La Plataforma COABDM ha formalizado su petición de constituir un Colegio Profesional de Archiveros, Bibliotecarios y Documentalistas de Madrid.

En vista del amplio respaldo recibido por vuestra parte,  ya que al día de hoy tenemos ya 518 adhesiones particulares y 15 institucionales, hemos decidido ir ya al Registro correspondiente para solicitar de un modo formal la constitución de un Colegio Profesional ABYD en Madrid.

Foto de murciaciclismo.com

Como primer paso del proceso el  día 11, de febrero fuimos al Área de Colegios Profesionales de la Comunidad de Madrid y allí presentamos vía registro la documentación pertinente para solicitar la constitución del Colegio.

Entre esta documentación esta la Memoria Justificativa para la creación del Colegio Profesional. Nosotros en nuestra línea de total transparencia la hacemos pública . Este es el índice de dicha Memoria :

Tras haber presentado la petición en el Área de Colegios, esta debe valorarla y en su caso aprobarla, y a continuación trasladar la petición y la documentación a la Asamblea Autonómica donde tiene que ser aprobada por los diputados como Ley, que es el modo legal de creación de los Colegios Profesionales.

La plataforma se autodisolverá y sus miembros crearán la Junta Gestora Provisional del futuro Colegio, redactarán estatutos provisionales (basados en los ya existentes para los colegios de Cataluña y Valencia). Se convocará a Asamblea Constituyente (informaremos debidamente de dónde, cómo y cuándo) y una Comisión Habilitadora examinará las peticiones de asistencia a dicha Asamblea Constituyente, que será quien apruebe los estatutos definitivos y confirme a los miembros de la primera Junta Directiva del Colegio.

Los requisitos para asistir a dicha Asamblea Constituyente por supuesto serán hechos públicos con suficiente tiempo para que todos los profesionales que lo deseen se incorporen a dicha Asamblea. También lo serán el resto de documentos como estatutos, procedimientos, etc.

Esperemos que todo se resuelva satisfactoriamente pues tenemos sobradas razones y un amplio respaldo de vosotros, los profesionales ABYD madrileños para constituir por fin un Colegio Profesional para todos, que aúne a todos los profesionales madrileños bajo una institución que nace desde nosotros y para nosotros, todos y cada uno.

Por cierto que el proceso de adhesión sigue abierto pues se pueden también seguir incorporando a la documentación las que recibamos a partir de ahora.

Hacemos un llamamiento a instituciones: universidades, asociaciones, fundaciones, empresas etc., para que aporten al futuro colegio cualquier idea, contribución, medio material o información que consideren importante para que este nuevo Colegio tome forma física y empiece a organizarse.

Por último queremos realizar los siguientes agradecimientos:

La Plataforma COABDM), quisiera agradecer todo el esfuerzo y dedicación empleados en la redacción de esta memoria justificativa, a todos los miembros encargados de realizar este cometido, así como a los miembros que han realizado una intensiva y exhaustiva campaña de adhesiones, cuyos resultados adjuntamos a este documento; sin olvidarnos de todos aquellos que, por mínimo que sea, han aportado algo a este proyecto.

La Plataforma COABDM, quisiera también agradecer especialmente la colaboración en el asesoramiento técnico y jurídico, a la hora de redactar la memoria justificativa, de D. Eduardo García Galán, abogado si el cual mucho de lo aquí reflejado no se habría hecho realidad.

9 comentarios en “La Plataforma COABDM ha formalizado su petición de constituir un Colegio Profesional de Archiveros, Bibliotecarios y Documentalistas de Madrid.

  1. Soy profesional bibliotecario desde hace siete años, y de entrada me opongo a cualquier tipo de regularización del sector. Creo que en el ámbito privado no debe haber más regulación que la que establecen las leyes y el mercado, y en la administración pública las disposiciones legales correspondientes. Por tanto, no creo que sea ni necesario ni aconsejable poner en marcha una institución que controle el acceso y desarrollo de la profesión.

