LO QUE NO DEBE OCURRIR EN UN ARCHIVO

A pesar de que a muchos les pueda resultar extraño, los depósitos de un archivo suelen estar en plantas bajas o sótanos, raro es el archivo que encontremos con los depósitos en superficie o plantas superiores, pero puede darse el caso.

El archivo al que nos referimos, el de Pola de Siero es un archivo para denunciar su conservación, ya que en él podemos encontrar además de humedad y polvo, roedores; el papel es un soporte muy delicado a la hora de su conservación y restauración, y la verdad es que hay que cuidarlo.

Estamos ante la situación de los archivos judiciales, donde hay unas medidas de seguridad increíbles sobre todo en su acceso, al tener puertas blindadas, no sólo permite una gran seguridad, sino que además impide que las ratas salgan de él.

Aunque las medidas de seguridad para un archivo, en ocasiones es llevar mascarillas, en este archivo es muy importante debido a la humedad y polvo acumulados, ya que dificultan la respiración.

En épocas de lluvia la zona de los depósitos del archivo, en ocasiones, se llenaba de agua, ya que la sala superior se inundaba y el suelo filtraba el agua al depósito de archivos.

Es una situación la de este archivo muy lamentable, sobre todo para todas aquellas personas que deseen mirar sus documentos y tengan que trabajar con ellos, puesto que tendrán que tener unas medidas especiales a la hora de tratar el papel. Este papel puede tener hongos, retos orgánicos… que pueden ser perjudicial para el ser humano y que se debe tomar medidas.

Anuncios

2 pensamientos en “LO QUE NO DEBE OCURRIR EN UN ARCHIVO

  1. Lamentablemente esta situación es habitual en muchos archivos. Incluso en empresas (es el caso que conozco personalmente), el archivo es algo secundario, carente de valor y significancia (hasta que hace falta encontrar esa factura de 1998 o la Administración te pide que justifiques algo).
    Las medidas preventivas brillan por su ausencia, ya sé que hay algunas muy caras, pero otras tienen un coste marginal tan pequeño, que no me explico el empecinamiento de los empresarios: Alarmas antifuego, estanterías ignífugas, dejar la última balda sin ocupar, separar las estanterías de las paredes (para evitar que las posibles humedades estropeen el documento), evitar el contacto directo con la luz solar…

    Me gusta

    • Hola María José,

      Llevas toda la razón, es lamentable que de un archivero sólo se acuerden (en las empresas) cuando hace falta un papel de hace muchos tiempo atrás.
      Creo, que las medidas de seguridad y conservación que cito en el post, son las imprescindibles; habría que ser más estrictos en lo que se refiere a la conservación y seguridad de los documentos, ya que son un legado bastante importante.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s