El Partido Socialista de Madrid protesta, ahora, por el cierre de las Bibliotecas de Caja Madrid.

Más vale tarde que nunca. Se recordara que fue este pasado verano cuando se dio el Adiós definitivo a las Bibliotecas de Caja Madrid-Bankia. Pues bien ahora es cuando Lissavetzky del PSOE se ha dado cuenta y pide responsabilidades tanto a Bankia como al Ayuntamiento de Madrid por la barbaridad que hicieron en las bibliotecas de la capital:

Lissavetzky critica que Madrid no tiene “suficientes” bibliotecas y pide ampliar la red

Denuncia que se invirtiese dinero público en bibliotecas de Caja Madrid y éstas “hayan desaparecido prácticamente”

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz municipal socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha criticado este viernes que la ciudad no tiene “suficientes” bibliotecas, sumadas municipales y regionales, ya que hay una por cada 70.000 vecinos, y ha pedido a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que “no sea perezosa” y amplíe la red.

Lissavetzky. Foto: EUROPA PRESS

Lissavetzky. Foto: EUROPA PRESS

Lissavetzky ha criticado que se invirtiese dinero público en bibliotecas de la Obra Social Caja Madrid, “que cumplían un papel importante en los barrios de la ciudad”, y que “con la gestión del Partido Popular (PP) esta red de bibliotecas haya desaparecido prácticamente”. “Solamente quedan dos abiertas, una en Villaverde y otra en la Casa Encendida que tiene un carácter especial”, ha añadido.

El portavoz municipal socialista junto con el concejal responsable del distrito de Hortaleza, Ramón Silva; y la portavoz del PSOE de Las Artes, Ana García D’Atri; ha visitado la biblioteca Caja Madrid de Canillas, que está cerrada.

Allí, Lissavetzky ha explicado que en esta biblioteca “se hizo una inversión de 600.000 euros, una cantidad muy importante” y que “se trata de un edificio que está perfectamente preparado para ser utilizado como biblioteca”. “El barrio de Canillas, con el cierre de bibliotecas de Caja Madrid se queda sin ninguna biblioteca”, ha apuntado.

Por otro lado, el portavoz socialista en el Ayuntamiento ha señalado que la relación entre el número de habitantes y bibliotecas en Madrid “es una cada 70.000, lo cual es una cifra bajísima”, y ha indicado que por ejemplo, en Gerona “hay una cada 30.000 habitantes”.

“Es una pena porque tenemos en Madrid 31 bibliotecas abiertas (32 con Casa de Fieras), una de Retiro está todavía cerrada, y tenemos una infraestructura de Caja Madrid de 14 bibliotecas que podían sumarse a esa red pública de bibliotecas”, ha manifestado.

Lissavetzky ha dicho que no entiende que el delegado de Las Artes, Fernando Villalonga, y Ana Botella sean “incapaces de sentarse a hablar con sus amigos de partido, que son los que han estado llevando y llevan de alguna manera la antigua Caja Madrid, ahora Bankia”. “No entendemos cómo estos edificios se pueden mantener cerrados, dejarlos absolutamente caer”, ha criticado a renglón seguido.

Además, ha subrayado que el “interés de estos señores (el PP)” en las bibliotecas es “absolutamente mínimo”, ya que el delegado de Las Artes “parece más un delegado de Comercio” y “ve la cultura solamente como un negocio y es incapaz de conseguir compromisos de alguien”. “Estamos viviendo algunos otros episodios como el del Palacio de la Música y tenemos una impresión francamente negativa de lo que se está haciendo en cultura en el Ayuntamiento”, ha apuntado.

Por ello, ha pedido a Botella “que rectifique, que no sea perezosa y que se siente con responsables de Bankia”, porque “no puede ser que un banco o una caja que ha recibido dinero público tenga cerradas bibliotecas y otros equipamientos de su Obra Social por el despilfarro, derroche y la falta de control que (Rodrigo) Rato y (Miguel) Blesa llevaron a cabo”.

“Que se sacuda la pereza, que sepa que es alcaldesa, que no se ha enterado todavía y que se ponga a trabajar para que equipamientos que ya están terminados puedan utilizarse por los ciudadanos”, ha reclamado.

