Aunque falten libros, no importa que llueva en las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid

Eso es lo que se afirma en este documentado artículo de El Mundo:

Los libros nuevos llegan viejos

  • Las bibliotecas municipales de Madrid no reciben novedades desde el año pasado

RAY SÁNCHEZMadrid

Actualizado: 25/04/2014

Por estadística, es probable que usted sea una de los 1.896.250 personas que el año pasado visitó las bibliotecas municipales de la capital. Si es de los que acude con frecuencia a buscar lectura entre sus estanterías, le resultará familiar la siguiente situación. Uno de sus autores favoritos publica una nueva novela y, semanas después del lanzamiento, busca el libro en el catálogo del Ayuntamiento de Madrid. Pongamos que el autor es Arturo Pérez Reverte y se le ha antojado la lectura de El Francotirador Paciente, su última obra. Si lo ha intentado, sabrá que localizarla en alguna de las 30 bibliotecas municipales es toda una aventura, porque sólo existe un ejemplar en préstamo gratuito para los más de tres millones de habitantes de la ciudad.

 

(Al menos los bibliotecarios del Ayuntamiento de Madrid no pierden el humor y cantan: “No importa que llueva” en este  divertido Lipdub)

El creador del Capitán Alatriste no es una excepción. Prueben a encontrar las recientes novelas de Almudena Grandes o Isabel Allende, ambas con miles de lectores en nuestro país, y obtendrán el mismo resultado. Precisamente ayer, Grandes presentaba su libro Las Tres Bodas de Manolita en la biblioteca Ángel González del distrito de Latina, lo que provocó una situación embarazosa para los anfitriones: en sus estanterías todavía no hay un sólo ejemplar de la nueva novela de la popular escritora madrileña, actualmente la más vendida en España. «Y si al menos hay un ejemplar, es porque lo han donado las propias editoriales», apunta Fernando Valverde, uno de los libreros más veteranos de la capital. Porque las bibliotecas municipales no reciben novedades literarias desde el año pasado.

«La última vez que nos llegaron libros nuevos fue en las pasadas Navidades», confirma tras el mostrador una trabajadora de otro centro. El Ayuntamiento no lo desmiente: los 230.000 euros previstos en 2014 para la adquisición de libros todavía no se han tocado. Además, queda pendiente la entrega de ejemplares comprados el año pasado (unos 8.000, según los propios trabajadores) que siguen almacenados en la Unidad Central de Bibliotecas de la calle Príncipe de Vergara.

Los recortes también justifican esta demora, porque ni los libros escaparon a las medidas del gobierno de Ana Botella para contener el gasto en el endeudado Consistorio de la capital. «En 2012 se decide prescindir de los contratos menores para adquirir libros, y en 2013 la compra se realiza de una tacada», explica una portavoz municipal. Con esa pretensión de ahorro, la adjudicación del contrato anual para la adquisición de libros, que se llevó la empresa Infobibliotecas, se dividió en cuatro únicos lotes el pasado mes septiembre. Además, el concurso fue impugnado ante el Tribunal Económico Administrativo de la Comunidad de Madrid, que acabó resolviendo a favor del Ayuntamiento. «Eso también lo ha retrasado todo», argumentan desde el consistorio.

La oposición añade un motivo más estrambótico: el almacén donde se acumulan los libros no tiene ascensor desde diciembre. La fecha coincide con la última entrega de novedades a las bibliotecas municipales. «No solamente se compra poco y mal, a finales de año, sino que lo poco que se compra no llega a destino», denunciaba en marzo Patricia García, concejal de UPyD, en la Comisión de Las Artes. La directora general de Bibliotecas, María Luisa Cuenca, respondió que los problemas con el ascensor «no tenían la menor incidencia en el traslado de los libros». Sin embargo, el Ayuntamiento espera que los libros de 2013 lleguen a las bibliotecas, como pronto, en mayo. Casualmente, tras terminarse las obras del ascensor.

El Grupo Municipal Socialista teme que el material bibliográfico que debe comprarse este año acumule un retraso similar. «Los lectores acuden a la biblioteca en busca de novedades. Como el año pasado, harán esperar al lector hasta Navidad para los libros recientes», pronostica la concejal del PSOE, Ana García D’Atri. El Ayuntamiento niega esa previsión, y promete que los libros nuevos se repartirán en tres oleadas a lo largo de 2014. «Haremos varios pedidos a lo largo del año», concluyen en Cibeles’.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s