Más dinero pero sigue la inestabilidad en las bibliotecas escolares de la Comunidad de Madrid.

Este pasado mes de noviembre anunciábamos que se iban a destinar  1.890.920 euros para las bibliotecas escolares madrileñas. Como decíamos entonces este dinero -aportado a medias entre la Administración Central  y la autonómica madrileña- era buena noticia. Y añadíamos:

‘Esperemos que todo ese dinero de sus buenos frutos a la hora, sobre todo, de conseguir una imprescindible continuidad en el personal que trabaja en el Plan de Bibliotecas Escolares en Red de la CAM , sin depender de becas o subvenciones’.

Pues bien en el Consejo de Ministros del 15 de abril de este 2011 se aprueba una cantidad que, suponemos, es adicional a la anterior. En este caso la aportación dentro del programa “Leer para aprender” es de 1.112.987 euros. La novedad de este año es que por primera vez, y debido a los objetivos de déficit -impuestos por los mercados- que deben cumplir las comunidades autónomas, no se exige la cofinanciación de otra cantidad similar por la parte de la Comunidad de Madrid. Van a ser fondos destinados a la mejora de las bibliotecas y también al impulso de la lectura en la era digital.

Pero nos tememos que a pesar de nuestros buenos deseos y de la existencia de ese dinero nuestras bibliotecarias escolares madrileñas siguen inmersas en la precariedad.

Así se ha abierto un hilo en nuestro propio blog donde todo comenzó a raíz del comentario de Myriam :

‘El año pasado obtuve una de las becas de la Comunidad para participar en el Proyecto de la Red de Bibliotecas Escolares, y este año he repetido como contratada. En mi caso, llevo dos cursos trabajando para el mismo centro, y me encanta, estoy realmente a gusto y ellos lo están conmigo.
Lo que más impotencia me genera es que en Junio se me acaba el contrato y ya no voy a tener la posibilidad de poder trabajar ni en ese centro ni en ningún otro. Podéis haceros una idea de lo mal que lo estoy pasando’.

Luego intervinieron otras bibliotecarias escolares planteando el mismo problema. Y es que como se señalaba Cristina Martí el problema no es sólo para las bibliotecarias sino también para las bibliotecas y sus pequeños usuarios:

‘Yo creo que este sistema tiene algo bueno y algo malo: los colegios tienen a gente especializada en sus bibliotecas – que de otra forma, de momento no podrían tener- pero el movimiento de personal perjudica a la comunidad educativa, y los propios profesores lo saben y se quejan de ello’.

Sólo resta reiterar lo que dijimos en nuestro propio comentario:

‘El problema que surge al final de cada curso en las bibliotecas escolares dependientes de la Comunidad de Madrid es algo recurrente en nuestro blog. Así ya lo tratamos, entre otros, en el post Iwetel y las bibliotecas escolares de la Comunidad de Madrid. Lo que está claro es que no es lo mejor para los niños de estos colegios cambiar cada año de bibliotecaria. Y es evidente que hay que llegar a una contratación directa y estable por parte de la Comunidad de Madrid del personal. Es el único modo de poder conseguir una estabilidad necesaria para bibliotecas y bibliotecarias escolares’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s