¿En qué se parece un archivero a un barrendero de Madrid?

La respuesta nos la da Petra López en su demoledor correo enviado a Iwetel:

‘[IWETEL] En qué me parezco a un barrendero

Como ya sabéis, los barrenderos de Madrid están en huelga para exigir la retirada de los ERE y evitar la bajada de sus salarios, así como para evitar la supresión de otros derechos. La situación viene motivada por la adjudicación del contrato del servicio de limpieza viaria  a un precio que apenas cubría los gastos de personal incurriendo casi en la denominada” bajada temeraria”

Madrid--hecha-un-asco

Desde hace tres o cuatro años, con el inicio y auge de la crisis,  la mayoría de los concursos públicos (incluidos los relacionados con la gestión de archivos), se publican con  un  único criterio de adjudicación, el precio.  En unos concursos en los que el 90% de los gastos son de personal, esto implica que prácticamente la única reducción de costes, sea la reducción de salarios.

Con el primer concurso público de este tipo de la Comunidad de Madrid, los archiveros pasaron a cobrar una media de 350 € mensuales menos.

La última administración en subirse a este carro, ha sido el Ministerio de Defensa, que publicó un concurso el 30 de octubre pasado, para la “identificación, organización y descripción de documentos de archivo en archivos y centros del sistema archivístico de la defensa”. El proyecto recoge la contratación de 7 archiveros durante un año y el presupuesto base de licitación (sin incluir IVA) es de 115.700 euros.

Cualquiera que sepa utilizar una calculadora puede realizar los cálculos.  Se empieza a descontar de este presupuesto  los gastos (cerca de 10.000 euros distribuidos en anuncio en el BOE, material, garantía provisional, financiación de nóminas…) y una bajada del 10% (mínima para competir entre las empresas). Tras este descuento se podrá observar que el dinero destinado a los trabajadores (nóminas y seguridad social) es de aproximadamente 94.000 euros. Si lo dividimos entre 7 personas un año, el dinero destinado al trabajador es de 1.260 euros/mes, y descontando la seguridad social, el salario sería de  794 euros (brutos al mes). Todo esto, sin sumar ningún tipo de beneficio para la empresa (que se va a convertir con el paso del tiempo en una ONG). ¿Quién es el responsable de esta situación y estos sueldos, las empresas o la propia Administración?

La diferencia con los barrenderos es que finalmente la alcaldesa se sentará a negociar con las empresas, los sindicatos o los trabajadores mientras que en muchas de las empresas que se dedican a proyectos de gestión documental, no hay sindicatos que ayuden. Por  otra parte, que nosotros dejemos de “organizar papeles”, no tiene ningún impacto social (la mayor parte de la población no sabe ni qué es un archivero). Además, no olvidemos que  las “cúpulas directivas” de las distintas asociaciones profesionales de archiveros, están formadas en su mayor parte por funcionarios,  que,  además,  son los encargados de la adjudicación de dichos proyectos, demostrando estar alejados no sólo de la realidad, sino de  las cuitas del resto de profesionales del sector al que en ocasiones dicen representar’.

Los archiveros gallegos consiguen que Feijóo tenga que rectificar su explicación de que se habían destruido los documentos que le relacionan con el narco Dorado.

No es habitual que los archiveros intervengan en un caso de corrupción política. Pero el caso es que acorralado por las fotos que le relacionaban con el narcotraficante Dorado, el presidente gallego Feijóo dijo que toda la documentación de 10 años atrás se había destruido totalmente. Por supuesto que los archiveros gallegos protestaron por tal despropósito. Y algo consiguieron puesto que en la última sesión del Parlamento de Galicia, Feijóo tuvo que rectificar sus palabras de que se habían destruido los documentos.

Dorado

Esta fue la respuesta que dió en Anabad-Galicia, Pedro López Gómez, Catedrático de Biblioteconomía y Documentación:

Dorado, el Presidente y los documentos de la Xunta de Galicia

Publicado o 20/05/2013 por Anabad Galicia

En relación coas novas publicadas sobre destrucción de documentos na administración autonómica Pedro López Gómez expón o seu punto de vista:

A través de la prensa y la televisión, nos hemos enterado de la intervención en el Parlamento de Galicia del Presidente de la Xunta, el 15 de mayo, y de sus afirmaciones sobre la imposibilidad de presentar los contratos del gobierno gallego con las empresas de Marcial Dorado, con anterioridad al 2003, debido a que cada 10 años se destruye la documentación pública de este carácter.

