Vecinos del barrio de Fuencarral quieren recuperar su robada Biblioteca de Caja Madrid

Indignados por que la cerrada biblioteca de Caja Madrid en el Barrio del Pilar pase a manos de la fundación de una implicada en el escándalo de las tarjetas black, los vecinos han decidido crear una petición en Change para recuperarla:

Barrio del Pilar biblioteca

‘Dirigida a ASAMBLEA DE MADRID

Queremos nuestra Biblioteca

Coordinadora X lo publico Fuencarral el Pardo

La Biblioteca de Caja Madrid, situada en la calle de Ponferrada 14, en el Barrio del Pilar, que contaba con 222 puestos de lectura,  ha sido durante muchos años un lugar imprescindible de estudio y consulta para los vecinos y vecinas. muy utilizado por muchas personas de distintas edades. En el 2011, se reformó, mejorando sus equipamentos.

Una vez reformada, la Biblioteca cerró sus puertas y el inmueble fue cedido gratuitamente en 2012 a la fundación familiar “Carmen Pardo Valcarce”, creada por Carmen Cafranga, Consejera de Caja Madrid, conocida últimamente como usuaria de las “tarjetas  Black”, con la que gastó 173.000 € en toda clase de lujos.

Se da la circunstancia de que Carmen Cafranga no sólo formaba parte de Consejo de Administración de la Caja que aprobó ese “Plan de cesión de Espacios”, sino que también era miembro del Consejo de Administración de GECESA, sociedad propiedad 100% de Caja Madrid, que gestionaba los centros de la Obra Social y participó activamente en el diseño del plan para su desmantelamiento y adjudicación.

En estos momentos y dentro del emporio de inmuebles, negocios y locales que tiene esa fundación, la Biblioteca, además de haber perdido todos sus libros, está siendo utilizada como Oficina de Empleo de discapacitados, un ejemplo más de la privatización de servicios públicos y que, en cualquier caso, dada también la importancia de este tipo de atención social,  podría instalarse en cualquier otro de los múltiples inmuebles que posee esa fundación, de forma que el barrio recupere una Biblioteca que realizaba un servicio fundamental.

Hay que señalar que en todo el distrito de Fuencarral, con más de 230.000 habitantes, solo tenemos dos Bibliotecas. La Biblioteca municipal José Saramago (1.070 m2) y la Biblioteca de la Comunidad de Madrid Rafael Alberti (2.722 m2), que en total suman una superficie de 3.792 m2, cuando los estándares de bibliotecas, según la Federación Española de Municipios, debería ser de 3.510 m2 por cada 50.000 habitantes.

Desde la Coordinadora por lo Público de Fuencarral el Pardo exigimos

  1. La inmediata devolución del inmueble al barrio, para que cumpla con su anterior función.
  2. Que sea gestionada por el Ayuntamiento y que en su gestión participen los colectivos sociales del Distrito.
  3. Conocer el destino de los libros existentes en la Biblioteca’.

PUEDES FIRMAR AQUÍ

 

La cerrada biblioteca de Caja Madrid en el Barrio del Pilar pasa a manos de la fundación de una implicada en el escándalo de las tarjetas black

Como se recordará hace dos años se cerraron casi todas las bibliotecas de Caja Madrid. Ahora se conoce que uno de sus locales ha ido a parar nada menos que a un fundación dirigida por la recientemente implicada en el escándalo de la tarjetas black, Carmen Cafranga.

La noticia de politicalocal.es nos explica con detalle el historial y ‘meritos’ de esta persona:

La socia de la mujer de Ignacio González se queda con una biblioteca de Caja Madrid

COMUNIDAD DE MADRID. La Biblioteca de Caja Madrid en el Barrio del Pilar ha pasado a manos privadas de la Fundación Carmen Pardo-Valcárcel, que preside Carmen Cafranga, socia y amiga personal de la mujer del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González [y también amiga de Ana Botella].

Noticia de la dimisión de Carmen Cafranga la semana pasada. Fuente :RTVE

Noticia de la dimisión de Carmen Cafranga la semana pasada. Fuente :RTVE

Carmen Cafranga era también presidenta de la Fundación Caja Madrid -encargada de la obra social- hasta el pasado 2 de octubre, cuando presentó su dimisión, conocerse que era una de las beneficiadas por las tarjetas B de la entidad financiera y a la que habría cargado un total de 175.200 euros.

