Los recortes en las Bibliotecas Públicas desatan la caída de usuarios

Según se opina en El Confidencial :

Los recortes en las Bibliotecas Públicas desatan la caída de usuarios

Javier Zurro

Hablar de recortes en la cultura se ha convertido en un tema recurrente de la crisis. Cine, teatros, museos… todos reciben cada año menos aportación del Estado. Esta triste realidad se cumple también con las Bibliotecas Públicas, que han presentado sus datos del 2012, año en el que se realizó una inversión de 4.836.795 euros menos respecto al curso anterior.

Los recortes en estas instituciones comienzan en el transcurso del año 2010 al2011, cuando se pasa de 86 millones de gasto total a 75 millones. De 2011 al 2012 se ha vuelto a disminuir esta cuantía, quedándose ahora en 70.772.254 euros. Estos descensos se han visto acompañados por una caída en el número de usuarios activos de las Bibliotecas Públicas, que si bien llevaban un ritmo ascendente hasta el 2010, en este año (en el que empiezan los ‘tijeretazos’) comienzan a caer estrepitosamente. Del 2010 al 2011 se registran casi 9.000 usuarios menos. El dato es estremecedor en el transcurso del 2011 al 2012, cuando esta cifra se desploma desde los 652.572 a los 600.004, 52.568 menos.

También los visitantes esporádicos han caído. Exactamente 1.375.593 de personas menos han pasado por las Bibliotecas españolas. Estas instituciones, un total de 52 en toda España, están presentes en todas lascapitales de provincia (a excepción de Barcelona, Bilbao, Ceuta, Pamplona y San Sebastián) y en otras importantes ciudades españolas como Gijón, Mahón, Mérida, Orihuela y Santiago de Compostela. Su gestión está transferida a las Comunidades Autónomas.

Leer más…

Las Bibliotecas Públicas del Estado muestran algunas estadísticas descendentes.

Es evidente que las estadísticas de las 52 Bibliotecas Públicas del Estado,

no reflejan al conjunto de bibliotecas de esta país. Pero Bibliotecaria Sin Tijeras cree que si pueden dar una idea de por dónde van las desgraciadas consecuencias de los recortes neoliberales en algunos datos de nuestras bibliotecas:

Evolución del gasto en adquisición bibliográfica

BPE1

Evolución del personal

BPE2