Intervenciones posteriores del Secretario Xeral Técnico de Sanidade, el 16 de mayo, nos dicen que no es exactamente así, que hay una parte de la información que aún se conserva, pero que ni la consellería ni el SERGAS suscribieron nunca ningún contrato ni operación contable con las empresas de Dorado, y que además resulta imposible trasladar la documentación de los contratos de suministros energéticos, combustibles e informáticos, entre 1992 y 1998, porque se trata de un volumen desproporcionado.

Estas declaraciones nos hubieran sonrojado, si no estuviéramos ya tan acostumbrados a despropósitos similares en boca de nuestros dirigentes políticos. Tanto si es verdad lo que afirman el presidente o el secretario de la consellería, como si no lo es, la conclusión que se desprende nos habla tanto de la ignorancia de sus asesores, como del abandono en que se encuentra nuestro patrimonio documental, como ya sugeríamos con motivo de robo del Calixtino.

Porque evidentemente el Presidente no puede saber de todo, aunque algo debiera saber, por sus estudios, de documentos administrativos, y del proceso administrativo que implica que los expedientes tramitados deber ir a parar a un archivo, donde se custodiarán mientras sus valores (administrativos, jurídicos, fiscales, etc.) así lo exijan, antes de desembocar en un archivo histórico, o ser eliminados si dichos valores han desaparecido entre tanto y no se les reconoce interés de información para la investigación histórica…

Evidentemente, el Presidente no puede saber de todo. Y por eso tiene asesores, que en este caso no parecen muy bien informados. En cambio tiene archiveros, pocos pero buenos, incluso los de reciente ingreso, como Toño Fernández, que seguramente le habrían informado adecuadamente sobre el tema. Porque lo que afirmaba el Presidente apunta a un delito grave: la destrucción indiscriminada de elementos pertenecientes al patrimonio documental de Galicia, en un plazo que no sabemos quien ha establecido, y al margen de las posibles recomendaciones de una Comisión de Valoración, que no las ha podido dar, porque tal comisión no se ha puesto a funcionar.

Y si se habla de delito, habría que preguntarse qué medidas va a tomar el conselleiro de Cultura, de quien dependen los archivos de la Xunta, la propia Presidencia, o los fiscales, ante tamaña agresión a un bien público.

Pero vamos a aceptar que el Presidente, asesorado erróneamente, dijo algo que no era cierto, lo que ya es grave. Vamos a aceptar la versión del Secretario xeral del Sergas: que es imposible proporcionar información sobre los miles de expedientes de contratación de los años solicitados. Entonces, el Sergas, que es una de las organizaciones públicas que más dinero mueve en este país,¿no tiene organizados sus archivos? ¿cómo se identifican sus expedientes? ¿no están clasificados? ¿no están descritos? ¿sus inventarios no están informatizados? Ya sabemos que no, pero vamos a fingir que nos escandalizamos, porque es nuestra obligación, como profesionales y como ciudadanos escandalizarnos ante semejante despropósito. Y por favor, no confundamos su archivo administrativo con los archivos de historias clínicas, cuya destrucción parcial y accidental,  en los casos en que no son de uso cotidiano, nos sobresalta periódicamente.

Pero no es sólo el Sergas, son la consellerías, en su mayoría, las que no disponen de un archivo que sea tal y no un mero almacén, servido por profesionales especializados y competentes a los que tradicionalmente se ha denominado “archiveros”. Recordemos los kilómetros de documentos públicos que se reparten en todo Santiago sin un control adecuado, porque año tras año, administración tras administración, se va difiriendo la aprobación de una ley referente al sistema archivístico de Galicia y a su patrimonio documental, que mientras tanto sigue, cuando no está controlado en los escasos archivos públicos existentes, manga por hombro.