    Me inquietan, por ejemplo, párrafos de la memoria como el siguiente: «Código deontológico y potestad disciplinaria: Trabajar desde la organización en la creación de un código deontológico y de códigos de buenas prácticas del profesional de la gestión de la información, que definan y vigilen el buen ejercicio de la profesión, identificando y, en su caso, sancionando, las malas prácticas[…] Denunciar y en su caso, evitar el intrusismo profesional y malas prácticas y la competencia desleal[…]»

    Al margen de las buenas palabras y de las mejores intenciones, en estos párrafos se trasluce algo turbio. Me inquieta, insisto, que alguien se erija en juez y verdugo en materia profesional, por inciciativa de un grupo de profesionales y sin que el resto hayamos tenido ocasión de plantear ninguna objeción.

    En cuanto a eso de los «tres años de moratoria» para la colegiación de titulados en otras carreras, no veo ninguna referencia clara al respecto. ¿Qué os traéis entre manos?

    Un Colegio no es una institución que proteja al profesional de la sociedad: para eso están los sindicatos y las asociaciones profesionales. Un Colegio protege a la sociedad de los malos profesionales, y de ahí que se haya consagrado su actuación en sectores como la abogacía, la arquitectura o la medicina. Generalizar esto a todos los sectores puede ser contraproducente y peligroso, incluso (o especialmente) para los propios profesionales.

    Espero que se imponga el criterio desregularizador y liberal (en el buen sentido de la palabra, que también lo tiene), y se frene este proyecto de crear una institución medieval y obsoleta.

    Saludos.

    Me gusta

  2. Si te opones a cualquier regulación sera que no has estado nunca subcontratado con condiciones pésimas y trabajando al lado de gente sin formación que no sabian siquiera que era un tejuelo. Si a eso le llamas «leyes reguladoras» creo que hablamos de cosas distintas.
    Se necesitan leyes que regulen una profesión con fundamento y que esas leyes las hagan gente que saben de que va esto de la bilioteconomía…no politicos sin interés en la informacion y la cultura.

    Chechu el Bibliotecónomo

    Saludos

    P.D:Colegio Ya!!!

    Me gusta

  3. Buenos días JLP,

    La oposición a una iniciativa como la que la Plataforma Pro-Colegio está llevando a cabo es una opción perfectamente válida y respetable se mire por donde se mire. La riqueza de una sociedad como la nuestra es la pluralidad de opiniones que, desde el respeto, nos ayudan a encontrar un punto común desde el que partir para dibujar una realidad mejor para todos. O, al menos, para intentarlo.

    En primer lugar decirte que agradecemos la atención que has prestado a nuestra iniciativa. Por otro lado, nos gustaría aclarar ciertas preocupaciones que parecen traslucir en tu mensaje:

    Como sabrás, esos párrafos que citas son exactamente partes de las leyes actuales que rigen el ordenamiento jurídico de las profesiones en materia de Colegios Profesionales. De hecho, son exactamente las potestades que la ley atribuye a los Colegios Profesionales. Y, en todo caso, son las atribuciones que todo Colegio Profesional actual incluye en sus Estatutos.

    En cuanto a la regulación de acceso a la profesión vía Colegio, sólo extenderte un mensaje de tranquilidad: La directiva de la UE, como sin duda habrás leído en la Memoria Justificativa, rompe con la obligatoriedad de colegiación para ejercer una determinada profesión y lo recoge la legislación española en la conocida como Ley Ómnibus.

    Lo que el Colegio regulará en todo caso, es la adhesión de los profesionales al mismo. Es en esta línea donde se desarrollan los tres años de moratoria que citas: Para que pueda colegiarse cualquier profesional que no tenga título oficial en la materia, podrá hacerlo en el plazo que establece dicha moratoria justificando otras razones, como por ejemplo el haber trabajado durante al menos dos años en un centro relacionado con la profesión o haber desarrollado la profesión durante este plazo de tiempo.

    En cualquier caso, esta vía la regulará con su aprobación la Ley de creación del Colegio, y/o sus propios Estatutos.

