Con robos y sin auxiliares de control en las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid

Quizás no haya que dar tantas pistas a los cacos, piensa, BST sobre este artículo que especifica las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid en donde los arcos de seguridad no funcionan. En la noticia de El Mundo se señalan esas deficiencias y también la ausencia de auxiliares de control:

Interior de la biblioteca municipal Iván de Vargas, en el distrito Centro. Alberto di Lolli

Interior de la biblioteca municipal Iván de Vargas, en el distrito Centro. Alberto di Lolli

Los fallos de los arcos de seguridad disparan los robos en las bibliotecas

  • El Ayuntamiento de Madrid afirma que arreglará «en breve» los dispositivos defectuosos
  • Contratará vigilantes para los centros de Eugenio Trías, en El Retiro, e Iván de Vargas
  • En CCOO denuncian que estas instalaciones sufren sustracciones «permanentes»
  • «La situación de falta de seguridad es alarmante», según el Grupo Municipal de IU

MARTA BELVERMadrid

Actualizado: 25/06/2014

¿Están blindadas las bibliotecas públicas del Ayuntamiento de Madrid ante los robos de material? Trasladada esta cuestión a ocho de los 30 centros que componen la red municipal, la respuesta es que en el 50% de ellos no funcionan correctamente todos los arcos de seguridad; alguno de ellos desde hace incluso más de dos años.

En el Área de Las Artes señalan que el mantenimiento de estos dispositivos «no se incluye en el mantenimiento integral del edificio» y que sólo cuando se estropean se «contrata su reparación». El pasado 6 de junio «se recibió el presupuesto» para arreglar los que están ahora defectuosos y «en breve» se realizarán los trabajos pertinentes para volverlos a poner en funcionamiento, tal y como añaden en el departamento que dirige Pedro Corral.

Según ha podido saber este periódico, en las bibliotecas de Francisco Alaya, Vicálvaro, María Zambrano y Portazgo no funciona bien al menos uno de los arcos de seguridad que tienen instalados. Sólo en una de ellas contabilizan que desaparecen entre 100 y 200 materiales al año, «sobre todo audiovisuales».

Hasta marzo de 2013, en estos centros públicos del Ayuntamiento de Madrid había «auxiliares de control», una figura laboral que desapareció por efecto de la tijera sobre el presupuesto. «Desde esa fecha, funcionarios municipales han asumido estas funciones», argumentan en Las Artes, donde no niegan que los robos sean un problema.

De hecho, según explican, «en el contrato de seguridad» que está tramitando este área y que se adjudicará el 1 de octubre de este año «se han configurado servicios de seguridad de dos tipos»: el primero, «de horas fijas», en el que van a estar incluidas las bibliotecas y Ana María Matute, que ya cuentan con «un vigilante las 24 horas»; y el otro, en que se dispondrá de personal de control «según las necesidades que se puedan plantear».

«Dentro de esta segunda modalidad se incluirá la vigilancia de las bibliotecas Eugenio Trías[en la Casa de Fieras de El Retiro] e Iván de Vargas durante el periodo de apertura de las mismas», añaden. En esta última, el problema no es la sustracción de material público, sino la de objetos personales de los usuarios, como móviles, portátiles y bolsos.

Deficiencias

En CCOO denuncian que estas instalaciones «tienen robos permanentes»:«No funcionan los arcos detectores, no hay Policía ni guardias jurados, han desaparecido dos placas desimantadoras que se usan para que el material salga por la puerta sin hacer sonar la alarma…».

«¿Conoce la corporación la cantidad de material robado? ¿Ha hecho alguna campaña de concienciación de los ciudadanos para evitar que los robos sigan creciendo?», se pregunta Carlos Cascio, miembro del sindicato.

Según el Ayuntamiento de Madrid, las 30 bibliotecas de la red tienen arcos de seguridad. Por su disposición, alguna de ellas «tienen que tener más de uno», lo que eleva a 37 el número de dispositivos, aunque no se detalla cuántos de ellos no funcionan.

En el Grupo Municipal de IU consideran que «la situación de falta de seguridad» en su interior «es alarmante». «El actual equipo de Gobierno (PP)pretendió primero la privatización, luego dejarlas en manos de voluntarios, después que se encargaran de ellas personas que prestan servicios a la comunidad… Se encuentran en una situación de semiabandono en mantenimiento, seguridad y de carencia de personal», asegura la concejal Milagros Hernández.

La dotación del Ayuntamiento de Madrid para bibliotecas este año asciende a 23,2 millones de euros, 132.000 euros menos que en 2013.Durante la presentación de los presupuestos se indicó que el grueso se destinaría «a mejorar la red» municipal ya existente, «culminar el proyecto de reforma y modernización» de la de Orcasur y a la dotación de la que se abrirá junto al mercado de Barceló.

IU dice que faltan 62 instalaciones

El Grupo Municipal de Izquierda Unida asegura que el Ayuntamiento de Madrid no cumple «los ratios mínimos» para este tipo de instalaciones. «Actualmente hay un total de 45 bibliotecas en la ciudad, 30 de ellas municipales. Según el Plan General de Ordenación Urbana, debería haber una por cada 30.000 habitantes; es decir, un total de 107. Este dato nos dice que faltarían 62 bibliotecas en la capital», expone la concejal Milagros Hernández. IU reclama que al menos se abra la comprometida en 2008 en el barrio de San Fermín y la del Centro Cultural Fernando de los Ríos, en Aluche, ambas en el distrito Usera’.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s