Miles de libros de las bibliotecas públicas del Ayuntamiento de Madrid, ‘olvidados’ en un almacén

Estos días estan siendo realmente pródigos en noticias sobre las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid. Ayer se comentó mucho un artículo sobre los miles de libros olvidados y pendientes de distribuir a las bibliotecas municipales. La denuncia no debió  sorprender mucho a los lectores de este blog pues ya se había denunciado aquí hace tiempo incluso de forma gráfica:

Fotos de 175 cajas llenas de libros nuevos que tenían que estar en las bibliotecas de Madrid y de un ascensor estropeado

En cualquier caso, es positivo que lo del ascensor, por fin, se arregló y según el artículo, ahora parece que ‘La luz verde administrativa para reanudar el reparto se logró finalmente el viernes [13 de junio]’.

BST espera que efectivamente los libros esten en breve donde tenían que estar hace tiempo, en las estanterías de las bibliotecas a disposición de los lectores y no olvidados en cajas.

Este es el texto del artículo de El País:

 

Libros almacenados durante meses a la espera de ser distribuidos a las bibliotecas municipales.

Libros almacenados durante meses a la espera de ser distribuidos a las bibliotecas municipales.

Miles de libros de bibliotecas públicas, ‘olvidados’ en un almacén

Las novedades editoriales no llegan a los usuarios por falta de un contrato público

BRUNO GARCÍA GALLO Madrid 15 JUN 2014

Cientos de cajas repletas de libros se han ido apilando en un almacén municipal desde hace meses con novedades editoriales que deberían haber sido distribuidas ya a las 30 bibliotecas que gestiona el Ayuntamiento de Madrid, pero quedaran varados por problemas administrativos.

Este retraso ha afectado particularmente a los títulos de ficción y de literatura infantil, cuya última remesa completa llegó a los centros municipales en 2012.

El año pasado, un conflicto judicial retrasó el reparto a las bibliotecas de gran parte de estos libros. Apenas días después de que solucionara, ya en diciembre, expiró el contrato con la empresa que se encargaba de distribuirlos, de forma que unos 5.250 volúmenes se quedaron apilados en cajas en el almacén de la Unidad Central Bibliotecas Públicas.

No ha sido hasta ahora, seis meses después, cuando se ha solventado este problema. En ese tiempo, se han sumado al retraso los libros adquiridos en 2014, de forma que son más de 30.000 volúmenes amontonados en cajas a la espera de llegar a los estantes de las bibliotecas municipales. La luz verde administrativa para reanudar el reparto se logró finalmente el viernes.

En 2012, el Ayuntamiento asignó un presupuesto de 24 millones para las bibliotecas municipales; los recortes presupuestarios impidieron aumentar fondos bibliográficos, fijados entonces en un millón de volúmenes.

En 2013, el número de préstamos previstos de usuarios cayó levemente, el presupuesto se redujo hasta 23,4 millones de euros (un 2,5%), pero se compraron 76.000 volúmenes.

No fue sin embargo un proceso fácil: de hecho, los libros no se renovaron durante más de nueve meses. El concurso público para nutrir las bibliotecas se adjudicó en agosto, pero fue recurrido en lo referido a los libros infantiles y de ficción. La justicia dio la razón al Ayuntamiento, pero en diciembre, de forma que no hubo tiempo material para comprar, catalogar y distribuir todos los volúmenes antes de que, el día 15 de ese mes, expirara el contrato en vigor para llevarlos a las bibliotecas.

De esta forma, 5.250 ejemplares quedaron apilados en cajas a la espera de que el Ayuntamiento licitase el nuevo contrato de distribución. El proceso ha finalizado esta misma semana. Entre tanto, la dirección de Bibliotecas siguió tramitando la compra de novedades: ha gastado hasta el momento el 40% de los fondos destinados a ello, 230.000 euros, y tiene previsto cerrar dos compras en otoño. Esos libros también estaban almacenados, a la espera de poder ser distribuidos.

Para evitar que se repitan los retrasos, el Ayuntamiento ha licitado en esta ocasión el contrato de distribución con la posibilidad de prorrogarlo un año más’.