    También se nos hace necesario aclarar que la actividad de la Plataforma, desde que se constituyó en 2007, ha publicitado su iniciativa en diversos medios como listas de distribución (IWETEL, ARXIFORUM…), Artículos de prensa, un blog, diversos perfiles en distintas redes sociales de gran impacto (Facebook, Twitter…) y en diferentes eventos como las jornadas del 20 aniversario de la Facultad de Ciencias de la Documentación de la UCM.

    En todos y cada uno de estos medios, como habrás comprobado, hemos hecho siempre hincapié en que estamos encantados de recibir las aportaciones de todos los profesionales. Hemos animado a la participación activa como miembro de la Plataforma, o a la recogida de apoyos mediante la firma de las adhesiones en diferentes campañas. Facilitamos la sindicación de contenidos desde el propio blog, por ejemplo, para mantener al día de nuestras actuaciones a todo interesado. Sentimos no haber podido llegar más a tu conocimiento en este sentido, pero como ves, intentamos ser lo más transparentes y abiertos posible.

    Como despedida ya, comentarte que el Colegio Oficial de Archiveros, Bibliotecarios y Documentalistas de Madrid se plantea su objetivo, no sólo desde el punto de vista de la defensa de la profesión, sino también desde el del reconocimiento a un servicio de calidad por la sociedad en su conjunto. Definiéndolo como punto de encuentro entre la sociedad y la profesión para, juntos, beneficiarnos de las garantías, oportunidades y ventajas que podemos crear desde la fortaleza de esa unión y la canalización de ese potencial.

    Recibe un gran abrazo y te agradecemos nuevamente que nos hayas dado la oportunidad de explicar más y mejor estas preocupaciones que seguro que habíamos despertado en otros profesionales. Bienvenido el diálogo!!!

    En cuanto a Chechu decirte que muchas gracias por tu apoyo y que contamos contigo.

    Me gusta

  4. Pero bueno, este hombre ¿de verdad se ha leído la memoria esa? Y esa preguntita de ¿Qué os traéis entre manos? me parece un poco desmedida, cuando no demagógica.

    Compañeros, siento no poder ayudar a la Plataforma más que con mi adhesión pero por Dios que salga adelante el Colegio… ¡Cada vez lo veo más necesario!

    El intrusismo, la imagen que tenemos en la sociedad, el desconocimiento de la empresa privada de lo que un perfil como el nuestro puede hacer por ellos, la gestión de los flujos de información para optimizar recursos, esfuerzo y tiempo en la investigación, los procesos de selección injustos en las oposiciones… Tenemos tantos problemas como profesión que sólo se puede decir ¡Ánimo compañeros!

    Por cierto, que me ha encantado eso de institución medieval… Menudo gremio nos estamos montando, por lo visto jajaja. De verdad que hay reflexiones y puntos de vista que asustan: desarrollo de la profesión. Y ¿Quién si no puede desarrollar una profesión sino los propios profesionales de la materia?

    A mi me da que habla desde el miedo del que no tiene título: Si es así, tranquilo JLP, releete otra vez lo de la moratoria y verás que no tienes que tener ningún miedo con tus 7 años de experiencia. Pero esta vez presta más atención a los contenidos, no leer por leer. ¡Un saludo a tod@s!

    Me gusta

  5. Hola de nuevo.

    Como podréis imaginar, ya había tenido conocimiento de esta iniciativa, aunque nunca he participado en ningún debate público al respecto ya que mi postura es, de entrada, contraria a la creación de un colegio. Por tanto, no veo qué debatir.

    Si me he animado a escribiros ha sido porque me inquieta, insisto, esa intención de desarrollar las potestades sancionadoras y disciplinarias que la ley otorga a los colegios. La idea de que un grupo (¿quiénes?) puedan ejercer una tutela o supervisión de mi trabajo no me resulta apetecible. Mi trabajo lo juzgarán mis jefes o, en su caso, los jueces. En ese sentido rechazo cualquier tipo de supervisión por parte de un colegio.