Cafranga es socia y amiga personal de Lourdes Cavero, esposa del presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González. Además, es consejera delegada de Subastas Segre, la sociedad de negocios de arte que preside la primera dama regional, en cuyo consejo de administración está desde su creación en 2001.

“Un dinero que debía haber ido a proyectos de la Obra Social, como las escuelas infantiles”, señala Ramón Marcos, portavoz adjunto de UPyD, en referencia al gasto de las tarjetas fantasma realizado por Cafranga. Más de 700 niños se beneficiaban de estas escuelas “que ahora el PP ha decidido dejar de subvencionar, de modo que pagan las consecuencias de la mala gestión de Caja Madrid los más débiles”.

“Rasques donde rasques, todo es corrupción”, denuncia Marcos. “Las relaciones de amiguismo de este Gobierno del PP están en la base de la crisis de esta Comunidad Autónoma, porque simbolizan la mala gestión de las administraciones”.’

 

 

Ejemplo a seguir para las cerradas bibliotecas de Caja Madrid: Tres Cantos

Como anunciaba BST, el pasado 11 de marzo se reabrió la biblioteca de Caja Madrid de Tres Cantos. Bueno, en realidad por el momento más que como biblioteca funciona como sala de estudios pues el préstamo aún no está operativo. El alcalde, Jesús Moreno, dice que eso se solucionará rápidamente. Lo mismo también habría que ampliar algo el horario que ahora es solo de 16:30 a 21 horas, de lunes a viernes, y de 10 a 14 horas, sábados y domingos.

Además, ¿qué pasará dentro de cuatro años cuando acabe la cesión de Caja Madrid?. No es que esta reapertura sea perfecta. Pero al menos esa biblioteca no se convertirá en una tienda de ropa como otras. La pregunta que se hace Bibliotecaria Sin Tijeras es: ¿no se puede llegar, al menos, a acuerdos similares con el Ayuntamiento de Madrid y otros para reabrir las cerradas bibliotecas de Caja Madrid?.

Esta es la noticia sobre la biblioteca de Tres Cantos según madridnorte24horas.com :

‘La Fundación Caja Madrid cede la instalación durante cuatro años al Ayuntamiento

La biblioteca de Obra Social Caja Madrid reabre pero bajo la gestión del Ayuntamiento

Los vecinos de Tres Cantos tienen desde la tarde del 11 de marzo una nueva biblioteca municipal en las instalaciones que antes tenía la Obra Social de Caja Madrid en el sector Descubridores 46. Se acaba de firmar un acuerdo de cesión de instalaciones por cuatro años.

El horario de las instalaciones es de 16:30 a 21 horas, de lunes a viernes, y de 10 a 14 horas, sábados y domingos. Inmediatamente después de la firma del convenio, la biblioteca, que cuenta con 105 puestos, ha entrado en servicio y estará operativa al 100% en cuanto finalice el proceso de actualización de su base de datos. Por el momento, podrá ser utilizada como sala de estudio, aunque se espera incorporar el sistema de préstamo de libros de inmediato.

Cerrada desde julio de 2012

La antigua biblioteca de la Obra Social de Caja Madrid permanecía cerrada desde el 2 de julio de 2012, dentro de los recortes que se vió obligada a hacer la entidad con motivo de su crisis. La nueva biblioteca llevará de nombre “Biblioteca Municipal Fundación Caja Madrid” en recuerdo de la instalación que se convirtió desde su apertura en los años ochenta del siglo pasado en una instalación social y cultural muy querida.

Esta biblioteca está situada en el Sector Descubridores 46, y se inauguró en 1987, cuando Tres Cantos aún no se había constituido como municipio. En 2009 permaneció varios meses fuera de servicio, con motivo de la reforma que se llevó cabo para renovar sus instalaciones.

La firma del convenio, a la que han asistido el Alcalde, Jesús Moreno, la tercera teniente de Alcalde y concejala de Cultura y Festejos, Marisol López, y la concejala de Educación y Personas con Discapacidad, Manuela Gómez, y por parte de la Fundación Caja Madrid, su presidenta, Carmen Cafranga; y el Director General de dicha entidad, José Guirao, incluye la cesión de la instalación, de su catálogo de libros, compuesto por 9.000 volúmenes, del mobiliario y de los equipos informáticos’.

[Leer mas]

Hoy se reabre la biblioteca de Caja Madrid de Tres Cantos

La pasada semana, BST, recogía la noticia de El Mundo: Se alquilan bibliotecas: Los antiguos centros de Caja Madrid salen al mercado desde 1.700 euros al mes.

