Parece que se está haciendo el Catálogo Colectivo de Bibliotecas en Madrid. ¿De la mejor forma posible?

Sigue el intento de romper el secretismo que rodea a todo lo relacionado con la proyectada red única de bibliotecas en Madrid. El pasado viernes fue la pregunta de Milagros Hernández (IU) -cuya respuesta conoceremos a la publicación de las actas-. Ahora es Patricia García de UPyD la que preguntará sobre ello en el mismísimo Pleno del Ayuntamiento de Madrid del miércoles 25 de septiembre. Este es el literal de la pregunta:

“Pregunta n.º 2013/8001028, formulada por la concejala doña Patricia García López, del Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia, interesando conocer la razón por la que, desde la Dirección General de Bibliotecas y Archivos del Área de Gobierno de Las Artes, Deportes y Turismo, se está trabajando para ceder a la Comunidad de Madrid la propiedad de las bases de datos y del sistema informático de gestión de las bibliotecas municipales, a la vista de la previsión de transferencia de las bibliotecas públicas de la Comunidad al Ayuntamiento, contenida en el marco del proceso de eliminación de duplicidades entre Administraciones”.

Además Europa Press ha publicado la siguiente noticia:

UPyD alerta del “engaño” de que red de bibliotecas regionales dependa del Ayuntamiento y que la gestión informática no ‘

A Bibliotecaria Sin Tijeras la han aclarado, desde fuentes cercanas a UPyD, sobre esta noticia que en la misma hay una equivocación ya ‘que la Concejala le dijo a la periodista de Europa Press (“no es necesario migrar los datos para conseguir un catálogo único”), aunque ésta no lo reflejó así exactamente en su noticia (“no es necesario migrar los datos a un catálogo único”)’.

Y continúan afirmando que ‘evidentemente los bibliotecarios de Madrid capital quieren (como imagino que el resto de bibliotecarios de Madrid región) un catálogo colectivo regional [único], que lógicamente debe depender de la Comunidad; todos sabemos que sería muy beneficioso para bibliotecarios y lectores y por ello es un anhelo de hace años’.

Pero insisten en que como es bien sabido -desde que se inventó el protocolo Z39.50, que no fue precisamente ayer-, que para ello NO es necesario fusionar las bases de datos ni ceder el control del SIGB. ‘¿Acaso se ha cedido el catálogo de la Universidad de La Laguna a la Complutense, por ejemplo, para que sus datos bibliográficos puedan verse en REBIUN?’, afirman.

Catálogo Madrid

¿Llegará alguna vez a ser el catálogo de todas las bibliotecas madrileñas?

En resumen que critican que, luego de tanto tiempo de parálisis para hacer el catálogo colectivo, ahora se quiere hacer deprisa y corriendo. De un modo que no les parece el más correcto. Sugieren, por ejemplo, ‘comenzar mejor, con uno o varios ayuntamientos más pequeños, a modo de prueba’ en vez de empezar por un catálogo tan grande como es el del Ayuntamiento de Madrid.

Y sobre todo lo peor es que todo se está haciendo sin dar ningún tipo de explicaciones al personal que está directamente implicado. Todo ello no produce -en su opinión- más que perplejidad y temor ante el proceso.

BST espera que el miércoles en el Pleno Municipal se aclare algo todo esto.

Anuncios

12 pensamientos en “Parece que se está haciendo el Catálogo Colectivo de Bibliotecas en Madrid. ¿De la mejor forma posible?

  1. Y no sólo eso: no parece casualidad que el catálogo colectivo regional, y sobre todo la manera innecesaria e incomprensible en que se pretende alcanzar (haciendo que el Ayuntamiento de Madrid MIGRE sus datos a la Comunidad y le CEDA su control del SIGB), se plantee precisamente cuando se ha acordado que sean las bibliotecas públicas de la Comunidad las que se traspasen al Ayuntamiento (lo que implica, lógicamente, todo lo contrario a dicha migración y cesión), quedando por fin una única red de bibliotecas públicas en Madrid ciudad, que será la red municipal. Así se ha decidido en las negociaciones sobre transferencia de servicios y competencias entre Ayuntamiento y Comunidad para la eliminación de duplicidades, tal y como han anunciado los propios responsables municipales de Las Artes, Deportes y Turismo en repetidas ocasiones; por ejemplo, en la Comisión del pasado mes de julio (http://www.madrid.es/UnidadesDescentralizadas/UDCPleno/Actividad/ComisionesOrdinarias/Corporación2011-15/ArtDepTur/2013/22%20julio%202013/DS_944_CADT_22_07_13.pdf, pág. 45).