    Si tal supervisión va a quedar sin efecto por la falta de obligatoriedad para la colegiación y los límites que afortunadamente establecen las leyes, entonces ¿para qué un colegio? Si se trata de promover unas condiciones laborales dignas y luchar contra la explotación que este colectivo sufre, para eso se crea un sindicato. Si se trata de mejorar la imagen de la profesión y difundir sus bondades entre las empresas y las administraciones, entonces lo mejor es crear una asociación profesional. Un colegio se crea para controlar el acceso de los trabajadores a una profesión, y para controlar el desempeño de estos desde las correspondientes atribuciones sancionadoras y disciplinaras.

    En cuanto al colegio como institución de carácter medieval, puede sonar exagerado pero no es un invento mío: esta idea, que ve en los colegios una suerte de recreación de los gremios medievales en sus peores aspectos, está en buena medida detrás de las tendencias hacia su eliminación o limitación. No casan bien con un mercado liberalizado, en el que el ejercicio de la profesión es libre, y en el que la decisión de contratar o no a un trabajador está en manos del empleador, sin que ninguna entidad colegial le diga a quien puede o no contratar. Naturalmente que hará bien en fiarse de su criterio, pero para eso, insisto, no hace falta dar a esa entidad el carácter de colegio profesional.

    Como digo, el colegio protege a la sociedad de los malos profesionales, y en ese aspecto se entiende que continúen existiendo colegios como el de médicos, abogados o arquitectos, pero insisto en que generalizar este modelo en un mercado, por otra parte, tan proteico y complejo como el de la información está fuera de lugar.

    Siento que la pregunta sobre “qué os traéis entre manos” suene demasiado coloquial, pero insisto en plantear mis dudas sobre ese carácter supervisor que se le quiere dar al colegio y, sobre todo, esa limitación para la colegiación acerca de la que sigo echando en falta una explicación más detallada.

    Y no, no digo todo esto porque me sienta amenazado ni porque tema que nadie me vaya a quitar mi trabajo. Creo haber entendido cuál es la situación y qué es lo que se pretende con la creación de este colegio. Si me opongo a él es por una cuestión de principios.

    En todos estos debates termina asomando el clásico conflicto: los titulados se sienten agraviados por el acceso, vía oposición, a las plazas ofertadas por las administraciones. Bien, tal y como están las cosas mucho me temo que esto tiene que dejar de preocuparnos, lamentablemente para todos… No, sigo pensando que la existencia de un colegio, como tal, no es buena ni para los titulados que trabajen en el sector privado.

    Es una opinión, libre, como todas. Nadie tiene que sentirse amenazado por ella. Yo, como profesional, sí me siendo cuando menos inquieto porque se pretenda crear una entidad que pueda intervenir, del modo que sea, en el desarrollo de mi carrera.

    Gracias por las respuestas y un saludo.

    Me gusta

    • Hola otra vez
      Ese grupo al que te refieres (JLP) tienen nombre y apellidos y están en su blog, te dirijo allí a que los veas, y como dije en el otro post, quiero creer que la regulación que puedan hacer unos profesionales del sector sea más beneficiosa que lo que pueda regular alguien sin conocimiento de causa (políticos). ¿Qué temor tienes a que verifiquen si tu trabajo esta bien o mal hecho?
      Si hablas de carácter medieval de la institución colegial, desde mi punto de vista veo una postura caciquil el que la supervisión SOLO la haga tu jefe ¿tanta potestad tiene SU opinión que no puede ser verificada por otro organismo con iguales o mejores opiniones y apoyado por una diversidad de profesionales?
      En cuestión a conseguir condiciones laborales dignas y evitar la explotación (me parece que tus palabras afirman que es verdad esta situación), creo que te equivocas, el colegio estará, para mejorar la especialización de los profesionales y evitar que los no cualificados realicen tareas que provoquen falta de calidad y perjudiquen la imagen de una profesión de por si ya estigmatizada. No hay explotación, o eso quiero creer, sino que hay una utilización errónea de los recursos profesionales que existen.
      Un colegio, no está para CONTROLAR el acceso a la profesión sino para regular y consignar una profesión de calidad, comprobar que el trabajo que se realiza es eficiente (resaltar aquí los casos de médicos sin titulación que ejercen en Valencia….o decir por ejemplo, que si dejarías trabajar en un proyecto de construcción de un edificio a alguien sin formación en arquitectura….). Por lo que dices le das mas valor a un medico o un arquitecto que a un documentalista o un bibliotecario ¿Por qué?
      En cuanto a la liberación del mercado, si es muy recomendable, y no dudo que el empleador pueda elegir a sus trabajadores (faltaría mas), pero si ese empleador se equivoca al contratar a alguien sin unos conocimientos mínimos, yo como usuario y cliente, me sentiré totalmente defraudado por los resultados, por lo que preferiría que ese empleador seleccionase entre buenos profesionales para que el resultado sea el óptimo y deseado.
      En cuanto a las oposiciones…….lo de clásico conflicto no lo entiendo….si se pide ser licenciado pues es lo que hay. Y en cuanto a que no debe preocuparnos…¿a que te refieres? ¿Crees que van a privatizar todo y no va haber más oposiciones?
      Saludos y gracias por la atención

