Críticas al retraso de la puesta en marcha del préstamo de libros electrónicos en las bibliotecas

Demoledor artículo en ANABAD. En particular BST valora este párrafo:

«Hay comunidades especialmente atrasadas, por ejemplo Madrid, que carecen de carnet único, entre otras cosas por carecer de catálogo colectivo y que ahora de pronto se ven obligadas a abordar aceleradamente todo aquello en lo que llevan tanto retraso».

Esta es la nota completa [enlace nuestro]:

anabad logo-peq

Las bibliotecas españolas se aproximan al siglo XXI

Calificar a día de hoy de nuevas tecnologías la lectura de libros mediante cualquier soporte electrónico  resulta, cuando menos  chocante, pero no lo será tanto si consideramos que a esta fecha en España no hay aún un sistema público de lectura electrónica.

Algunas bibliotecas por su parte de forma individual, y ciertos sistemas regionales o subsistemas, dentro de éstos, ya han comenzado a prestar estos servicios, pero, casi siempre a modo de ensayo y de manera esporádica.

Por fin en el año 13 del siglo XXI el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte convocó un concurso administrativo para realizar el suministro de licencias de uso de libros electrónicos (e-books) con destino a su préstamo a través de las bibliotecas públicas del país.

Se ha establecido un plan piloto para su implantación que incluye a las comunidades autónomas de ARAGÓN, CASTILLA Y LEÓN, EXTREMADURA, LA RIOJA, MADRID y VALENCIA. Ni siquiera la mitad de las comunidades, ni la mitad del territorio, ni la mitad de la población; hay que ir poco a poco, a pasos lentos, pero seguros.

Por el momento se ha adquirido el 75% del fondo, unos 980 títulos, organizados y distribuidos mediante una clasificación “ad hoc”, que nada tiene que ver con la CDU que se utiliza en las bibliotecas y que vendrá impuesta por alguna exigencia comercial.

El 25% restante del catálogo será de selección particular de cada sistema regional, atendiendo a cuestiones como la propia lengua o la temática local. Ya se verá si este catálogo es suficiente  o por el contrario parece ridículo.

Los usuarios de las bibliotecas públicas municipales se podrán beneficiar, pero habrá de ser a través de los servicios centrales de cada región, que en cada autonomía son distintos. Con esto resulta que las bibliotecas públicas municipales perderán identidad y presencia, incluso a nivel estadístico, en beneficio de los centros regionales, cuando las bibliotecas regionales, por lo general no realizan préstamo, “transfiriendo” sus lectores a los sistemas regionales.

Hay comunidades especialmente atrasadas, por ejemplo Madrid, que carecen de carnet único, entre otras cosas por carecer de catálogo colectivo y que ahora de pronto se ven obligadas a abordar aceleradamente todo aquello en lo que llevan tanto retraso.

Bienvenidos al siglo XXI.

José María Nogales Herrera

Vicepresidente de ANABAD’

 

1 comentario en “Críticas al retraso de la puesta en marcha del préstamo de libros electrónicos en las bibliotecas

  1. «Aceleradamente….. Se ven obligadas……..» ,jajajajjajjaja!!!!!!!!!!!!!
    Te doy la razón siempre y cuando fuera la velocidad de una tortuga……
    Leer perjudica seriamente la salud, y soñar también.
    Vamos qué ni de coña

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s