ANABAD-Galicia critica los recortes en los presupuestos para las bibliotecas y archivos gallegos.

BST ha visto en el blog de ACAL esta noticia:

Anabad-Galicia manifiesta que los recortes asfixiarán a los archivos y bibliotecas

La Asociación de Arquiveiros, Bibliotecarios, Museólogos e Documentalistas de Galicia (Anabad-Galicia) sostiene que el recorte previsto en los presupuestos generales de la Xunta para 2013 «suponen la asfixia de los centros». Critica que el recorte para bibliotecas y archivos de las cuentas del Gobierno para 2013 «es altísimo, respecto al ya escasísimo presupuesto del año 2012». En este sentido, explican en un comunicado que mientras el presupuesto dedicado a archivos desciende un 36,8%, el referido a bibliotecas públicas cae un 39,5 %. «En los archivos se recortan todas las partidas, y siguen sin abordarse los problemas crónicos de falta de espacio que le impiden a los centros cumplir sus funciones, al no poder recibir transferencias», sostiene Anabad.

Además, se indica que los archivos propios y los gestionados «están atestados».

«Sirva como ejemplo el Arquivo de Galicia, en la Cidade da Cultura, que ni siquiera sumando la nave existente en el polígono del Tambre tiene espacio de depósito suficiente para poder cumplir con su cometido», indica esta asociación en la nota de prensa.

En cuanto a las bibliotecas, Anabad-Galicia destaca que el recorte de la partida para adquisición de fondos bibliográficos en un 57 %, «es dramática, y les impide cumplir su función principal de atención a los usuarios».

«Los profesionales reclamamos de la Xunta un esfuerzo de racionalización en materia de presupuestos para archivos y bibliotecas, centros rentables social y también económicamente, y que cese ya el desmantelamiento por la vía de los hechos que determina esta continuidad en la mengua presupuestaria», concluye el comunicado’

<http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1329497>

Y de la nota original publicada por Anabad Galicia, Bibliotecaria Sin Tijeras extrae estos reveladores cuadros:

Galicia 1

Galicia 2

ANABAD trata de la crisis en las bibliotecas, los voluntarios y la unificación de redes en Madrid.

Recientemente ANABAD ha publicado un artículo con el título «La crisis en las bibliotecas»  en el cual su vicepresidente José María Nogales Herrera hace un repaso a fondo del tema. En el mismo se hace una especial referencia a la situación de las bibliotecas en Madrid.

Bibliotecaria Sin Tijeras piensa que lo mejor es leer el texto íntegramente pero en todo caso va a citar las partes que le han resultado más relevantes:

‘La situación se recrudeció cuando se empezó a ver que las plantillas quedaban congeladas en el mejor de los casos, en muchas ocasiones, disminuidas; que las jubilaciones no se cubrían y los contratos vencidos no se renovaban. En esa situación se produjeron ciertas declaraciones de la Sra. Alcaldesa de Madrid que en torno a la noticia de la dificultad en la apertura de tres nuevas bibliotecas ya concluidas en la ciudad, argumentaba que habría que recurrir a la labor del voluntariado para poder resolver la situación.

Tras estas manifestaciones (fuera de sentido) se nos vino a tranquilizar diciendo que no se trataba de realizar tareas profesionales sino otras netamente asistenciales, pero nosotros ya habíamos interiorizado la gran inquietud […]

La escalada de nuestra preocupación continua cuando fruto de la reforma de la legislación laboral se establece que quienes cobren el subsidio de desempleo habrán de realizar trabajos para la comunidad en los ayuntamientos, con esto, a expensas de ulteriores noticias, la línea queda trazada: primero se plantean las dificultades en abrir nuevos centros, después se abre la puerta a los voluntarios y por último la ley obliga a los desempleados a actuar como voluntarios.