Leer mas…

La falta de novedades bibliográficas en el Ayuntamiento de Madrid a debate en la radio

Este pasado domingo se habló en A Vivir Madrid (Cadena SER) sobre la falta de novedades bibliográficas en las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid. Al programa fueron invitadas María Luisa Cuenca (Directora General de Bibliotecas y Archivos del Ayuntamiento de Madrid)y  la concejala del PSOE, Ana García D’Atri. El debate entre ellas fue corto pero intenso pues salieron a relucir temas polémicos como los contratos de adquisiciones bibliográficas y el famoso ascensor estropeado.

Cadena SER

 

 

Pero Bibliotecaria Sin Tijeras echó de menos que no se hubiera invitado a las concejalas de Izquierda Unida o UPyD que son muy activas en la defensa de las bibliotecas madrileñas. BST cree que ya es hora que los medios de comunicación se salgan del estrecho corsé del bipartidismo.

Aquí se puede escuchar el programa:

A VIVIR MADRID Buscamos los últimos libros en las bibliotecas municipales 

Aunque falten libros, no importa que llueva en las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid

Eso es lo que se afirma en este documentado artículo de El Mundo:

Los libros nuevos llegan viejos

  • Las bibliotecas municipales de Madrid no reciben novedades desde el año pasado

RAY SÁNCHEZMadrid

Actualizado: 25/04/2014

Por estadística, es probable que usted sea una de los 1.896.250 personas que el año pasado visitó las bibliotecas municipales de la capital. Si es de los que acude con frecuencia a buscar lectura entre sus estanterías, le resultará familiar la siguiente situación. Uno de sus autores favoritos publica una nueva novela y, semanas después del lanzamiento, busca el libro en el catálogo del Ayuntamiento de Madrid. Pongamos que el autor es Arturo Pérez Reverte y se le ha antojado la lectura de El Francotirador Paciente, su última obra. Si lo ha intentado, sabrá que localizarla en alguna de las 30 bibliotecas municipales es toda una aventura, porque sólo existe un ejemplar en préstamo gratuito para los más de tres millones de habitantes de la ciudad.

 

(Al menos los bibliotecarios del Ayuntamiento de Madrid no pierden el humor y cantan: “No importa que llueva” en este  divertido Lipdub)

El creador del Capitán Alatriste no es una excepción. Prueben a encontrar las recientes novelas de Almudena Grandes o Isabel Allende, ambas con miles de lectores en nuestro país, y obtendrán el mismo resultado. Precisamente ayer, Grandes presentaba su libro Las Tres Bodas de Manolita en la biblioteca Ángel González del distrito de Latina, lo que provocó una situación embarazosa para los anfitriones: en sus estanterías todavía no hay un sólo ejemplar de la nueva novela de la popular escritora madrileña, actualmente la más vendida en España. «Y si al menos hay un ejemplar, es porque lo han donado las propias editoriales», apunta Fernando Valverde, uno de los libreros más veteranos de la capital. Porque las bibliotecas municipales no reciben novedades literarias desde el año pasado.

«La última vez que nos llegaron libros nuevos fue en las pasadas Navidades», confirma tras el mostrador una trabajadora de otro centro. El Ayuntamiento no lo desmiente: los 230.000 euros previstos en 2014 para la adquisición de libros todavía no se han tocado. Además, queda pendiente la entrega de ejemplares comprados el año pasado (unos 8.000, según los propios trabajadores) que siguen almacenados en la Unidad Central de Bibliotecas de la calle Príncipe de Vergara.

Los recortes también justifican esta demora, porque ni los libros escaparon a las medidas del gobierno de Ana Botella para contener el gasto en el endeudado Consistorio de la capital. «En 2012 se decide prescindir de los contratos menores para adquirir libros, y en 2013 la compra se realiza de una tacada», explica una portavoz municipal. Con esa pretensión de ahorro, la adjudicación del contrato anual para la adquisición de libros, que se llevó la empresa Infobibliotecas, se dividió en cuatro únicos lotes el pasado mes septiembre. Además, el concurso fue impugnado ante el Tribunal Económico Administrativo de la Comunidad de Madrid, que acabó resolviendo a favor del Ayuntamiento. «Eso también lo ha retrasado todo», argumentan desde el consistorio.