      Chechu el Bibliotecónomo

      Me gusta

  6. Gran debate, sí señor. He leído ese último cometario de JLP y me parece muy interesante. Hay poco que debatir, puesto que responde a unos principios personales, pero muy interesante. Además, la posición de respeto que se ha adoptado desde ambas partes me parece muy buen punto de partida para ello.

    Sin embargo, me gustaría posicionarme y, lo siento mucho JLP, yo también estoy a favor de la creación de un Colegio Profesional. Si me permites, te explicaré el por qué a partir de tus propias argumentaciones:

    La tutela o supervisión de tu trabajo no es competencia de un Colegio Profesional. En este aspecto creo que interpretas con demasiada rigidez los términos en los que se expresa la ley, que no los miembros de la Plataforma. De cualquier forma, ¿Quién mejor para supervisar la buena praxis de la profesión que los propios profesionales?

    Esta supervisión no es que quede anulada por la trasposición de la normativa europea a la legislación española, sino que lo que queda abolida es la obligatoriedad de la colegiación. No es necesario ser colegiado para ejercer.

    Entonces, ¿Para qué un Colegio? Preguntas. La respuesta la da la misma ley: Un Colegio Profesional, no es lo mismo que una Asociación Profesional, de la misma forma que no es lo mismo un Sindicato. Toda disciplina necesita un desarrollo que no implica solamente el corpus teórico, sino otra serie de recomendaciones, prácticas, códigos, etc. Si no… está muerta.

    Un Colegio puede hacer mucho por la profesión: dignificar, hacerla más visible, representarla con pleno derecho, organizarla, garantizar a la sociedad que va a recibir un servicio de calidad, trabajar por la excelencia profesional, reciclar y formar a sus profesionales, crear grupos de trabajo, recibir asesoramiento (tanto profesionales, como empresas, como usuarios), hacer de intermediario en casos de conflicto, aconsejar en la confección e interpretación de disposiciones legales, peritaje judicial, ser fuerza legal, articular la participación ciudadana (de nuevo no sólo profesional), trabajar la normalización (no sé si decir internacional es ya divagar demasiado)… Y para mí, lo más importante: Desarrollar una conciencia de grupo.

    En una sociedad como la española (y no sé si decir que la latina en general) se parte del individualismo, creo observar. Hay muy poca tendencia al asociacionismo en general, de cualquier tipo. Creo que nada mejor como trabajar en conjunto para garantizar que se hace por el bien común, en este caso de una profesión y de los servicios que desarrolla de cara a la sociedad. Y eso sólo puede revertir precisamente en una mejora de la calidad y de excelencia en el servicio a esa sociedad al beneficiarse de un desarrollo que en el caso de la documentación, va más allá de la tarea bibliotecaria del ocio, el apoyo a la educación o de servicio de la cultura, sino aquella con una visión de la información como activo. Como recurso, producto y, por tanto, como dinero. Pero ¿Qué voy a contarle yo a otro profesional de la rama que este no sepa ya, verdad? Jeje.