Y esta es una responsabilidad evidente de la Presidencia de la Xunta, de las consellerías correspondientes, del Parlamento, y también de los agentes sociales, para quienes los documentos públicos sólo interesan en momentos puntuales en que hay que sacarlos a relucir, cuando su adecuada custodia y salvaguarda es una exigencia que incumbiría a todos, pues son soportes para la defensa de los derechos y deberes de las administraciones y de los ciudadanos, y una necesidad para la construcción de la memoria colectiva a través de los estudios históricos que se realicen.

Todo esto es un dolor. ¡Hasta cuando la ley de archivos de Galicia…!

Pedro López Gómez
Catedrático de Biblioteconomía y Documentación’

 

 

“De la responsabilidad al servicio social” Jornadas de Gestión de la Información de SEDIC.

‘Desafíos como el envejecimiento poblacional, el crecimiento del paro, la brecha digital y el aumento de grupos minoritarios desfavorecidos han añadido complicaciones a un sistema social español que está soportado por una recaudación fiscal menor que la media europea.

El profesional de la información no puede permanecer al margen de esas diferentes manifestaciones, cuyo concepto se articula tanto en la idea de sociedad excluyente como en la de sociedad incluyente. Reconocer el principio de diferencia social no ha de conducir a la exclusión de un grupo por otro, sino, por el contrario, a la posibilidad de una igualdad de oportunidades en el uso de la información, en la heterogeneidad y en el respeto a la diferencia.

Esta decimotercera edición 2011 de las Jornadas de Gestión de la Información de SEDIC tituladas “De la responsabilidad al servicio social” se organiza en torno a los siguientes ejes temáticos:

  • Identidad y memoria
  • Inclusión de grupos desfavorecidos y colaboración con otros agentes
  • Papel de las TICs en las movilizaciones sociales
  • Ética de la información

Como en ediciones anteriores, nos acompañarán conferenciantes de otros países que aportarán su conocimiento y su experiencia en contextos profesionales diversos; cada uno de los temas de las jornadas se desarrollará a través de un panel de expertos, cuyas perspectivas distintas, a la vez que complementarias, posibilitarán el diálogo y el debate. La presentación de varias comunicaciones libres mostrará el trabajo que se viene realizando por el compromiso social de las bibliotecas o el papel de los profesionales de la información como agentes sociales. SEDIC pretende que los asistentes a las jornadas sean los auténticos protagonistas, alentando la participación en cada uno de los debates planteados’

Los profesionales de los archivos se reúnen: CITRA en Toledo y ArchiLab en Salamanca.

Se va a celebrar la Conferencia Internacional de la Mesa Redonda de Archivos (CITRA) en Toledo entre los días 26 y 27 de octubre de 2011.Esta organizada por el Consejo Internacional de Archivos (ICA) y la Subdirección General de los Archivos Estatales del Ministerio de Cultura de España, bajo el título Keeping Archives Alive in a Digital World: Archival Preservation in the 21st Century.

La novedad de esta CITRA con respecto a las anteriores es su carácter abierto a cualquier profesional de los archivos que desee asistir, pues en años anteriores estaba restringida a los miembros del Consejo Internacional de Archivos.

Por su parte la Asociación de Archiveros de Castilla y León (ACAL) convoca el primer ArchiLab un encuentro de jóvenes estudiantes y profesionales de los archivos. El Encuentro es un evento con fines divulgativos hecho por y para estudiantes de archivos de las titulaciones de Información y Documentación de las distintas Universidades Españolas.

Los objetivos generales son:

  • Propiciar espacios de reflexión, discusión y formación sobre el trabajo en archivos.
  • Ser un punto de encuentro de empresas y estudiantes para fomentar la inserción laboral y las prácticas en empresas con el fin de completar su formación.
  • Mejorar las posibilidades de conseguir empleo a través de talleres sobre entrevistas, currículos y otros medios de los procesos de selección.

El encuentro tendrá lugar los días 7 y 8 de octubre en el Salón de Actos de la Facultad de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca. La inscripción será gratuita.

 

Los archivos españoles podrían sostener 100.000 empleos

Leemos una esperanzadora noticia para todos los archiveros españoles:

‘El consejero andaluz de Cultura, Paulino Plata, aseguró ayer que el sistema archivístico español, con unos 39.000 archivos, podría sostener unos 100.000 empleos en toda España, en la inauguración de una jornada conmemorativa del Día Internacional de los Archivos. En su discurso de apertura, Plata abogó por políticas capaces de “sacar el máximo provecho” al patrimonio documental español, que consideró que es el mayor del mundo, y al que sólo podría comparársele en importancia histórica el del Vaticano.

