bibliotecarios lo son por vocación. Quizá por ello, cuando un usuario (real o potencial, da igual) habla sobre la biblioteca sin tener ni idea de lo que dice, duele. Si esa persona se dedica, además, a la política, es para salir huyendo y no volver jamás.

Esta pequeña introducción viene a cuento por un post publicado por el Sr. Oscar [sic] Planes sobre la necesidad de construir una nueva biblioteca en Caldes de Malavella, precioso pueblo sito en la provincia de Girona. El Sr. Planes no está de acuerdo con ello y expone una serie de argumentos. El post está originalmente en catalán. Los lectores catalanoparlantes pueden ir al original, el resto pueden darle al google translator. Servidora copia, traduce y comenta los aspectos más relevantes.

Este es el post original comentado en Frikitecaris

La cosa va como sigue: la futura biblioteca costará 2.100.000 €, de los cuales la Generalitat pone 1.018.000 €. Es decir, el Ayuntamiento debería apoquinar 1.082.000 € (más el mantenimiento posterior). A este señor le parece que es tirar el dinero, porque:

a) Según él, la afluencia en horario matinal es de un tope de tres personas, y en horario de máxima afluencia la mayoría de usuarios son niños (¿alguna cifra? ¿de qué edad?) que van estrictamente para jugar con internet y arman tal alboroto que no dejan al resto leer en silencio y tranquilidad. Como razonamiento es muy vago, y se basa tan solo en su apreciación personal de algún día que pasaba por allí. Extrapolaciones y generalizaciones, básicamente, y no vale la pena entrar en ellas. Venga, Sr. Planes, esmérese un poco más con su razonamiento, que así no vamos a ningún sitio.

b) Los que están a favor de la biblioteca lo hacen basándose en términos tales como cultura, cohesión, nuevas tecnologías y progreso. Vayamos punto por punto, ¿les apetece?’

Leer más

 

FESABID también muestra su preocupación por los recortes en las bibliotecas.

Según un artículo publicado en El País con el título: ¿Adiós a los nuevos lectores? [Las negritas son nuestras]:

‘[…] En todas las Comunidades Autónomas, Diputaciones y Ayuntamientos se han visto reducidos los presupuestos en porcentajes que oscilan entre un 10% y el 100%, según partidas. Son datos que han pasado las diferentes asociados a Fesabid (Federación Española de Sociedades Archivísticas, Biblioteconomía, Documentación y Museística). Para su presidenta, Margarita Taladriz, más que las cifras, lo importante son las consecuencias que esta situación está teniendo para los ciudadanos, las bibliotecas, los servicios que ofrecen y los profesionales que los gestionan.

En el caso de las bibliotecas públicas en Cataluña, los recortes en personal están teniendo algunas consecuencias: “Algunos profesionales están siendo despedidos o se han aplicado reducciones de horario al personal interino existente; se ha suspendido la contratación de nuevo personal interino (para sustituir vacantes, permisos, bajas, etcétera.); se ha puesto en marcha la reducción o cancelación de la oferta de empleo público (falta de consolidación de las plazas‐una parte importante de la plantilla de bibliotecas, que ha crecido mucho en los últimos años, está formada por interinos; alguna biblioteca que está en obras no podrá abrir sus puertas, etcétera.). El Decreto‐Ley 1/2012, de 5 de enero, de medidas urgentes para la reducción del déficit en la Comunitat Valenciana, entre otras, reduce la contratación de empresas que cubrían servicios que la administración no dotaba y que había optado por externalizar hace ya tiempo. Sin personal no se puede dar un servicio y esto está llevando al cierre de algunas bibliotecas”.

En dicha línea, agrega Taladriz, estaría el caso del Concello de Ames (A Coruña) en el que, alegando motivos económicos, se propone el despido de 3 trabajadores de los 5 existentes en la biblioteca municipal. “Actualmente la biblioteca cuenta con dos puntos de servicio. Con esta propuesta cada uno de los 2 puntos de servicio quedarían cubiertos por una única persona, lo que es garantía de que muchos días la biblioteca permanecerá cerrada al público. En el caso de Madrid, en el colectivo bibliotecario se ve con preocupación la propuesta de voluntariado de las autoridades responsables de estos servicios públicos, no por el voluntariado en sí, sino por el momento en el que surge, porque se tiene la percepción de un cierto desconocimiento del trabajo profesional, que se lleva a cabo en las bibliotecas” […].

Leer mas…