    Dinamización de flujos de trabajo, organización y gestión del conocimiento, ahorro en costes, optimización de los recursos informativos, vigilancia tecnológica, apoyo en la toma de decisiones, y un etcétera tan largo como las ventajas que un Colegio ofrecería a los profesionales de la documentación.

    Créeme que es muy necesaria una iniciativa como esta. O, al menos, eso me parece a mí. Y ¿para qué nos vamos a engañar? Si alguien controlase un poquito el acceso a la profesión, por mucho mercado liberal que queramos defender, no estaría nada mal. Sobre todo, en tanto y en cuanto se va dando a conocer la existencia de estos estudios y de este perfil profesional que por mero desconocimiento se suplen con personal no [profesionalmente] preparado (por no utilizar la palabra cualificado que suena un poco más dura).

    No es el título, sino los conocimientos. Cuando hay estudios universitarios al respecto, como comprenderás, y seguro que estás de acuerdo conmigo, no es precisamente para aprender a prestar y devolver libros. No hablamos de auxiliares de biblioteca, hablamos de bibliotecarios, por ejemplo.

    El intrusismo laboral es un fantasma que amenaza la garantía de tener un servicio de excelencia profesional y de calidad. No es lo mismo que gestione mi documentación un profesional formado en la materia que cualquier otro que haya sido colocado en el departamento de documentación.

    Afortunadamente la realidad está cambiando pero mis profesores de Documentación Biosanitaria solían repetirnos que la tradición en un archivo hospitalario era que el médico que no sirve, o el médico castigado, a los papeles. Me parece una vergüenza. Me indigna como profesional formado y facultado (y quiera el destino que colegiado también en un futuro jeje).

    Pero de momento, habrá que esperar a ver cuando se crea el Colegio o si finalmente se crea y a ver cómo funciona.

    Recibe un cordial saludo de un colega de profesión.

    Me gusta

  7. Colegio SÌ, Asociación NO!!!!! Para asociaciones ya están sedic, anabad y compañía. Y ¿le han ‘apañado’ la vida a alguien estos señores? A mi no. Ni tampoco conozco a nadie por quien hayan hecho algo.
    Es que ni por la profesión, que se dice pronto.
    A por ellos!!!

    Me gusta

  8. No estábamos interviniendo en este animado debate pues veíamos que el mismo ya era bastante vivo gracias a Dml, JLP, Chechu y David que con sus comentarios, en un sentido y en el otro, estan contribuyendo a aclarar lo que pretendemos con un Colegio Profesional ABYD .

    También queremos agradecer el último comentario de Matilde, pero nos vemos en la obligación de puntualizarlo para evitar malentendidos. En primer lugar no se pueden comparar cosas totalmente diferentes como son una asociación con un colegio profesional. Sus funciones son diferentes como dejamos claro entre en otros documentos en el folleto explicativo de la Plataforma -que podéis encontrar en la pestaña «¿Quiénes somos? de este blog-. Allí decimos:

    ¿Para qué un colegio si ya hay asociaciones?

    Asociaciones y Colegios se crean de diferente forma (el Colegio sólo se puede crear por Ley autonómica, las asociaciones las pueden crear directamente particulares) y tienen distintas funciones. Las Asociaciones tienen personalidad jurídica privada y los Colegios, pública. Los Colegios defienden además de los intereses profesionales, el interés social del ciudadano y de la propia sociedad, para aportarles garantías de calidad en los servicios profesionales que reciben. Asociaciones y Colegios son plenamente compatibles, como lo son con sindicatos o representantes de la patronal, o con las universidades. Son entidades diferentes y su colaboración es fundamental.

    Por otra parte las asociaciones que mencionas, Matilde, son de carácter nacional y el Colegio Profesional será exclusivamente de ámbito autonómico madrileño.

    Y por último es totalmente falso que esas asociaciones no hayan hecho nada por los profesionales ABYD. Han realizado y están realizando una estupenda labor. Precisamente en nuestro penúltima entrada hemos tratado una de estas asociaciones de un modo, creemos, que positivo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s