¿No sabes dónde encontrar el libro que buscas en las bibliotecas de Madrid?: Abrelibros es la solución.

Leemos en RecBib:

‘Se ha celebrado el Desafío AbreDatos 2011, un concurso exprés para crear todo tipo de utilidades y apps basadas en el reaprovechamiento de fuentes e información pública’.

‘El objetivo del concurso es generar debate en torno a la necesidad de que los organismos públicos proporcionen sus datos de forma accesible para permitir su uso y reutilización por parte de los ciudadanos.

El uso de los datos generados por la administración debería ser un derecho para cualquier ciudadano, ya que su producción se ha financiado con los impuestos de todos’.

‘Entre las aplicaciones desarrolladas a toda velocidad se encuentra Abrelibros. Abrelibros pretende mantener informado sobre las novedades y devoluciones de las bibliotecas públicas de la comunidad de Madrid.

El usuario se registra mediante twitter, selecciona la biblioteca que le interesa, y realiza una búsqueda para conocer la disponibilidad, estado o existencia de una obra y …. Abrelibros le informa cuando la obra está lista.

Es un proyecto recién creado que está en fase beta, pero ya algunos usuarios han remarcado la necesidad de permitir búsquedas simultaneas en varias bibliotecas… Habrá que tener un poco de calma porque la base y aporte de Abrelibros es muy interesante.

Abrelibros puede ganar todavía el desafío 2011′.

Justo esta semana han comenzado las votaciones sobre las diferentes aplicaciones desarrolladas.

Actualización 6-6-2011

El Proyecto AbreLibros ha conseguido el tercer lugar en el desafío AbreDatos 2011. ¡Enhorabuena!.

Del secretismo a la transparencia: ¿qué es el derecho a saber?. Jornada sobre el derecho de acceso a la información

El próximo martes día 28 de septiembre es el Día Internacional del Derecho a Saber. Con ese motivo y organizado por la Coalición Pro Acceso y Access Info Europe, con la colaboración de la Universidad Complutense de Madrid se celebra una  Jornada sobre el derecho de acceso a la información.

Tendrán lugar a partir de las 16:00h, en el Salón de Actos del edificio nuevo de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Y para inscribirse se puede  contactar con victoria@access-info.org  (Telf. 913665344) o bien rellenando el formulario en la web.

En el programa de la Jornada habrá un Primer panel sobre El derecho de acceso a la información: definición y protección legal en España y en el mundo y otro posterior sobre El derecho de acceso a la información en la práctica con expertos en la materia.

Este tema de la transparencia informativa es algo que nos atañe directamente a los profesionales de la información y la documentación. Tanto es así que la propia IFLA ha publicado un Manifiesto sobre la transparencia y la buena gobernanza .

Por su parte FAIFE su comité que lucha por la libertad de expresión, también ha desarrollado el asunto.

Una ley de transparencia opaca y que sigue sin darse a conocer

Seguimos esperando que el Gobierno presente en Consejo de Ministros el anunciado anteproyecto de Ley de Transparencia y Acceso de los Ciudadanos a la Información Pública.

Además leemos en el ABC un artículo muy crítico con la elaboración de esta ley:

Como si de un tesoro se tratara, el Gobierno esconde con celo desde hace tiempo el anteproyecto de la Ley de Transparencia y Acceso de los Ciudadanos a la Información Pública. Es una asignatura pendiente de Zapatero —recogida en sus programas electorales de 2004 y 2008— que ya existe en casi un centenar de países y que acercará a los ciudadanos datos sobre las administraciones públicas. Sin embargo, asociaciones españolas y expertos internacionales critican la «contradicción» de un proceso de redacción opaco y cerrado a la participación de la sociedad. Ante ello, animan al Ejecutivo a publicar el borrador de la ley, una «enriquecedora» práctica habitual en otros países.

Hay reclamaciones de la Coalición Pro Acceso, una plataforma que desde 2006 promueve la adopción de la ansiada transparencia. Su directora, Helen Darbishire, reclama insistentemente un espacio para el debate: «No podemos dar nuestro punto de vista ni establecer análisis comparativos porque el Gobierno no quiere hablar ni comentar cuáles son sus intenciones».

El 3 de mayo, con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, «escribimos al Ejecutivo para solicitar una copia del borrador —pendiente de aprobación— pero aún no hemos recibido una respuesta». La misma suerte ha corrido Intermón Oxfam.

Esperanzado se muestra también Manuel Sánchez de Diego, profesor titular de Derecho Constitucional de la Universidad Complutense e integrante de la Coalición Pro Acceso, que lamenta el oscurantismo reinante, pese a que «tuvimos una entrevista con María Ángeles Ahumada, directora de Coordinación Jurídica del Gobierno». «Confío en quienes están preparando el anteproyecto porque tienen capacitación técnica y sensibilidad con este asunto, pero tengo miedo a las interferencias de algunos ministerios».

Por su parte SEDIC con colaboración de la Embajada de EE. UU. en España -suponemos que la ubicua María Jesús del Olmo tiene que ver en esto- publicó en septiembre del 2009 unas Notas sobre acceso a la información y transparencia: La Freedom of Information Act de EE UU y la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental de México. Allí vienen una serie de reflexiones y enlaces muy interesantes sobre el tema.