    Me gusta

    • ¿De verdad somos bibliotecarios? ¿tanto nos cuesta entender lo que es un catálogo colectivo? ¿nos cuesta entender que es para TODAS las bibliotecas de la Comunidad, y que, precisamente por eso, es una competencia de la Comunidad autónoma? ¿por qué no pensamos, de verdad, en que nuestra función es dar servicio público e intentar hacerlo de la manera más rentable para los ciudadanos?

      Me gusta

      • ¿De verdad eres bibliotecaria? ¿Tanto te cuesta entender que para contar con un catálogo colectivo (que efectivamente debería ser para TODAS las bibliotecas de la región y que, precisamente por eso, es una competencia que nadie le niega a la Comunidad autónoma) no es necesario que las bibliotecas que lo integran migren sus bases de datos ni cedan el control de su SIGB? ¿Por qué no pensamos que recurrir a una plataforma z-link permitiría dar ese servicio público (el catálogo colectivo) de manera mucho más rápida y desde luego mucho más rentable para los ciudadanos?

        Me gusta

  2. Dime, por favor, una red de bibliotecas equiparable a la que puede llegar a ser la de la Comunidad de Madrid que esté soportada en Absysnet y funcione con z-link. Y dime, también, por qué es más rentable para los ciudadanos mantener tantas instalaciones informáticas (con mantenimientos, sus servidores y sus administradores y personal informático) como municipios hay. Es que no lo entiendo, de verdad (y eso que soy bibliotecaria)

    Me gusta

    • – A tu primera pregunta, y por poner sólo un ejemplo: Consejo General del Poder Judicial (bibliotecas judiciales)

      – A la segunda:

      a) Si hablamos del catálogo colectivo regional (que es de lo que yo creía que estábamos hablando hasta ahora), es más rentable un catálogo colectivo ‘virtual’ precisamente porque no necesita más que un aplicativo técnico relativamente sencillo, fiable y ya disponible, en lugar de emplear tiempo y trabajo (horas que se pagan en dinero público) de muchos técnicos, tanto bibliotecarios como informáticos, en unificar, migrar y sobre todo depurar bases de datos de muchos catálogos municipales para crear un catálogo colectivo ‘único’

      b) Si hablamos de competencias y gestión administrativa, ya sé que el municipalismo no vive su mejor momento, pero deberíamos recordar que la municipal es la administración más próxima al ciudadano y como tal debe prestarle determinados servicios (incluyendo la biblioteca pública si el municipio cuenta con más de 5.000 habitantes, tal y como recoge la legislación actualmente vigente y la que pronto lo estará). ¿Que hay que eliminar gastos e instalaciones duplicados, triplicados y multiplicados hasta la extenuación? Totalmente de acuerdo contigo. Pero me parece que para ello lo que tú propones es volver a un centralismo, aunque esta vez autonómico. No entiendo entonces por qué no llevas tu razonamiento hasta el final: quitar competencias a los ayuntamientos, las mancomunidades, los cabildos insulares, las diputaciones provinciales… pero también a las propias comunidades autónomas, y concentrar todo de nuevo en el Estado central; ¡eso sí que sería un ahorro!

      Fuera de bromas, y volviendo al tema que nos ocupa: en cualquier caso, y sin quitarle al futuro catálogo colectivo regional la importancia que sin duda tiene, creo que nuestra prioridad ahora mismo (seamos bibliotecarios de la Comunidad, del Ayuntamiento de Madrid, del de Getafe o del ayuntamiento del pueblo más pequeño de la región -si es que tiene la ‘suerte’ de contar con biblioteca-), nuestra prioridad, repito, no es dicho catálogo, sino luchar contra los recortes y el desprecio al servicio público que damos. Luchar contra los tijeretazos, un día sí y otro también, a los presupuestos para adquisiciones (BST nos informaba hoy mismo del último recorte en la Comunidad, aunque no es ni mucho menos la única Administración que los hace), luchar contra la falta de personal, luchar contra la falta de medios y luchar contra la creencia de muchos de nuestros dirigentes de que para dar un buen servicio bibliotecario es suficiente con que el político de turno se haga la foto inaugurando un edificio con mucho diseño, pero muy pocos fondos y muy pocos bibliotecarios.

