Protestas para detener el cierre de la biblioteca del Zaidín en Granada.

Bibliotecario Sin Tijeras vuelve tras sus merecidas vacaciones. En ellas ha pasado por Granada. Parece que los dos partidos políticos mayoritarios estan empeñados en cargarse todas sus bibliotecas.

Ya vimos como la Junta de Andalucía   dejó a los granadinos castigados sin biblioteca por la tarde este verano. Pues bien BST ve con horror que también el Ayuntamiento de Granada, del otro partido, va a cerrar una biblioteca en su absurda y compartida obsesión contra el déficit. Eso sí a BST le gusta ver como estos recortes son contestados con cada vez más rapidez y contundencia:

Los vecinos del Zaidín improvisan su propia biblioteca pública

Si desaparece la biblioteca municipal, la solución es crear una improvisada. Desde hace un mes, una plataforma vecinal del granadino barrio del Zaidín lucha, en la medida de sus posibilidades, para evitar el cierre de la biblioteca de Las Palomas.

Sin embargo, el Ayuntamiento quiere convertir en un centro de baile y cante tradicional, argumentando que la nueva biblioteca Francisco Ayala, abierta en el otro extremo del barrio, ya cumple las funciones de la de Las Palomas y tiene más capacidad.

La plataforma vecinal defiende que la nueva biblioteca está lejos para los niños de la zona y que está pensada para universitarios

Según José Ramón Collado, uno de los portavoces de la plataforma vecinal y profesor retirado, “no se quiere atender a la realidad”, el hecho de que “la biblioteca estaba al servicio de las personas de menos recursos, sobre todo de los niños, que no van a recorrer el camino hasta la nueva, que está más adaptada para los estudiantes universitarios”.

No es una crítica al nuevo centro, es “una realidad. Aquí viven muchas familias numerosas de pocos recursos, con pisos donde los críos no tienen espacio propio para estudiar y en la que los padres, a partir de cierto curso, no pueden ayudarlos a estudiar porque ellos mismos no completaron su educación. Y la biblioteca, sólo con existir, ya ayudaba”, lamenta Collado.

El Zaidín es el barrio más poblado de Granada y uno de los que concentran, por ello mismo, mayores capas de clase media y baja en sus calles. La plaza de Las Palomas está en uno de los extremos del barrio, no muy lejos del estadio nuevo Los Cármenes.

Los defensores de Las Palomas donan libros y apuntan en una lista quién se los lleva

Ahora mismo, el suelo contempla varias pintadas de los niños vecinos negándose al cierre. La todavía biblioteca, empapelada de pancartas pidiendo su mantenimiento y recortes de periódico recogiendo las protestas, es un edificio modesto, de apenas una planta, rodeado de bloques de pisos y algún negocio cerrado, crisis mediante.

El Ayuntamiento, a través de los alcaldes en funciones que agosto permite por quincenas, ya ha justificado el cierre a lo largo de las últimas semanas de protestas argumentando que la nueva biblioteca cubre las necesidades y se sitúa en la plaza de la Hípica, más cerca del centro que del corazón del barrio, pero dentro del Zaidín, y que los que protestan son pocos y sin representatividad. Ellos esgrimen las casi 3.000 firmas que ya han reunido.

A la plataforma no le falta ni el apoyo de los ‘indignados’ del Movimiento 15-M, sucursal granadina. Algún paralelismo ha tenido en la acampada de un solo día que acogió la semana pasada la plaza de Las Palomas y en las asambleas semanales en las que los vecinos deciden sus medidas. No piensan parar y cuentan, además, con el apoyo tácito de la oposición municipal, PSOE e IU. Está por ver qué ocurrirá cuando se abra el centro de bailes tradicionales.

Los voluntarios, de momento, acumulan libros. Lo mismo ‘best-sellers’ que Goethe pero, sobre todo, libros infantiles. Cada uno llega, cede un volumen propio si lo desea, coge otro y se le apunta. De momento, funciona de manera tan popular como para que si alguien pregunta por un título concreto se le indique quién lo tiene y le pida que se lo pase cuando lo termine. Y eso que ya se acumula el centenar largo de libros.

Vecinos del Zaidín con cajas llenas de libros improvisan una biblioteca. | Jesús García Hinchado. El Mundo.

“Ahora mismo, los que leemos mucho o hemos trabajado en educación recomendamos cosas a quien lo pide, que para eso sirven las bibliotecas”, explica uno de los voluntarios, monitor de actividades extraescolares. “La cuestión es que en vez de cerrar una, cuando se abre otra, habría que dejar las dos y abrir más”, añade José Ramón Collado.

3 pensamientos en “Protestas para detener el cierre de la biblioteca del Zaidín en Granada.

  1. Pingback: Protestas para detener el cierre de la biblioteca del Zaidín en Granada. | Bibliotecas Hospitalarias

  2. Pingback: La lucha de la Biblioteca del Zaidín muestra que es mala idea cerrar bibliotecas | Plataforma para la creación del Colegio Oficial de Archiveros, Bibliotecarios y Documentalistas de Madrid

  3. Pingback: Tres años y los vecinos del Zaidín siguen luchando por su biblioteca | Plataforma para la creación del Colegio Oficial de Archiveros, Bibliotecarios y Documentalistas de Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s