Por último, Lissavetzky ha indicado que el 25 por ciento del presupuesto de este año “va en pagos a bancos para pagar los intereses y la amortización de la deuda”. “Por favor deje de apretarnos el cinturón, sea usted operativa, siéntese con Bankia y consiga que se abran estos edificios”, ha concluido’.

La Biblioteca de Vicálvaro cierra por las tardes mientras la Obra Social de Caja Madrid exhibe sus nuevos servicios y actividades.

Unas de las bibliotecas de la red de Caja Madrid más castigada y a la vez más luchadora ha sido la de Vicálvaro. Biblioteca Sin Tijeras recuerda con agrado la protesta que se hizo el año pasado por su cierre y que al final consiguió que se volviese a abrir la biblioteca.

Parte de esa movilización fue canalizada por la página de Facebook, “No al cierre de la Biblioteca de Vicálvaro” y ahora, gracias a ella, BST se alarma pues parecen que tienen problemas de nuevo y han cerrado la biblioteca por las tardes. Algunos usuarios han protestado y esto es lo que les contestan:

“Estimada usuaria, Le confirmamos que esta biblioteca mantiene su apertura al público por las mañanas de 9 a 15 horas. Lamentablemente, por motivos de organización interna de nuestro personal bibliotecario, en la actualidad no es posible la apertura al público de este centro en turno de tarde. Lamentamos las posibles molestias ocasionadas”.

BST rápidamente va a investigar y descubre que la biblioteca lleva ya como dos meses cerrada por las tardes a pesar de lo que aparece en su web. Y que los referidos “motivos de organización interna de nuestro personal bibliotecario” se puede traducir en que una bibliotecaria está de baja y que la Obra Social de Caja Madrid no la sustituye.

Esto resulta difícil de entender para Bibliotecario Sin Tijeras. Más que nada porque sabe que estas bibliotecas han puesto en marcha un servicio de préstamo de libros electrónicos. A BST le parece estupendo pero piensa que a lo mejor era prioritario sustituir las bajas y no cerrar una biblioteca de barrio todas las tardes.

Igualmente lee que ‘la Red de Bibliotecas de la Obra Social de Caja Madrid organiza la Jornada de Comunicación del Proyecto de Investigación “La influencia de los nuevos dispositivos electrónicos en el fomento de la lectura” el 28 de junio, de 9.00 a 15.00 en La Casa Encendida

Es una Jornada con un más que interesante programa, charla del escritor Lorenzo Silva incluida, pero BST sigue pensando que lo mismo con lo que cuestan se podrían pagar varios meses del sueldo de una bibliotecaria para Vicálvaro.

Un triste Sant Jordi para las bibliotecas catalanas.

A Biblioteca Sin Tijeras le invitaron al Sant Jordi a Barcelona. Si, a esa fiesta del Día del Libro en la que los catalanes se regalan una rosa y un libro. Pero la verdad es que este año la cosa muy alegre no fue. BST primero se entero que ‘la Generalitat reduce en un 83% la compra de libros para bibliotecas':

‘La Diada de Sant Jordi empieza con un buen susto. El Gobierno ha recortado en el 83% su presupuesto dedicado a la compra de libros para las bibliotecas públicas, que ha dejado en 300.000 euros, según recoge el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOG) de fecha 20 de abril. La dotación es espectacularmente menor que la concedida por el mismo concepto el año pasado (1.700.000 euros).

El asombro y la inquietud se extendieron ayer entre los representantes de la edición en catalán.

Con lo aportado hasta ahora, cada una de las 354 bibliotecas públicas y bibliobuses de Cataluña podrán gastarse en las grandes novedades y apuestas de la jornada de hoy 847 euros’.

