El Bubisher llegó a Madrid

BUBISHER es el nombre que recibe un pájaro, que se considera en la cultura saharaui que da buena suerte; Por eso los refugiados del desierto llamaron así a su proyecto de dotarse con una biblioteca. Esa biblioteca –un bibliobús- ya es algo real:

‘En los Campamentos de Refugiados Saharauis, el Bubisher comenzó siendo un bibliobús cargado de libros, que recorre las escuelas y funciona como biblioteca ambulante dirigida a niños, jóvenes y adultos.

Hoy, el Bubisher es algo más. Le llamamos “proyecto” porque sigue en continua evolución, pero ahora, con el bibliobús rodando y una Biblioteca fija en construcción [en Smara], más el propósito de extenderse a otros Campamentos, constituye una manera de avivar el rescoldo del español en el Sáhara, de que “la llave de los cuentos” abra camino al mar que los saharauis un día perdieron…’

Y este hermoso pájaro también vino a nuestra Comunidad de Madrid. Sí, el Bubi llegó a Mejorada por arte de magia:

Ya sabemos que el Bubisher es un proyecto mágico y en la Biblioteca Hans Christian Andersen se vivió esa magia durante la tarde del pasado viernes 8 de abril de 2011.

Las dos sesiones previstas se convirtieron en una larga sesión de 4 horas, con público de todas las edades.

Allí estábamos Cándida, Zara, Taquete, Sofía y Begoña de Volvoreta para ayudar a las Bibliotecarias de Mejorada, en una laaaarga tarde.

A las 17:30 h. y a las 19:30 h. se realizaron visitas guiadas a la Exposición El Beso. Sofía, presente en la realización de muchas de las fotos de Inés en el Smara, nos encandiló con detalles y anécdotas como si de Inés se tratara.

La Biblioteca entera estaba bañada de fotos y Melfhas, un gran mural con el Bubisher el día que terminó el curso de Bibliotecas de Septiembre y había un rincón con una haima donde se hizo té y comimos dátiles y pastas.

El público asistente sentado en alfombras, disfrutó de cada una de las sesiones con la proyección de fotos y vídeos de Raquel, lo que daba pie para numerosas preguntas sobre el proyecto, la forma de vida en los campamentos y la dura realidad en la que se encuentra la población saharaui. Se contaron cuentos, como en las tardes del Bubi, aunque la sorpresa de la tarde fue cuando por arte de magia apareció el Bubisher, sus luces deslumbraron a los niños y mayores, una maqueta perfecta elaborada por Taquete que reprodujo las caras de los niños de Smara, pero con niños de Mejorada, todo un acontecimiento, el bubi cargado de libros llegaba para traer ilusión a todos los presentes.

En una segunda sesión para adultos, en la noche del bubi, había niños incluso más pequeños pero todos disfrutaron mucho, se realizó un te elaborado por Zara, hablamos de su infancia y recordó como ella vio su primera muñeca a los 12 años, en unas vacaciones en España.

Casi nos quedamos sin camisetas y chapas, todo el mundo quería hacer su donativo llevándose algo, resultando un saldo de casi 800 euros si sumamos la aportación de la Biblioteca de Mejorada de casi 500 euros, una tarde muy buena en todos los sentidos.

Una tarde preciosa que consolida la amistad de la Biblioteca de Mejorada con el Bubisher.’

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s