Presión creciente en la Biblioteca Nacional de España.

La verdad es que la situación en la Biblioteca Nacional de España se empieza a parecer a la  de Fukushima. Si, esa central nuclear japonesa tristemente célebre estos días por que se multiplican sus problemas y todos tememos que, en algún momento, acabe por estallar.

En la BNE ya llevan un tiempo con las protestas del personal externalizado -parece que ya son más de 400- que depende de empresas privadas. Ahora se acaba de celebrar el juicio para la readmisión de Marta una trabajadora de la biblioteca a través de Indra. De la crónica del mismo señalamos que:

Nadie que hubiese trabajado con Marta acudió al Juicio a testificar en su contra y desde aquí enviamos nuestro más sincero agradecimiento por la valentía de todos los funcionarios y funcionarias.

Estaremos pendientes de la sentencia que esperemos dé la razón a quien la tenga.

Actualización del 12-4-11.

Marta, nos hace el siguiente comentario al ya conocerse la sentencia:

Por cierto, que hemos ganado el juicio. En unos días, hacemos un comunicado explicando los detalles. Muchas gracias!!!!

Por su parte un Colectivo de Técnicos Auxiliares de Bibliotecas del Ministerio de Cultura autodenominados Bibliotecarios Conectados llevan un tiempo plasmando en Iwetel la protesta por la que definen como mala situación suya y de la Biblioteca Nacional:

El (no tan) lento proceso de precarización (privatización) de la BNE

La BNE, la otrora prestigiosa cabecera del Sistema Español de Bibliotecas, se encuentra desde hace tiempo enfrascada en una doble espiral que se retroalimenta y que se cierra, en última instancia, en un círculo fatal: su abierta política de precarización y de privatización.

Podemos entender este segundo proceso –el de privatización- como una consecuencia del primero –precarización-. Una estructura anquilosada en modelos de gestión arcaicos así como la carencia de cualquier tipo de estímulos y oportunidades y la ausencia de una adecuada carrera profesional para la mayoría de los empleados públicos de la casa provocan un éxodo masivo de profesionales que se llevan con ellos su experiencia, su formación y sus conocimientos.

Estos huecos, que se producen continuamente, son cubiertos a base de personal subcontratado a empresas cuyas condiciones laborales son, en ocasiones y por decirlo con suavidad, bastante discutibles y que condenan tanto al personal, como a la Institución, como a los usuarios, a una eterna situación de provisionalidad y a un descenso evidente en la calidad tanto del empleo como de los servicios. En este caso, como en la mayoría, la ecuación privatización-mayor eficiencia económica-mayor eficacia contiene más mito y falacia que realidad: el resultado es un sobrecoste para la institución (llamémosle ciudadano, que ya es hora) y amplios beneficios para empresas que monopolizan el sector y que imponen condiciones cainitas a sus trabajadores.

Este imparable (hasta el momento) proceso de precarización y privatización de la BNE, como todos aquellos que se producen en aquellos espacios dominados por el autoritarismo de la rentabilidad económica a toda costa, constituye una realidad de consecuencias imprevisibles, sobre todo en cuanto a que su efectividad no se sustenta tanto en las voces que defienden visiones fundamentalmente mercantilistas de los servicios públicos sino en el consentimiento tácito y la apatía de una sociedad (y de unos profesionales) que mira (que miramos) para otro lado. En nuestras manos todavía se encuentra mirar hacia el lugar correcto, al menos en lo que se refiere a nuestras bibliotecas.

Y por último, vía RecBib, leemos sobre la penúltima Directora de la Biblioteca Nacional:

La salida de Milagros del Corral también [como la de Rosa Regás] estuvo rodeada de polémica. El Gobierno anunció que la dirección de la primera biblioteca española, y la cuarta en el mundo, bajaba a subdirección en la escala administrativa. «Fue una primera respuesta a lo que luego hemos conocido como la ‘presión de los mercados’. Alguien del Gobierno pensó, ingenuamente, que con rebajar 32 de las 30o direcciones generales ya bastaba como gesto. Fíjate en lo que ha venido después. Fue una decisión de aficionados, con el resultado de un ahorro irrisorio. A mí me produjo una santa indignación que alguien pensara en la Biblioteca Nacional como algo que se podía bajar de categoría, cuando es una institución central de la cultura española. Dimití por una cuestión de dignidad».

En fin esperemos que esta vez la solución que dé la Ministra de Cultura a la situación en la BNE sea diferente y se apliqué lo que ella mismo dijo no hace mucho:

Ángeles González-Sinde, ha defendido hoy que el Gobierno de España, en vez de acometer recortes severos en cultura por la crisis, cree en el conocimiento y la cultura como elemento que contribuye al «despegue económico».

12 comentarios en “Presión creciente en la Biblioteca Nacional de España.