Y encima BST también se entera que el próximo 1 de mayo se dirá Adiós a las bibliotecas gestionadas por Obra Social CatalunyaCaixa':

‘Los municipios donde Obra Social CatalunyaCaixa ofrecía el servicio de biblioteca han recibido la notificación de cierre de estos equipamientos, frecuentados por cerca de 15.000 usuarios. La memoria de actividades de la entidad contemplaba desde hace años la financiación de salas de lectura en el Prat de Llobregat, Sant Guim de Freixenet y Sant Climent de Llobregat. En estas dos últimas localidades su clausura supondría dejar a la población sin biblioteca. Según Catalunya Caixa, la decisión no se debe a un supuesto recorte presupuestario, sino a que “ya no tiene sentido gestionar este tipo de instalaciones en tanto que son las administraciones públicas las que deberían de hacerse cargo de su funcionamiento”.’

O sea que no es un recorte presupuestario se pregunta BST. Qué casualidad que la Caixa haya llegado a esa decisión justo cuando, al igual que las demás Cajas españolas, se esté convirtiendo en banco y, consecuentemente, reduciendo su obra social. Menos mal que hay gente que aún lucha y protesta:

‘Sin embargo, en Sant Climent de Llobregat la reacción de los vecinos no se hizo esperar y se planificaron manifestaciones y caceroladas para evitar el cierre de un equipamiento abierto desde hace 31 años, además de crear una página en Facebook con el título “No al cierre de la Sala de Lectura”.’

En fin que la verdad que la rosa que le regalaron a BST, junto con el libro, se ha quedado un poco mustia.

Sobre todo a él le preocupa si este va a el futuro para Madrid luego de las elecciones: recortes en adquisiciones de las bibliotecas de la Comunidad y cierre de bibliotecas de la obra social de Caja Madrid.

Miedo en las bibliotecas de Caja Madrid

Sí, hay miedo en las bibliotecas de Caja Madrid. Y por desgracia no se trata de una exposición de libros de terror para niños. No, se trata de que hay rumores que la Obra Social de Caja Madrid quiere volver a cerrar sus bibliotecas.

Se recordará que ya se intentó cerrar esas bibliotecas el pasado verano. Entonces, gracias a la presión popular, se consiguió detener el cierre.

Pero ahora se vuelve a hablar de lo mismo. Se dice que quieren cerrar todas las bibliotecas menos unas pocas – La Casa Encendida, Barcelona, Santiago, etc…-. Parece que se está llevando a cabo despidos en Caja Madrid y que hay mucho miedo a que también se apliqué en las bibliotecas.

No se dice nada oficialmente pero el temor es que se comuniquen los cierres con pocos días de antelación para evitarse el revuelo que se organizó la otra vez.

Queremos que quede claro que todo esto que recogemos son sólo rumores, que por el momento no hay ninguna biblioteca cerrada a no ser por obras.

Lo malo es que estas preocupaciones aumentan cuando leemos este artículo:

Las cajas de ahorros españolas, quizá menos “sociales” con la reforma.

Las cajas de ahorros, el sector más débil del sistema bancario español, deben refinanciarse con urgencia apremiadas por el Gobierno e incluso convertirse en bancos, pero esta reforma podría amenazar su importante papel social, estiman los expertos.

Dedican de forma voluntaria cerca del 25% de los ingresos a obras sociales: “bibliotecas, centros de Alzheimer, programas de formación para el empleo, ambulancias, centros culturales…”, detalla una portavoz de Caja Madrid, la caja más antigua de España, fundada en 1838.

La obra social (…) quedará más temprano que tarde a discreción de unos accionistas para los que la prioridad será maximizar sus dividendos particulares”, observó el martes el diario Público (izquierda) en un editorial.

Para más inri todos los españoles vamos a tener que poner dinero para esto. El diario 20 minutos se pregunta:

¿De cuánto dinero se trata?

Según la ministra, las entidades necesitan 20.000 millones de euros. No obstante, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho que no le “resulta extraña” la cifra de 26.000 euros.

Los analistas estadounidenses de Merrill Lynch, por su parte, cifran en 42.800 millones las necesidades de capital para resistir una situación de tensión como la actual.

O sea que en el país de “no hay dinero” para mantener bibliotecas o hacer cuentacuentos para los niños, las cajas tienen barra libre. Y parece que sus dirigentes también:

La reestructuración de las cajas de ahorros no está suponiendo una reducción de sus estructuras: el número de consejos ha aumentado y los altos directivos se mantienen en sus puestos, en contraste con los 15.000 empleados que han sido prejubilados o despedidos.