El concepto de voluntario-forzoso nos resulta ya conocido por el antiguo servicio militar o por las zafras azucareras de la Cuba revolucionaria. Hoy y aquí nos parece inadmisible conferir el título de voluntario a un trabajo que se ha de hacer de manera forzosa […]

Todo este asunto que nos llega en un momento de profundos cambios, coincide en el caso de Madrid con el proceso abierto para la integración de las redes de bibliotecas municipales y autonómicas que operan en el mismo municipio […]

En primer lugar quiero destacar que esta reorganización se hizo como se hicieron las anteriores organizaciones:

· Sin un plan predeterminado conocido y conocible.

· Sin contar con los profesionales ni con las asociaciones que los representan[…]

Estos cambios afectan, no solo al Ayuntamiento de Madrid y a su Comunidad Autónoma, sino a todos los restantes municipios de la región […]

Una vez transferidos los centros al Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid ha de hacer lo principal: “territorio”; ha de crear el catálogo colectivo, el carnet único, mantener el adecuado software informático colectivo, el servicio universal, todo ello informado por una ley actual y un plan eficaz. Se han de reforzar los servicios de proximidad y los de extensión.

Será el momento de revisar las rutas de bibliobús, la situación de las bibliotecas escolares. Habrá que revisar esa política de salas de estudio, sin libros, sin personal bibliotecario, como si sólo un espacio wifi lo fuera todo; pero también habrá que repensar el papel de las bibliotecas carentes de adecuados recursos informáticos’.

BST sólo quiere añadir que en lo referente al necesario catálogo colectivo en la Comunidad de Madrid, la Subdirectora de Bibliotecas, María Jáudenes nos decía recientemente en una entrevista para el Boletín e-@ByD:

‘Ya hay 14 comunidades autónomas que tienen en marcha el catálogo colectivo (o catálogo único) de su Comunidad. Por tanto, sabemos que este es un proyecto viable y somos conscientes de su potencia como un instrumento de integración y cohesión del sistema público de lectura de la región’.

BST espera que eso signifique que se está trabajando en dicho proyecto.

Sube la ‘marea’, esta vez la amarilla. La defensa de las bibliotecas públicas aparece en la prensa generalista.

Feliz esta Bibliotecaria Sin Tijeras de ver, gracias a Anabad asociación que también se une a la defensa de las bibliotecas, que la repercusión de la marea amarilla está llegando a la prensa generalista. Concretamente al diario «El Mundo» que en su edición del sábado 21-01-12 publicó este magnífico artículo de Marta Belver:

Sube la ‘marea’, esta vez la amarilla

‘Primero subió la marea verde, que llenó las calles de Madrid de profesores en contra de los recortes en la educación que se paga con el dinero de todos los contribuyentes; luego empezó a agitarse la marea blanca, la que está movilizando al personal sanitario frente a la modificación de sus condiciones laborales; y ahora empieza a gestarse la marea amarilla, el color que tiene todas las probabilidades de ser el símbolo del malestar de los trabajadores de las bibliotecas de gestión pública en la región.

Un organismo virtual (la Plataforma contra el Préstamo de Pago en estos centros culturales) está intentando aglutinar el rechazo frente a los ajustes presupuestarios que afectan al sector en una jornada de protesta convocada a nivel nacional para el próximo 4 de febrero. Las acciones concretas para ese día están por definir, pero lo que ya está confeccionado es el uniforme oficial de la convocatoria.

[Paseo de Recoletos a las 12 horas, en Madrid, donde tendrá lugar una gran concentración, un gran abrazo a la Biblioteca Nacional].

Se trata de una camiseta de color amarillo fluorescente que por delante dice Yo (un dibujo de un corazón) las bibliotecas públicas y por detrás Las bibliotecas no son un gasto, son una inversión. De momento se han impreso 100 ejemplares, que se venden a 5,50 euros, aunque la idea de sus promotores es colgar en la web el diseño para que quien quiera se haga la suya.