  1. Muchas gracias por difundir la problemática que se está dando en la Biblioteca Nacional. Os mantendremos informados/as de mi sentencia y de la del resto de compañeras. Son 18 las demandas por cesión ilegal presentadas en la Biblioteca Nacional. 1besito

    Me gusta

  2. Gracias por tu ofrecimiento Marta. A nosotros nos interesa difundir la información de lo que sucede en la Biblioteca Nacional, así como en otras bibliotecas y archivos. Sobre todo de los que estén situados en nuestra Comunidad de Madrid.

    Me gusta

  3. Pingback: Eltránsito » Blog Archive » Las enseñanzas de Marta

  4. Muchas gracias, Eltránsito, por citarnos y de paso referenciarnos en tu blog. Desde luego que la sentencia sobre el caso de Marta vs. la Biblioteca Nacional y la empresa Indra va a dar mucho de hablar.

    Me gusta

  5. Mi enhorabuena a Marta, bien !!!, vuelvo a creer en la justicia !
    yo no tuve la misma suerte, tampoco otros que demandaron, tuvimos «testigos» del ministerio al que pertenecía la biblioteca en la que trabajamos durante más de siete años.. mintieron y el juez (muy pasota) se lo creyó. Cobrábamos 750 euros, pagas incluídas, y la empresa (una de las que también está en la BN) cobraba 3.500 euros por cada uno de los cinco bibliotecarios. Lo de siempre. Creo firmemente que si los 400 trabajadores de la BN se unen para demandar lograremos cambiar esta situación , ahí está la solución, sois muchos y estas empresas no pueden seguir ejerciendo la ilegalidad que les permite la Administración. Me alegro muchísimo de verdad, y es un aviso a la empresa Indra, una de las peores empresas que hay en este trabajo, con mucha fama pero penosa en cuanto a formas, lo se porque trabajé para Azertia, solo un año pero suficiente. Muchos compartiréis esta opinión. A ver si se cumple la sentencia y a ver si después de esto no te echan a a la calle los de la BN con alguna excusa. Suerte, mucha suerte. Saludos

    Me gusta

    • Marieta, siento que en tu caso tuvieses que sufrir las mentiras de la Biblioteca en el juicio. De las 18 demandas presentadas, en todos los juicios que se han celebrado la Biblioteca ha llevado testigos a levantar falso testimonio. En mi caso no lo hicieron, ni ellos ni indra. Supongo que ayudaron las muchas concentraciones que se hicieron a las puertas de la biblioteca y, sin duda, que nadie fuese a mentir a mi juicio propició que se hiciera justicia. Ahora hay que esperar a ver si se ejecuta la sentencia o la Biblioteca recurre y nos pasamos otro año esperando… esto es así. En cualquier caso, ahora son muchos/as los que no podrán demostrar la cesión ilegal en la que están ante un Juez, la biblioteca ya ha puesto todos los medios para que la inspección de trabajo no pueda certificarla, pero si trabajamos juntos/as y hacemos la suficiente fuerza, podemos sin duda llegar a una salida negociada para la progresiva contratación fija directa de todo el personal externo.. pero eso llevará tiempo, hay que empezar a organizarse y tener mucha paciencia porque el camino es largo. Salut y 1besito, guapa.

      Me gusta

      • Marta, gracias por contestar. Seguramente recurrirán, a mi me tardó el recurso 9 meses, a otros un poco más ,y lo ganarás… Pero en nuestro caso nos quedábamos indefinidos, contratados por el ministerio que seguramente al poco tiempo nos hubiera echado con la excusa de la falta de presupuesto. Hay una persona que está en esa situación. Pero lo importante sería que se contratara bien, con una empresa seria, que asumiera el papel de contratante, con un sueldo digno, que la BN exigiera a la empresa un mínimo de sueldo y no lo que nos dan, los beneficios serían menores para ellas pero para lo que hacen es suficiente y que se ahorrara en los concursos. Pero claro, lo ideal y lo justo ! es que esto se denuncie y acaben estas externalizaciones y saquen plazas o inventen un sistema de contratación digno. Yo he tenido suerte al perder, ahora lo veo, la biblioteca en la que trabajé está ruinosa, como muchas, y volver a trabajar con esa gente mentirosa y poco profesional me superaría ahora. Conseguí con mucho esfuerzo al poco tiempo un trabajo distinto que me ha hecho olvidar las penurias de mi trabajo como bibliotecaria. Pero sigo muy sensible con este tema, e indignada. Tienes todo mi apoyo y seguiré pendiente de tu caso y de las demás compañeras. Suerte

        Me gusta

  6. Muchas gracias Marta y Marieta por tenernos informados a nosotros y a toda la comunidad bibliotecaria madrileña de los problemas de los numerosos externalizados en las bibliotecas.

    Me gusta

  7. Pingback: Respuesta que dan a la entrevista de la directora de la BNE: “La Biblioteca Nacional anuncia despidos masivos”. | Bibliotecas Hospitalarias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s