      Me gusta

  3. Gracias, Pilar, por tu extensa respuesta. Estoy completamente de acuerdo contigo en que las bibliotecarias y los bibliotecarios tenemos que trabajar cada día por hacer que la biblioteca sea un servicio público útil, valorado por ciudadanos y reconocido por los gobiernos de la administración que corresponda. Y pienso así porque, bibliotecaria vocacional y profesional hasta el tuétano, y porque, además, creo en el servicio público y peleo por él cada día, en la medida de mis magras posibilidades, en la parte que me toca.

    Pero, volviendo al tema de este hilo, no has contestado a ninguna de mis dos preguntas (o al menos no he sabido entenderlo). Las bibliotecas judiciales (con toda su importancia) no son un ejemplo comparable a una red de lectura pública como sería la de Madrid si llegara a integrarse en uno la totalidad de los catálogos. Estamos hablando de más de 7 millones de ejemplares frente a los 307.000 del catálogo de las bibliotecas judiciales (según pone en su web); no he visto cuántos usuarios tiene y transacciones pueden hacer al año, pero en el caso de Madrid son más de 8 millones de préstamos(contando también la extensión bibliotecaria) en total, y unos 2.5 millones de carnés (claro, activos en el último año son muchos menos, ya lo sé, pero aún así son muchos más, seguro, que los de las bibliotecas judiciales). Me ha parecido ver que este catálogo no está soportado en Absysnet tampoco.

    Y, respecto de la segunda pregunta, tampoco sé por qué es más rentable para los ciudadanos multiplicar la inversión en instalaciones y procesos, la verdad. Hablas de centralismo, pero no lo entiendo tampoco así, perdona. Precisamente los catálogos colectivos se basan en la cooperación entre las partes, en tener unas reglas de juego comunes (que, en nuestro campo, están muy normalizadas y se parecen muchísimo, afortunadamente, entre sí) y respetarlas para ahorrar recursos y poderlos destinar a otras actividades que seguro nos harán mucho más presentes en nuestro entorno.

    Bueno, al final lo que importa es que estemos “vivos” y se oiga nuestra voz, aunque podamos discrepar en unas cosas u otras (y, la verdad, los debates siempre son positivos, porque nos ayudan a reflexionar sobre nuestras convicciones y nuestras acciones; a mi, por lo menos).

    Me gusta

  4. Buenas noches, solo quería aportar algún dato técnico para aclarar conceptos. Trabajo en la empresa Baratz, pero no hablo en su nombre.

    En primer lugar Rebiun es un catálogo colectivo virtual en modo servicio. “Los técnicos de Baratz recolectan periódicamente los ficheros MARC de los diferentes catálogos universitarios o de centros de investigación asociados y realizan los procesos necesarios para adaptarlos, fusionarlos y publicarlos en una plataforma Absys (actualmente AbsysNET), bajo la forma de un opac web y de un servidor Z39.50” See more at: http://www.comunidadbaratz.com/blog/rebiun-en-linea-mas-de-una-decada-del-mayor-catalogo-bibliografico-hispanico
    Es decir, la consulta no es en tiempo real en los catálogos participantes y no permite la gestión unificada.

    El Z-link en cambio es un producto, una pasarela web/Z39.50 para hacer consultas distribuidas en varios servidores Absys/absysNET independientes (no de otros sistemas de momento) y ofrecer los resultados de forma conjunta en tiempo real. Un ejemplo de implantación: La red de Bibliotecas de Museos http://bimus.mcu.es/cgi-brs/AbsysNetMuseos/abzwebp/ Esta modalidad tampoco permite la gestión centralizada (carné unico, politica de adquisiciones común,…)

    Por último está el ejemplo mencionado de la Red de Bibliotecas Judiciales que está gestionado de manera centralizada en un único absysNET al que se conectan todas las bibliotecas judiciales desde un navegador web. Existe un único catálogo bibliográfico, un carné único y se da el mantenimiento y soporte a una sola instalación. http://www.poderjudicial.es/abnetportal/abnetcl.exe/ y http://www.comunidadbaratz.com/noticias/el-catalogo-colectivo-de-las-bibliotecas-judiciales