A la espera de la Ley mostramos dos buenas prácticas de transparencia informativa de la Administración

En la noticia de El País que comentábamos hace muy poco se decía que el anteproyecto de la nueva Ley de Transparencia y Acceso de los Ciudadanos a la Información Pública se iba a aprobar el viernes el Gobierno, en su primera reunión tras las vacaciones.

No fue así.  Esperemos que este nuevo retraso no sea muy largo.

Para entretener la espera vamos a mostrar, en primer lugar, una buena práctica de transparencia informativa premiada por la Unión Europea, la del Catastro español:

La Comisión Europea ha decidido distinguir como »buena práctica» la labor del Catastro español.

Bruselas ha querido reconocer, de este modo, la actividad desarrollada por el Catastro para mejorar la accesibilidad del público a sus bases de datos y la utilización de la información disponible por parte de las empresas para generar actividad económica.

El Departamento dirigido por Elena Salgado destacó que la Unión Europea otorga una gran importancia a estas cuestiones al considerar que pueden contribuir de forma destacada al crecimiento económico.

El Catastro español, organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda, cuenta con información detallada de más de 76 millones de inmuebles urbanos y rústicos.

Esta información es habitualmente utilizada para la gestión de diferentes tributos, como el IRPF o el IBI

Junto a estas actividades de naturaleza pública, la información catastral está siendo cada vez más utilizada por empresas y ciudadanos para sus propios fines, como por ejemplo el diseño y puesta en marcha de nuevas áreas de negocio.

Otras compañías utilizan la información, que puede ser consultada por Internet de forma totalmente gratuita, para optimizar la gestión de su cartera de clientes, definir los trazados de sus redes de suministro o actualizar sus inventarios de inmuebles.

También las pymes aprovechan las bases de datos catastrales para actividades como la intermediación inmobiliaria, la identificación de mercados o el diseño de rutas en navegadores para vehículos.

Y por otra parte no sólo la transparencia informativa de los datos públicos puede contribuir al desarrollo económico sino que también al de los derechos humanos y la recuperación de la Memoria Histórica. Y esto en un terreno que nosotros conocemos muy bien, el de los archivos:

Nada mejor para sacudirse un sambenito que atacarlo de frente. El Ministerio de Defensa ha decidido que los consejos de guerra del franquismo salgan de las catacumbas y puedan ser consultados en Internet para evidenciar su afán de transparencia.

La medida más inmediata será la incorporación de los nombres de 250.000 represaliados por el franquismo en juicios militares al portal de víctimas de la Guerra Civil y la dictadura, creado por el Ministerio de Cultura con la aspiración de convertirlo en la gran base de datos de la memoria histórica.


En el Ministerio de Cultura, por su parte, se muestran «encantados» con la incorporación de las referencias militares al portal que arrancó como una suerte de memorial virtual. El director general de Archivos, Libros y Bibliotecas, Rogelio Blanco, ha destacado el éxito del portal, en el que se han efectuado más de 407.000 búsquedas en apenas un mes, y su carácter integrador. «A pesar de las críticas, no es partidista, están todas las víctimas como se puede ver con nombres como el de Ramiro de Maeztu o Muñoz Seca», argumenta.

Desde el portal sólo se accede al nombre y a la referencia que remite al archivo público donde se haya depositado el expediente. Al menos de momento no se pueden consultar los documentos íntegros en Internet.

Este portal, que forma parte de PARES el proyecto de digitalización de Archivos Españoles, nos parece un paso importante. Aunque no se pueda consultar el expediente íntegro, algo que resulta imprescindible, si se pueden encargar copias.

Si se pueden ver los procesos incluidos en la Causa General. El procedimiento, bastante complejo, se explica con un vídeo para facilitarlo.

Por fin vamos a tener una Ley de Transparencia y Acceso de los Ciudadanos a la Información Pública

Leemos en El País que por fin se va a aprobar en España una  Ley de Transparencia y Acceso de los Ciudadanos a la Información Pública semejante a la que existe en otros muchos paises.

Como miembros de la Coalición Pro Acesso nos congratulamos de que se vaya a comenzar el trámite parlamentario de una ley tan necesaria. Es la mejor forma de conseguir atajar la corrupción y el nepotismo. Pero también la desidia y la ineficacia. De esto sabemos bastante la Plataforma COABDM en lo referido a las bibliotecas madrileñas.

Y además como se señala en otro artículo del mismo periódico, va a crearse unas estupendas oportunidades de empleo:

La cultura de la transparencia consiste no únicamente en la puesta a disposición del público de datos, sino en la organización de la documentación y su catalogación, la eliminación de la arbitrariedad y la obligación de destinar recursos humanos y económicos para ello.

Nos parece claro que esta es una buena cantera de trabajo para nosotros los documentalistas. Para algo somos los expertos en manejar la información y preparla para los usuarios finales que pueden ser los periodistas o directamente los ciudadanos.