En Valencia también falta personal y reducen el horario de sus bibliotecas

Sí, ya se da cuenta, Bibliotecaria Sin Tijeras, que esta noticia se parece mucho a la que publicó ayer sobre las bibliotecas de Sevilla. Pero es que la dinámica es, por desgracia, similar: se despiden bibliotecarios, no se reponen jubilaciones y lógicamente cada vez va faltando más personal para poder abrir las bibliotecas.

La solución del Ayuntamiento de Valencia es la misma que la de Sevilla. Reducir poco a poco las horas de apertura. Unas bibliotecas las abren sólo por la mañana y otras sólo por las tardes. Ello pasa más desapercibido que el impopular cierre total de las bibliotecas. Además tiene la venenosa “ventaja” de provocar que los usuarios, desconcertados, vayan usando menos las bibliotecas. Y en este descenso los alcaldes tienen la excusa perfecta para futuros recortes y cierres de bibliotecas.

Esta es la noticia recogida por lasprovincias.es [negritas nuestras]:

El PSPV critica el cierre parcial de dos bibliotecas municipales en Valencia

Gregori Mayans i Siscar sólo abre por la tarde y Grau-Port sólo lo hará por las mañanas

El portavoz adjunto del grupo municipal socialista del Ayuntamiento de Valencia, Salvador Broseta, ha criticado “el cierre parcial de dos bibliotecas municipales desde el lunes de esta misma semana”.

Valencia1

Broseta ha explicado, a través de un comunicado, que su formación ha recibido estos días “bastantes quejas de usuarios de la biblioteca Gregori Mayans i Siscar que han ido a utilizar sus servicios por la mañana y se han encontrado con la puerta cerrada“. Y, en efecto, ha agregado, “en la página web de la red de bibliotecas municipales reconocen que el horario sólo es vespertino, cuando antes no era así”.

Al mismo tiempo, también se ha modificado el horario de la biblioteca ‘Grau-Port’ que sólo abrirá a partir de ahora por las mañanas pero no por la tarde, como también se reconoce en la web municipal www.bmvalencia.org.

Valencia2

El concejal socialista considera que “la mala gestión y la deficiente planificación del Ayuntamiento no debe afectar a los ciudadanos, que son siempre los que pagan los platos rotos, son los que están pagando la crisis y además ven recortados sus servicios, en este caso, el acceso a la cultura”.

“A juzgar por acciones como ésta, el PP quiere ciudadanos que no lean, que no se cultiven y, en definitiva, que no piensen”. Para Broseta, “si hace falta más funcionarios que den servicios, el PP debe buscar fórmulas imaginativas para solucionar los problemas, que para eso gobiernan, pero cerrar las bibliotecas para zanjar el problema no debe pasar nunca, porque así son los vecinos los que salen perjudicados”.

Broseta, además, ha criticado la forma cómo ha actuado el PP, “sin previo aviso y sin comentar nada a la oposición, y lo que es más grave, sin decir si es una medida provisional, que parece que no, o definitiva”‘.

Leer más…

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s