¿Ayudantes o ayudantas de biblioteca?. Polémica en la Universidad Politécnica de Madrid.

Las bibliotecarias de la UPM contra el término “ayudanta”.

A Bibliotecaria Sin Tijeras la ha llegado los ecos de una polémica terminológica.  Resulta que en el directorio de la UPM se ha sustituido el término “ayudante” de bibliotecas, para feminizarlo por el de “ayudanta”, esto ha sorprendido a las bibliotecarias que han realizado un escrito en contra de esta medida. Parece que por el momento se trata sólo de un borrador aún sometido a discusión:

Ayudantes o ayudantas biblioteca

‘Sr. Rector

Los abajo firmantes, miembros de la Escala de Bibliotecas de la Universidad Politécnica de Madrid, solicitan que se corrija en el directorio de la Universidad (asociado al programa de gestión de personal Copérnico) el término que ha parecido recientemente “Ayudanta” para designar a las mujeres que perteneciendo a dicha escala, ocupan tal puesto.

El término correcto gramaticalmente y profesionalmente es “Ayudante” y figuró como tal en dicho directorio hasta hace poco tiempo.

Los argumentos para solicitar este cambio son de tipo profesional y gramatical, y a continuación los expondremos, pero también existen argumentos propios de sentido común y coherencia, pues el propio puesto de Gerente de esta Universidad, estando ocupado por una mujer, no aparece con la incorrecta denominación de Gerenta.

Los argumentos gramaticales son los siguientes:

 

  1. El “participio activo” en la lengua castellana es un derivado de las formas verbales que sirve para designar a las personas que ejercen la acción expresada por el verbo, y que se forma añadiendo al final el sufijo: “-ente”. Así, a la persona que preside, se le llama “presidente” (no “presidenta”), a la que dirige: “dirigente” (nunca “dirigenta”), a la que estudia: “estudiante” (jamás “estudianta”), y así ad infinitum., como por ejemplo en el caso de Gerente (y no Gerenta)
  2. El término “Ayudanta” aparece en el diccionario de la RAE, pero con una acepción muy específica, y que no invalida el principio normativo definido en el uso del citado “participio activo”. La definición es la siguiente: “Mujer que realiza trabajos subalternos, por lo general en oficios manuales”. Sin duda no es este el sentido que el directorio de la UPM quiere otorgar al puesto.
  3. La terminación del participio latino, voz activa, -ns, que evoluciona en lengua española  a la terminación –nte,  no tiene en principio carga semántica de género. Por la misma razón la palabra Ayudante no tiene dos versiones: “Ayudanta” y “Ayudanto”
  4. Según la monografía  Orientaciones para un eficaz manejo del diccionario en Enseñanza de la lengua y literatura en la educación secundaria / Lucrecio Serrano Pedroche … [et al.] .   Madrid : Rialp, 1992,  p.277,  “los sustantivos comunes en cuanto al género vienen señalados con la abreviatura com. (común). Es lo que ocurre en palabras como:-cónyuge.com. (consorte, marido o mujer, respectivamente)-consorte.com.-testigo.com (el/la testigo) reo. com (el/la reo)).-fiscal (el/la fiscal)-pianista (el/la pianista), etc. Esto quiere decir que estos sustantivos empleados con determinantes y adjetivos masculinos se referirán a varones; si es al contrario, se referirán con éstos a mujeres. La forma del sustantivo no varía, pero sí la referencia sexual: el cónyuge (varón)/ la cónyuge (mujer) ; etc. Esta información es útil para saber, por ejemplo, que no debemos decir “criminala”, “escribienta”, ”ayudanta”, “pacienta”, etc. ” Y la misma aplicación se puede hacerse a los nombres Ayudante (como cita el texto) y Gerente

Los argumentos profesionales los podemos encontrar en la creación del Cuerpo de Ayudantes de Bibliotecas del Estado, en 1858, y posteriormente la Escala de Ayudantes de Biblioteca de la UPM, en 1988, ámbitos estos donde siempre ha empleado la denominación “Ayudante”, como ocurre en los cuerpo de Ingenieros, por ejemplo, para designar a “quien con ciertos conocimientos facultativos, auxilia oficialmente a los Bibliotecarios (o Ingenieros)”(Definición de “ayudante” según RAE).

Es muy posible que este cambio en el directorio se haya hecho dentro de la línea de la implantación de medidas de igualdad de género en la universidad, con las más sana y mejor de las intenciones,  sin embargo el resultado final es ofensivo para las mujeres que pertenecen a esta escala, y sin duda es gramaticalmente incorrecto.

Por todo ello, solicitamos la corrección del término “ayudanta” por el término “ayudante” sea cuál sea el género del trabajador.’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s