Carta abierta a Isabel de Andrés Bravo: “Nuestros hijos no serían los mismos si no hubieran pasado por la Fundación [Germán Sánchez Ruipérez]”

Esta no es una carta anónima. Tiene nombre y apellidos y está dirigida a la Presidenta del Patronato de la FGSR. La autora de la misiva no ha obtenido ninguna respuesta por su parte. Por eso ha decidido enviársela a Bibliotecaria Sin Tijeras, para que se vuelva a  publicar de nuevo, a ver si por fin llega a quien tiene que llegar.

BST  tiene esperanzas de que en la próxima reunión del Patronato de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, que se rumorea será este mismo jueves 4 de julio, se resolverá dar satisfacción tanto a Inmaculada como a otros tantos usuarios salmantinos de la Fundación.

Esta es la carta:

‘Inmaculada Hernández Martín

C/ ………………….

370.. Salamanca

Fundación Germán Sánchez Ruipérez

Dª. Isabel de Andrés Bravo

Presidenta del Patronato

Pº de la Chopera, 14

28045 Madrid

 

En Salamanca a 2 de junio de 2013

Estimada Sra.:

“Nuestros hijos no serían los mismos si no hubieran pasado por la Fundación”

Esta frase surgió durante la grabación del audiovisual “Palabras para Germán” que sirvió como homenaje a D. Germán Sánchez Ruipérez, tras su inesperado fallecimiento. Fue en una conversación entre dos madres de usuarios del CILIJ de Salamanca. Y siguen siendo válidas y continúo afirmándolas, tal cual.

 

Soy madre de dos hijas. Mi hija mayor tiene 15 años y la pequeña casi once.  Ambas son usuarias de la Fundación desde su primer año de vida y ambas han formado parte activa de los diferentes clubes de lectura, del estudio “Territorio e-Book”, del grupo de teatro; en fin, de las diferentes propuestas que el CILIJ ha puesto en marcha.  

¿Cómo explicarle lo excepcional que es el trabajo que han realizado con ellas, la delicadeza y la maestría en las diferentes estrategias y en la elección de materiales de trabajo; los lazos afectivos y el cariño que siempre han sentido entre esas cuatro paredes, la confianza y gran autoconcepto que han desarrollado? Su gran amor por la cultura en sus diferentes manifestaciones comenzó con la semilla que depositó el proyecto del Centro de Salamanca y que, con compromiso y mucho cariño, han ido abonando los grandes profesionales y mejores personas que han trabajado con ellas durante años. Mi agradecimiento, como el del resto de familias de los usuarios del CILIJ, para Germán Sánchez Ruipérez será eterno. Desconozco si Vd. ha participado en alguna ocasión en el desarrollo de los programas. Si no es así, le recomiendo encarecidamente que lo haga, sin falta. Que observe directamente el brillo de sus ojos, el espíritu creativo y absolutamente libre, los lazos de equipo, la complicidad entre todos. Mis hijas han llegado a faltar a cumpleaños porque tenían club de lectura. “Es que no puedo ir, porque tengo club”, explicaban con mucha seriedad.

La Fundación siempre fue un proyecto integrador. No había más requisito que querer estar allí. Eso era todo. Ni más ni menos. Y sin duda no fue por casualidad. Su fundador quiso que aquello no se convirtiera en un Club privado, sino que fuera un Templo de la cultura, de la lectura específicamente, al alcance de todo el que quisiera estar allí.

En ocasiones, ha servido para encontrar mentes afines, otros niños a los que les gusta lo mismo y que no encuentran en su entorno escolar o de amigos. Es la cultura puesta al servicio de las personas, de los niños que serán los adultos de mañana. La grandeza de este proyecto es que nunca buscó brillar en los medios de comunicación. Germán nunca buscó notoriedad, y sin embargo, la encontró. Como ve, su obra ha trascendido a su persona; su brillante iniciativa, junto con el trabajo del gran equipo profesional del CILIJ han calado en la mente y en el corazón de miles de salmantinos, que lo sentimos como algo propio y que nos instala, a día de hoy en una sensación de orfandad; nos convierte en una suerte de “hermanitos pobres” en los que no resulta rentable invertir un euro.

