Los bibliotecarios madrileños estuvimos en la Asamblea en defensa de la Cultura. Aunque no pudimos ir de amarillo.

Ayer, lunes, se celebró en el Círculo de Bellas Artes la Asamblea por la Cultura. Según cuentan a Bibliotecaria Sin Tijeras el acto fue abundante en gente, emociones y proyectos.

La noticia se puede leer en El País.

BST no pudo ir pero sí estuvo un compañero bibliotecario que nos puso dentro de este nuevo proyecto de marea cultural. Una marea que, como toda marea que se precie, necesita su propia camiseta. Esta vez van a ser rojas puesto que el amarillo que propusimos nosotros no fue aceptado. En las palabras que nuestro compañero pronunció ante la Asamblea se explica el porqué:

Presentación de la Plataforma en Defensa de la Cultura, en Madrid. / SANTI BURGOS

Presentación de la Plataforma en Defensa de la Cultura, en Madrid. / SANTI BURGOS

‘Buenas tardes:

Vengo a esta Asamblea como representante de la Plataforma para la Creación del Colegio Profesional de Archiveros, Bibliotecarios y Documentalistas de Madrid.

Si queremos constituirnos en un Colegio Profesional es precisamente para luchar por estas instituciones de la cultura – los archivos y bibliotecas- y por el personal que las atendemos. Desde luego que hay que defenderlas puesto que ahora estan sufriendo múltiples agresiones y recortes al igual que el resto de los servicios públicos.

Por ejemplo se están cerrando bibliotecas. El peor caso de cierre masivo fue el de casi todas las bibliotecas de la Obra Social de Caja Madrid. Hace un año cuando la cuasi quiebra de Bankia aprovecharon a soltar lastre cultural cerrando las bibliotecas y dejando a muchos lectores y estudiantes sin ellas.

En cambio una batalla que si ganamos los bibliotecarios madrileños, fue la de los voluntarios. Recordaréis que cuando entró Fernando Villalonga como delegado de las Artes en el Ayuntamiento de Madrid, traía unas ideas un tanto peregrinas. Entonces había dos bibliotecas -en Retiro y Carabanchel- finalizadas, pero sin poderse abrir por que no querían gastarse dinero en contratar personal para ello. La solución de Villalonga fue buscar voluntarios que trabajasen gratis para evitar contratar trabajadores cobrando. Por supuesto la reacción de los bibliotecarios madrileños fue de rechazo total. Hicimos protestas de todo tipo hasta que conseguimos que se desechase la idea. Villalonga tuvo que rectificar y al final irse de las bibliotecas e incluso del Ayuntamiento de Madrid como acabamos de conocer. Y las bibliotecas de Carabanchel y Retiro se abrieron contratando a personal como es debido.

Y es que la imagen que damos las bibliotecarias y los bibliotecarios es de gente modosita, lectora, callada y muy, muy de orden. Sí, vale, somos algo así, pero cuando nos tocan nuestras bibliotecas saltamos y las sabemos defender con uñas y dientes. Otro movimiento bibliotecario es la Plataforma Contra el Préstamo de Pago en Bibliotecas. Ha formado la Marea Amarilla bibliotecaria y hemos organizado varias manifestaciones con nuestras camisetas amarillas. Por cierto que iba a traer puesta una de estas camisetas pero desde la dirección de este encuentro me aconsejaron que no lo hiciera pues, parece, que el amarillo da mal fario a los compañeros actores.

Volviendo a los problemas de personal en nuestras bibliotecas hay que comentar que la amenaza que tenemos ahora es la de los colaboradores sociales. Como sabréis estos son los parados a los que ponen a trabajar sin contrato mientras cobran el paro. Varios de ellos han entrado en las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid provocando la lógica inquietud entre los interinos que temen ser despedidos para sustituirlos por estos parados trabajadores.

Además y al igual que ocurre en Sanidad  tenemos problemas con las privatizaciones de las bibliotecas. Ya hay varias bibliotecas públicas cuya gestión se está externalizando. Así, en San Sebastián de los Reyes, el servicio por las tardes lo prestan trabajadores subcontratados.

Pero donde es más grave el problema de la privatización es en la Biblioteca Nacional de España. En la mayor biblioteca del país el 40% del personal son de empresas privadas que subcontratan la gestión. Y aquí surge otro ejemplo de que los bibliotecarios no nos callamos: se ha constituido un movimiento contra la privatización de la Biblioteca Nacional que está luchando con mucho tesón y coraje.

Otro tipo de recortes que sufrimos las bibliotecas es casi generalizado y además repercute en otros sectores cercanos como son los de las librerías y las editoriales. Me refiero a la falta de presupuestos para comprar libros y otros documentos. Las compras de las bibliotecas solían ser para las librerías y editoriales una buena fuente de ingresos. Ahora, prácticamente, se han acabado lo que se ha añadido a los otros muchos problemas que arrastra el sector del libro. Entre estos se encuentra la competencia desleal que hace Amazon a los libreros españoles. Amazon vende en España pero tributa en el paraíso fiscal que es Luxemburgo y no paga aquí el IVA de los libros.

Asimismo el recorte de las actividades culturales que se hacen en las bibliotecas está provocando serios problemas a los profesionales que se dedican a la narración oral o a cuentacuentos.

Para terminar esta presentación quiero recordar las palabras de Federico García Lorca que, cuando fue a inaugurar la biblioteca de su pueblo natal, Fuentevaqueros, en 1931 dijo:

“No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro.

Y yo ataco desde aquí  violentamente a los que solamente hablan de reclamaciones económicas sin nombrar jamás las reclamaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas.  El lema debe ser: «Cultura». Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz”.

Más de 80 años después de este discurso podemos ver que sigue siendo necesario defender ese lema de Cultura y Cultura pública y para todos’.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s