    Espero al menos haber aclarado conceptos.
    Un saludo,

    Me gusta

  5. Buenos días,

    En primer lugar, creo que la creación del carnet único, y el acceso a una red única va a ser utilizada como arma electoral de cara a la galería, cueste lo que cueste. Lo que posiblemente no intuya el concejal, lo sé por clarísima carencia de conocimientos técnicos y bibliotecarios que demuestra, es que el precio es muy, muy, muy, alto.
    El ahorro de licencias es una absurda mentira. Un intento de ocultar las intenciones reales que a día de hoy no consigo descubrir.
    Si técnicamente, la fusión de las bases de datos (ayuntamiento-Comunidad) es la única solución para ofrecer al usuario un carné único ¿porqué tenemos que ceder nuestros registros a la Comunidad?. ¿Porqué su instalación y no la nuestra, si son nuestros registros? ¿Porque ellos van a gestionar el catálogo si las trece bibliotecas pasan al Ayuntamiento?. ¿No deberíamos ser nosotros los que recibiéramos sus registros?.
    Es un clarísimo ejemplo de apropiación de nuestras competencias por parte de la Comunidad de Madrid, por muy cabecera del sistema que sean.
    Una cosa es dar directrices y vigilar que se ofrecen al ciudadano los servicios bibliotecarios que necesita según recomendaciones IFLA, UNESCO, Legislación europea y normativas españolas y, otra muy distinta es inmiscuirse en la autonomía de los municipios, empezando por nuestro catálogo.
    Miren ustedes, la cuestión es mucho más compleja.
    ¿Sabián que en esa base de datos de registros además de Bibliotecas Públicas están algunas Instituciones Patrimoniales?.
    ¿Sabían que es mas que probable que miles de registros migren con errores y se pierdan datos que han costado años y años de trabajo incluir?
    ¿Sabían que el concejal ni las mencionó en el pleno? ¿Sabe el Señor Concejal que la Hemeroteca Municipal, la Biblioteca Histórica, la Biblioteca Musical y las bibliotecas de los Museos Municipales entran en ese mismo paquete?
    ¿Sabe el concejal lo complejo que es catalogar este tipo de fondos que forman parte del Patrimonio Documental de Madrid y, el riesgo de perder datos importantísimos que supone esa completa cesión de registros?.
    Supongamos que se migra, y como ya hemos previsto los técnicos, se pierden por el camino datos irrecuperables, descripciones de publicaciones únicas que han supuesto años de esfuerzo.
    ¿Tenemos que volver a introducir nuevamente esos datos? ¿Cuántos años más de trabajo nos va a costar volver al punto de automatización del catálogo en el que estamos ahora?.
    Bueno a lo mejor, es que les da igual como queden los registros. Teniendo en cuenta que sólo quieren vender la moto del carnet único no les importará que estén bien o mal o ni estén.
    ¿Y todo porqué?, ¿Por un carnet único?, ¿Y a nosotros qué si las instituciones no prestamos libros para llevar a casa?.
    ¿No es un poco chapucero montar todo esto sin tener en cuenta que las consecuencias van más a allá y los daños colaterales son muchos?.
    Las Instituciones están siendo ignoradas por completo por el concejal. Está vendiendo NUESTROS REGISTROS y ni siquiera lo sabe (en el pleno sólo habló de Bibliotecas Públicas). Y eso, es ningunear el trabajo profesional que hacemos día a día, año tras año, conservando nuestro patrimonio y dándolo a conocer.
    Divulgando los tesoros del patrimonio del Ayuntamiento, sí, sí del AYUNTAMIENTO y por tanto de la Comunidad de Madrid. PERO OJO!!! la Comunidad vigila su conservación y su puesta a disposición al ciudadano, pero NO SE APROPIA DE ÉL.
    El catálogo también es nuestro Patrimonio, es fruto de nuestro esfuerzo intelectual y la Comunidad sólo debe marcar pautas, vigilar y hacer cumplir la ley, pero NO APROPIARSE DE ÉL.
    Nadie niega que la Comunidad pueda y deba gestionar un catálogo regional, pero no es lo mismo gestionar un catálogo colectivo que intentar hacer una sola base de datos con un carnet único y ser ellos los que lo gestionen. Ahí no alcanzan sus competencias.
    Un carnet único y una única red de bibliotecas de la capital, la tiene que, crear, mantener y gestionar el Ayuntamiento de Madrid.
    Un catálogo colectivo regional que contenga los registros bibliográficos sí puede estar controlado y vigilado por la Comunidad. Además debe ser la Comunidad la que marque las pautas para su continuo mantenimiento.
    Ya sé que lo explico como Barrio Sésamo, pero vista la comparecencia del concejal en el Pleno, me ha parecido necesario.
    Siento haberme extendido, pero creo que se estaba dando la impresión de que los técnicos no queremos que se lleve a cabo un catálogo colectivo con carnet único y no es eso.
    Lo que queremos es que se haga bien.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s