Desde la Plataforma COABDM esperaremos y lucharemos para que estos negros vaticinios no se cumplan y que alguien sensato se percate que las bibliotecas de Caja Madrid cumplen una función importante a un coste muy pequeño para las cifras de las que estamos hablando.

La Biblioteca de Vicálvaro de Caja Madrid ha vuelto a abrir.

Una muy buena noticia: acaban de reabrir la Biblioteca de Vicálvaro que llevaba cerrada desde el 12 de abril y ya parecía que nunca más se iba a volver a abrir.

Desde la Plataforma COABDM tenemos que dar las gracias, en primer lugar, a Maribel Riaza Chaparro,  Directora de Bibliotecas de Caja Madrid que recientemente nos manifestaba su interés en no cerrar ninguna biblioteca de la red que dirige. Estamos seguros que su influencia ha sido decisiva a la hora de volver a poner la Biblioteca en funcionamiento.

Pero no nos engañemos un responsable bibliotecario por mucho empeño que ponga no puede parar un cierre bibliotecario si no tiene detrás una presión popular. Algo que presentar a sus superiores políticos -o en este caso de la entidad bancaria- para poder demostrar que la biblioteca es querida y necesaria en su barrio.

Porque la movilización ciudadana es necesaria para defender lo que queremos. Y da sus frutos.

Por eso queremos agradecer este éxito a todos aquellos que se han movilizado por la Biblioteca de Vicálvaro. Pero especialmente a la persona anónima que el 24 de marzo a las 19:28 creó un grupo en Facebook que con la referencia de NO AL CIERRE DE LA BIBLIOTECA DE VICALVARO ha estado batallando desde entonces por esa biblioteca.

Han sido largos meses, muchos comentarios en el muro, recogida de firmas, convocatorias a manifestaciones, etc… Consiguiendo 636 personas para su grupo. Todo ello por supuesto lleva su tiempo y su esfuerzo.

Y esta persona, que ni siquiera sabemos quién es, tendría otras ocupaciones:  sus estudios, trabajos, pareja, amigos,  familia. Vete a saber. Pero a él le parecía importante luchar por la biblioteca de su barrio. Erre que erre. Cuando todo parecía perdido el seguía. ¿Qué recompensa perseguía?. Ninguna, sólo que no se cerrase “su” biblioteca.

Al final lo ha conseguido. Lo hemos conseguido.

MUCHAS GRACIAS QUIÉN QUIERAS QUE SEAS

La directora de las Bibliotecas de Caja Madrid comenta la situación de la mismas

Desde este blog siempre agradecemos el contacto con nuestros lectores pero sobre todo si se da el raro caso de personas con altas responsabilidades que quieren transmitirnos sus proyectos. Este gesto de dar la cara públicamente es una prueba de profesionalidad y valentía.

Esto es lo que ha hecho Maribel Riaza Chaparro,  Directora de Bibliotecas de Caja Madrid, que nos ha escrito un correo comentándonos entre otras cosas que:

En la actualidad no está previsto el cese de actividad en nuestras bibliotecas, al menos en el tiempo y en los factores en los que somos capaces de planificar. Como es lógico, y siguiendo nuestro criterio de rentabilidad social siempre cabe la posibilidad de que realicemos cambios para intentar ser más eficientes, pero consideramos que dichos cambios no sean de gran calado.

Además se nota que ella tiene pasión por su trabajo y afán de comunicarlo. Recientemente ha escrito un par de artículos sobre las bibliotecas de Caja Madrid. Uno para el Anuario de bibliotecas españolas 2010 de Mi Biblioteca y otro para el muy interesante especial sobre la biblioteca en tiempos de crisis para el último número -178- de Educación y Biblioteca.

Allí Maribel Riaza explica las obras que se han desarrollado en algunas bibliotecas:

Comenzó un “plan de reformas integral de centros” que pretendía conseguir visibilidad de nuestros centros hacia el exterior, polivalencia de las salas y accesibilidad de barreras arquitectónicas entre otros aspectos. Con la intención de que nuestros socios no viesen el servicio interrumpido por este motivo, el tiempo que la biblioteca permanece  cerrada, cuenta con nuestro bibliobús.


