El atraso tecnológico de las bibliotecas españolas

Era necesario un análisis como el realizado por Natalia Arroyo e  Hilario Hernández sobre las enormes carencias tecnológicas de las bibliotecas españolas.

Es algo que BST siempre había intuido. Los bibliotecarios nos emocionamos hablando de los últimos avances informáticos [lo cual está muy bien y nos mantiene informados] pero luego te acercas a la biblioteca de tu barrio o pueblo y te encuentras que no tienen ni un mísero OPAC. Por no decir que es imposible ver su catálogo en internet.

Y desde luego que no es la Comunidad de Madrid, a falta de datos, la pionera en este asunto. No es más que recientemente que grandes ciudades como Getafe o Fuenlabrada han puesto sus catálogos en la red. ¿Qué sucederá en otras muchas localidades madrileñas?.

Este es la entrada de Natalia Arroyo en Biblioblog :

Ficheros

 

Sólo un tercio de las bibliotecas españolas tiene presencia web, casi la mitad no tiene OPAC

Los últimas estadísticas disponibles sobre las bibliotecas españolas, correspondientes a 2012, revelan la existencia de una gran brecha en cuestiones tecnológicas. No tanto en lo relativo al equipamiento, sino en lo que a presencia web se refiere. Esa es la realidad que se describe en el artículo Efectos de la crisis económica en las bibliotecas españolas, publicado por Hilario Hernández-Sánchez y por mí misma en la revista El profesional de la información:

  1. Sólo un tercio de las bibliotecas tienen página web, proporción casi idéntica a la de las bibliotecas públicas. Los datos del MECD correspondientes a 2011 no indican avances en este apartado en el caso de las bibliotecas públicas.
  2. Casi la mitad de las bibliotecas no tiene catálogo de consulta pública(OPAC) en 2012 (46,5%). En el caso de las bibliotecas públicas el porcentaje es muy similar, 43,8%.
  3. Dos de cada diez bibliotecas no disponen de ordenadores de uso público. La inmensa mayoría de las bibliotecas (95,6%) dispone de ordenadores o terminales informáticos para gestión interna.
  4. Nueve de cada diez bibliotecas tienen acceso a internet en sus salas, un servicio casi universal en las bibliotecas públicas (94,9%) y en las universitarias (97,9%).
  5. Las bibliotecas españolas cuentan con un total de 4.908 dispositivos lectores de libros electrónicos, de los que cerca de las tres cuartas partes (71,6%) pertenecen a bibliotecas públicas y una quinta parte (19,3%) a las universitarias.

Según se explica en el citado artículo, «desde 2008 los niveles de equipamiento informático se han estancado, lo que hace pensar que existe un número de bibliotecas que no han superado la etapa pre-tecnológica y que, teniendo en cuenta la situación, no parece que la vayan a superar en los próximos años.»

Por cortesía de la revista El profesional de la información, el artículo Los efectos de la crisis económica en las bibliotecas españolas estará disponible en acceso abierto durante las próximas dos semanas’.

Anuncios

3 pensamientos en “El atraso tecnológico de las bibliotecas españolas

  1. Muchas gracias a los colegas del COABDM por la difusión del artículo. Sólo quisiera añadir que el trabajo de análisis ha sido realizado conjuntamente por Hilario Hernández y por mí misma. La larga experiencia de Hilario en el análisis de las estadísticas bibliotecarias, su conocimiento del sistema bibliotecario español y su rigor en la interpretación de los datos han hecho posible este trabajo.

    Me gusta

  2. Tienes toda la razón, Natalia. Ya hemos subsanado el error y hemos incluido a Hilario como coautor del análisis. Gracias por señalarnos.

    Por cierto, que sería interesante tener disgregados por comunidades autónomas los datos sobre las carencias tecnológicas de las bibliotecas españolas. Es de suponer que serán mucho más positivos en las autonomías donde exista un catálogo colectivo promovido desde la administración. En cambio, en lugares como Madrid, donde existe ese catálogo colectivo, ni la Comunidad apoya lo más mínimo la armonización de los SIGB, es evidente que el atraso tecnológico es mayor.

    Me gusta

  3. Muchas gracias por la corrección. 🙂
    Coincidimos con vosotros, sería muy interesante tener datos a nivel de comunidad autónoma, teniendo en cuenta lo diverso que es este país, pero al trabajar con las estadísticas nos hemos encontrado con varias limitaciones que señalamos en el artículo. Cuando se habla de bibliotecas nos referimos a diferentes tipos (universitarias, públicas, centrales de comunidades autónomas, especializadas y para grupos especiales de usuarios) y es posible obtener información sobre cada comunidad autónoma, pero, como se indica en el texto publicado en El profesional de la información, no ambos a la vez. Es decir, que no podríamos decir qué bibliotecas públicas, universitarias o especializadas tienen el problema en cada comunidad, los datos agrupados por CCAA no sirven de mucho. Para conocer lo que está sucediendo en las bibliotecas necesitamos datos fiables y completos, y eso es algo de lo que no siempre disponemos, desgraciadamente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s