El trabajo con los usuarios ha sido la parte más visible de este proyecto en Salamanca, por eso su desaparición nos duele tanto. Sin embargo, no desconocemos su labor en otros ámbitos: la formación de profesionales de la educación y del entorno bibliotecario, el laboratorio de lectura, los proyectos de lectura en otros soportes, las líneas de investigación, el centro de documentación y de investigación, los acuerdos con Latinoamérica, los congresos, los préstamos a colegios e institutos, los préstamos a hospitales y a niños enfermos, los encuentros con autores, y muchos más.

El último gran proyecto de la Fundación ha sido la puesta en marcha de la Casa del Lector, en Madrid. Y es un gran proyecto, aunque con una dimensión muy diferente del trabajo que se hace en el CILIJ de Salamanca. Y no me malinterprete, no me parece ni mejor ni peor; pero, es muy diferente. Es una exploración de nuevos caminos. Les puede ofrecer más visibilidad en determinados ámbitos. Sin embargo, toda la imagen gráfica que utilizan en sus comunicaciones es fruto del trabajo diario con los usuarios de aquí, de Salamanca. El trabajo de los profesionales con los niños, los jóvenes y las familias, con los profesores, con los bibliotecarios, con los autores e ilustradores. El trabajo de fondo que permite todo lo demás es el mismo. ¡No permitan que desaparezca! Se lo pido con todo el cariño y con todo el respeto que me merece este proyecto. Y le aseguro que es infinito.

El impulso a un nuevo centro no puede terminar con otros centros que llevan 28 años de trayectoria. Le concedo que puedan ser menos brillantes o menos magnificentes, pero son los cimientos de lo que hoy supone a nivel local, nacional e internacional su Fundación.

Me duele este planteamiento de cese de actividad en Salamanca, por mis hijas, por sus compañeros, por los trabajadores que son su mejor activo, -no lo dude-, por la pérdida que les supone a tantos menores. Pero me duele mucho más pensar en todos los niños que, de llevarse a cabo este cierre del centro, no podrán beneficiarse nunca de él, ni siquiera llegarán a conocerlo. Ninguno de los estupendos chavales que han pasado por la Fundación y que con su implicación han ayudado también a que los fines de ésta pudieran verse cumplidos e incluso mejorados con nuevas perspectivas, se merecen esta pérdida. Conózcalos por favor, acérquese a descubrir su trabajo, las lecturas a las que acceden de manera natural, vea cómo estudian sin ningún esfuerzo las obras de los autores e ilustradores que van conociendo, cómo las comparan con otras, cómo las amplían más allá del propio texto. “Artistas insólitos” es claro ejemplo de ello. ¡Qué inmenso bagaje cultural atesoran, gracias a la Fundación! Le aseguro que no saldrá defraudada. Es más, me atrevería a decir, que saldrá muy sorprendida.

Les pido, les ruego que reconsideren su decisión. Siéntanse orgullosos de la lucha y de la oposición con la que se van a encontrar. No queremos que prescindan de ninguna línea de trabajo a favor de otras. No queremos que prescindan de sus mejores activos, de ninguno de ellos. Sus trabajadores son excepcionales, sus usuarios son excepcionales también. No tengan miedo de conocerlo de primera mano y entenderán mucho mejor porqué luchamos por la pervivencia del centro, porqué no queremos consentirlo. Creemos que se equivocan y, permítame que use el plural aquí. Todos los usuarios creemos que están adoptando una decisión equivocada, que va a perjudicar el futuro de la Fundación. Es posible que en la nueva Casa del Lector tengan una piel fantástica, fresca y joven; pero, están prescindiendo de parte del cerebro y del corazón. Todo forma parte del mismo engranaje.

Y permítame terminar con el comienzo: “Nuestros hijos no serían los mismos si no hubieran pasado por la Fundación”. Y éste, creo yo, es el planteamiento definitivo. Para nuestros chicos, y para los chicos que aún están por venir.

Reciba un esperanzado y afectuoso saludo,

 

 

Fdo. Inmaculada Hernández’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s