Y sobre el momento actual dice:

La única fuente de financiación a lo largo de estas tres décadas de historia, ha sido la aportación que ha realizado Caja Madrid a su Obra Social resultante de parte de los beneficios que esta entidad obtiene con su negocio.

Debido a la actual situación  económica, los beneficios después de impuestos de las entidades financieras están siendo más reducidos que en años anteriores.

También achaca la menor dotación económica en detrimento de Obra Social a la nueva política del Banco de España que obliga al incremento de provisiones.

Pero lo que la autora no comenta, seguramente por haberse aprobado este verano  después de la redacción del artículo, es la influencia de la nueva Ley Reguladora  de Cajas de Ahorro.

Para entendernos,  hasta ahora en palabras de un informe de la CECA -Confederación Española de Cajas de Ahorro- en lugar de entregar un dividiendo económico a unos accionistas, como hacen los Bancos, las Cajas distribuyen ese dividendo a la sociedad. Ese dividendo social es lo que constituye su Obra Social.

Con la nueva Ley las Cajas pueden llegar a “bancarizarse” y tener accionistas a los cuales repartirles todos sus beneficios.  La Obra Social, bibliotecas incluidas, pasarían entonces a ser un recuerdo del pasado.

Pero al menos, frente a estas amenazas, ahora sabemos que tenemos en Maribel Riaza a una segura valedora para defender las Bibliotecas de Caja Madrid.

Lo hemos conseguido. Hemos parado el cierre masivo de Bibliotecas de Caja Madrid

Unas de las premisas necesarias para poder llevar adelante todos los recortes salvajes que estamos sufriendo es transmitir a la ciudadanía que es inútil protestar.

No sirve de nada resistirse, nos dicen,  por mucho que luchéis os vamos a reducir sueldos, servicios públicos y prestaciones igualmente.

Pues no es así. Los madrileños lo acabamos de ver estos días en uno de los servicios más esenciales para nuestra ciudad. Y además también lo hemos comprobado en el anunciado cierre masivo de bibliotecas de Caja Madrid.

Recordaran nuestros atentos lectores que la Obra Social de Caja Madrid había previsto el cierre de una buena parte de sus bibliotecas. Para este 31 de julio estaba programado que iban a dejar de funcionar definitivamente.

Pues bien según informaciones que tenemos se ha decidido suspender este cierre. Se ha mandado a los centros un correo con una contraorden. Lo explica así así uno de nuestros compañeros de los foros de Facebook más activos en esta lucha:

Petronilo Gutierrez:  IMPORTANTE!!! por el momento se paran los cierres de bibliotecas. Los libros que ya estaban en cajas vuelven a las estanterías!!!

De acuerdo con que nunca se ganan, ni se pierden, totalmente las guerras y así otras personas confirman la noticia pero dicen que este frenazo es sólo temporal que en septiembre volverán a darse “ajustes” o sea a intentar cerrar.

Puede ser pero al menos hemos podido detener este intento de hacerlo en pleno verano como quien dice con nocturnidad y alevosía. Si lo vuelven a intentar en septiembre, o cuando sea, allí nos volverán a encontrar a todos los bibliotecarios y usuarios madrileños frente a ellos.

¿Por qué parece haberse cambiado la orden?. Parece claro que debido a la oleada de protestas en grupos como los citados de Facebook, blogs como el nuestro y artículos como el que ya mencionamos de Elena G. Sevillano en “El País”.  Ni siquiera una de las Cajas -¿o debíamos decir banco?- mayores de España puede soslayar la opinión pública. Sobre todo cuando existía un llamamiento a cerrar las cuentas de Caja Madrid.

Y además parece que también se ha parado el cierre de los Centros de Mayores.

En fin que ya sabemos que luego en septiembre volverán a intentarlo. Que los que tienen mucho dinero siempre quieren tener más a costa de lo que sea, pero por el momento dejarnos alegrarnos y decir lo que otra compañera de Facebook:

Deissi Angeles Garcia:

Es la mejor noticia que me han dado hoy