[Venta de camisetas en dos puntos de Madrid (Según correo a Iwetel):
SEDIC: Santa Engracia, 17, 3º. 28010 Madrid
Horario de entrega: Lunes a jueves: de 10 a 14 h. y de 16 a 19 h. Viernes: de 10 a 15 h.
Traficantes de Sueños: Embajadores 35, Local 6. Lavapiés. 28012 Madrid
Horario: Lunes a viernes: 10.30-14.00 17.00-20.30. Sábado: 11.00-14.00 17.00-20.30]

Tras el detalle del vestuario para las movilizaciones, está el fondo del problema. La red municipal en la Comunidad de Madrid cuenta con 133 centros, a los que se suman los 16 que gestiona directamente el Ejecutivo autonómico y, aunque cada administración aplica «políticas distintas», «la tónica general de casi todas es la eliminación de gastos».

Habla José María Nogales, vicepresidente de la Federación Española de Asociaciones de Archiveros, Bibliotecarios, Arqueólogos, Museólogos y Documentalistas (Anabad). «Aquí se perciben dos cosas: una, que es necesario racionalizar el gasto y establecer medidas de ahorro, posición con la que por supuesto estamos de acuerdo, y otra, que con el pretexto de la crisis se deje de comprar hasta papel higiénico», argumenta.

Según explica, «los recortes aplicados son de carácter muy diverso». A saber, «no se han renovado algunos contratos de cuentacuentos que se hacían en las bibliotecas de la Comunidad de Madrid o directamente se han suprimido»; «ha desaparecido la línea de subvención del Ministerio de Cultura para la adquisición de revistas de pensamiento y cultura»; «se tiende a prescindir del personal interino»…

«La Ley de Bases de Régimen Local establece que todos los municipios de más de 3.000 habitantes tienen que tener un servicio de recogida de basura, alumbrado, alcantarillado y una biblioteca pública», continúa el vicepresidente de Anabad. «Las bibliotecas son un servicio básico y obligatorio reconocido por ley, no puede ser potestad de las autoridades decidir si hay o no hay», puntualiza.

El Ayuntamiento de Madrid gestiona una treintena de estos centros de estudio y préstamo de libros en la región. Desde el Área de Las Artes precisan que su presupuesto para la partida de gasto corriente ha disminuido alrededor de un 13% en los dos últimos años y que se han ido «amortizando» puestos de trabajo, en concreto un 3% de la plantilla.

En la Comunidad de Madrid también reconocen que se han realizado «ajustes» con el «criterio de austeridad» que Esperanza Aguirre ha aplicado a su gestión, aunque matizan que se llevan haciendo «desde hace años», por lo que su efecto ha sido «más suave», de un 6% este año en relación con 2011. «Se ha recortado en subvenciones y en publicidad, pero se han mantenido todos los servicios de préstamo, actividades y extensión bibliotecaria», asegura Isabel Rosell, directora general de Archivos, Museos y Bibliotecas.

Los sindicatos UGT y CCOO, por su parte, están a la expectativa de la resolución de la Comisión de Duplicidades de la Asamblea de Madrid que decidirá si la gestión de los centros a cargo de la Administración regional se traspasa a los ayuntamientos y, en ese caso, velar por las condiciones de sus trabajadores’.

[Negritas y enlaces son nuestros]

Revista Mi Biblioteca de otoño 2011: mapas, entrevista y mucho más.

El reciente número 27 de otoño del 2011 de la revista Mi Biblioteca nos trae muchos interesantes contenidos entre los que destacaríamos:

  • La referencia al vídeo: 2011 Odisea en la biblioteca en las notas de actualidad bibliotecaria.
  • Los chistes de Teco y Teca, ratones de biblioteca y de Macaria, bibliotecaria que le han parecido muy oportunos a Bibliotecaria Sin Tijeras.
  • El artículo Nuestra profesión bibliotecaria: una misión, un reto y una pasión de Mercedes Carrascosa Jiménez.
  • En Mapas y bibliotecas: información geográfica para todos de Manuel Lorite se nos introduce en el apasionante mundo de la cartografía documental en el cual podemos profundizar gracias a cursos como estos.
  • El artículo Cómo luchar contra la infoxicación en las bibliotecas actuales de Javier Iglesia Aparicio y M.ª Teresa Monje Jiménez. Y no sólo porque la autora es una bibliotecaria madrileña.
  •  En cuanto a la habitual sección Cartas a Mi Biblioteca la pregunta de este mes era: ¿Qué le pedirías a los Reyes Magos para el próximo año para tu biblioteca?. Y entre las respuestas nosotros nos quedaríamos con esta de Pilar Navarro Moreno:

‘Lo tengo muy claro que se llevasen las tijeras que dejaron el año pasado, porque ya están gastadas con tanto «recorte» y trajesen un cofre lleno de oro con el que comprar libros y hacer actividades’.