En el mismo se mencionaba

“el acuerdo alcanzado en Tres Cantos, donde el Ayuntamiento ha asumido la gestión de la biblioteca de Caja Madrid […]”

La verdad es que Bibliotecaria Sin Tijeras no sabía que ya se había concretado ese acuerdo del cual se llevaba hablando casi dos años:

“El alcalde de Tres Cantos (Madrid) negocia con Bankia para evitar el cierre de la biblioteca”. (Mayo de 2012)

Tampoco sabía nada el ‘tuitero’ 3cantino. Y parece que no se lo creía demasiado:

Tres Cantos1

Otro tricantino -Anurra Serrucho con el logo de la Marea Amarilla- se decidía a preguntarle directamente a Jesús Moreno, alcalde de Tres Cantos, que le daba una estupenda respuesta:

Tres Cantos2

O sea que parece claro que es justo hoy cuando va a reabrir sus puertas la biblioteca de Caja Madrid de Tres Cantos. Lo que no entiende muy bien, BST, es porque, el alcalde habla de la nueva biblioteca municipal “Fundación  Caja Madrid”. ¿Va a ser municipal o de Caja Madrid?.¿A medias?.

Se alquilan bibliotecas: Los antiguos centros de Caja Madrid salen al mercado desde 1.700 euros al mes

Muy recomendable el artículo de El Mundo sobre las cerradas bibliotecas de Caja Madrid. Bibliotecaria Sin Tijeras sigue pensando que, al menos, la Fundación Caja Madrid podría donar todos esos libros a otras bibliotecas.

Este es el artículo:

Esta era la biblioteca de Aluche. Ahora es una tienda de ropa y zapatos.

‘OBRA SOCIAL Cerradas en 2012

Bibliotecas en alquiler

  • Los antiguos centros de Caja Madrid salen al mercado desde 1.700 euros al mes
  • El Ayuntamiento de Madrid ha descartado asumir la cesión de las bibliotecas

RAY SÁNCHEZ Madrid

En la Carretera de Canillas, al noreste de la capital, un edificio de oficinas todavía permanece coronado por un letrero publicitario de Caja Madrid como si Bankia hubiera sido solamente un mal sueño. Debajo del vestigio, en una ventana aparece el número de teléfono de una agencia inmobiliaria. «El local tiene 350 metros cuadrados y el precio es 3.600 euros al mes», explica por teléfono un agente. «Antes era una biblioteca, y está acondicionado. Si estás interesado en quedarte con parte del mobiliario, como las mesas, se puede negociar», hace saber el vendedor.

En la biblioteca de Canillas se gastaron 500.000 euros dos años antes de cerrarla

En esas mesas se dejó los codos Carlos Sánchez, bioquímico de 30 años y uno de los 18.423 usuarios de la desaparecida biblioteca. «Yo sin ella no habría sido capaz de sacarme la carrera. Era la única de la zona. Para ir a otra teníamos que coger el coche». La biblioteca de la Obra Social de Caja Madrid de Canillas cerraba en junio de 2012 a pleno rendimiento, con la tradicional aglomeración de toda época de exámenes, cuando «se ponía a tope» y «había lista de espera» para lograr sitio. En algunas ocasiones, incluso estaba abierta las 24 horas del día. Ante esa demanda, en 2010 se invirtieron 500.000 euros para reformarla por completo, incluyendo la instalación de un ascensor para mejorar su accesibilidad. Los préstamos se contaban por más de 30.000 al año. Unas cifras excelentes, pero insuficientes para salvarla del cierre.

«Las bibliotecas se cerraron porque no éramos capaces de mantenerlas», se justifica Cristóbal Sánchez, responsable del área socioeducativa de la actual Fundación Caja Madrid. «La Obra Social en su momento tenía dotación del negocio bancario, y cuando se produce la reconversión en Bankia, se rompe esa financiación, fue como un cortocircuito».

En 2012, la antigua caja de ahorros cerraba un total de 35 bibliotecas y centros dedicados a mayores en toda España al considerar que el servicio que prestaban quedaba cubierto por los ayuntamientos. En la ciudad de Madrid se salvaron las bibliotecas de San Cristóbal de los Ángeles y de la Casa Encendida. «La mayoría surgieron hace 30 años en barrios donde no había ninguna biblioteca. Pero ahora tenemos que financiarnos para mantener otros proyectos sociales, y lo hacemos con lo que tenemos, como estos locales», añade el representante de Caja Madrid’.

