Más convocatorias por la FGSR

A BST le piden que difunda estas dos convocatorias relacionadas con la lucha porque no se cierre la FGSR en Salamanca, y gustosa lo hace:

POR LA PERVIVENCIA DE LA FUNDACIÓN “GERMÁN SÁNCHEZ RUIPÉREZ”   EN SALAMANCA.

                                      Imagen         

                                                             ¡DE   VERDAD!

 caperucita

Hoy,  Fernando Saldaña cuenta sus cuentos

Plaza del Liceo: viernes 12 de julio de 2013, a las 8,30 h. de la tarde.

¡Os esperamos!

Caperucita se va de viaje hacia el norte y  recogerá nuevos apoyos que refuercen nuestra firmeza actual.

(Continuará…)

Anuncios

Un pensamiento en “Más convocatorias por la FGSR

  1. La razón de los hechos

    Con algunos ajustes publicamos en esta plataforma, a quien agradecemos su acogida, el texto que pueden leer a continuación, dando también las gracias al blog La anomalía por haberlo alojado en su día en http://laanomalia.wordpress.com/2013/06/25/demasiadas-razones-sobran-cuando-basta-una-razon/ , e invitado a quien nos lea en estos momentos a visitar esta entrada para conocer otras intervenciones y los motivos de esta respuesta al portavoz de la Fundación Ruipérez.

    Nuestro único interés es dirigirnos a todas aquellas personas interesadas en conocer el proceso que ha seguido el cierre, aportando ciertas hechos/claves que permitan analizar lo ocurrido en toda su extensión.

    Muchas gracias y disculpas a los que ya lo hubieran leído.

    Las incesantes declaraciones del vicepresidente ejecutivo de la Fundación se echaban en falta en estos días en los que el cierre del centro de Salamanca es ya un hecho consumado. Pero como comprobamos que vuelve por sus fueros, quizá no vendría mal recordar algunas de ellas para no olvidar el desarrollo de los hechos.

    Escuchen si pueden lo comentado por el sr. Basanta a Radio Salamanca (SER) inmediatamente después de saltar la noticia del cierre, donde alegaba entre otras cosas que es el deterioro de un edificio de ¡30 años! el que obliga al traslado de los servicios y los trabajadores.

    Lean en la web de FGSR http://www.fundaciongsr.com/story.php?id=634 las explicaciones al reclamo “nos trasladamos, no nos vamos”. Único documento público conocido hasta el momento sobre la suerte del centro salmantino. Parece ser que existe otro que la prensa local se ha negado a publicar, según cuenta el propio sr. Basanta, por lo que le invitamos desde aquí a que se haga público en la web de la Fundación.

    Accedan también a la extensa y dolida contestación que el portavoz de la Fundación dirige a un reputado profesional del mundo de las bibliotecas y la documentación
    https://coabdm.wordpress.com/2013/06/05/critica-de-la-actuacion-de-la-fundacion-german-sanchez-ruiperez-de-jose-a-gomez-hernandez/,
    y fijen su atención, por destacar solo uno, en el párrafo donde el antiguo director general de Ediciones Anaya escribe: “La Fundación jamás ha hablado de cerrar el Centro. En lo que se refiere a nuestras salas de uso público, lo único que estamos haciendo es procurar regularizar una “anormalidad” que se viene produciendo desde 1985, como es que nuestra Fundación, y lo ha hecho con todo entusiasmo y generosidad, haya cubierto lo que otros tienen como mandato legal. Creemos que ha llegado el momento de que Ayuntamiento o Junta asuman la responsabilidad que le compete […]”

    Para entenderlo en su justa dimensión debemos recordar, como ya lo han hecho otras personas en diferentes medios de comunicación, que el centro de Salamanca se abre en 1985 y la Biblioteca Pública de las Conchas en 1993, y que el ayuntamiento de la ciudad ya tiene a su cargo la red de bibliotecas públicas municipales desde fecha anterior a la apertura de la Fundación en Salamanca.

    Ciertamente se podrían recoger otras intervenciones, y estaríamos dispuestos a ello si fuera necesario, pero nuestra respuesta se va pareciendo (solo en extensión) a las que nos suele prodigar el sr. Basanta, y no queremos alentar el exceso de réplicas sin sustancia y de escasa vinculación con lo que verdaderamente está ocurriendo.

    Porque los hechos siguen siendo meridianamente claros: si el centro de Salamanca se cierra, lo es por imperativos de orden familiar, económicos o debido a los nuevos objetivos de la Fundación, pero no por falta de respuesta de la ciudadanía y de los usuarios de los diferentes servicios del centro, ni por supuesto tampoco de las administraciones públicas, que como el director general de la Fundación ha recordado en días pasados, han subvencionado a la Fundación y siguen haciéndolo mientras nadie diga lo contrario.

    Ayudas públicas que solo pueden entenderse bajo el prisma de ofrecer un mejor servicio a los ciudadanos, y que parecen coincidir con el objetivo que siempre manifestó D. Germán: el de continuar con el desarrollo de sus centros salmantinos, con el de la ciudad a la cabeza, por ser el primero que creó y por la estrecha vinculación que siempre mantuvo con el mundo de la infancia y el libro el editor salmantino.

    Por otro lado, se hace difícil confiar en un portavoz que se repite hasta la saciedad pidiendo a quien “públicamente” se manifiesta contra el cierre, mediante escritos, firmas, peticiones y quedadas, “un contacto personal” a fin de poder explicarles cuáles son los “verdaderos motivos de estos cambios”.

    Y quizá lo más llamativo y digno de ser analizado: el hecho de que la Fundación “solo” comenzó a hablar sobre el asunto como reacción ante una información periodística, nunca motu proprio, y, además, modulando en todo momento la respuesta, orquestándola a su gusto: hablando en primer lugar de “trasladarse” y no de cerrar, después de la “responsabilidad” de la administración regional y municipal en este tema, para pasar después a “invitar” a las diferentes administraciones a no perder esta oportunidad tan generosa para la ciudad.

    Pero conviene no dejar de escuchar la música, aunque la briosa dirección quiera hacernos olvidar el primer y segundo tiempo de la sinfonía: ya han cerrado un centro de investigación en Peñaranda de Bracamonte, como ahora cierran el de la capital, después de haber despedido a lo largo del año pasado a 10 personas y a los trabajadores del centro peñarandino. El tempo del tercer movimiento ya está resonando en nuestros oídos.

    Invitamos por último (que no haya dudas) al que también fuera el primer director del centro salmantino a ejercer su turno de respuesta, aunque no será necesario, porque responder, responde a todos, el problema radica en que nunca aclara nada, pensando quizá en seguir marcando el ritmo de su melodía en un intento por dirigir la orquesta sin respetar la partitura, pero sintiéndolo mucho y con la misma educación e igual pesar al que parece usted sentir nos vemos obligados a decirle que desafina, lo oímos todos, incluido usted mismo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s