Catálogo y plazas de auxiliares en las bibliotecas de Parla

Para empezar comentemos un servicio muy novedoso y curioso que, notifica el diario «Qué!», ofrecen  las bibliotecas de Parla:

Según ha informado el Consistorio parleño a través de un comunicado, un sencillo buscador permite a los lectores consultar la existencia de un determinado volumen mediante el nombre del autor, título, editorial y año o lugar de publicación. A través de dichos parámetros se pueden localizar el número de ejemplares del libro buscado, dónde se encuentra, su signatura y si el volumen se encuentra en sala o prestado y la fecha en la que se espera su devolución.

Biblioteca Gloria Fuertes de Parla

El concejal de Cultura, Pablo Sánchez, ha explicado que se trata de «un nuevo servicio que trata de facilitar la consulta por parte de los usuarios de las bibliotecas Gloria Fuertes e Isaac Albéniz de un modo sencillo y, sobre todo, muy cómodo ya que no tienen que desplazarse para consultar si un libro está en las estanterías de las salas de consultas o se encuentra en fase de préstamo».

Como ya habrán adivinado nuestros avispados lectores el «buscador» que da un servicio tan «nuevo» no es más que un catálogo en línea. Concretamente es el Absys WebOpac. Es una pena que la noticia no sea de, pongamos, hace diez años pues entonces a lo mejor si tenía algo de vanguardista el que una biblioteca pusiera su catálogo en la red.

Pero ya hemos denunciado otras veces que en nuestra Comunidad de Madrid, aunque parezca increíble, hay muchos municipios cuyas bibliotecas aún no tienen el catálogo en la web. De hecho si nos pusiéramos a buscar seguro que nos sorprenderíamos.

Y desde luego los principales responsables son las autoridades municipales, pero también los responsables bibliotecarios autonómicos que no ejercen como tales y no procuran una homologación de la automatización de sus bibliotecas.

Como tampoco hay una necesaria homologación del acceso a los puestos de trabajos bibliotecarios en la CAM. Como muestra, y sin movernos de Parla, vemos que han salido convocadas 6 plazas de auxiliar de bibliotecas.

Pero la convocatoria presenta algunos problemas. Lo primero es que se convoque en pleno verano, cuando mucha gente no se va a enterar, y con sólo diez días de plazo para echarlas.

Además parece un tanto exagerado que haya dos pruebas (teórico y práctico) para un contrato a tiempo parcial, de fin de semana y encima sólo para un año. El colmo es que se incluye una tercera prueba bastante subjetiva:

El Tribunal podrá realizar una entrevista personal a los candidatos que superen la prueba teórica de conocimientos, si lo considera oportuno o en el caso de que exista un empate entre dos o más aspirantes que hayan superado dicha prueba.

Pero bueno como no todo van a ser críticas a los responsables municipales parleños vamos a señalar dos aspectos positivos. Uno es que su OPAC permite la reserva de libros. No todos lo hacen. Por ejemplo no se pueden reservar libros en las bibliotecas de la CAM.

Además es de destacar que sus bibliotecas vayan a abrir en fin de semana.  Como vemos con personal específicamente contratado para ese turno. No como  en las bibliotecas del Ayuntamiento de Madrid que lo han hecho de un modo bastante extraño.

Pero ese es tema para otro blog…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s