[Seguir leyendo]

Bankia podía donar los libros de las cerradas bibliotecas de Caja Madrid

Visto en Twitter:

Y es que da pena ver las antiguas bibliotecas de Caja Madrid  cerradas y con los libros dentro como estaba está de Alcorcón

Bankia explota los locales de las cerradas bibliotecas de Caja Madrid : Alcalá de Henares, Aluche, Tomelloso

Un año y medio después del cierre generalizado de las bibliotecas de Caja Madrid, Bankia ha decidido sacar tajada de los edificios incluso estando llenos de libros.

El caso de la antigua biblioteca de Alcalá de Henares se cuenta en este post de Código 288 que BST ha visto  gracias a un correo de Raúl González en Iwetel:

Se alquila local de biblioteca (con libros dentro) en Alcalá de Henares

Por un correo electrónico de uno de los grupos ciudadanos organizados de nuestra ciudad nos ha llegado un enlace a la web Idealista, dedicada a la venta y alquiler de viviendas y locales comerciales donde aparece un local para alquilar en la calle Libreros de Alcalá por 7.500 euros que os sonará mucho. Este es el enlace con la ficha. Y es que es el local donde funcionaba la biblioteca de la Obra Social de Cajamadrid en Alcalá de Henares […].

 

Desde [el cierre], tres iniciativas ciudadanas estuvieron intentando gestionar el espacio, con diferentes proyectos, y estuvieron en contacto directo con responsables de lo que quedaba de las ruinas de la Obra Social de Cajamadrid. Pero Bankia sólo quería obtener rentabilidad económica, y lo de la cultura era lo de menos’.

Otras ex-bibliotecas ya no tienen ni libros. Así le cuentan a BST que la que estaba en Aluche es, desde hace un mes, en una tienda de ropa. Parece que para dejar sitio a los trajes se han llevado a los libros -tenía más de 15.000 volúmenes- a otra de las bibliotecas que tienen cerradas. ¿Para qué? se pregunta Bibliotecaria Sin Tijeras ¿para tenerlos encerrados?. ¿No se podía al menos darles un mejor uso?

Pero el caso más increíble es el de la Biblioteca de Tomelloso en Ciudad Real. La han reabierto pero sólo unas pocas horas los jueves. Por lo que se dice en el periódico Lanza, se trata de una artimaña para quedarse con el local del Ayuntamiento. Este es el artículo:

Manuel Sánchez Patón

¿Qué fue de la Biblioteca de Caja Madrid en Tomelloso?

El 30 de junio de 2012 Bankia-Caja Madrid cerraba en Tomelloso la biblioteca, el laboratorio de idiomas y el hogar del jubilado de la Calle Santa Rosa. Un premeditado plan de desmantelamiento de su Obra Social (todavía no explicado a sus clientes) finiquitaba uno de los proyectos culturales de mayor éxito del último medio siglo.
Las cajas de ahorro no tienen sitio en la postmodernidad tecno-capitalista. En términos más prosaicos; su fagocitación por los bancos buenos es consecuencia lógica de la reestructuración bancaria iniciada y casi consolidada en tiempo récord en la segunda legislatura del gobierno “progresista” de Zapatero. Los bancos buenos tienen otras miras, cosas más importantes de las que ocuparse. Además, luce más fomentar proyectos de cooperación en África que costear bibliotecas en barrios obreros de Madrid, Alcalá de Henares, Manzanares o Tomelloso.
Durante casi seis meses la emblemática biblioteca de la Calle Santa Rosa permaneció en un profundo abandono hasta que, inesperadamente, reabría sus puertas en el mes de diciembre de 2012, manteniendo un mínimo servicio los jueves en horario de mañana y tarde.

No trascendieron los motivos de la reapertura. Parece que Bankia y el Ayuntamiento de Tomelloso pugnan por la propiedad del inmueble. La intención del banco es – con el mínimo esfuerzo – hacer valer el contrato firmado en su día entre ambas entidades que establecía que hasta que no transcurrieran treinta años de su explotación, el Ayuntamiento seguiría siendo el titular del edificio y solar. Cumplido este plazo, el patrimonio pasaría a ser de Bankia (que como todo el mundo sabe, reabsorbió a Caja Madrid en una insólita operación de ingeniería político-financiera)’.

Leer mas [incluidos unos sentidos agradecimientos a las bibliotecarias]