El muy «racional» cierre de una biblioteca en Elche.

Bibliotecaria Sin Tijeras se fue hasta Elche donde este 13 de octubre el Ayuntamiento cerró la Biblioteca Enric Valor provocando la indignación de los usuarios y personal:

«Cuesta mucho poner en marcha una biblioteca y, sin embargo, da pena lo sencillo que es cerrarla«, se lamentaba una joven que esperaba en el mostrador. Al fondo, varios jóvenes estudiaban materias de Bachillerato o el temario de sus oposiciones, un joven inmigrante de Ghana aprovechaba el ordenador para hacer las tareas de su curso de español y a sólo unos metros un desempleado buscaba ofertas de trabajo en la otra computadora. Mientras, varios usuarios aprovechaban para devolver los préstamos e incluso hubo quien sólo se acercó para dar sus quejas por el cierre a la técnico de la biblioteca. El malestar era el tono que mejor definía la escena.
«¿Va a cerrar? No sabía nada. La verdad es que no había leído los carteles, pero no lo entiendo porque yo he venido algunas mañanas y ni siquiera había sitio para sentarse. Luego todos dicen que apoyan la cultura, pero lo primero que se cierran son las bibliotecas […]», denunciaba un estudiante de oposiciones […].
La indignación también era evidente entre los funcionarios del centro social: «Nadie nos ha llamado para comunicarnos el cierre y nos hemos tenido que enterar por los carteles, a pesar de que mucha gente a los primeros que nos preguntan es a nosotros, y también a nosotros nos piden las hojas de reclamaciones», señalaban algunos. Es más, afirmaban que, «aunque sí es cierto que venía poca gente a estudiar porque la sala es pequeña, eran muchos los que venían a sacar libros, a consultar la prensa o simplemente a utilizar los ordenadores».

Además no contentos con ese cierre BST se entera que también han reducido el horario de tres bibliotecas infantiles. Pero todo tiene su razón de ser según el Concejal de Cultura de Elche:

‘En uno y otro caso, el edil Pablo Ruz admite que, «hasta ahora, se contrataba a personal eventual, pero ya no podemos hacerlo porque la situación económica hace que sea necesario optimizar recursos, más cuando el nivel de usuarios es de carácter testimonial». Por ello, hace hincapié en que «hemos seguido un criterio de racionalidad y austeridad»

Debe ser que Bibliotecaria Sin Tijeras es muy irracional pero no acaba de entender esa curiosa austeridad que es gastarse millonadas de euros en salvar la banca europea y española -sin ir más lejos la CAM es de estas tierras alicantinas- y en cambio no poder pagar a un profesional para poder mantener abierta una biblioteca.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s