Directa María Jesús del Olmo: nadie nos va a sacar las castañas del fuego a los bibliotecarios

Como una cosa lleva a la otra BST encontró -vía el estupendo texto de José Antonio Gómez Hernández– esta entrevista a María Jesús del Olmo. Es imprescindible leerla. Más claro y directo no puede decirse lo que dice. El día que nos quedemos sin bibliotecas no podremos decir que nadie nos aviso:

María Jesús del Olmo García.  Embajada de Estados Unidos. Biblioteca.

María Jesús del Olmo García.
Embajada de Estados Unidos. Biblioteca.

Entrevista con María Jesús del Olmo García, que participa en nuestra Tertulia “El valor social de las bibliotecas en tiempos de crisis” dentro de nuestras XVII Jornadas Bibliotecarias de Andalucía

¿Cómo ves las bibliotecas en la actualidad?

Me da pena decirlo, pero las veo amenazadas; como todo lo público en este momento. Es habitual que nos pregunten por el futuro de las bibliotecas en un mundo donde la red ofrece tanta información y repetimos como un mantra que el servicio a la sociedad y a los desfavorecidos sigue siendo esencial, además de nuevos roles que se van creando y nuevos servicios, pero eso no afloja la amenaza ni frena los recortes de presupuesto. Creo que estamos gobernados por una clase privilegiada que demuestra abiertamente que lo público como servicio igualitario no le interesa y son capaces de recortar lo esencial, todo: educación, sanidad, pensiones y hasta justicia. Donde hay negocio, o puede haberlo, se socava la oferta pública para abrir paso a la iniciativa privada. Ahora sin disimulos, “a calzón quitao”. ¿Dónde quedan las bibliotecas en este entorno? Amenazadas, sin duda.

¿Crees que las bibliotecas están afrontando bien la crisis?

No, me temo que la mayoría de los bibliotecarios se siente a salvo, pero cuando leemos cosas como que la universidad de Atenas cierra sus puertas, no podemos creernos que esta zona de lo público se va a salvar, per se. Oigo hablar de ideas nuevas, veo ejemplos excelentes, pero me da la sensación de que no hay conciencia de la densidad de la amenaza entre la profesión.

De los momentos presentes por los que pasamos, ¿saldrán nuestras bibliotecas reforzadas?

Si no tomamos conciencia y no nos ponemos a trabajar en serio, lo dudo. Lo fundamental es garantizar la financiación pública y no sé si atrevernos a completar con patrocinios, abrirle la puerta al lobo. Ya he leído en España comentarios como “primero la salud, después las bibliotecas”; están haciendo creer a la sociedad que ahí está el debate, cuando no es cierto. El debate podría ser, por ejemplo, más financiación para la sanidad pública o más externalizaciones… Nos dejamos engañar sistemáticamente y no tenemos fuerza ni una voz común para desmontar esas campañas.

 

¿Cuál que crees que es el valor social de las bibliotecas en tiempos de crisis?

No me cabe duda de que la biblioteca es un refugio ante la crisis, un remanso donde encontrar  actividades, conexión, recursos de todo tipo, ocio, cursos, talleres, aprendizaje y posibilidades para todos. Por ejemplo, los talleres destinados a formar desempleados y a ayudarles a encontrar empleo, o los cursos especiales para inmigrantes; un lugar cálido y limpio en el que pasar la tarde con la prensa y los libros, un lugar en el que mantenerse al día, Un lugar en el que los niños se entretengan y hagan los deberes…todas esas cosas son ayuda para la gente y eso no tiene precio. Hay que luchar por ello.

¿Qué opinas de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios? 

Las asociaciones son la forma de unirnos y darnos una voz, son muy importantes. Opino que hacéis una labor muy importante y que tenéis que seguir creciendo. Ah y trabajar en la unión con otras asociaciones profesionales de la zona en busca de una voz común.

¿Qué crees que aportas a las Jornadas Bibliotecarias de Andalucía?

Creo que lo más importante es la visión de otros casos y otros profesionales que se enfrentan a los mismos problemas que nosotros y su ejemplo puede iluminar el camino; los bibliotecarios estadounidenses tienen detrás una tradición luchadora que los hace muy queridos para la sociedad y para los bibliotecarios de otros países.

¿Qué le dirías al resto de los profesionales andaluces para que compartan con nosotros nuestras Jornadas?

Tengamos esperanza, pero luchemos juntos, nadie nos va a sacar las castañas del fuego si no nos ponemos manos a la obra’.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s