La oposición añade un motivo más estrambótico: el almacén donde se acumulan los libros no tiene ascensor desde diciembre. La fecha coincide con la última entrega de novedades a las bibliotecas municipales. «No solamente se compra poco y mal, a finales de año, sino que lo poco que se compra no llega a destino», denunciaba en marzo Patricia García, concejal de UPyD, en la Comisión de Las Artes. La directora general de Bibliotecas, María Luisa Cuenca, respondió que los problemas con el ascensor «no tenían la menor incidencia en el traslado de los libros». Sin embargo, el Ayuntamiento espera que los libros de 2013 lleguen a las bibliotecas, como pronto, en mayo. Casualmente, tras terminarse las obras del ascensor.

El Grupo Municipal Socialista teme que el material bibliográfico que debe comprarse este año acumule un retraso similar. «Los lectores acuden a la biblioteca en busca de novedades. Como el año pasado, harán esperar al lector hasta Navidad para los libros recientes», pronostica la concejal del PSOE, Ana García D’Atri. El Ayuntamiento niega esa previsión, y promete que los libros nuevos se repartirán en tres oleadas a lo largo de 2014. «Haremos varios pedidos a lo largo del año», concluyen en Cibeles’.

 

Lo que realmente se dijo sobre el ascensor estropeado y los libros que no pueden llegar a las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid

Ya se ha publicado el Diario de Sesiones de la Comisión de las Artes del Ayuntamiento de Madrid. En la misma se habló sobre el ascensor que puede ser el culpable de que a las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid no lleguen novedades.

Una noticia que BST ha ilustrado con las fotos de 175 cajas llenas de libros nuevos que tenían que estar en las bibliotecas de Madrid y de un ascensor estropeado.

IMG-20140319-Cajas1

Pues bien ahora Bibliotecaria Sin Tijeras ofrece el interesante debate entre la Concejala de UPyD, Patricia García y la Directora de Bibliotecas, Marisa Cuenca. Un enfrentamiento áspero que vale la pena seguir para valorar y opinar sobre ambas posiciones.

Se puede leer una selección de la pregunta en este documento en Word:

https://drive.google.com/file/d/0Bxcaq3VVgqpPRjFHcEZKeE41RjQ/edit?usp=sharing

Y se prefiere oírlo aquí está el MP3:

https://drive.google.com/file/d/0Bxcaq3VVgqpPeFdIejBGVC1nNlE/edit?usp=sharing

Lean, oigan, juzguen y dejen su opinión sobre de qué lado está la razón.

 

Fotos de 175 cajas llenas de libros nuevos que tenían que estar en las bibliotecas de Madrid y de un ascensor estropeado

Se dijeron muchas cosas en el rifirrafe dialectico que mantuvieron el pasado martes, 18 de marzo, la Concejala de UPyD y la Directora General de Bibliotecas en la Comisión de las Artes del Ayuntamiento de Madrid a propósito del  ascensor que puede ser el culpable de que a las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid no lleguen novedades.

Una de ellas fue lo que le dijo la Directora, Marisa Cuenca, a la Concejala, Patricia García:

“Vaya a verlo, Sra. García, y no se fíe de lo que le cuenten (…). Yo le ruego que confirme sus datos y no acuse de mentir a nadie”.

Y eso fue lo que hizo la Concejala. Se acercó hasta Príncipe de Vergara, a los Servicios Centrales de las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid y tomo estas fotos que dejan bastante claras las verdadera situación de las nuevas adquisiciones que se amontonan en sus sótanos:

IMG-20140319-Cajas2

Estas son algunas de las cajas. Los carteles indican que biblioteca esta esperando su llegada.

IMG-20140319-Cajas3

IMG-20140319-Cajas5

Se deben haber acabado todas las cajas homologadas y tienen que usar de cartón.

IMG-20140319-CajasAbiertas

IMG-20140319-CajasPanoramica1

Impresionantes panorámicas que dan idea de la cantidad de material acumulado en el sótano.

IMG-20140319-CajasPanoramica2

IMG-20140319-MontacargasArriba1

Este es el montacargas causante de todo el problema. Detrás de las puertas no hay más que el hueco del ascensor. Se pueden ver los cables arrancados en donde se le llamaba.

IMG-20140319-MontacargasAbajoEscaleras

Esa escalera es por donde ahora habría que subir las cajas de libros a pulso. Algunas de hasta 35 kg.

Más información -y un vídeo con la intervención de la Concejala de UPy D- se puede encontrar en su blog: Las bibliotecas municipales no reciben novedades porque el Ayuntamiento no instala un montacargas