  • De la entrevista con Miguel Ángel Gacho, presidente de ANABAD, destacaríamos su respuesta a la pregunta:

¿Cuál es su opinión sobre el canon por el préstamo de libros en las bibliotecas públicas españolas?.

En mi humilde opinión me parece un grave error.[…] Esto no es bueno ni para los usuarios, ni para la sociedad, ni para los propios autores.

La nueva Junta Directiva de ANABAD pone a su frente a dos profesionales archiveros y bibliotecarios madrileños.

Vemos en el último número (el 24) de la revista Mi Biblioteca que ANABAD ha elegido una nueva Junta Directiva. Los profesionales ABYD madrileños estamos de enhorabuena pues se han elegido a dos estupendos profesionales de nuestra región para la asociación estatal.

En primer lugar vemos que el presidente es Miguel Ángel Gacho Santamaría archivero en el pueblo serrano de Galapagar. Desde ese archivo municipal es muy activo. Así leíamos recientemente que el Ayuntamiento [de Galapagar] presenta un libro realizado por el archivero municipal. […].Igualmente, hizo referencia a la indispensable labor de Miguel Ángel Gacho, archivero municipal.

Y no sólo se queda en lo local que ya es bastante sino que también va a otros países para difundir la teoría archivística:

Durante los días 21, 22 y 23 de julio se ha desarrollado en San José de Costa Rica el XXII Congreso Archivístico Nacional bajo el título “Clasificación, Ordenación y Descripción: Los pilares de la Archivística”, con una participación cercana a los 300 profesionales. Como conferenciantes invitados participaron los españoles Dª Antonia Heredia Herrera y D. Miguel Ángel Gacho Santamaría, ambos miembros de nuestra asociación.

Miguel Ángel Gacho y Antonia Heredia. Foto de ANABAD.

El vicepresidente de la nueva Junta Directiva de ANABAD es, por su parte, José María Nogales Herrero. En su trabajo profesional aúna las labores de archivero y bibliotecario pues actualmente es el Director del Área de Cultura, Archivo y Biblioteca del Ayuntamiento de Alcalá de Henares.

Siempre ha estado muy activo en las cuestiones teóricas referidas a las bibliotecas. De hecho fue elegido para desarrollar el capítulo El personal de las bibliotecas públicas en la relevante obra  Las bibliotecas públicas en España, una realidad abierta promovida por la FGSR.

Por supuesto que también ha tratado de sus bibliotecas, las alcalaínas, y así en las primeras Jornadas de Bibliotecas celebradas en Getafe en el 2009 participó con una ponencia sobre las bibliotecas de Alcalá de Henares.

Y como prueba de su temprano interés por las bibliotecas madrileñas tenemos que señalar que ya en el 6º Congreso Nacional de ANABAD celebrado en 1996 en Murcia presentó una ponencia titulada,  Situación y perspectivas del campo bibliotecario en el entorno bibliotecario de la Comunidad de Madrid.

En la misma hacía un acertado repaso a la situación de nuestras bibliotecas y a sus problemas. Problemas que, por desgracia, algunos siguen perviviendo. Y otros está en vías de solución.

Decía José María Nogales Herrero en 1996 que «otros asuntos pendientes pueden ser la creación de un colegio profesional [en la Comunidad de Madrid]«.(p. 365 de las Actas del VI Congreso Nacional de ANABAD).

¡ He aquí un antecedente visionario de la creación de un Colegio Profesional ABYD en nuestra Comunidad ¡

Por último destacar que ambas personas, a las que damos la enhorabuena por su nuevas responsabilidades en ANABAD, pertenecen también al Grupo de Archiveros Municipales de Madrid.