España tiene el único archivo histórico declarado Patrimonio de la Humanidad, el Archivo de Indias, en la ciudad de Sevilla, según el consejero, que señaló que sólo Andalucía dispone de 950 archivos con documentación histórica, seis de ellos de titularidad privada.

Plata también destacó que los archivos “son instituciones culturales insuficientemente conocidas y difundidas” además de “extraordinariamente útiles para la sociedad” y en muchos casos suponen una “garantía de derechos para los ciudadanos”, de modo que consideró que un país es más civilizado en cuanto conserva más cantidad de documentación histórica.

Paulino Plata también se refirió a la presentación el pasado miércoles en el Parlamento andaluz de la segunda Ley de Archivos de la comunidad autónoma, de la que espera que esté aprobada antes de fin de año, para sustituir a la de 1984 con la misma vocación, la de la innovación y la de estar a la vanguardia en el ámbito del patrimonio documental’.

¿Cuál será el futuro de los archiveros, bibliotecarios y documentalistas españoles?. Encuesta de FESABID.

 

¿Quiénes somos? ¿Adónde vamos? Vivimos en un momento de cambio y FESABID quiere conocer las opiniones de los profesionales de la información españoles sobre nuestro presente concreto y nuestro futuro cercano. Te pedimos 10 minutos para que aportes tus impresiones a través de la encuesta que FESABID ha puesto en línea y que servirá para tener una visión conjunta sobre la evolución de nuestra profesión.

El estudio FESABID sobre los profesionales de la información Prospectiva de una profesión en constante evolución pretende describir la situación actual y detectar las tendencias y áreas de desarrollo de la profesión en España. Los objetivos principales de este estudio son dos: disponer de una panorámica actual de los perfiles de los profesionales que trabajan en los entornos de la información y la documentación (bibliotecas, centros de documentos, archivos, etc.) y ofrecer una prospectiva sobre el desarrollo de una profesión en continuo cambio.

Por una parte, se pretende reunir la información necesaria que permita conocer cuáles serán los cambios más importantes que experimentará la profesión de quienes trabajan en bibliotecas, información y documentación; por otro lado, se quiere detectar cuáles son los principales ámbitos en los que debe evolucionar el colectivo: técnicas, recursos, organizaciones, servicios, formación, etc.

El estudio se distribuye en varias secciones, en las que se recogen datos cuantitativos y cualitativos sobre los profesionales y sus opiniones. Una de las secciones del estudio Prospectiva de una profesión en constante evolución se basa en la recogida de opiniones de profesionales. Para ello, se ha diseñado una sencilla encuesta, que permite valorar una serie de cuestiones sobre el presente y el futuro profesional. La encuesta está disponible en https://www.surveymonkey.com/s/fesabid y estará abierta hasta el 13 de abril de 2011.

La encuesta a profesionales de la información está diseñada para que se realice en menos de diez minutos y para que desde la misma se puedan obtener datos sobre perfiles del colectivo, sus opiniones sobre la actualidad de la profesión y sus previsiones de cambios en un futuro cercano. La encuesta se basa en la valoración de determinados enunciados sobre distintos aspectos de la profesión: formación, ejercicio laboral, desarrollo tecnológico, servicios, tendencias, etc.

Está previsto que en octubre de 2011 se presente y publique el estudio íntegro. El informe final se ofrecerá a la profesión, como una herramienta de diagnóstico y prospectiva que será de gran utilidad.

La coordinación científica del estudio está siendo realizada por José Antonio Gómez Hernández (Universidad de Murcia), Hilario Hernández Sánchez (Fundación Germán Sánchez Ruipérez) y José Antonio Merlo Vega (Universidad de Salamanca). Participan también en el equipo de coordinación Antonio Tomás Bustamante Rodríguez (Vocal de la Junta Directiva de FESABID; Universidad de Málaga) y Juan Carlos Martín González (Swets Commercial Director Southern Europe).